¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Las medidas que podrían evitar los robos a bancos y no se aplican

5
1873
UNA VERDAD DE PEROGRULLO
UNA VERDAD DE PEROGRULLO

La tarde del martes nos sorprendió con un asalto de ribetes cinematográficos: una banda compuesta por lo menos por diez personas, llevó una acción que dividiremos en dos modalidades delictivas. El primer punto de análisis surge del lugar de los hechos, la mecánica de robo, basada principalmente en la entrada con una llave desde el lobby del los cajeros a el interior de la entidad. Ese es el primer grave error del BCRA, que permite que nada más que un blindex separe a los cajeros automáticos ATM de la entrada a la sucursal propiamente dicha en momentos en que se encuentra haciendo el arqueo diario con el tesoro y la totalidad de los buzones de cajeros físicos abiertos.

 

En segundo lugar, se habla de las maniobras distractoras, las que a juicio de cualquier persona razonable no sirven para el propósito al cual se direccionaron.

 En primer lugar, un auto incendiado moviliza a los bomberos de la Policía Federal y a lo sumo uno o dos móviles que remite el comando de apoyo; el mismo criterio se debe aplicar para la amenaza de la casa de comidas y el cajero del Supervielle.

La Policía Federal posee distintos cuerpos de apoyo y cronogramas de colaboración entre comisarias, manejados todos ellos por el Comando Radioeléctrico. De hecho, obsérvese cuando dos delincuentes en modalidad de arrebato en las cercanías del Banco Galicia siniestrado son detenidos y trasladados por un móvil de la Cría 1º en jurisdicción de la 3º donde se produjo el hecho.

 La concentración y cantidad de móviles de servicio circulando en un espacio reducido comparable a un partido grande de la Provincia de Buenos Aires, hace que un trabajo de este tipo se transforme en inútil, dándonos que pensar que la banda que perpetro este hecho tiene mucha película y poca objetividad en la realización de sus actos.

Lo que no se pueden negar, es que han sabido aprovechar la falta de inteligencia de los encargados de aprobar los diseños de las entidades bancarias (BCRA), que en pro del lucimiento comercial —o vaya a saber qué interés—, han ido día a día degradando las condiciones de seguridad de los bancos, haciéndolos atractivos visualmente, pero cada día más inseguros.

Nadie piensa que, si se muestra demasiado, se propicia que las cosas ocurran; me remito al ejemplo de Carolina Píparo.

Hay que ser claros y concretos en un punto, y es que a mayor expuesto mayor probabilidad que el siniestro ocurra; de hecho, son muchos los bancos que, como el Provincia de Belgrano, no están construidos de acuerdo a lo normado. Y estas circunstancias se terminan pagando con vidas humanas que es el único bien que no se puede reponer y que gracias a Dios en esta oportunidad nos evitamos sufrir.

¿Cuántas veces deberemos pedir a las autoridades que extremen las medidas de seguridad en el exterior de las sucursales? ¿Cuántas veces hay que pedir que se instalen los bloqueadores de celulares que hasta hoy brillan en muchas de las entidades por su ausencia?

De nada sirve en seguridad ir detrás de los problemas: la prevención es más del 75% del combate ganado y así lo reflejan los estudios internacionales en la materia.

 

Alberto Weckesser

 

5 comentarios Dejá tu comentario

  1. Yo les agrego una medida más: que cada persona que pisa el banco sea registrada presentando su DNI y sacandose una linda fotito al ingresar al banco, no es la gran medida pero ayudaría a reconocer quienes están en el banco.

  2. Por mi experiencia de haber trabajo en Bancos por muchos años, hay sin duda entregadores por parte del personal. Tenían el dato que el tesoro exactamente a esa hora estaba abierto. Fue demasiado fácil. El custodio de la sucursal? estaría tomando mate "es un clásico"

  3. Para un banco en zona céntrica, con cámaras de video, es absolutamente inverosímil que con tanta patrulla dando vueltas no hubiese llegado ninguna al banco. Salvo que esas cámaras no estén siendo monitoreadas por ningún servicio de vigilancia. Es extraño, las de las calles están monitoreadas y las de un banco no? En cuanto a los blindex, es totalmente cierto. Un banco protegido por cristales, es de una fragilidad suprema. Una cerradura de doble paleta pegada a un cristal, no es ninguna garantía. Una maza de mano arrojada contra un cristal templado pasa del otro lado. En esa situación un agente de policía de consigna corre peligro, tanto o más que el personal que está en el interior del banco. Después de las 15 hs. el banco es un lugar peligroso, los empleados cargando los cajeros con algunos clientes adentro y con una protección de cristal. Todo mal. Servido en bandeja para los delincuentes.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Los errores del Banco Provincia que permitieron el robo

Cuando uno observa lo ocurrido en el Banco Provincia, hay que decir que, antes que nada, hubo gravísimas fallas por parte del banco. Al menos, según lo reglamentado en la RUNOR 33 y accesorias reglamentaciones de seguridad emanadas por el Banco Central de la República...