¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Cuáles son los desafíos que deberá enfrentar el próximo presidente

9
599
¿Por qué no?
¿Por qué no?

“Sueña René Favaloro un país que nunca fue”. Eduardo Falú

 

El lunes, la divulgación del porcentaje (35,4%) de pobreza que afecta a la población produjo un verdadero tsunami en la clase política, la misma que se ha mostrado incapaz de encontrar una solución al problema desde hace décadas; es más, quienes forman parte de ella son los verdaderos responsables de esta situación, ya que el descontrolado gasto público y la consecuente inflación son los factores que más inciden para agravarla.

Resultaría ideal que, además, se transformara en un terremoto que sacudiera la conciencia de todos, en especial la de aquéllos que, desde la industria (reclamando sostener inicuas protecciones) y el sindicalismo (como los camioneros de Moyano o los pilotos de Aerolíneas Argentinas), luchan diariamente por mantener sus privilegios y prebendas sectoriales, en claro desmedro del bienestar general.

La oportunidad en que se conoció el dato –a sólo 27 días de las elecciones nacionales- habla bien de la honestidad de un Gobierno que ha decidido pagar el costo de decir siempre la verdad, aún cuando ésta, tan negativa, afecte en lo inmediato sus chances de revertir el resultado de las primarias. Evidentemente, en Mauricio Macri se ha hecho carne una frase de Jorge Luis Borges: “Siempre el coraje es mejor”; todos recordamos su ahora penosa apelación para que se lo juzgara al final de su gestión, precisamente, por el nivel de pobreza.

Esa actitud resulta contrastante con las frescas imágenes que todos tenemos de Anímal Fernández sosteniendo, sin siquiera ponerse colorado, que en Argentina había menos pobres que en Alemania, y de Axel Kiciloff, que pretende convertirse en el próximo Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, afirmando que se había dejado de medir la pobreza porque implicaba “estigmatizar” a los afectados.

La multitudinaria manifestación de las Barrancas de Belgrano del sábado pasado, con el cual se inició un raid de actos similares en todo el interior del país, y el inesperado resultado de las elecciones provinciales de Mendoza, el domingo, acompañado por algunas municipales en esa y otras provincias, que marcaron una fuerte reversión de lo sucedido en las PASO, retemplaron el ánimo de quienes, aún no adhiriendo a Cambiemos, están desplegando un descomunal esfuerzo para evitar que se pierdan las libertades, el respeto y la institucionalidad que han impregnado la vida de la República los últimos cuatro años, y los enormes avances en materia de infraestructura y en la relación con el mundo.

Es que todo ello demostró que aún es posible esquivar el sino trágico de este raro país que, lamentablemente y pese a los dos siglos que lleva en ello, aún no ha logrado transformarse en una nación. Todos somos conscientes de las dificultades que deberemos enfrentar, pero ya sabemos que, aunque improbable, no es imposible llegar a un ballotage y, si lo conseguimos, de infligir a la canalla corrupta –que manda, como lo demostró en las huelgas de pilotos aéreos y en los acampes callejeros- una derrota homérica.  

El primer efecto colateral trascendente sería terminar con la incipiente impunidad que las veletas del edificio de Comodoro Py parecen garantizar para los mayores ladrones –funcionarios, gremialistas y empresarios- de la historia argentina, traducida en demoras ya injustificables en el comienzo de los juicios orales, libertades cuestionables y extraordinarios privilegios para los imputados. Tal vez también produzca realineamientos en el Poder Judicial, incluyendo a la propia Corte Suprema de Justicia, que ha comenzado a cogobernar el país, con fallos de neto contenido político, de un modo por demás extraño.

Si el kirchnerismo, con esa eventual derrota, finalmente desapareciera del escenario político o quedara reducido a una mínima expresión, podrían darse las condiciones –que Cambiemos ahora aceptaría sin dudar- de llegar a un gran acuerdo con la oposición peronista, para compartir con ésta la responsabilidad de establecer políticas de estado permanentes que, a futuro, terminen con la persistente decadencia nacional. Debieran dirigirse a disminuir la pobreza, acabar con la inflación, y realizar las indispensables reformas tributarias, laborales y jubilatorias que permitan reducir drásticamente el insoportable gasto público, encarar la modernización del sistema educativo y abrir, gradualmente, la economía.

Porque cualquier análisis serio de la realidad concluye en que, quienquiera que sea el próximo Presidente, deberá hacer las mismas cosas: bregar contra una crisis recurrente, renegociar la enorme deuda, dejar de gastar lo que no se tiene, posicionar racionalmente a nuestro país en términos geopolíticos. Y todo eso deberá hacerse en un mundo convulsionado por innumerables y crecientes conflictos bélicos y comerciales, con liderazgos cada vez más cuestionados e imprevisibles, y que se encamina a una recesión peor que la que lo afectó en 2008; es decir, donde habrán desaparecido todas -aún las más extravagantes, como la imaginada China-, fuentes de financiación.

Los desafíos serán de tal magnitud, que resultarán en la obligación de participar a las diferentes fuerzas políticas porque, a esta altura de los acontecimientos, la disolución nacional –incluyendo un final violento- claramente ha dejado de ser una entelequia.

 
 

9 comentarios Dejá tu comentario

  1. Lo verdadero y palpable es que el pobre Albertico esta haciendo todo el trabajo solo. Abriendose camino valerosamente pero solo. No viene casi nunca acompañado de la jefa, porque ella tiene la cabeza poblada de otras preocupaciones. Para poder gobernar y solucionar los problemas de millones de personas, uno debe de llevar una vida tranquila y equilibrada, por no decir ordenada. Donde tenga contencion familiar y buenos amigos. En este caso, no veo a ninguno de los dos participantes para este cargo ni en paz consigo mismos, ni con tranquilidad y armonia familiar ni mucho menos con la casa que este en orden. EN UN PAIS SERIO ELLOS DIRECTAMENTE POR SUS ANTECEDENTES NO SERIAN LOS CANDIDATOS OPTIMOS COMO PARA SER ELEGIDOS A PRESIDENCIA PARA VENIR A SOLUCIONAR LOS PODEROSOS PROBLEMAS DE UN PAIS en llamas CUANTO QUE NO PUEDEN TERMINAR DE PONER EN ORDEN SUS PROPIAS VIDAS PERSONALES. Con Macri es otra historia. Debera de madurar y hacerlo bien de golpe.

  2. El análisis que están haciendo, por ejemplo los de la UIA , con su Presidente Miguel Acevedo que dice hay reforma laboral y Matías Kulfas economista de ALBERTIKO le contesta que no se va a realizar reforma laboral es un botón de muestra. Pero éste Empresario, Acevedo pegado al candidato kirchnerista el que no sepa es Director de la Aceitera General Deheza y cuñado o sea está casado con una de las herederas del Emporio Urquía. Señores para la revista FORBES, la familia Urquía ocupa el puesto 21 de las más ricas del país. Roberto Urquía, cordobés que hace campaña por ÁLBERTIKO, cuñado de Acevedo, su empresa recibió en época kirchnerista subsidios, reintegros, compensaciones y desgravación del Estado. Es el ejemplo de como lo viejo y lo nuevo se mezclan en el llamado AGRONEGOCIO. Es una empresa de alfombra roja y lo que se barre debajo de la alfombra. Es Urquía el biodiesel, el girasol, el maní, el ferrocarril propio, la aduana propia, el puerto propio, la patria contratista, los silos, la patria privatista, la patria financiera, la rosca política, el empresario internacional, el cultivo y la depredación. Entonces ACEVEDO, que parece un hermano siamés de ALBERTIKO verdaderamente está haciendo papelones y debería hablar solamente por los intereses que tiene su empresa , la AGD , por una continuidad kirchnerista que les conviene muchísimo más.

  3. El candidato puesto a dedo en soluciones practicas y no elecciones libres como deberían haber sido las paso, conocido desde el dia uno con varios apodos, el que mas le pega (rememorando los lejanos 70) es El Tío, que como buen guitarrista que es (posta) guitarrea a quien lo quiera escuchar. "Anoten: vamos a bajar impuestos, aumentar jubilaciones, darle créditos a las pymes, ponerle plata en el bolsillo a la gente para reactivar el consumo y generar empleo, eliminar el déficit fiscal y cumplir con los pagos de la deuda.sin decir como lo va a instrumentar pero en su entorno afirma "No se preocupen, cuando se aviven de que no hay manera de cumplir con esto ya vamos a estar en la Rosada. Pelito para la vieja. Después vemos. Vamos, es hora de arrancar. Con ligeras diferencias idéntico al "No los voy a defraudar" de Carlos Saul 1ª y que luego que dijo "pelito pa la vieja, confeso muy orondo, que si decía la verdad no lo votaba nadie

  4. Si gana Albertico el primer desafío va a ser paso al costado o suicidio patriótico o cajón cerrado.

  5. El principal problema que tiene Argentina es la dolarización de todos los empresarios los ahorristas quienes venden una cada odto y hasta de los cadetes de farmacia dolarizan y de eso nadie habla es por esa razón que se fugaron más de 80.000 millones de dólares en estos últimos 4 años pero desde el 2000 ya se fugaron unos 250.000 millones de dólares y por eso el bcra no tiene reservas yo estoy proponiendo reiniciar la ley de monedas original 1.130 del 1881 que estableció como única moneda en argentina el peso oro sellado argentino y el peso moneda nacional http://comogenerarestabilidadydesarrollo.blogspot.com.ar podemos charlar sobre detalles de la propuesta al tel 2235603398 o por mail jos153@yahoo.com.ar

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Confirmado: la Corte Suprema de Justicia es peronista

La Corte Suprema de Justicia nació a partir de la ley Nº 27 el 18/10/1862, recién asumido como presidente de la Nación Argentina, Bartolomé Mitre. El 25/8/1863, por ley Nº 48, la Corte debía, de ahí en más, aprobar “cuestiones...