¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Un país que juega al cero a cero

9
2051
OBJETIVO: ZAFAR
OBJETIVO: ZAFAR

Si usted se pasa 25 años viajando en el Ferrocarril Sarmiento como ganado, y de repente le dan un Fiat 600 del ´67, para usted será un lujo asiático. Un vehículo incomparablemente confortable, de envidiable aerodinámica y sedoso desplazamiento.

 

Que le empiece a hervir el agua del radiador cuando la temperatura ambiente supera los 20 grados o que cada 200 kms se le rompan manchón y pallier corto serán apenas descartables contratiempos fácilmente subsanables: si se mueve ya es euforia.

Si usted es hincha de un equipo del ascenso que durante años jamás le entregó un juego virtuoso, ni una sucesión de triunfos ni el placer de disfrutar de notables futbolistas, la idea de un cero a cero de visitante, cuanto menos, le apaciguará su sábado.

La perspectiva de no irse al descenso será un económico bálsamo para quien se tutea con la derrota y trata respetuosamente “de usted” al siempre esporádico triunfo. Ver un taquito se cataloga como evento orgásmico.

Hace ya mucho tiempo que en la Argentina se ha instalado y enseñoreado el verbo "zafar".

Y zafar es vivir tratando de no perder tan seguido. Zafar es tratar de empatar, zafar es jugar al cero a cero.

Uno zafa en el trabajo tratando de pasarla tranqui y poder usar el Facebook, zafa en el colegio buscando la nota mínima para aprobar, zafa de las responsabilidades total siempre las va a asumir algún otro y zafa en el congreso presentando algún proyectito para que el 19 de Julio, cumpleaños de René Orlando Houseman, sea declarado el día nacional del wing derecho.

Lo que le ocurre a la gente con la política y con los políticos no escapa a estas generalidades.

Todo el que gobierne pretenderá, invariablemente, ser fundacional....porque en la Argentina pavimentar dos cuadras ya es ser fundacional. Pero somos fundacionales igualando para abajo.

Con presidentes que pretenden instalar un tercer movimiento histórico, aviones que saldrán a la estratósfera para alcanzar en dos horas el Japón, con discursos plenos de ideología revolucionaria setentista ante la mirada de maestras jardineras que sacan fotos con el celular, o con históricas reivindicaciones nacionales y populares declamadas al reinaugurar una pileta en Ezeiza con el aplauso del bañero….

Emocionados y vibrantes discursos contra la burguesía capitalista, pronunciados por burgueses capitalistas….(¿?) La gente mira, alguno aplaude, otro bosteza, y un cana le manda mensajes de texto a su cuñada que está bastante buena.

Con los que aspiran a gobernarnos que se alían pero se divorcian antes de consumar, con la gran esperanza nacional y la mayor imagen positiva puesta en un tipo que en los últimos 5 años solamente abrió la boca para decir “que la candidatura se la recontrametan en el recontraculo” (notable pieza de oratoria, hay que admitirlo), con legisladores que saltan de partido en partido como si la convicción política fuera directamente proporcional a la accesibilidad de fueros, con el dudoso orgullo de haber inventado al diputrucho y al “candidato testaferro”, impostor electoral nacional y popular que pone la cara y pide el voto para que asuma otro….con una justicia que avala burlas como esa, lo que habilitaría a que alguna lista presente como candidato a diputado o senador a Fidel Castro o a Chuck Norris con el domicilio truchado en el DNI, total va a terminar asumiendo la pelirroja amante de algún intendente del conurbano bonaerense…

Con diputadas que ponen bidones de agua en los boliches para que los chicos no gasten en botellas luego de tomar tanta droga, motociclistas identificados con extrañas indumentarias fluorescentes para diferenciarlos de los ladrones y asesinos, gobernadores que se enorgullecen de sus logros en la lucha contra la inseguridad al asistir a los velorios de la víctimas, con mil quinientos medios de comunicación que investigan, desarrollan y se ganan el sánguche cotidiano gracias al programa de TV de un señor que les paga a algunas señoritas para que muestren el culo......

Dígame la verdad: si no fuera que se trata de nosotros, ¿no sería patético?

Cuando 10 años dentro del siglo XXI escuchamos a una diputada de la nación diciendo "Les pido huevos, compañeros, huevos y a triunfar" (¿?) se patentizan las carencias que supimos conseguir y la involución cronológica de un país que se acerca peligrosamente a 1974.

Cuando todas y cada una de las exteriorizaciones de más de 5 argentinos juntos inevitablemente confluye en saltitos y cantitos de hinchada de fútbol se está mostrando una irremediable vocación de colectivo amorfo.

“Colectivo” es una palabreja que está de moda, ahora todo es un colectivo, ¿vió?

¿Se dio cuenta de que, hasta cuando estamos protestando terriblemente enojados nos abrazamos y cantamos saltando? La alegría no es solo brasileña, Petrobrás sí.

Es que la patria tribunera puede más que unos cuantos y esos cuantos se resignan fácilmente.

Mientras tanto allá afuera hay un mundo y pasan cosas, y ese mundo y esas cosas nos quedan cada vez más lejos, nos resultan cada vez más ajenos y nos miran cada vez con menor respeto, ya que no con piedad.

Lo que hace 35 años se llamaba Madrid hoy se llama Montevideo...no sé si me interpretáis lo que os quiero significar, botija….

Alguna vez dijimos que lo que la gente quisiera es vivir como la gente, y uno se pregunta, ¿es acaso tan difícil hacer una sociedad que medianamente funcione?

Si el trabalenguas traba lenguas y el asesino te asesina, ¿por qué la Argentina en casi 30 años de democracia aún no se puede regalar diez ciudades importantes con muy baja criminalidad, amplia oferta de trabajo bien pago, adecuada calidad de vida y alto respeto al ciudadano?

A 6 millones de indigentes que amarían poder tener un inodoro les proponemos “la revolución del proletariado” en un panfleto amarillento escrito en 1959... ¡¡Pará flaco, bajá a tierra, no les interesa la reforma agraria y al Che lo sacan de cara por las remeritas, solo quieren cagar decentemente!!

No les arruinaron la vida "los grandes latifundios que sojuzgan y postergan al lumpenaje".....¡fue simplemente por la que se afanaron y se siguen afanando todos!

Parafraseando a Billy Lewinsky….No es un tema ideológico: ¡es la corrupción, estúpido!

Dijo una vez un presidente que el año 2000 nos encontraría unidos o dominados....la realidad es que el 2010 nos encuentra tan argentinos como siempre: Narcotizados ....mintiéndonos como toda la vida, discurseando por izquierda para repartir por derecha , estafándonos entre nosotros, jugando al cero a cero y, lo peor de todo, acostumbrados.

 

Fabián Ferrante

 
 

9 comentarios Dejá tu comentario

  1. Decia un filosofo chascomunense: "En Argentina nos tenemos que calzar los botines y empezar a patear traseros". Fabian, en un punto discrepo con Ud.: considero que una declaracion mas apropiada es: "Es la responsabilidad, estupido". Saludos atentos a Fabian y a los lectores

  2. Muy bueno Acabás de marcar la diferencia, dual, que existe entre: 1) "La construcción del relato" 2) "La Realidad" Quedará en el pueblo argentino elegir entre una y otra

  3. ¿Acostumbrados? NO, para nada. Respetuosos del orden establecido en una republica estamos esperando el momento de volver a votar para seguir limpiando la basura. Justamente se trata de no protestar saltando en una tribuna. Se trata de identificar lo que nos hace mal y quitarlo. Claro, para eso hay que informarse, comprometerse, ocuparse. No dejar que un señor que pone culos en la pantalla nos diga lo que tenemos que votar. Ya mejoramos un poco el legislativo, ahora vamos por el ejecutivo. No se acostumbre, solo tenga paciencia.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

¿Qué nos pasa a los argentinos?

Reflexionando acerca de lo que nos pasa, rememoraba ese latiguillo “No te quejes de lo que pasa si lo dejas pasar”, con el que finalizaba mis programa de radio Soluciones, hoy ya no emitido debido a las dificultades que implicaba tener ese medio de comunicación. Me pregunto...