¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Cuál es la agenda económica de lo inmediato que le espera a Alberto

4
571
Apenas asuma, esto tendrá que resolver
Apenas asuma, esto tendrá que resolver

Alberto Fernández no va a tener tiempo para disfrutar del máximo escalón al que pueda aspirar un político cuando el martes llegue a la Casa Rosada. Apenas ponga en función a sus ministros, tiene que resolver algunos puntos de la agenda económica que le deja Mauricio Macri y que tienen que resolverse en lo inmediato.

 

En primer lugar, es inminente el vencimiento de las Letras del Tesoro reperfiladas en agosto por la actual gestión. Se trata de unos $430 millones entre títulos emitidos en pesos y en dólares. Se trata de un dato clave cómo pueda actuar el nuevo equipo económico. Un gesto favorable con los inversores ahora podría abrir más fácil las puertas a una renegociación de la deuda que promete ser dura. Martín Guzman, en nuevo ministro de Economía y Hacienda, aspira a no hacer pagos de capitales e intereses por dos años para darle oxígeno a la economía. Lo que para cualquier otro país podría sonar como razonable, para la Argentina es distinto.

El país viene con serios antecedentes de maltrato a los mercados. Luego del default del 2002, la Argentina rompió contratos, incumplió pagos. Mantuvo un conflicto con holdouts que no entraron al canje del 2005 por una década. No está claro que los inversores y el FMI acepten patear por dos años los pagos, sin que Guzman presente un programa financiero y fiscal muy robusto.

Aún así, para que Argentina esté en condiciones de pagar, la economía debería crecer a tasas chinas dentro de dos años. Y si el nuevo ministro presenta un programa consistente y coherente, tampoco está claro que los inversores acepten darle un período de gracia a un gobierno peronista. “¿Quién garantiza que cuando llegue el momento de volver a los pagos no habrá nuevas excusas y problemas políticos?”, se preguntaba un economista de la city.

Fernández deberá atacar otros dos temas que dejará Macri para resolver en lo inmediato. Se trata de los programas Precios Cuidados y Ahora 12. El segundo vence el 31 de diciembre próximo. No parece ser que Matías Kulfas, el próximo ministro de Desarrollo Productivo quiera dejarlo caer. El problema con ese programa es la cuestión de las cuotas sin intereses. Para lograrlo este año, el gobierno logró anudar con los bancos y las emisoras de plásticos un esquema de subsidio de tasas en partes iguales. Así se evitó que los comercios carguen al precio final el costo de los intereses en forma previa y que entonces el beneficio sea real. Habría que volver a negociar eso.

También vence el 7 de enero Precios Cuidados. El programa es más bien un símbolo, aunque su eficacia para frenar precios está más que en duda. Inventando por el ex ministro de Comercio Augusto Costa, se pensaba que tenía que ser una especie de referencia/anclar para el mercado. La realidad es que no es fácil de controlar, aunque en las góndolas se ve la cartelería especial que identifica a los productos. Precios Cuidados es un programa voluntario que exige un acuerdo con los proveedores. La próxima gestión tiene poco menos de un mes para cerrarla.

Luego aparece el programa de IVA cero para productos de primerísima necesidad que lanzó el gobierno de Macri. También se cae el 31 de diciembre. Mantenerlo va en línea con la idea que viene pregonando Alberto F. de estimular el consumo interno para reactivar la economía. Hay que ver cómo se puede conjugar eso con el plan de tarjetas alimentarias que quiere llevar adelante el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

Por otro lado, el próximo mandatario va a estar anunciando un congelamiento de tarifas por algunos meses más. El gobierno de Macri suspendió en la última etapa de su mandato los incrementos del precio de los servicios públicos. La idea de la nueva gestión sería el de mantenerlo por algunos meses más para así frenar la inercia inflacionaria y al mismo tiempo dejar un margen para que luego de la actualización en paritarias los salarios tengan un resto para consumir.

 

4 comentarios Dejá tu comentario

  1. Cuando la POLITICA duarante décadas ha "domesticado" a sus sociedades a ser MENDICANTES, está claro que cuando hay crisis, las EXIGENCIAS son INMEDIATAS, mas cuando hubo PROMESAS RESPECTO AL "DAR". Los ARGENTINOS, TOOODOS, los que los votaron y los que no, esperan despuès del 10 de Diciembre, tener sus "heladeras llenas" y "los bolsillos con dinero". Asimismo los jubilados (tooodos no solo los de la minima), esperan el 20% de aumento prometido "por dejar de pagar intereses sobre las Leliqs" (SIC). Tambièn esperan aumento de sus sueldos y mas presupuesto para sus investigaciones los científicos del CONICET, tambien financiado por los intereses que se dejan de pagar las Leliqs, como dijera Alberto Fernández. Es por ello que desgaste de Alberto Fernández comenzó despuès de las PASO, incluso hasta los suyos ya "estan gastando a cuenta" esperando que sus promesas sean realidades. Desconcierta el argumento de "Tierra arrasada" como si la Argentina del 2015 hubiera sido un vergel naif. Claro que Macri profundizó la CRISIS ECONOMICA, pero no la POLITICA Y JURIDICA. Mas de 10Millones de ciudadanos, percibe la diferencia entre las CALIDADES INSTITUCIONALES de unos y otros. No hubo cadenas nacionales para lavar cerebros, tampoco hubo arengas PERSONALISTAS donde en lugar de ser la CIUDADANIA el CENTRO de la acción de gobierno, era la figura de la "Presidenta", esa que añora el culto personalista y que espera que millares de jovenes griten al unisono "La vida por Cristina", nada mas indigno. Hasta se arroga los beneficios de la ABSOLUCION DE LA HISTORIA , actitud propia de pedantes y omnipotentes que ni siquiera tiene respeto por los procesos históricos que deben ser evaluados por los RESULTADOS en generaciones venideras.

  2. El cargo de Presidente de la Nación no es para disfrutar, es para ocuparse de todos los problemas que deja la pesada herencia de Macri. Entre esa pesada herencia están los vencimientos de la deuda que tomó en pesos y dólares y que la mayor parte sirvió para la fuga de capitales, deuda que pagaremos todos los argentinos, incluidos los que destilaron odio el sábado en Plaza de Mayo.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

La herencia que deja Macri: tres años en recesión y una pobreza cercana al 40%

Al llegar a la Casa Rosada, el presidente electo Alberto Fernández deberá hacer frente a la crisis heredada de la administración de Mauricio Macri y se verá obligado a revertir algunas de las variables negativas de manera inmediata, para tratar de poner en...