¡Recién Publicado!
cerrar [X]

ENCRUCIJADA PRESIDENCIAL

0
2279
YA NI SE HABLA DE MEDIDAS, OBSTÁCULOS A FUTURO
YA NI SE HABLA DE MEDIDAS, OBSTÁCULOS A FUTURO

Abrumado

    Abrumado, el matrimonio presidencial deshoja por estas horas una nueva margarita en El Calafate, ya que después del corto veranito que había conseguido unos días atrás debido a un inocuo cambio de maquillaje, impasse que le permitió comenzar a parar de nuevo las piezas sobre el tablero, volvió a aparecer el vendaval de la incertidumbre que se llevó puesta tanta pulcritud, ante la falta de señales más concretas y de largo aliento que la simple reconstrucción del andamiaje.
    Los Kirchner han vuelto a sentir durante la última semana cómo cruje el piso debajo de los pies, ya que tuvieron que convivir con señales externas de España y de los Estados Unidos, misiles que les llegaron desde el mundo del narcotráfico, vía la financiación de la campaña, desajustes notorios en el discurso económico entre funcionarios de primer nivel, el papelón incontrastable por la falta de control sobre Aerolíneas Argentinas, luces amarillas en relación al futuro de algunas leyes y declaraciones venenosas de Eduardo Duhalde y los opositores, pero por sobre todo de los aliados de la CGT y de varios grupos empresarios, hasta ahora más que afines al Gobierno, que han comenzado a recoger el barrilete.
    La Presidenta los ha llamado "obstáculos" y dicen en la Casa Rosada que no se van a explicitar medidas hasta saltarlos, como ocurrió en el caso del campo, para no tener que actuar contra presión, pero así son las crisis: hay cada vez menor paciencia por parte de quienes olfatean la debilidad y por eso aparecen las dificultades una detrás de otra y, si no hay respuestas, se multiplican las exigencias, en una dinámica que crece sin parar, situación que a la vez sigue debilitando a quien debe saltar las vallas y que, en el caso especial del Gobierno, debido a alta la concentración de poder, afecta a unos pocos. No es difícil conjeturar que Néstor y Cristina deben creer que todos los palos y las múltiples menciones negativas que han recibido durante los últimos días y los que amenazan caerles a partir del próximo martes, cuando comience en Miami el juicio al venezolano Antonini Wilson, son parte de un plan perfectamente orquestado por sus enemigos para terminar con ellos, debido a su compromiso con los derechos humanos o con quizás con la acción equilibradora del Estado.
    Sin embargo, y pese a que no todos los actores pretenden la misma solución, también desde una visión tan conspirativa como la que se percibe en el núcleo duro del poder, se podría especular, probablemente de modo más certero, que las motivaciones de tantas pullas tienen más que ver con una decisión generalizada que los obligue a cambiar de raíz un modelo económico inflacionario y divorciado del resto del mundo, que subsiste porque falsifica las estadísticas, no le paga a los proveedores del Estado y va más para atrás que para adelante.
    En este aspecto, al discurso oficial que esgrimió el Jefe de Gabinete, Sergio Massa sobre la fortaleza económica le faltan un par de patas para cerrar el análisis. "Díganme ustedes, si no supieran de quién se trata, si no invertirían en un país con estos números", desafió Massa al periodismo sin considerar las expectativas negativas que suscitan quienes manejan la economía, sin planes ni anclajes con los países más confiables. En general, en el exterior se cree que la Argentina puede pagar la deuda, aunque a la vez no se cree que sus autoridades quieran pagarla y éste es el matiz no menor que el jefe de los ministros soslayó: las personas y sus ideologías, casi todas en la vereda de enfrente de su visión pragmática de la política.
    Hoy, Massa está sometido a un tironeo interior entre la lealtad que siente que le debe a la Presidenta por haberlo convocado y la opinión de sus asesores, que lo ven más en Tigre que en la Casa Rosada, ya que la necesidad de defender paradas bravas lo lleva a cometer algunos errores básicos de comunicación. Si no no se entiende por qué dijo que hablar de plan antiinflacionario le sonaba a "cavallista", mientras Martín Redrado, como si fuera miembro de otro gobierno, se desgañitaba para pedir públicamente coordinación de la política fiscal y de ingresos con la pata monetaria que él maneja desde el BCRA.
    Todos estos desajustes, más la vuelta a la belicosidad de la gente del campo, cansada de las dilaciones oficiales, le han dado caldo de cultivo a los mercados para cerrar un agosto horroroso, con una permanente suba del riesgo-país, degradación de las calificaciones y hasta con el miedo del Banco de España y su recomendación para que su país, hoy con graves dificultades económicas, baje su exposición con la Argentina. El Informe español, que fue considerado de inmediato por la Presidenta casi como una afrenta inspirada en cierta presión por Aerolíneas Argentinas, ha sido en verdad el ejercicio teórico de dos aplicados economistas, casi como un juego de guerra en una mesa de arena. Las airadas manifestaciones de Cristina sobre el episodio, que explotaron en la prensa española al día siguiente de pronunciadas, se hicieron oir un mes y medio antes de tener que viajar a ese país, adonde llegará con la mochila de la prohibición impuesta a Radio Continental (Grupo Prisa) y con el vidrioso caso Marsans probablemente sin resolver. Todo un galimatías que, si termina en una expropiación, como se reitera desde la secretaría de Transporte, emparentaría al gobierno argentino una vez más con Hugo Chávez.
    En este problema, el avance del tratamiento legislativo ha dejado en claro el desmanejo que hubo por parte de los funcionarios gubernamentales a la hora de representar al Estado durante los últimos cinco años. Hoy, ese mismo Estado que no supo controlar y que le entregó a Marsans el Acta-Acuerdo firmada por un secretario y un ministro, un documento con moño y todo que le dará la oportunidad de litigar contra el país, se hará cargo alegremente de operar la compañía, tal como saldrá del Congreso la ley. Mientras Silvio Berlusconi está resolviendo el caso Alitalia con achicamiento de estructuras y aportes privados casi compulsivos, en la Argentina, y a partir de la reestatización de Aerolíneas y Austral, el Estado será dueño de cuatro empresas aerocomerciales, ya que a ambas habrá que sumarles LADE y además Lafsa, una compañía a la que mandó a volar un día Néstor Kirchner apelando a la soberanía y que hoy tiene personal a cargo de los contribuyentes, pero no aviones ni rutas, flagrante demostración de que el Estado no está preparado para manejos de este calibre.
    Otro frente externo, al menos desde la presión, se ha abierto con los Estados Unidos, aunque disimulado por el lenguaje diplomático y afable del encargado regional dentro del Departamento de Estado, Thomas Shannon. "No se engañe, faltan pocos meses para terminar la administración Bush, pero gane quien gane, desde enero todo seguirá igual con América latina. Shannon habla porque sabe cómo será el futuro, que las miradas seguirán yendo hacia otro lado y que la región sólo puede aspirar a subirse a Tratados de Libre Comercio", le dijo a Agencia DyN un analista que conoce muy bien el entramado de las relaciones bilaterales.
    El mismo personaje invitó a darle una doble lectura a ciertas frases de Shannon, por ejemplo "hay que tener paciencia estratégica", referida a que las relaciones entre los países siempre trascienden a los gobiernos, pero que dirigida a los empresarios sonó algo así como "aguanten que falta menos". Otra frase del visitante fue "es importante, al gobernar, tener la capacidad para cambiar", lo que para el analista ha tenido un solo destinatario, el gobierno argentino.
    Sin embargo, fueron aún más urticantes las palabras del embajador Earl Anthony Wayne sobre el consumo de drogas en la Argentina, quizás para que tome nota el ministro Aníbal Fernández. Para un diplomático, decir a viva voz que "compartimos la preocupación con respecto al aumento del consumo de drogas en la Argentina" y mencionar expresamente a la "sustancia altamente adictiva, conocida como paco", significa que su país cree que se consume cada vez más en los sectores más vulnerables, pese a las estadísticas que buscan minimizar la cuestión y a los planes de despenalización. Tampoco ha sonado ingenua la frase sobre "el rápido crecimiento del comercio ilegal de efedrina y otros precursores químicos", ya que en la misma no involucró a la Argentina con el verbo "compartir" sino que dijo "estamos preocupados", como si al país no le importara el tema. Esta cuestión no puede dejar de emparentarse con las muertes de un empresario ligado a este tipo de comercio, uno de los tres acribillados en General Rodríguez, y con otro que se suicidó unos días después para "evitar" que lo mataran, ya que ambos habían sido proveedores del Estado, probablemente le surtían de efedrina a una banda de narcos mexicanos y como rasgo en común tenían haber sido aportantes de efectivo para la campaña electoral de Cristina de Kirchner.
    En tren de dificultades, las que vienen pasarán por el Congreso de la Nación y en ese ámbito la Presidenta deberá decidir si pierde el invicto y la ampliación del Presupuesto 2008 que hay que autorizar antes de fin de año la ordena por un Decreto de Necesidad y Urgencia o si la envía al Legislativo para que la oposición se haga un festival. También los diputados oficialistas están pidiendo algo más de flexibilidad en la ley de movilidad jubilatoria, hasta ahora enviada bajo el antiguo método del ley a "libro cerrado" que murió con la Resolución 125, por lo que Agustín Rossi deberá explicar los problemas que tiene para avanzar al respecto.
    Por último, el 15 de septiembre deberá enviarse el Presupuesto 2009 y ya ha trascendido que se está trabajando con una hipótesis de crecimiento algo más realista de 4 por ciento y con una inflación inferior al 8%. Y ver qué se hace con la Ley de Emergencia Económica, una herramienta que se usó cuando no había emergencia para manejar fondos directamente desde el Ejecutivo y que ahora, cuando parecen volver los problemas, la oposición se ha juramentado en decir que "no pasará".

 

Hugo Grimaldi

 

0 comentarios Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme