¡Recién Publicado!
cerrar [X]

¿Estamos ante una reedición de 1989?

5
788
La historia se repite dos veces…
La historia se repite dos veces…

Las urnas dieron un veredicto el pasado 11 de agosto. Su impacto en la economía no se hizo esperar: disparada del tipo de cambio y del riesgo país y debacle de las cotizaciones bursátiles.

 

Esto genera un cierto déjà vu. Parece una reedición de lo ocurrido en 1989, que terminara con el adelanto de la entrega del gobierno por parte del presidente Alfonsín al presidente electo Menem.

¿Qué pasará de acá al 10 de diciembre? ¿Qué similitudes y qué diferencias existen entre la situación económica actual y la de 1989?

La principal diferencia es que hoy hay un acuerdo vigente con el Fondo Monetario Internacional. Ello permitió engrosar las reservas del Banco Central y dotarlo de una masa de maniobra para hacer frente a una fuga de capitales.

En 1989, ya antes de las elecciones, el Banco Mundial había suspendido los desembolsos comprometidos con el gobierno argentino. Las promesas de “salariazo” y un dólar “recontraalto” promovieron la dolarización de los ahorros y una fuerte salida de capitales. Ello obligó a apelar al desdoblamiento del mercado cambiario introduciendo uno libre para las transacciones financieras y otro regulado para las exportaciones e importaciones de mercancías y servicios.

La corrida cambiaria se profundizó y el tipo de cambio se disparó. El impacto sobre los precios no demoró en hacerse sentir: la inflación, que en febrero de 1989 era del 9,6% mensual, alcanzó el 78,4% en mayo, 114,5% en junio y 196,6% en julio. En este mes se realizó la entrega anticipada del gobierno, en plena hiperinflación. La pobreza había trepado al 47,3%.

Hoy, el Banco Central cuenta con 66.000 millones de dólares en reservas brutas. Se estiman en unas 16.000 millones las reservas disponibles que podrían utilizarse para hacer frente a una corrida cambiaria. ¿Es mucho? ¿Es poco?

Como faltan unos 40 días hábiles hasta el 27 de octubre, aquel total implica unos 400 millones de oferta diaria que el Central podría poner sobre la mesa. Parece una suma razonable para hacer frente a eventuales desfasajes entre la oferta y la demanda de divisas en un mercado que mueve unos 2.500 millones de dólares diarios.

Claro está que ello requeriría el visto bueno del FMI, que tiene la última palabra en cuanto al uso de las reservas. En efecto, sería difícil para las autoridades del organismo explicar que una parte importante de los fondos prestados a la Argentina se utilizaron para financiar una salida de capitales.

Es posible que se apele a una estrategia intermedia: dejar deslizar el tipo de cambio y utilizar unos 150 millones diarios para acotar dicho deslizamiento. Claro está que ello tendría su costo en términos inflacionarios: el traspaso a pesos del aumento del dólar reavivaría el proceso inflacionario llevándolo a niveles superiores al 3% mensual.

Aún así, el Banco Central deberá mantener en alza la tasa de LELIQ para controlar la masa de liquidez que se vuelca al mercado cambiario. Ello implica profundizar la tendencia recesiva de la economía y abortar las insinuaciones de reactivación que aparecieron antes del proceso electoral.

En suma, la perspectiva es un agravamiento de la estanflación con la que convive la economía argentina. Serán tres meses que para muchos parecerán tres siglos.

COMPARTIR
Armin Vans
 

5 comentarios Dejá tu comentario

  1. Mucha gente pupula por estos días con cartelitos de E CONOMISTAS o de POLITÓLOGOS. Ayer veía por Tv un viejito patético con ese cartelito llamado Carlos Rodriguez. Mi Dios, no se si por la edad avanzada piensan, creen y desgraciadamente repiten y repiten y repiten vivencias que ni se adaptan a lo que ocurre. Muchas veces el SILENCIO ES SALUD.

  2. Ni ahí...el patilludo ya era presidente electo. Alberto va a sacar mucha mayor diferencia en octubre. Ya hay "periodistas" (jeje) que le están soltando la mano. Leucovich! Andahazi! pongan un poco de claridad a ésta catástrofe!

  3. Creo que hay pocas reservas en el BCRA, mejor dicho las reservas que hay son parte de lo que le debemos al FMI. Lo que sí está pasando es la fuga de capitales igual que en 1989, es que la lluvia de inversiones fue en realidad entrada de capital especulativo que ahora se va. Que va a estar muy difícil , es cierto.

  4. Lo que se debe aprender de aquella experiencia, es que la entrega anticipada del poder no le menguo sufrimientos al pueblo Argentino. Es mas, Carlos Menem con total caradurez, asumió el gobierno, sin siquiera saber que hacer. Tanto que debió pedir a empresarios que le "prestaran" funcionarios para articular acciones en Economía. Fué la improvisación que terminó con la hiperinflacion de Rapanelli y el final del plan "Bunge y Born" en 1990. Alberto Fernández HACE TRES MESES SE ENTERO QUE ERA CANDIDATO A PRESIDENTE. ¿Alguien cree que en este tiempo ya tiene TODO ATADO y con certezas de lo que DEBE HACER? Fernández necesita tiempo para armar su gabinete en cada rubro del Estado. Argentina no soporta MAS IMPROVISACION Desde el exterior es percibida esta actitud como parte del "SER NACIONAL" y es por ello que se desconfia de cada gobierno, mas allá de los discursos y las promesas de "cumplimiento y responsabilidad". Saben desde afuera que de un plumazo, la socidedad convalida cualquier sistema que les solucione sus urgencias del PRESENTE, sin importar el futuro o las consecuencias en las generaciones futuras. Si Alberto Fernández logra que Lavagna sea su ministro de Economía, ¡YA DEBERIA estar acordando con el, para que renuncie a la candidatura y se aplique a preparar un plan ECONOMICO con vistas a implementarse a partir del 10 de Diciembre y en el mientras tanto, transmitir tranquilidad no solo a "los mercados" sino a los INVERSORES RADICADOS EN EL PAIS, para que no huyan o cambien sus proyectos de expansión e incluso incentiven la posibilidad de que Argentina se convierta en OPORTUNIDAD. Al oficialismo actual, le queda el pelear por los VOTOS LEGISLATIVOS a fin de que funcione el EQUILIBRIO DE PODER REPUBLICANO y no haya la tentación nefasta de USAR LAS MAYORIAS LEGISLATIVAS PARA DEPREDAR A LA REPUBLICA,.

  5. Piratón, Menem no salió a pedir que le presten funcionarios: Ese era su plan económico y político (Plan BB, por Bounge y Born). Empresarios adueñandose del país y el peronismo conteniendo los trabajadores con plata de los impuestos que los empresarios debían aportar. Pero los empresarios (entre ellos el grupo Macri) se negaron a pagar impuestos (dueños del país ya eran). El plan fracasó en la primera seman de gobierno, Roig se suicidó y vino el caos.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

2019: ¿Repetición de 1989 treinta años después?

En muchos aspectos, la elección de 1989 se parece a la que estamos por enfrentar en estos días. Y que conducirá casi seguro a un nuevo regreso triunfal del peronismo al poder, que es uno de sus mitos más potentes: vuelve adonde debe estar y no debió salir...