¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Investigación AMIA

0
3379
LA CAMIONETA DE LA TRIPLE INFAMIA
LA CAMIONETA DE LA TRIPLE INFAMIA

El 28 de agosto de 2002, Ámbito Financiero largó una noticia bomba: “Fue esclarecido el atentado a la AMIA”. Semejante revelación, por su contundencia luego de ocho años de encubrimiento y desaciertos adrede, no pasó desapercibida por aquellos que venían siguiendo de cerca la involución de la masacre de la calle Pasteur. Uno de ellos fue el escritor y periodista Juan José Salinas, quien se hizo una panzada ante tamaño dislate:

 

“De acuerdo al diario del Pelado Ramos -que no precisa fuente alguna- luego de ocho años, el atentado contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina ha sido esclarecido totalmente gracias a datos proporcionados por la CIA.

La breve nota no aclara si la CIA ya pudo establecer que el cerebro del ataque fue Sadam Hussein, Osama ben Laden o ambos.

A continuación, la "noticia" publicada por Ámbito Financiero, también incluida  en sus diarios vinculados de Neuquén y Córdoba.”

-“Este diario pudo conocer anoche que después de 8 años desde que ocurriera estaría esclarecido el atentado a la AMIA ocurrido el 18 de julio de 1994 y costara la inmolación de 86 personas”.

 “Los muertos fueron 85 y no 86, como se sabe desde hace dos años, cuando se descubrió que un avispado había cobrado la indemnización por su muerte sin que el juzgado de Galeano se diera cuenta”.

-“No ingresaron aun las pruebas a la vía judicial pero eso sería inminente pero, según pudo saber este diario, hasta se conoce el nombre del inmolado en la camioneta que estalló frente al edificio y se cree que sería el jefe del operativo, aunque no su cerebro”.

“En todo caso está claro que no podría ser el cerebro de la retirada. El párrafo da como comprobada la existencia de un chofer suicida cuando ni siquiera ha podido comprobarse la existencia de una Trafic-bomba y los técnicos de la Policía Federal aclararon que no pueden establecer que haya habido kamikaze, ya que el grumo de sangre que les dieron estaba seco y no se le podía extraer el ADN”.

-“El chofer que condujo la camioneta «Traffic» y la hizo estallar a las 9:53 de la mañana frente al edificio de la AMIA en Pasteur 633 es de origen libanés e integraría una célula terrorista -formada básicamente por familiares-  que dependía de Hezbollah. Este se autoproclama Partido de Dios”.

 “Era una célula compuesta básicamente por los miembros de una familia libanesa cuyos integrantes pertenecían al Hezbollah libanés, que vinieron a la Argentina en plan "turismo de aventuras" sin que nadie los haya detectado, ni al entrar, ni al salir”.

-“(Hezbollah) es un agrupamiento político-militar que tiene representantes en el parlamento del Líbano y posee milicias armadas para acciones terroristas contra vidas e intereses judíos. Ha actuado y actúa en permanentes u numerosos sangrientos atentados”.

 “La crónica omite que jamás Hezbollah ha reivindicado acción militar o terrorista alguna fuera de Medio Oriente. Carlos Menem tendría que explicar por qué estrechó las manos de los ocho diputados de Hezbollah en el Parlamento de Beirut cuando -el único viaje de un presidente argentino al Líbano en toda la historia- en febrero de 1998 visitó el país”.

-“El autor material y cómplices llegaron de un valle, precisamente del Líbano, donde Hezbollah prepara militantes fundamentalistas para operaciones como la realizada en Buenos Aires”.

 “Se refiere obviamente al Valle de la Bekaá, ocupado por decenas de miles de efectivos del ejército sirio, cuyo jefe de Hezbollah era en 1994 el jeque Sobhi T'feili, primo del médico presidencial y socio en el tráfico de armas y drogas tanto de Monzer al Kassar como de Rifat al Assad, hermano del entonces líder sirio, Hafez al Assad”.

-“Todos los miembros ingresaron por la llamada «Triple Frontera», que forman Ciudad del Este(en Paraguay),Foz de Iguazú(del lado de Brasil) y Puerto Iguazú (del lado argentino)”.

“Dicho de otro modo: no hubo entre los atacantes argentinos ni árabes residentes en Argentina”.

-“Se conocen identidades de otros miembros, se identificaron las comunicaciones con distintos contactos una vez en Buenos Aires y entre sí.

La investigación fue realizada en estrecha colaboración con organismos del exterior, principalmente la CIA norteamericana, y se aceleró en los últimos meses a partir de hechos que aun no trascendieron.

No quedarían dudas de al menos dos circunstancias”:

¿Cómo no quedarían? ¿Qué es esa mariconada? ¿No era que el atentado estaba esclarecido?

 “-a) Intervinieron como contactos locales diplomáticos de Irán.

-b) El grupo de policías argentinos intervinientes lo hizo dentro de su habitualidad en hechos delictivos que consistía en ganar dinero al revender vehículos «mellizos», o sea adulterados pero nunca supo ni sospechó que la venta o alquiler de la «Traffic» iba a ser para tremendo atentado fundamentalista con tantas víctimas, aunque conocía que sería usado el vehículo para algún hecho delictivo no especificado por la clandestinidad con que fue pedida y lograda”.

“Es decir, que los policías son inocentes. No sólo los bonaerenses que están siendo juzgados, sino TODOS los policías, incluidos los federales que encubrieron a los asesinos. Es que, pobres, lo habrían hecho por puro automatismo, sin pensar ni albergar segundas intenciones. No sé qué haríamos sin la información de la CIA”.  

“-De lo que pudo saberse surge la ironía de que este esclarecimiento corresponde a la primera versión y pista que se siguió apenas producido el atentado pero que luego fue abandonada, eventualmente por falta de pruebas que ahora se consiguieron o porque deliberadamente se desvió la investigación de ese camino firme que se había iniciado y que apuntaba bien a Hezbollah e Irán”.

“La primera pista (allanamiento del mismo 18 de julio) apuntó a Siria y a Yalal Nacrach, sobrino de Emir Yoma y sobrino político de Menem. Al día siguiente se allanó la oficina de un cuñado, también sirio, de Tfeli, y de su hermano, ambos íntimos de Emir Yoma. Lo más significativo es que la DAIA, tanto a través de su presidente como de la Dra. Nercellas -veterana abogada de Beraja y abogada de hecho del juez Galeano en el juicio oral que se sustancia en los sótanos de Comodoro Py- salieron a declamar que esta indigerible especie les parece plausible (el abogado de la AMIA no lo hizo)”.

 

Una mentira con cuatro ruedas

Esta “mariconada”, como magistralmente la definió Salinas, fue un producto muy argento. Pues el entonces jefe de la SIDE de Duhalde, Miguel Ángel Toma, y su ladero Jaime Stiusso, elaboraron el ahora famoso Informe Final de la SIDE, donde como se mencionó arriba, se daba por cerrada la investigación al atentado de marras. Para babeo a dúo de EEUU e Israel, se apuntaba sin hesitar a Irán como partícipe necesario de la voladura a la mutual judía. Reivindicando la semiplena prueba, y la espantosa gestión del juez federal del sandwichito Juan José Galeano, reaparece la Trafic virtual con el enturbantado conductor suicida al comando. La parrafada de Nicolasa Romero, asesorada gentilmente por serviciales expertos, fue la piedra fundamental del guión montado desde adentro para allende el Atlántico.

Luego se agregarían otros condimentos a la ensalada, como la necesaria participación de Bin-Laden y su golem Al Qaeda y el apoyo implícito de Saddam Hussein. De este modo completado el cuadro, la tragedia de un crimen de masas quedaba reducido a un guión malo de filme clase Z. Hoy, a diez días de cumplido el décimo aniversario, la prensa autodenominada seria hace cola para pasearse en la inexistente camioneta-bomba.

Tanto como James Neilson, Raúl Kollmann, Eduardo van der Koy, Daniel Santoro, Gerardo Young y siguen las firmas, se han embanderado en el juego histérico de convencer desde el absurdo. Esto es, que duda cabe, que la única verdad es la aceptación a rajatabla del cuento persa del binomio Toma-Stiusso. Fuera de eso, la pista siria es tildada de delirante e inaceptable, así como la implicancia de Carlos Menem en el genocidio de Once es puesta en duda flagrante, como también el lavado de dinero proveniente del narcotráfico que hizo su agosto en la década del 90.

Así, abrazando sin intermediarios al enemigo declarado de Washington y Tel Aviv, eventualmente Argentina es invitada a formar parte del entuerto occidental contra la jihad fundamentalista. Pero lo que es peor, y de eso no se habla, en los riesgos reales de digerir una política temeraria sin sentido. Porque, no hay duda de ello, en ocasiones es inútil pegar un volantazo cuando la pared de la realidad está a veinte centímetros. 

COMPARTIR
Artículo Previo LOS SOFISTAS Y LOS MEDIOS BOLUDOS
Artículo Siguiente Yo, Aníbal
Armin Vans
También en
 

0 comentarios Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme