¡Recién Publicado!
cerrar [X]

SINFONÍA DE IZQUIERDA LATINOAMERICANA

0
1619
O VARIACIONES SOBRE EL OPORTUNISMO
O VARIACIONES SOBRE EL OPORTUNISMO

A la ocasión la pintan calva, reza el proverbio.

   
El apoyo político de la izquierda latinoamericana a las demandas de los inmigrantes ilegales en EE.UU., en este año, puso sobre el tapete algo más que la supuesta solidaridad internacionalista obrera.
   
Mientras en los 90´s repudiaban por apátridas e individualistas a quienes huían de Latinoamérica para no vivir muriendo (incluidos miles de progres desolados), desaparecido por entonces el contexto alienante de los 70´s que pregonaba morir para vivir, ahora han vuelto al clásico cliché de la solidaridad latinoamericana en versión marxista, cuando los totalitarismos de ese cuño han caído estrepitosamente por su propios defectos, o se han transformado, o lo harán muy pronto.
   
Pero si ahora no postulan la toma del poder es sólo por la obligada admisión de su inviabilidad práctica y no porque la hayan descartado. Sin embargo, la emergencia de aquel movimiento migratorio con base en Méjico ha renovado su excitación militante en tanto las comunidades hispanas en EE.UU. son un formidable campo para el internacionalismo anticapitalista -onda trotzkista-, sintetizado en la frase “cuanto peor, mejor”.  
   
Si el presidente de Méjico fuera Chávez en lugar de Fox ya habría disfrazado la incapacidad estructural de su gobierno para luchar contra la pobreza (por cierto muy anterior a la implementación del ALCA) diciéndole al pueblo que todo lo que alguna vez fue mejicano volverá a serlo, haciendo pasar la actual emigración por invasión juramentada de falsos emigrantes en lucha por la recuperación de los actuales estados norteamericanos de Texas, California, Arizona y Nuevo Méjico, arrebatados a Méjico en la década de 1840.
   
Sin embargo, los emigrados, ilegales o admitidos, tienen una larga historia de padecimiento de nacionalismos fracasados como para no prestarse a secundar hipótesis fantásticas que sólo sirven para efectuar digresiones como ésta; algo que no figura en la agenda presidencial mejicana pues con el saldo social negativo que le deja a Méjico el aumento de las exportaciones a costa de la pérdida y precarización de empleos en las maquiladoras multinacionales no tiene margen para grandes engaños sino para los pequeños pero crónicos y estructurales, propios de la política mejicana. 
   
Dado el novedoso cariz socialista del hasta hace poco fascista Chávez con su famoso “grito de Buenos Aires” -aquel de la muerte del capitalismo- era previsible la aparición de semejante “solidaridad internacionalista”.
   
Sin embargo, a despecho de las obsesiones marxistas latinoamericanas, aquellos inmigrantes no plantean la lucha de clases en suelo ajeno sino las necesarias reformas sociales para la convivencia democrática. Nada obsta a esa determinación, ni siquiera que algunos de sus compatriotas residentes legales y propietarios de pequeñas empresas también les paguen la cuarta parte del salario debido, ni tampoco las amenazas y persecuciones de sectores reaccionarios.
   
Tal determinación demuestra que su emigración obedece al agotamiento de su confianza en las formas de lucha política y social de su patria de origen, tan sesgada por todo tipo de violencia. Intuitivamente perciben que cualquier alternativa fuera de la democracia es violenta, totalitaria y falsamente socialista ya que no existe socialismo sin libertad, y lo que bajo esas condiciones y modalidades así se presente y autodesigne ha de ser fatalmente un nuevo engaño.
   
Pero lo que asombra es el oportunismo de la reflotada solidaridad de izquierda con los mejicanos, más aun, con los latinoamericanos, pues es contradictoria con la fidelidad a sus mentores intelectuales, a sus libros y sus escritos dispersos, si nos atenemos a que, por ejemplo, Federico Engels, coequiper de Carlos Marx, consideró afortunado que “la magnífica California fuera arrebatada a mexicanos flojos que no sabían qué hacer con ella”, y que “constituye también progreso el que un país ocupado hasta hoy exclusivamente consigo mismo, destrozado por perpetuas guerras civiles y deprivado de todo desarrollo[…] sea arrojado por la violencia al movimiento histórico. En interés de su propio desarrollo, México estará en el futuro bajo la tutela de los Estados Unidos”.  
   
A su vez Marx, en 1854, comparó a los mexicanos con los españoles diciendo que éstos eran completamente degenerados, pero frente a un mexicano el español degenerado constituía un ideal ya que aquellos poseían todos los vicios, la arrogancia, el matonaje y el quijotismo de los españoles elevados al tercer grado [al cubo se dice hoy, y sin suspicacias] pero de ningún modo todas las cosas sólidas que ellos poseían.  
   
Como también calificara a los chinos de poseer estupidez hereditaria es justo preguntarse por el rango correspondiente a cada uno de esos pueblos en función de los términos empleados en sus paradigmáticos vituperios eurocentristas. A diferencia de lo sucedido con barrabasadas similares vertidas por ambos sobre otros pueblos del mundo, ninguno se rectificó posteriormente ni matizaron siquiera sus negativas visiones sobre los pueblos latinoamericanos.

   
Pero lo peor de todo lo constituye la biografía de Bolívar escrita por Carlos Marx. Su lapidaria y despectiva caracterización de aquél como “el canalla más cobarde, brutal y miserable”, “el verdadero Souluque”, aludiendo al emperador haitiano con el que intentaba ridiculizar a Luis Napoleón III, y la  consideración de que “la fuerza creadora de los mitos, característica de la fantasía popular, en todas las épocas ha probado su eficacia inventando grandes hombres. El ejemplo más notable de este tipo es, sin duda, el de Simón Bolívar".
   
El sospechoso silencio del advenedizo discípulo venezolano, necesitado de un mentor histórico propio para su actual “revolución bolivariana”, del mismo modo como hiciera Castro con Martí, no puede menos que obedecer al peor oportunismo político ideológico.
   
Esos conceptos marxistas y otros similares son desconocidos por los pobres de América latina, variable de ajuste clásica de las apelaciones tanto oligárquicas como seudo progresistas a luchar y morir por la patria.  Las izquierdas, por su parte, parece que no se enteraron; sin embargo, no es así: se conocen sesudos intentos postmarxistas explicativos y exculpatorios en la segunda mitad del siglo XX que adicionalmente convalidan la simpatía de reformistas y revolucionarios con las oligarquías latinoamericanas seudo liberales durante todo ese siglo.
   
Pero sí llama la atención que quienes se han identificado en algún momento con el nacionalismo revolucionario latinoamericano, en principio no fundado en fuentes marxistas, como es el caso del primer comandante Chávez, hoy busque representar la síntesis ideológica de ambas vertientes en lugar de mostrar sus profundas contradicciones.
   
Por cierto, no es la primera vez que ello sucede. En 1972, en Argentina, otro oportunista y “comandante”, un guerrillero que decía ser peronista y que tenía 24 años, la edad en que Napoleón fue ascendido a general en el campo de batalla, trabajaba en la futura unidad de todas las organizaciones guerrilleras sudamericanas, marxistas y no marxistas. Con tal de coronar su sueño de convertirse en el conductor máximo de la coordinadora guerrillera había aceptado una grave exigencia de las organizaciones marxistas: Montoneros renunciaba a la tesis de los dos imperialismos, fundamental por entonces  para los peronistas y los tercermundistas.
   
El triunfo parecía cercano. Mientras se probaba el futuro uniforme de gala comenzaba a sentirse y a actuar como general.
   
Hoy es un desterrado voluntario.
   
Bocazas  va por el mismo camino. Los charlatanes son los primeros que huyen…¡con el pretexto de que servirán para otra guerra…!

 

Carlos Schulmaister

 

0 comentarios Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme