¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Con “frutazo” en puerta, falta leche y sobra carne en las góndolas por la crisis económica

2
737
Radiografía de la crisis
Radiografía de la crisis

La ganadería argentina plantea tanto bondades como sinsabores: sobra carne vacuna por la crisis y falta leche barata en las góndolas por decisión de la industria láctea de concentrarse en los productos que dejan mayor rentabilidad. Desde la Casa Rosada, preparan para esta semana una serie de medidas para estimular el consumo interno.

 

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, recordó tras su paso por el Congreso nacional días atrás: “hay que confirmar que el miércoles próximo el presidente Mauricio Macri hará anuncios” de medidas para estimular el consumo de la población, Algo que provocó algunas serias diferencias de parte del gobierno con el ministro de Producción, Dante Sica, sobre quien se especuló con su renuncia. “No será un plan”, aclaró ante tanto rumor el propio jefe de Gabinete.

En tanto y más allá de todo plan, en la cadena cárnica hablan del cierre de carnicerías por la crisis y la caída del consumo en el arranque del año. Los bolsillos de los consumidores están flacos tras el incremento del 24% que registró la carne bovina durante el primer trimestre del 2019.

Las economías regionales también padecen la crisis, falta de ventas, el aumento de las tarifas eléctricas, la fuerte presión impositiva y el encarecimiento desmedido que tienen las tasas de interés. Todos a vender la cosecha para pagar ventas y evitar todo descubierto bancario. 

Este tipo de situaciones llevará a sectores frutícolas de Río Negro y Neuquén, donde se producen peras y manzanas, y también de Entre Ríos y Corrientes, con cítricos dulces, a movilizarse con sus camiones cargados de fruta hasta la Plaza de Mayo para regalar su mercadería el próximo 23 de abril a modo de protesta.

Con el llamado “Frutazo 23A”, los productores de fruta del interior del país planean expresar sus quejas por la falta de precio y mercado, además de visualizar públicamente su endeble situación productiva y económica. “La propuesta es de las bases –reconoció Sebastián Hernández, titular de la federación de productores del Alto Valle-. Quieren ir a Buenos Aires, y reclamar con la fruta”.

Más allá del costo que deben pagar para recorrer un tramo de casi 1.100 kilómetros desde General Roca en Río Negro hasta las verdulerías porteñas, los productores no logran aceptar que mientras que su fruta recibe un precio de $ 70 a $ 100 en los súper, ellos solo reciban poco más de $ 5 por kilo en su finca.

En las heladeras ya a nadie, entre los clientes que recorren los pasillos de los supermercados, a nadie sorprende que una parte de las góndolas refrigeradas estén vacías. Falta leche barata, esa que debe pagarse a razón de poco más de $ 27 por litro, la misma que integra el escuálido listado del programa oficial de ‘Precios Cuidados’.

Hay otra leche entera que puede reemplazarla pero ronda los $ 30,50 mientras que descremada ya trepa por arriba de los $ 40 a $ 43. Desde la Secretaría de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere reconoció que esta situación se debe a una cuestión “estacional” por una menor producción de las vacas que cambian de temporada y admitió que no espera que este faltante “continúe en el tiempo”.

Tal vez por el desinterés de las empresas alimenticias de ofrecer mercadería barata a la población también se ven otros huecos en las góndolas que son acompañados por sus respectivos carteles identificatorios, de productos que no están –con el correr de los días y semanas- a disposición del público, que ya está habituado a este tipo de ausencias.

En la cadena cárnica, viven con diferente ánimo la situación que experimenta el recesivo y alicaído consumo interno y la pujanza exportadora. Los matarifes y abastecedores de carne aseguran que cayó el número de pequeñas carnicerías de barrio. Esto es palpable, según admitió Sergio Pedace, de CAMYA, las compras en las carnicerías “cayeron al 50%” desde fines del año pasado por el encarecimiento que presentó este producto.

“La carne sigue siendo lo más barato en alimentos, pero hoy la gente no tiene plata. Falta una moneda fuerte. El consumo cayó en las carnicerías un 50% lo que provocó que cerraran muchas carnicerías chicas, porque el precio no les da y no alcanzan a cubrir los gastos”, señaló Pedace.

Más allá de la situación de deterioro que ofrece el mercado cárnico local, los frigoríficos exportadores siguen con su actividad, atentos de un novillo liviano cuyo kilo vivo se paga a razón de $ 64,85. Así el valor internacional para la carne argentina al gancho en la cámara de frío de la industria se paga a razón de u$s 2,75 por kilo, según indicó un informe de la Asociación Argentina de Angus.

Tras la volatilidad que ofreció el mercado cárnico en el arranque del 2019, con una suba en los mostradores del 24%, el precio toca los u$s 13.200 por tonelada para los cortes que componen la cuota Hilton colocado en la Unión Europea, algo a lo que claramente no puede llegar cualquier oferente local.

También a los frigoríficos exportadores les brillan los ojitos cuando reconocen que tanto en el mercado de China (con envíos de garrón y brazuelo) como en las carnicerías de Chile (donde llegan 19 cortes de carne argentina) que se paga a razón de u$s 5.300 por cada tonelada allí colocada. Javier Vence

 

2 comentarios Dejá tu comentario

  1. Los ganaderos entrevistados en programas sobre el Campo, dicen que ni piensan bajar la carne, para ellos barata en comparación a los precios en el exterior.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros