¡Recién Publicado!
cerrar [X]

La nota contra la primera dama estaba floja de papeles

3
1012
¿Awada no es de Awada?
¿Awada no es de Awada?

Esta semana me llegó nuevamente una carta de Luis Tubero, quien suele ser un crítico feroz de la falta de praxis periodística en este portal.

 

Ya he comentado en varias oportunidades que disfruto mucho sus apreciaciones, porque son certeras y nada tendenciosas. Su objetividad me sorprende y alegra. Incluso suelo compartir sus apreciaciones.

En esta oportunidad, Tubero hace referencia a una nota sobre la primera dama publicada por Tribuna de Periodistas:

Estimado Marcelo: Me dirijo nuevamente a Ud. por la nota titulada "Awada, la firma de la primera dama que negrea a sus empleados" publicada en el portal con fecha 04/08 del corriente redactada por Carlos Forte.

En la nota se informa de presuntos maltratos sufridos por empleados de la firma Awada, atribuída a la Primera Dama Sra. María Juliana Awada.

Ahora bien, hay un par de observaciones que debo realizar en base a un análisis breve de la nota.

1) "La firma Awada es conocida, muy conocida. Tiene una relación directa con la primera dama, Juliana Awada y es dirigida por la madre de esta última, Elsa Esther Baker." La pregunta...¿Cuál es la relación indicada?¿Es la dueña o titular de la empresa o usa testaferros? Muy capciosa a mi entender la presunta relación.

2) La titularidad de la empresa es negada por la Sra. Awada. ¿Se tomó el trabajo el Sr. Periodista de averiguar quién es el/la verdadero/a dueño de la empresa? No cuesta mucho y en caso de ser afirmativo, le da veracidad y valor a la nota.

3) "Oportunamente, los talleres que trabajan confeccionando prendas para la empresa fueron denunciados por trabajo esclavo.

A su vez, la Fundación La Alameda hizo dos denuncias penales contra la firma en 2006 y 2011, involucrando a Juliana Awada."

Aclaremos: Quien sí fue involucrado y procesado fue el hermano de María Juliana, Daniel Awada, propietario y presidente de la firma textil Cheeky S.A., acusado de contratar talleres donde se cometían los delitos de explotación de migrantes en situación irregular, reducción a servidumbre y «presumiblemente tráfico de personas».

La jueza María Fontbona de Pombo condenó a los dueños de ambos talleres por reducción a la servidumbre y sobreseyó a Daniel Awada y a los demás empresarios. Los denunciantes apelaron y la Cámara confirmó la decisión. No se cita en ningún momento a la primera dama.

4) "A su vez, la Fundación La Alameda hizo dos denuncias penales contra la firma en 2006 y 2011, involucrando a Juliana Awada."

La realidad: La Fundación La Alameda declara haber realizado dos denuncias penales contra la empresa Awada en 2006 y 2011, que habrían involucrado a Juliana Awada. Dicha fundación afirmó a la prensa que la subsecretaria de Trabajo porteña habría descubierto talleres clandestinos que le vendían a la empresa de Juliana Awada, ocultando la información al público, y habría omitido hacer la denuncia penal.

Paralelamente presentó un video realizado en 2012 en el que se muestran, a través de una cámara oculta, las instalaciones de una sala en la que trece personas eran condenadas a condiciones de hacinamiento y trabajo paupérrimas de la firma de indumentaria para niños Cheeky, que pertenece a la primera dama. Los obreros del lugar, realizaban una jornada de trabajo de 15 horas diarias con una remuneración mensual de $1.800

Juliana Awada dijo que las denuncias son falsas y «vienen del lado político». Aclaró que ella nunca fue dueña de Cheeky ni de Awada; agregó que colaboró y trabajó durante años en Awada, la empresa de su madre, pero que nunca fue gerente de Cheeky.

Cheeky publicó un comunicado negando cualquier vínculo de Juliana Awada con esta empresa

Destaco: independientemente de lo relatado en el texto, se amplía que ella nunca fue dueña de Cheeky ni de Awada, aseveración confirmada por un comunicado de Cheeky. Atenti: nada se dice acerca de la firma Awada, lo cual refuerza mi punto 1) para ser investigado y aclarado.

5) Toda la data volcada en base a dichos de las empleadas y ex-empleadas está bien. Sería importante tratar de investigar un poco más e incluir algún tipo de prueba palpable para darle más amplitud y veracidad a la nota, como por ejemplo, cantidad de juicios, juzgados donde se tramitan, etc.

6) Y la última: ¿se chequeó contra las 2 personas acusadas (madre e hija) lo expresado en la nota? ¿Tuvieron derecho a réplica o descargo?

Concluyendo: es una nota que puede dar más, y desde mi punto de vista estrictamente personal (y puedo equivocarme) debería haber sido mucho más desarrollada con una investigación un poco más fuerte, ya que se trata de una muy seria acusación contra quien es la actual primera dama argentina.

Le faltan datos, hay serios errores (la presunta acusación de La Alameda contra María Juliana Awada y no contra el hermano) y sobre todo el título: una afirmación categórica que nada tiene que ver con el primer párrafo de la nota. Muchas desprolijidades... le faltó para ser una nota onda bomba.

Claramente la nota no cumple con los tópicos del Manual de Estilo. Principios éticos: 1.6 y 1.9. Tópicos periodísticos: 2.1 y 2.2. Criterios editoriales: 3.1 La veracidad... se debe investigar más... 3.2 y 3.7. El manejo de las fuentes: 4.2 Como ejemplo, chequear titularidades de empresas...

Aprovecho la oportunidad para saludarlos a todos y a Ud. con mi más alta consideración.

Adhiero en un 100% respecto de los dichos de Tubero. Se ha violado el manual de Estilo de TDP de manera reiterada y descarada.

Ni siquiera amerita mencionar las excusas de Forte, quien se refugió en el viejo latiguillo de la “falta de tiempo para chequear algunos de los datos publicados”.

Vuelvo a conminar al editor de este portal para que no vuelva a hacer algo semejante, lo cual —para mi satisfacción— parecía haber dejado de lado en sus últimas notas.

Dicho esto, invito a los lectores de TDP a escribirme cuando les plazca a ombudsman@periodicotribuna.com.ar.  

 

3 comentarios Dejá tu comentario

  1. Excelente señor Tubero, felicitaciones también al señor Suárez por su trabajo y su muestra de nobleza destacando los aportes del lector. Si el señor periodista no tiene tiempo para chequear los datos, no se preocupe, nosotros tampoco tenemos apuro por leer la nota. Mejor hacer las cosas bien.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros