¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Primeros 60 días de Alberto: qué cumplió, qué queda pendiente y qué pasa con el "albertismo"

8
789
La necesidad de diferenciarse
La necesidad de diferenciarse

Pasaron dos meses desde que asumió Alberto Fernández como presidente y aparece urgido por solucionar el problema de la deuda mientras delega en su Gabinete la elaboración de iniciativas para atender más adelante el resto de la agenda que fijó el 10 de diciembre, como la seguridad, el aborto o la obra pública, con una impronta propia.

 

El hoy jefe de Estado concretó rápidamente la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que fue una de las promesas de su discurso de asunción el 10 de diciembre pasado, y puso en marcha del Plan Argentina Contra el Hambre con la entrega de las primeras tarjetas alimentarias, tema excluyente de su campaña.

Pero deberán esperar hasta marzo o abril -para cuando el Gobierno confía en tener encaminada la renegociación de la deuda- otros ítems de aquel discurso inaugural, como la creación del Consejo Económico y Social, el Consejo de Seguridad, la reforma judicial o la legalización del aborto.

En el Gabinete ya están elaborando el proyecto para crear el Consejo Económico y Social, al que imaginan como un órgano que trascienda los mandatos presidenciales y trabaje en políticas de largo plazo sobre relaciones laborales, educación, ciencia y desarrollo regional, entre otros puntos.

Sobre esa iniciativa trabajan el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, mientras sus pares Ginés González García (Salud) y Elizabeth Gómez Alcorta (Mujeres, Género y Diversidad) hacen lo propio con el nuevo proyecto para legalizar el aborto, otra promesa que Fernández ratificó días atrás.

Ciertamente, la lista de temas pendientes continúa con la constitución del Consejo de Seguridad, el impulso de un nuevo plan de obra pública "transparente" y la reforma del sistema federal de Justicia, uno de los puntos en los que el jefe de Estado hizo mayor hincapié el día de su asunción.

Sobre ese proyecto trabajan Beliz y la ministra de Justicia, Marcela Losardo, pero su diseño y eventual aplicación generan un debate interno entre los distintos sectores que conforman el Frente de Todos, que aún no está saldado.

Hay que mencionar que la coalición peronista que encabeza Fernández no es uniforme y algunas de las divergencias entre el kirchnerismo, referenciado en la vicepresidenta Cristina Kirchner, el naciente "albertismo" y el espacio que lidera el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, empezaron a salir a la superficie con un tema particular: los "presos políticos".

Mientras Santiago Cafiero, jefe de Gabinete y hombre de máxima confianza del Presidente, afirma que en la Argentina "no hay presos políticos sino detenciones arbitrarias", referentes del kirchnerismo puro como Gómez Alcorta o el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, lo contradicen.

Sin embargo, esas diferencias internas (comunes a cualquier coalición, como demostró Cambiemos durante sus cuatro años de gobierno) no alteran por el momento a Fernández, quien ya empezó a dejar su impronta en la gestión para tratar de ahuyentar las dudas generadas en distintos ámbitos por el hecho de que su candidatura presidencial fuera promovida por su vice.

Más allá del objetivo de conseguir apoyo para la renegociación de la deuda con el FMI, en su primera gira internacional el Presidente dio señales de que quiere mostrarse como algo distinto no solo de la pasada administración de Mauricio Macri, sino también del último gobierno kirchnerista.

Un ejemplo de ello fue que su primer viaje oficial fue a Israel para reunirse con Benjamín Netanyahu, aliado de Estados Unidos, de buena relación con la pasada administración de Mauricio Macri y, en consecuencia, destinatario de críticas por parte del kirchnerismo puro en años pasados.

La buena sintonía que mostró con su par de Francia, Emmanuel Macron, va en la misma línea si se tiene en cuenta que el galo era visto como un hombre ideológicamente más cercano a Macri que a cualquier peronista, etiqueta que Fernández se ocupó de despegar.

Algunas de sus declaraciones en esa gira también evidenciaron su interés por marcar su impronta, al diferenciarse de "los conservadores" que "no quieren que nada cambie" y "los revolucionarios" que "tiran todo por la ventana", y definirse a sí mismo como "un reformista" que quiere modificar "la realidad con las reglas establecidas".

 
 

8 comentarios Dejá tu comentario

  1. Para Daniel Arroyo que se cree el cerebro mayor de Argentina,que BASTANTES GASTOS LE GENERA A LOS ARGENTINOS CON SU ABULTADO PRESUPUESTO, analice el USO DE LAS TARJETAS ALIMENTARIAS EN EL CONOURBANO, donde PUPULAN LOS MILITANTES. El 42,8% compró alimentos saludables. El 25% compró alimentos ultra procesados. el 31% compró otros alimentos. DANIEL ARROYO LE ESTAS ROBANDO A TODOS LOS ARGENTINOS

  2. Otro porcentaje canjea las tarjetas por plata. Si la tarjeta es por 4 mil pesos, la venden por 3 mil y el comprador se hace una diferecia de mil pesos por tarjeta, luego revenderá al vaor real del producto. No le importamos NADA, vinieron por la impunidad y blindaje de lo robado. Van a repartir la recaudación de seguridad social "ayudando a los que menos tienen" que son los que los votan, los de la moratoria de la mínima, pero tienen una visión sesgada de la realidad. Ese beneficio pseudo jubilatorio lo tomó todo tipo de gente, no sólo los votantes peronistas o K. Son caraduras, o acaso un estafador va a reparar en el daño que le provoca a la víctima? Sólo busca su beneficio a costa del dolor ajeno

  3. Me pregunto, ya que hace 5 meses que sabian que serian gobierno, repito, como no presentan un plan para renegociar la deuda ? o mejor dicho que lo blanqueen y digan a los ciudadanos cual es el programa fiscal serio para proponerselo a los deudores ? El programa deberia tener 3,5 puntos de superavit del PBI para demostrar que se puede ir pagando. Y NADIE SABE CUAL SERA LA PROPUESTA. Albertitere, dijo que preferia a los jubilados antes que los Bancos y que les aumentaria un 20% los sueldos. Y hoy dice que es impagable la ley de macri y los porcentajes establecidos. Quien dirige o aprueba lo que haga Guzman, tecnico en economia, pero no en gobierno, cuyo maestro es J.Stiglith que sabemos es contrario al Libre Mercado, y que es keynesiano, y que estuvo cerca de Cristina anteriormente. Albertitere ha subido los impuestos, y a pesar dijo con $60 el dolar estaba ok, pues bien devaluo nuestra moneda al llegar un 30% mas. Amplia las retenciones a quienes deben y saben producir los dolares que el Estado necesita, y no habla de ajuste de la politica, es mas el 30% no es aplicable a los ciudadanos legisladores cuando viajen. Y la escribania les voto la ley " solidaria " de emergencia por 180 dias, que les apuesto sera prorrogada. Volverá a repetirse la historia ? Basta ver lo que decia Alberto de Cristina, y hoy es su compañera de ruta, si hasta Massita, con las barbaridades que decia de los K y Cristina, a que hoy dirija la camara. Lamentable, pero lo unico parecido, es la historia pasada, y el tango " Cambalache "

  4. Ofrezco 10 mil dolares a quien me demuestre que Carlos Forte existe. Documentacion a aportar para este rdquisito: DNI, CUIL o CUIT+ certificado o carnet de periodista.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

Los desafíos de Alberto: la seguridad, la deuda y los puentes con la oposición

Por primera vez desde que Alberto Fernández llegó al Poder Ejecutivo en diciembre pasado, esta semana se reunirá en Tucumán el Consejo de Seguridad Interior, al que el oficialismo invitó a referentes parlamentarios de la oposición para empezar a discutir...