¡Recién Publicado!
cerrar [X]

AMIA: carta abierta al presidente Kirchner

2
7257
HISTORIAS OFICIALES Y OTRAS MENTIRAS
HISTORIAS OFICIALES Y OTRAS MENTIRAS

9 de septiembre 2003
SR. PRESIDENTE DE LA NACIÓN
Dr. Nestor Kirchner
PRESENTE

Le escribimos estas líneas debido a la enorme preocupación que nos produce –calculamos que al igual que a la mayoría de los conciudadanos- la probabilidad de tener un conflicto diplomático con Irán a raíz de la detención del embajador iraní Hadi Soleimanpour por su supuesta participación en el atentado a la AMIA.

 

Sr. Presidente, acusar a dicho país –Irán- por el atentado perpetrado el 18 de julio de 1994, sea quizás el gesto más osado y menos inteligente que se haya visto en los últimos años. Y es que al señalar a dicho país le estamos haciendo el juego a intereses non sanctos que confluyen en el fin último de poder sacar de cuajo a un país que les es molesto en sus negocios oscuros como es el tráfico de armas y de estupefacientes.

Sr. Presidente, no queremos subestimarlo al enviarle esta misiva, pero necesitamos hacerle saber cuál es la verdadera línea de lo ocurrido esa fatídica mañana de 1994 y que apunta a una pista que nunca fue investigada en profundidad. Una pista que lleva indefectiblemente a otro país: Siria. Un país al que nadie se atreve a mencionar siquiera. Y eso a pesar de los muchos indicios que existen en tal sentido.

 

Mentiras que matan

La primera mentira que se pudo ver en los medios y que el juez Juan José Galeano aún sostiene, es la de la Trafic-Bomba. Ese supuesto vehículo explosivo ha sido visto sólo por una testigo de los 200 que tuvo la causa: Nicolasa Romero, quien posteriormente admitió haber sido presionada para decir semejante barbaridad.

Desde esa base se construyó toda una “historia oficial” que empezó a apuntar sus cañones al país que finalmente sería el chivo expiatorio: Irán.

Y es que la Traffic que supuestamente estalló frente a la puerta de la AMIA, según los genios de la inteligencia local, estaba conducida por un suicida iraní.

A partir de allí, el juez Galeano, algunos ‘servis’ de inteligencia y muchos funcionarios locales se ensañaron contra Irán sin tener prueba alguna.

Antes de continuar, Sr. Presidente, le aclaramos que no tenemos ninguna simpatía por Irán, país muy poco democrático que flamea la bandera del terrorismo como bastión de su idiosincracia.

Luego de eso, le comentamos algunas de las principales pistas que apuntan a Siria en el atentado a la AMIA:

1-Tanto al momento de la explosión de la Embajada de Israel, como de la AMIA, estaba presente en Buenos Aires el traficante Monzer Al Kassar, ministro sin cartera de los intereses de Siria y primo lejano de Carlos Menem.

En ambas oportunidades el dato fue muy bien oculto por los servicios de inteligencia locales y extranjeros.

2-Gracias a un llamado anónimo, el mismo día del atentado a la AMIA, se intentó detener a tres ciudadanos sirios: El matrimonio conformado por Narman Al Henawi y Mohamed Al-Alem, nacidos en Damasco y residentes en Argentina; y Ghassan Al-Zein, quien se presentó como sobrino del presidente de Siria, Haffez el Assad. Lo más llamativo fue que Al-Zein denunció como domicilio Florida 938, sede de la marroquinería Namir y propiedad de la familia Yoma.

Finalmente nunca se llego a detener a los nombrados. Una orden “superior” hizo que los dejaran en paz y, un día después, el trío sirio desapareció.

3-Poco antes de la explosión, un camión conducido por Alberto López, estacionó frente al edifico de la AMIA dejando un volquete de la empresa Santa Rita, propiedad de Nassib Haddad, de origen libanés.

En el transcurso de la investigación se descubrió, gracias a la hoja de ruta que López tenía en su poder, que a pesar de que primero figuraba la AMIA como lugar a donde depositar el volquete, partió hacia un supuesto baldío ubicado en la calle Constitución 2655-57. Enfrente del mismo, se encuentra la vivienda de Jacinto Kanoore Edul.

Lo interesante de todo esto es que Edul conocía –y mucho- a Al Kassar. En su teléfono se registraron varias llamadas a Siria y a España, así como a Telleldín, el dueño de la supuesta Traffic-Bomba.

Y por si esto fuera poco, -Edul- reconoció públicamente ser "amigo íntimo de Carlos Menem".

4-La empresa encargada de la limpieza de la AMIA pertenecía al desaparecido Alfredo Yabrán, de inocultable raigambre siria y amigo personal del ex presidente Menem. En su momento, el ex ministro Domingo Cavallo confesó que en un viaje a Siria, el presidente de dicho país le pidió puntualmente a su par argentino –Menem- que velara por dos personas: Al Kassar y Yabrán. Muy sugestivo.

Asimismo, Sr. Presidente, existe un documento incorporado a la causa AMIA -elaborado por los legisladores republicanos Yossef Bodansky y Vaugh Forrest, miembros de la Fuerza de Tareas sobre Terrorismo y Guerra no convencional- que afirma que "el increíble éxito", del atentado se debió en parte sustantiva al reclutamiento de "dos operativos locales, ambos islámicos", quienes organizaron sendos grupos que se encargaron de cometerlo, tarea en la que habrían contado con el decidido apoyo de agentes sirios, a su vez miembros del círculo más próximo al presidente Menem.

Según el informe, el atentado contra la AMIA, así como el derribo de un avión comercial en Panamá, y el ataque a la embajada de Israel en Londres, fueron "patrocinados y controlados por Teherán y Damasco" y su aprobación final se produjo en "Bir-Al -Abd, Beirut, donde altos funcionarios iraníes y de Hezbollah se reunieron a finales de mayo de 1994.

 

¿Porqué Siria?

Sr. Presidente, cuando Carlos Menem ganó las internas contra Cafiero en 1988 estaba obsesionado por un sólo objetivo: llegar a la Rosada a cualquier precio. Entonces no dudó en tomar decisiones de estado para tal meta, por eso no le tembló el pulso cuando negoció la entrega del misil Cóndor II a los sirios, libios o egipcios. Tampoco escatimó en detalles para la cooperación nuclear con Assad, como lo mencionó el ex embajador Spinoza Melo. Y tampoco se hizo el chancho rengo cuando ubicó al prófugo Ibrahim en la Aduana, o en ocasión del otorgamiento del pasaporte de la discordia a su primo Al Kassar. 

Menem no dudó en otorgarle aún más poder al Cartero Yabrán, dotándolo con la capacidad de contar con todos los elementos necesarios, desde el punto de vista estratégico, para que siguiera haciendo lo mejor que sabía, lavar dinero y concentrar poder en determinadas áreas estratégicas, como lo eran el correo, los depósitos fiscales, el transporte de documentos y caudales, empresas privadas de seguridad y la impresión de pasaportes y DNI.

También estableció negociaciones para su financiamiento con los libios y también con los palestinos, tal como lo corroboró –el ex contacto de Menem con Khadaffi- Nemen Nader.

El fracaso de las negociaciones por el Cóndor II y el reactor nuclear, fueron determinantes para el deterioro de las relaciones entre Menem y el país de sus ancestros. El proyecto significó para Egipto, Siria, Arabia Saudita e Irak, una pérdida de millones de dólares. Pero sobre todo el incumplimiento de las promesas de Menem a los árabes fue un duro golpe a la estrategia militar de los mismos en Medio Oriente, ya que el Cóndor II era netamente superior al Scud y al Badr 2000.

Assad se tomó muy en serio las traiciones de Menem. El presidente sirio recibió a su colega argentino en noviembre, luego del atentado a la AMIA. Nunca se explicó por qué Menem viajó a Siria cuatro meses después del atentado a la mutual judía. Si hubiera sido por él, el viaje lo habría realizado mucho antes. Sin embargo, las misiones que encabezaron en su momento Eduardo Menem y Omar Vaquir, ambos con excelentes relaciones en aquel país, fracasaron y Carlos Menem tuvo que recurrir a su familia política para que Assad por fin accediera.

Pero Menem tenía dos motivos para ese viaje. Según la periodista Olga Wornat, "a Menem lo nublaba, además, la concreción de dos aspiraciones: quería que el gobierno de Hafez Al Assad condenara públicamente el atentado a la AMIA y que sus agentes de inteligencia colaboraran con la investigación. Casi un delirio, considerando que en la Argentina trabajaban el Mossad, el FBI y la CIA, enemigos mortales de Siria

 

¿Y el conductor suicida?

Sr. Presidente, muy pocos periodistas se atreven hoy en día a hablar del supuesto conductor suicida de la inexistente Traffic-Bomba, entre ellos podemos contar a Daniel Santoro, de la redacción del diario Clarín, quien no dudó en afirmar en una nota -hace muy poco tiempo- que el gobierno de Israel había confirmado a la Justicia oficialmente “la información de la SIDE según la cual el comando suicida que se inmoló en la Trafic que se incrustó contra la AMIA era el libanés Ibrahim Hussein Berro”.

La refutación a tamaña mentira la tenemos de la mano del prestigioso periodista Juan José Salinas, quien asegura que “Israel mal puede confirmar que un presunto suicida (del que no hay absolutamente ningún rastro) es un libanés llamado Ibrahim Hussein Berro puesto que quien ofreció esa información a la SIDE años atrás fue, precisamente, Israel.

A pesar de resultar absurdo que solo en Argentina los coches-bomba puedan evaporarse (en el reciente ataque a una mezquita de Bagdad, en el que se utilizaron mil kilos de explosivos, muchos más que en la AMIA, el vehículo se veía perfectamente, y también en su interior, carbonizado, el chofer-suicida) y que quienes hemos escrito libros sobre el atentado, como Jorge Lanata, Gabriel Levinas y quien escribe, neguemos que hayan existido, aún quienes consideran la posibilidad de su existencia saben bien que aunque se encontraron en el lugar del ataque pequeñas piezas correspondientes a una camioneta Trafic, no se encontraron tejidos que pudieran pertenecer a un supuesto suicida.

Y que por lo tanto muchísimo menos se le hizo el ADN a los dudosímos tejidos carbonizados a que se refiere la nota. Por lo que es absurdo pretender que en Argentina se identificó a un supuesto suicida que jamás tuvo entidad física.

Si algo está claro es que, por la razón que sea, desde un primer momento el gobierno israelí participó activamente del encubrimiento tendiente a que no se revelase que quienes habían encargado el ataque tenían estrechas relaciones con las familias Menem y Yoma, además de con Monzer al Kassar”.


Finalmente

Sr. Presidente, si le parece poco lo que le planteamos en la presente misiva, le pedimos que lea el artículo aparecido el pasado lunes 8 de setiembre en el diario Río Negro.

Nos referimos a la entrevista realizada a un investigador científico de Medio Oriente e islamismo llamado Norberto Méndez, quien asegura que “no hay evidencia alguna de que Irán esté implicado en los atentados contra la embajada de Israel y la AMIA... si fueron (ellos), no hay pruebas”.

En otra parte del reportaje dice algo más sugerente aún: “es evidente (y entendible, son las reglas del juego de la política internacional) que hay un gran interés de Israel y de E.E.U.U. en que se rompan las relaciones con Irán”.

Creemos, luego de haber investigado exhaustivamente el tema, que el atentado a la AMIA se está utilizando para poder condenar a Irán internacionalmente. Siempre se necesitó una excusa para hacerlo y el nombrado magnicidio es la excusa perfecta.

Si teníamos alguna duda, ésta fue despejada luego de notar la preocupación demostrada por ciertos grupos involucrados y de sentir en carne propia los esfuerzos hechos por gente que colabora con el Mossad –servicio secreto israelí- para filtrarnos información falsa, sobre todo contra Irán.

Sr. Presidente, no le pedimos que crea en nuestra palabra, sólo le pedimos que investigue profundamente. Que trate de involucrarse personalmente en el tema.

Quienes le escriben estas líneas están dispuestos a colaborar desinteresadamente en el tema si es necesario. Somos periodistas independientes, sin compromiso político alguno y con deseos de que se llegue a la verdad.

Sólo hace falta voluntad, ni más ni menos.

Atentamente lo saludamos...

COMPARTIR
Artículo Siguiente La mentira de los medios
Armin Vans
 

2 comentarios Dejá tu comentario

  1. Imprimo la página y la llevo a mi trabajo para poner en un lugar donde la vean todos. No se puede decir palabra solo Gracias

  2. En la causa estan las pericias de una implosion realizada por peritos de la gendarmeria, eso implica un autoatentado, donde murieron judios opositores a la derecha israeli aliados de rabin asesinado tambien por el mossad. Ud sr cristian al insistir con la pista siria ayuda a encubrir la situacion.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Segunda carta al presidente Kirchner

Esta es la segunda vez que nos dirigimos a Ud. respecto a la desastrosa investigación que se está llevando a cabo sobre el atentado a la sede de la AMIA. Retomando el espíritu de la primera misiva, nos vemos en la obligación de recordarle el compromiso asumido por...