¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Macri debería enojarse con él mismo y no con quienes no lo votaron

14
785
Por qué perdieron
Por qué perdieron

Ni el más optimista de los peronistas/kirchneristas creía que en las PASO iban a ganar por 15 puntos de diferencia, y ni el más pesimista de los macristas pensaba que podían perder por tanto. Pero como decía el General, “la única verdad, es la realidad”… y la realidad dice que es prácticamente imposible evitar que el kirchnerismo vuelva al poder.

 

Producto de ello, el presidente Macri en su primera conferencia de prensa después de las PASO, lejos de reflexionar y analizar por qué no recibió la cantidad de votos que esperaba se enojó con el electorado.

Ahora bien, más allá de esta falta de autocrítica por parte de Macri, la pregunta es: ¿Por qué se dio este resultado? En primer lugar, Macri, desde el principio, trató de gobernar para quienes no lo votaron. El presidente asumió con el estigma de que era la derecha, que volvía la represión, el neo liberalismo, y en honor a la verdad, no solo nada de eso ocurrió, sino todo lo contrario.

De hecho, como bien dijo Roberto Cachanosky en un artículo recientemente publicado en Infobae, "el Gobierno pagó el costo de castigar a la clase media para beneficiar a los que cobran planes sociales", y agrega: "Aumentó los impuestos a los trabajadores para poder elevar los subsidios sin afectar el déficit fiscal".

Hubo yerros económicos, muchos, especialmente con el ajuste de las tarifas, que si bien había que hacerlo si o si para solucionar la peor crisis energética de la historia generada por el kirchnerismo, se hizo de manera desastrosa.

También hubo una pésima estrategia comunicacional en torno a las obras públicas, su principal caballito de batalla, y se dedicaron a hablar de corrupción, cuando es algo abstracto que, aparentemente, al votante peronista no le impresiona demasiado.

Otro grave error fue no desdoblar las elecciones en Provincia de Buenos Aires, error que al gobierno le puede costar todo. Todos sabíamos que en CABA el triunfo iba a ser del oficialismo, pero a María Eugenia Vidal había que dejarla sola, sin involucrar al gobierno nacional.

Ni Macri ni sus asesores entendieron que poniendo a Vidal en su boleta la que perdía era ella y no él.

Otro grosero error del este gobierno fue que la billetera a gobernadores "infieles" fue bastante liviana, como en Tucumán, Santiago del Estero, La Rioja o Formosa. No pensar en el bolsillo del ciudadano de a pie, se paga con creces.

Evidentemente, tiene su equipo una lectura equivocada del asunto, lo que se denomina comunmente, falta de cintura política. Ahora, es tarde como para meter fichas económicas. Es subestimar a la gente.

El talón de Aquiles es el bolsillo, la economía. Para ello, en primer lugar, había que ajustar lo que verdaderamente había que ajustar, o sea, el gasto público para luego poder bajar impuestos. Aceptar un ajuste violento ahora, sería inútil; habría que haberlo hecho desde el comienzo, y explicar: "empezamos con estas cuentas, se viene una moderación".

Los trabajadores públicos representan cerca del 18% de los ocupados de la Argentina. Son cerca de 3,9 millones de trabajadores que se desempeñan en el Estado nacional, provincial o municipal.

La cantidad de empleados públicos creció entre el 2001 y el 2014 casi un 70% (pasó de 2,3 millones de trabajadores a 3,9 millones). El motor de esta expansión fue el empleo público provincial, que explica el 51% de este aumento, seguido por los gobiernos locales (32%), y finalmente, el gobierno nacional (17%), y tiene su correlato en las cuentas públicas, donde los salarios explican en promedio la mitad del gasto público. No solo que nada de eso se corrigió, sino que se aumentó un 2,5%.

Por último (aunque la lista de errores cometidos por el oficialismo es mucho más extensa y solo citamos los más significativos) la polarización salió cara, y no encarcelar a Cristina (por sugerencia de Durán Barba) y escuchar al Ministro de Justicia Germán Garavano decir "no es bueno para el país que la ex presidenta termine presa" fue la peor de las estrategias.

Existen, todavía, unas mínimas chances de que pueda haber una segunda vuelta. Para que ello ocurra la fórmula Fernández-Fernández deberá perder 3 puntos, y la fórmula Macri-Pichetto sumar 3, para que haya menos de 10 puntos de diferencia. Es muy difícil, pero no imposible; pero si Macri no reconoce que el principal responsable de su derrota es él mismo, el 10 de diciembre deberá entregar el bastón presidencial, agachar la cabeza, y ver como dilapidó una oportunidad histórica.

COMPARTIR
Artículo Previo Las tres mentiras de Alberto Fernández en una sola frase
Artículo Siguiente Nuestra crisis es de sentido común
Armin Vans
También en
 
 

14 comentarios Dejá tu comentario

  1. Debo reconocer que Macri me defraudo con sus promesas. a) terminar con el curro de los derechos humanos, b) permitir la libre circulación sin piquetes de ningún tipo. c) terminar con las prisiones preventivas de cientos de militares juzgados por obedecer ordenes, a su favor no me rompió la paciencia con cadenas nacionales, no presiono a la justicia como afirman los kk, no persiguió a nadie por sus opiniones (el mejor ejemplo la libertad que tiene la impresentable HP de Bonafini, incluido su programa en el canal estatal), mejoro notablemente el estado de las rutas nacionales (soy asiduo viajante). Cuando termino el balance me queda saldo positivo.....a pesar de todo

  2. Decir que Macri gobierna para los ricos es ser pelotudo exponencial. Los negocioados que hicieron los " humildes peronistas ", dejaron más millonarios a los empresarios y a los ladrones.

  3. josé, Macri también hizo buenos negocios con los K, por eso el blindaje a ciertos funcionarios incluida la Jefa; la frase no la dijo Perón, el la repetía como buen silogista que era, fue alguien que si pensaba ARISTÓTELES.

  4. Carlos: decile a Gary que es un culeado, un homosexual resentido y un muy mal perdedor. Y que tendra su merecido. Sale y vale??

  5. Macri pudo haber gobernado para quienes no lo votaron. Pero su error fundamental fue no haber gobernado CON quienes lo votaron. Asumió con un tercio del electorado propio y gobernó como si hubiera tenido el doble. Si en vez de gobernar sólo con el PRO hubiera intentado una coalición con quienes lo votaron en segunda vuelta pero no en la primera. Esa coalición le hubiera dado la mayoría legislativa que logró con gobernadores peronistas, que diciplinó con la billetera, al estilo peronista. En definitiva, si en vez de un clásico gobierno peronista, hubiera intentado hacer un gobierno racional con la coalición que lo llevó al gobierno, tal vez, otro gallo cantaría.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

La insólita autocrítica de Macri… echándole la culpa a los K y al electorado

Este lunes, Mauricio Macri afirmó que el Gobierno todavía tiene "muchas más cosas para mostrar, proponer, debatir y hacer", y tras vaticinar que las elecciones de octubre próximo serán "una buena oportunidad para demostrar que el cambio...