¡Recién Publicado!
cerrar [X]

¿Habrá default? Las alternativas que pergeña Kicillof

18
El peligro de un default bonaerense es demasiado alto para soslayarlo
El peligro de un default bonaerense es demasiado alto para soslayarlo

Por sentido común, no había ninguna posibilidad de que la principal oposición rechazara el proyecto para reestructurar la deuda externa. Aunque bien se sabe que en política el sentido común muchas veces pasa a segundo plano, hay que recordar que fue el propio gobierno de Cambiemos el que propuso una iniciativa que iba en un sentido similar. Fue cuando dos semanas después de haber perdido las primarias por paliza, ya con Hernán Lacunza al frente del Palacio de Hacienda en lugar del eyectado Nicolás Dujovne, ese ministro anunció el envío al Congreso de un proyecto de ley que para extender voluntariamente los plazos de la deuda bajo jurisdicción local, sin quita de capital ni intereses.

 

Este proyecto que acaba de recibir media sanción no habla de la deuda de jurisdicción local, sino la externa, pero lo cierto es que fue el gobierno anterior el que comenzó a utilizar la palabra “reperfilamiento”, que la administración actual pretende poner en práctica. En su momento, el gobierno de Macri buscó sin mayores expectativas involucrar a la oposición en la negociación por venir, pero el proyecto jamás llegó a tratarse.

Así y todo, Juntos por el Cambio puso condicionamientos ahora para sacar partido de las necesidades del gobierno, y con sus gobernadores a la cabeza condicionó su respaldo a la creación de una mesa de diálogo para tratar la deuda que las provincias mantienen con la Nación y actualizar el Régimen de Responsabilidad Fiscal. Ese acuerdo se alcanzó al cabo de una jornada febril, como fue la que precedió a la sesión de Diputados, que tuvo epicentro en las amplias oficinas de la presidencia de la Cámara baja, por donde desfilaron los jefes de la oposición y sus gobernadores, más Santiago Cafiero, “Wado” De Pedro, Máximo Kirchner y el anfitrión, Sergio Massa. Este último ya supo protagonizar intensas negociaciones cuando su bloque era una de las columnas en las que se asentó Cambiemos para sacar las leyes, en los tiempos en que ese gobierno privilegió la política. Hoy el tigrense, que disfruta del protagonismo que le brindan este tipo de situaciones, es otra vez una pieza clave, pero del otro lado del mostrador.

La sesión en Diputados tuvo puntos salientes, como el encendido apoyo brindado por Elisa Carrió, quien pidió enfáticamente a sus pares votar la ley de manera afirmativa y de inmediato, pues “hay momentos de un país donde todos los argentinos debemos estar unidos. Debemos darle respaldo a nuestros negociadores que están en Estados Unidos”, dijo. Y sobre todo medir los discursos, ya que “los bonistas anotan cada palabra que se dice y eso después sale en la sentencia en contra de la Argentina”.

Una situación inédita tratándose de Carrió, que difícilmente pueda repetirse: por las circunstancias, y porque como mucho a Lilita le queda participar en una sesión más en febrero, pues el 1° de marzo se hará efectiva la renuncia a la banca que presentó en diciembre pasado. En esa oportunidad, algunas diputadas del Frente de Todos se quejaron diciendo que no correspondía conceder una renuncia futura, permitiéndole “cobrar tres meses como ñoqui”. Con su presencia en todas las sesiones posteriores, la líder de la Coalición Cívica demostró lo extemporáneo de tal pedido.

El objetivo de dar un gesto contundente de una clase política alineada con su gobierno para negociar con nuestros acreedores se cumplió con creces cuando la ley salió aprobada casi por unanimidad, con 224 votos afirmativos y apenas 2 negativos. Más que los que obtuvo Cambiemos cuando aprobó la ley para pagarles a los holdouts con 165 votos positivos, y ya entonces se lo consideró un gran respaldo. Esa vez hubo 86 votos en contra, del kirchnerismo, que además alargó la sesión hasta las 8.35 de la mañana siguiente. Otros tiempos, otros comportamientos.

Habrá que enmarcar este gesto del Congreso -que se completará con la aprobación exprés en el Senado, muy probablemente por unanimidad- dentro de la puntillosa negociación que viene desarrollando el ministro Martín Guzmán, complementada con las reuniones que mantiene estos días en Europa el presidente Alberto Fernández, que hasta espera contar con el apoyo papal en el tema de la deuda. El Santo Padre recibirá en los próximos días a la presidenta del FMI, Krystalina Georgieva.

El mandatario tuvo finalmente su reunión con Francisco, que previsiblemente resultó por lejos más cálida que la primera que tuvo Mauricio Macri con el Papa, en 2016; esa en la que la foto que ilustró el encuentro mostró a un pontífice con el resto gélido. En las fotos de esta vez se lo ve a Francisco distendido y afable, y ya de por sí el tiempo que le dedicó a Alberto (44 minutos) fue el doble que en esa primera incursión de Macri.

El único punto gris del encuentro en el Vaticano fue la referencia al tema del aborto, que el presidente argentino negó haber tocado con Francisco, aunque luego se aclaró que sí había sido abordado con el secretario de Estado de la Santa Sede. Es impensable que el gobierno del Frente de Todos pueda volver sobre sus pasos con el proyecto que ha prometido mandar Fernández al Congreso para debatir este año, pero no es probable que genere semejante cortocircuito en los primeros meses de su gestión.

Si bien la disposición a habilitar este debate ya se ha visto que no es garantía de su aprobación en ambas cámaras, esta administración querría diferenciarse del gobierno de Macri en cuanto al resultado: cuando un Ejecutivo promueve un debate, en general se espera que se salga con la suya. La táctica del gobierno de Fernández en este caso consistió en tomar la iniciativa, como hizo tempranamente, prometiendo un proyecto amplio y superador. Con lo cual neutralizó al colectivo que aboga por el aborto legal, que de lo contrario ya estaría presentando su proyecto en los primeros días de marzo. Ahora bien podría esperar a ver esa iniciativa que promete el gobierno, que a su vez dejaría la cuestión para más adelante. La excusa serán priorizar otros temas en plena crisis.

Como ya dijimos la semana pasada, la estrategia desarrollada por el ministro de Economía con la deuda está afectada por el “ruido” que genera la negociación “a cara de perro” que lleva adelante el gobernador bonaerense. Con resultados por ahora poco prometedores. Axel Kicillof necesita que el 75% de los bonistas le acepte su planteo de postergar el pago de un vencimiento por 250 millones de dólares (*), y hasta donde se sabe solo ha tenido un 26%. El viernes pasado, Día D para la negociación, arrojó resultados que no trascendieron numéricamente, pero sí debieron ser negativos al punto tal de obligar al gobernador a postergar hasta este lunes el plazo para la respuesta de los bonistas. Que difícilmente vaya a cambiar.

La pregunta del millón es qué pasará si no se alcanza el 75%. Sería por demás grave para la Provincia entrar en default, y para el gobierno nacional una complicación extra y extrema, por el antecedente que representa. Economía podría llegar a auxiliar a Buenos Aires, pues es un monto absolutamente manejable, al punto de no justificar los riesgos que conllevaría no hacerlo. Mas un salvataje implicaría dar pie a otras provincias muy endeudadas a reclamar un trato similar de parte de Nación. Sería también un mal antecedente, pues debilitaría tanto a la Provincia, como a la propia Nación para negociaciones duras futuras.

Por eso el fin de semana se barajaban otras alternativas para evitar un default, que pasarían por la propia provincia. Es que si este lunes no se alcanza el 75% de aceptación -hoy por hoy más que hipotético-, Kicillof está obligado a pagar antes del 5, o en caso contrario entrar en default. Este fin de semana algunos sugerían mirar los antecedentes del exministro de Economía para considerar las veces que tensó la cuerda al máximo… y terminó pagando. Citaban los casos de Repsol por la expropiación de YPF, y el Club de París.

La oposición sostiene que, como diría Duhalde, Kicillof “está haciendo un maremoto en una palangana”, pues la Provincia cuenta con los medios para hacer frente a este vencimiento. Puede emitir letras para hacerse del dinero; puede ser auxiliada por los bancos, principalmente el Provincia, y sino ser socorrida por la Nación, vía adelantos de coparticipación.

Lo que vaya a suceder esta semana tendrá consecuencias directas en la negociación global de la que depende la estabilidad del nuevo gobierno.

 

 

(*) Para evitar el default, este lunes a primera hora Kicillof les propuso a los tenedores de su bono pagar el 30% del capital que venció el 26 de enero

 
 

18 comentarios Dejá tu comentario

  1. Patricia, Viste que las pruebas Pizza demostraron que hay poca comprensión lectora, bueno vos se ve que pasaste una., Ella acusa a Vidal de ser endeudarora, pero esta deuda no la genero Vidal, Segundo si se puede pagar, pero la cuestión se resume en dos pasos donde se demuestra la ideología de estos tipos y brutos como vos. Primero, el quiere demostrar que la persona que presta o que confía, es la que tiene que jorobarse, que se jorobe porque presto o confió, mientras que el tomador no debe tener responsabilidad, aunque esto lleve a Juicios como Griesa, YPF etc. pero el piensa que cuando esto ocurra el no va a estar en el cargo, y así fue lo que ocurrió hace poco. Segundo el piensa que si no paga el monto de la deuda lo pone en el presupuesto, es como decir yo debo plata pero en lugar de vender el coche, o vender la casa del country, para pagar, no pago y me compro otro coche y otra casa. Asi actúan estas calañas como vos que tilda de bruto a los demas cunado solo sos una agitadora a sueldo que en tu vida laburaste. mientras que yo conozco el peronismo y vivi el peronismo desde los 70 Te acordas de la deuda con el FMI de Isabel? bruta

  2. Todavia va quedan la resaca que defiende a la CHORRA cómplice del CHORRASO de Macri. La provincia de Buenos Aires no produce ni consume dólares, no tiene sentido la deuda en dólares que tomó Vidal", pues entonces toca tomar medidas para impedir constitucionalmente que esto ocurra. Divide et Impera, es lo que está detrás de permitir que una provincia, que una administración pública se endeuda en monedas extranjeras. En EEUU los Estados tienen prohibido el endeudamiento en monedas extranjeras, porque el Estado Federal no puede ser arrastrado a una guerra por las deudas de un Estado, señalaron los hacedores de la constitución..

  3. Qué pasa hoy con la kukaracha Placidi, parece que se masturbó a la mañana con una foto en sunga de Kicillof ........ Que pedazo de bruta e ignorante sos kukaracha, el pequeño marxista ilustrado, el comprador de tomates por docenas, el que pagó el cuádruple de lo que salía YPF a Repsol, después de prometernos que no le daríamos 1 dolar; el que por soberbio, pedante y estúpido quiso sobrar a la Justicia norteamericana perdiendo con el juez Griesa un juicio imposible que nos llevó al default que tuvo que abonar el gobierno de cambiemos, ese inútil que fue al Club de París y pagó más de lo que correspondía, el inmoral que no hablaba de pobreza para no estigmatizar, el que dejó cepo, devaluó en menos de dos años el dolar oficial un 56.3%, entregó al banco Central sin reservas físicas, ese fiasco de economista y gobernador está complicando la negociación global de la deuda que emprende el gobierno nacional. Sólo una ignorante a la enésima potencia y fanática ideológica de tu secta como vos puede defenderlo, pedazo de burraaaaaaaaaaaaaaaaaaa

  4. Kicciloff, no puede darse el lujo de que la Pcia que gobierna caiga en default, porque arrastraría a la Nación y condenaría a TODAS las otras provincias, incluso a las que vienen cumpliendo con sus cuotas en dolares, como es Córdoba. De hecho el crecimiento del RIESGO PAIS en estos días TIENE SU NOMBRE Y APELLIDO, pues mientras Alberto y Guzman, van recogiendo acuerdos para refinanciar la deuda externa (bonos y FMI sobre todo), Kicci les pone suspenso a una deuda nimia al lado de la de la NACION. Ahora le queda el miercoles y para ello deberá aceptar pagar EL 50% del capital tal como lo pide uno de los fondos que mayor porcentaje tiene, cuando se creia que iba a patear la deuda sin poner un dolar. No sería de extrañar que el "duro" negociador termine pagando el 100%, tal como lo hizo con el Club de Paris que el pago el 100% de la deuda ¡MAS LOS INTERESES PUNITORIOS! Ni eso fuè capaz de negociar. ¡O lo de REPSOL que de no pagar nada como decía DEVIDO, A PAGAR LO QUE ASENTO EN SUS LIBROS COMO RESERVA DE INCOBRABLES , el Hispano Brufau, para alegría de sus accionistas que le permitieron ampliar su inversión en REPSOL BOLIVIA y desde allí....¡VENDERLE GAS A ARGENTINA! Los militantes se acuerdan de las giladas que se dicen en CAMPAÑA o para "la tribuna", pero SE OLVIDAN DE LOS DINEROS PUBLICOS QUE SE FUERON DEL PAIS

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

Al borde del default: Kicillof propuso a tenedores de bonos prorrogar pago que vence este mes

En las últimas horas, el gobierno bonaerense propuso a los tenedores de bonos con vencimientos en 2021 prorrogar al 1 de mayo el vencimiento previsto para el próximo 26 de enero. "La provincia de Buenos Aires transmitió a los tenedores de sus bonos USD 750M 10.875% con...