¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Carta abierta de Diego Ferrón a catorce años del triple crimen de General Rodríguez: "Hermano mío"

4
Fuente: Facebook.
Fuente: Facebook.

Vengo de una familia de laburo, siempre alquilando, de padres separados. Mi mamá, una luchadora como pocas, crió a sus dos hijos y al mismo tiempo se hizo cargo de su mamá. Mi papá murió cuando yo era chico, por eso con Damián, mi hermano, nos hicimos tan unidos, «culo y calzón». Los dos novieros desde adolescentes, él encontró a los 30 y pico a su gran amor, que le dio a su sol, Martina. Yo me casé a los 19, un enamorado, fui padre a los 20 y a los 25 de mis otros dos amores. Durante muchísimos años compartimos con mamá, la abuela, que falleció antes, y mi hermana, que nació 20 años después que yo, una vida hermosa. Cuñados, suegros, grandes amigos, vacaciones juntos durante 17 años seguidos. Parecíamos los Campanelli. Siempre juntos.

 

Con Damián hacíamos todo, todo juntos, judo desde los 4 y 5 años de cada uno. Él era un año y cuatro meses mayor que yo. Los mismos colegios, los mismos amigos, fútbol, gimnasio, trabajo, salidas, gustos musicales. La pasión por River. Era mi ídolo. Grandote, rubio, de ojos verdes, una fuerza inigualable, me cuidaba de todo, nunca me dejaba solo, ya de grande se tomaba el colectivo, de Villa Lugano a Ciudad Evita, para que su hermano petiso y flaquito tuviera músculos. Acompañaba a sus sobrinos a judo. Durante 17 años nunca faltó a los partidos de los sábados con sus amigos. Nunca se enojaba, siempre se reía. Era mirarnos a los ojos, un gesto, el tono de voz por teléfono para saber lo que le pasaba al otro. Trabajamos juntos hasta un año y medio antes de que se fuera.

Creía tener una vida inmejorable, pero el 7 de agosto de 2008 cambió todo. Estuve seis días esperándote, mandándote llamadas y alertas al Nextel. Comisarías, DDI, fiscalías, juzgados, la morgue, las pericias. Abogados, canales de televisión, radios, diarios. En estos 14 años no sé cuántas notas di, libros, etc.

El primer día que conocí al fiscal Juan Ignacio Bidone, en Mercedes, lo quise pelear, le dije «yo no miento, vengo a buscar quién mató a mi hermano», luego le creí siempre e hicimos una gran relación.

Después, el juicio oral, que duró tres meses, íbamos dos o tres veces por semana, jornadas que duraban nueve horas o más, nunca falté, iba con mamá y con Zulema, la mamá de Leopoldo Bina.

En el 2015 padecimos la triple fuga de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci, durante quince días. Era Año Nuevo y mi nuera embarazada de mi nieta, mi sol, y yo, otra vez, estaba hablando con Patricia Bullrich y Cristian Ritondo, entonces ministros de Seguridad de la Nación y la provincia de Buenos Aires, me ofrecían custodia, así fue siempre desde 2012, en el juicio salimos custodiados por la Gendarmería, solitos la familia de mi cuñada, mi mujer de entonces, mi nuera, hijos, hermana, ellos tres adolescentes, y dos amigos entrañables en una causa de las más conocidas de la historia argentina, que destapó el tráfico de 40 toneladas de efedrina, nada más y nada menos, importada desde China e India y triangulada desde la Argentina hacia los cárteles mexicanos.

Hice mil locuras, hice el recorrido de tu camioneta, investigué, leí todos los días -sigo leyendo-.

En el 2016 tuve cinco intentos de suicidio, pero acá estoy. Por vos, por mi familia.

En el medio me divorcié. Después conocí a mi nueva mujer y creí que también era para siempre, yo la amo, pero tampoco pudo bancar mi locura, no la culpo, esta causa te lleva puesto. Fui a psicólogos, fui a psiquiatras. Vi a mi madre, que es un fierro, quedarse en el tiempo. No pude ayudar a mi cuñada con mi sobrina. Mis hijos sufrieron daños emocionales irreparables, tenían 11 y 16, y mi hermana tenía 17, vivieron una locura, mía y de todos.

Ya son 14 años de locura: fiscales, jueces, policías, narcos, SIDE, DEA, políticos y en el medio, este loco que sigue. Quizás algún día tenga paz, no sé si voy a lograr más en esta causa, pero es difícil tener una vida normal y vivir en pareja, en el fondo todos deseamos vivir en paz.

Agradezco a todos los que siempre están, familia, amigos, al doctor Miguel Ángel Pierri, periodistas, a la gente de la Justicia que no quiere que los nombre, pero son grandes seres humanos y me ayudan en todo. Y pido disculpas por mi locura, mi ira, mis errores y las cosas que no pude manejar.

 

4 comentarios Dejá tu comentario

  1. Este caso dejó al descubierto la relación de CAUSALIDAD entre POLITICA Y NARCOTRAFICO. Que ningún DIRIGENTE POLITICO, de los GRANDES PARTIDOS POLITICOS se haga el distraido o pretenda aparecer como "ingenúo" de desconocer que la POLITICA se nutre de apoyo de "generosos" aportantes del narcotrafico. Tampoco la JUSTICIA, desde la Corte Suprema hasta los Jueces de Paz de pequeños pueblos, se pueden mostrar ajenos en el conocimiento de esa realidad. Y para que hablar de los gobiernos, nacional, provincial y municipal que no importa de donde viene el dinero, siempre y cuando genere "inversiones" para blanquear dineros oscuros ya sea en forma de emprendimientos inmobiliarios, turísticos y hasta juego. El argumento de siempre es "mientras generen trabajo es bueno".

  2. El hermano de este muchacho, Bina y "el aparato" Forza fueron las víctimas colaterales del "operativo"("de inteligencia" por lo elaborada y lograda de su hechura) llamado(mal) "triple crimen de Gral. Rodríguez"(todavía no se sabe: ¿dónde realmente los asesinaron, ni por quienes, ni porqué?). Un sofisticado "operativo" en suma, que duró una semana y se desarrolló en un amplio espacio geográfico: el sur y oeste del Conurbano y la Capital, y en el que hubo numerosas pistas falsas plantadas que "confundieron" a los "investigadores"(o estos hicieron finta de confundirse) por años, entre las que estuvieron los perejiles quilmeños hnos. Lanatta y Schillacchi. Estos para cerrar el caso con sus condenas truchas(como ocurrió). El objetivo del tal "operativo"(y no pudo haber habido otro) fue TERMINAR CON EL TRIANGULADO DE EFEDRINA A MÉXICO, iniciado en 2006 cuando los yankis la hicieron prohibir ahí, y cuando mexicanos(narcos y no narcos) empezaron a venirla a comprar en tropel en la Argentina, donde ese triangulado no era claramente ilegal, para desesperación de los yankis que no lograban que el "gobierno" K hiciera algo para parar pararlo. "Casualmente" el interlocutor con los yankis, al que estos le presentaban sus quejas, era "el bigotón" Fernández, que se hacía olímpicamente el dolubo, pero CON LOS YANKIS NO SE JODE Y TIENEN CON QUÉ, con la complicidad de "nuestra" SIDE de Jaimito Stiuso y "el aparato" Julio César Pose(alias "JC Pose"), les metieron el "operativo triple crimen" y ni un gramo más de efedrina fue triangulados a México, meses después de éste, seguían apareciendo abandonadas partidas de efedrina que habían sido importadas para triangular a México. Queda expuesta la participación de los muchachitos de la DEA y de "nuestra" SIDE en el "operativo", en una investigación del periodista Cristián Alarcón, publicada en el diario de efímera vida de Lanata, “Crítica de la Argentina” en setiembre de 2008, que fue recogida por el analista internacional y periodista Víctor Ego Ducrot en un artículo publicado en el portal “Rebelión”, ver: “Más sobre el largo brazo de la DEA - Embajada de EE.UU. implicada en el triple crimen”, https://rebelion.org/embajada-de-ee-uu-implicada-en-el-triple-crimen/. "El aparato" Forza era un típico pendejo de country despelotado y sin escrúpulos, que a cada santo le debía una vela y para "protegerse" se metió de buchón de la DEA, "JC Pose" era su "culata". Ferrón y Bina era muchachos corrientes que no tenían nada que ver con nada, los usaron sólo para "hacer número", porque si hubieran asesinado sólo a Forza,"el operativo" no hubiera tenido la espectacularidad necesaria para impactar como lo hizo en la sociedad.

  3. Jorge querido, te digo porque veo que estás un poquito confundido, lo de "la morsa" es una reverenda pelotudez, NO EXISTIÓ NINGUNA "MORSA" en "el operativo de inteligencia" llamado "triple crimen de Gral. Rodríguez". A esa falacia la llevó la delincuente Bellone, mujer del asesinado Forza, al juicio oral de Mercedes en 2011, y luego por obra y gracia de "la grieta" se instaló en la sociedad. Que es así es fácil de verificarlo con las crónicas de los primeros 3 años, donde nunca se había mencionado una tal "morsa". Pensá un poco si "el bigotón" Fernández hubiera tenido algo que ver con ese crimen múltiple, jamás hubiera aparecido en éste Quilmes, ni los perejiles plantados para cargarles el fardo hubieran sido de ahí(aunque no lo conocían al "bigotón"), porque éste podrá ser narco(nunca se lo han probado) pero pelotudo no es, precisamente. Hace unos meses salieron con que "el aparato" Pose era "la morsa", ¡otra reverenda pelotudez!. Andá a mi comentario supra y creo que se te pueden aclarar los tantos.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok
Cómo funciona el servicio de RSS en Tribuna

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

El triple crimen de General Rodríguez prescribirá en 2023 y no tiene ideólogo identificado

A 14 años del triple crimen de General Rodríguez, en el que a partir del negocio del tráfico de efedrina fueron asesinados Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, a la Justicia le quedan solo doce meses antes de que la causa prescriba...