20/01/2017 | Actualidad


La educación que supimos destruir

LOS NÚMEROS NO MIENTEN

La educación que supimos destruir

El primer censo nacional lo realizó Domingo F. Sarmiento en el año 1869. Habitantes: 1.830.000. Analfabetos 87 por ciento. Un desastre.

Al conocer el resultado, Sarmiento reunió a su gabinete de ministros y les anunció: “Sres. ministros: Ante los primeros datos del censo, voy a proclamar mi primera política de Estado para un siglo: escuelas...escuelas...escuelas...”.

La educación fue una prioridad desde 1869 hasta 1960, aunque es posible que este último censo positivo, tenga mucho más de efecto de arrastre de la tendencia anterior que de mérito propio.

Lo cierto es que vemos que entre censo y censo la población se duplicaba y el analfabetismo bajaba a la mitad, mientras que el número de escuelas y de alumnos crecía en forma exponencial.

Desde 1869 hasta 1947 la población aumentó casi 10 veces y a pesar de semejante crecimiento (principalmente inmigrantes analfabetos) el analfabetismo bajó de 77 al 13%.

De tal modo, que en 80 años pasamos de ser un puñado de bárbaros esparcidos en esta tierra, a convertirnos en un país modelo en alfabetización, crecimiento y organización.

Luego del censo de 1947, el crecimiento de la población disminuyó en forma llamativa y el ritmo de alfabetización también se aplanó. Esto fue debido a que los inmigrantes dejaron de elegir la argentina como un destino deseable y nuestras estadísticas dibujaron una meseta. Todo esto coincide con cambios políticos significativos en nuestro país.

Hasta mediados del siglo XX, el alfabeto, el saber leer y escribir, era esencial para la comunicación y el aprendizaje. Hacia fines del siglo XX, los avances tecnológicos redefinieron el concepto de analfabeto. En la era de la globalización, de la informática y del internet, ya no alcanza con saber leer y escribir, es imprescindible saber inglés y computación.

Hace 50 años alguien podría haber dicho “aunque no sepa leer ni escribir puedo comunicarme y aprender en forma oral”; este concepto mediocre se puede trasladar a la actualidad diciendo “aunque no sepa ingles ni computación puedo comunicarme y aprender con papel y lápiz”.

Sarmiento y los presidentes que lo siguieron, comprendieron cual era el problema del analfabetismo de entonces. No lo ocultaron, no buscaron justificativos ni culpables en el prójimo. Aceptaron la realidad y se dispusieron a cambiarla. No pretendieron ocultarla y mucho menos falsearla e intentar engañar a propios y extraños.

En el presente, la expulsión de la Argentina (por tramposa) del último examen Pisa; es la expresión máxima de una conducta y una política que comenzó con Alfonsín y el 2° Congreso Pedagógico.

Nos creímos la mentira de que "Con la democracia se cura, se come y se educa". En realidad EN democracia se cura, se come y se educa, pero todo ello se hace con esfuerzo, con dedicación, con valores, con excelencia y ansias de superación, sin eufemismos ni facilismo.

Ante la dura realidad, Sarmiento y su generación tuvo el coraje y la determinación de estimular el esfuerzo e imponer la educación laica y obligatoria; en aquel tiempo era el único camino que existía para transformarnos en una sociedad moderna y para que todos tuviesen la posibilidad de alcanzar un futuro mejor.

Desde el regreso de la democracia en 1983, sólo buscamos terceros culpables de nuestros fracasos, apelamos a justificaciones infantiles y resentidas, y promovemos el facilismo, el igualitarismo y la demagogia. No hay aplazados ni sobresalientes, no hay mérito ni demérito, sólo una hipócrita indulgencia, una propensión a los amiguismos y sobre todo una profunda mediocridad.

Al despedir los restos de Sarmiento, Carlos Pellegrini dijo: “Se va el cerebro más poderoso que haya producido América”. No nos asustemos de la humillante eliminación del examen Pisa. Asumamos el desafío con madurez, responsabilidad y compromiso. Ningún Sarmiento vendrá a rescatarnos, el futuro de tus hijos y de nuestra patria está en nuestras manos.

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

Pablo
20 de Enero de 2017

La provincia de Buenos Aires es el ejemplo perfecto.
30 años de peronismo ininterrumpido. Los chicos ya no saben ni hablar.

Los radicales también tuvieron alguna reforma educativa por ahí y los zurditos siempre intentando nivelar para abajo.

Todavía hoy siguen pidiendo que se ingrese a la facultad de medicina sin examen previo porque eso es "discriminar" jajaja

Pero todo tiene una explicación. Sin educación es más fácil manejar a las masas. Es más fácil venderles un relato como el kirchnerista o el peronista en general, que los mantiene en la pobreza pero le dan migajas y se creen que eso es progresar.

Los zurdos también fomentan la ignorancia , solo un ignorante puede adherir a semejante ideología retrógrada y antipatria en el siglo 21.

Los narcos también se nutren de esa falta de educación para tener más clientes y manos de obra.

Es parte de la forma de destruir la sociedad. El foro de san pablo, los zafaronis y verbiskys varios contentos.

Pablo
20 de Enero de 2017

Por cierto: excelente nota!

La reforma educativa de Duhalde también fue un desastre malintencionado. Eliminar las amonestaciones y eliminar repetir el, aberrante!

Pero todo tiene una intención. Por eso el kakismo sobrevivió 12 años y todavía existe el peronismo y el zurdaje.

Federico
20 de Enero de 2017

Sarmiento! El mismo hijo de puta que se refería a los gauchos como bípedos salvajes cuya sangre sólo era útil para abonar la tierra? El que festejaba la muerte a lanzazos de un hombre desarmado? El que ordenaba fusilar y degollar a los prisioneros tomados en las batallas? Escupiria sobre su tumba!

manuel
20 de Enero de 2017

Federico. Antes de escupir fijate que , gracias a sus políticas educativas, vos pudiste escribir ese comentario estúpido que hiciste. Obviamente no aprendiste a interpretar hechos históricos en su contexto.

Federico
20 de Enero de 2017




Fue un renegado social. Renegó de su sangre, de su patria y de su raza. Para Sarmiento los Argentinos son "una dañosa amalgama de razas incapaces e inadecuada para la civilización" (Sarmiento, Obras completas. Ed Belin Hnos. Parias 1909)

Pehuén Curá
20 de Enero de 2017

Federico, limpiate la boca para hablar de SARMIENTO, todavía no se dio cuplimiento a sus deseso "UNA ESCUELA EN CADA ESQUINA, PORQUE AL ARGENTINO PRIMERO HAY QUE ENSEÑARLE A LEER Y ESCRIBIR Y LUEGO QUE TENGA RACIOCINIO" Tampoco a MARIANO MORENO "SI LOS PUEBLOS NO SE ILUSTRAN" No hay que insultar, ya quisiera verte a vos en esa época a ver que hacias contra un malón y sin las armas que vos crees que había porque hoy las hay. LANZA, CUCHILLO Y CORAJE, eso había y con eso y a caballo se hizo lo que hoy han destruido PATRIA.

roberto.servente
20 de Enero de 2017

Federico, todavía vivimos de los restos de las obras de aquellas gentes. La gente olvida, que fue aquella generación de hombres que alrededor del 1900 puso a Argentina entre las 4° o 6° economía del mundo. No compres relatos de la izquierda, si los gauchos de entonces eran como los guachiturros de ahora, posiblemente lo tenían merecido (si es verdad lo que decís) ¿o te pensás que San Martín cruzó los andes pidiendo permiso y tirando flores a su paso como un pacifista hindú?.

Peronismo = Delincuencia
20 de Enero de 2017

Sarmiento pensaba como se pensaba en su época. Hoy tendría una visión mucho más abierta al mundo y del exterminio de gauchos e indios estaría promoviendo y con mucha razón y justicia el extermino de peronchos.

Pablo
20 de Enero de 2017

FEDERICO
Visto el resultado de la argentina hasta hoy, un pais con todos los recursos imaginables, todos los climas, mar, llanura, montaña, agua, rios, ganado.... Sarmiento NO PUDO SER MAS LUCIDO. EXACTAMENTE LO QUE DIJO ES LO QUE SOMOS HOY.

miguelito
20 de Enero de 2017

Federico: no tenés la menor idea de lo que quiso hacer Sarmiento.

Claro, si repetís sin cuestionar las estupideces de PakaPaka y las sandeces que le hacían decir al morenito Zamba...puedo entenderte, pero es muy interesante ver cómo el sistema que diseñó Sarmiento fue ejemplo para toda América.

La Ley Federal de Educación fue la aberración educativa más grande que tuvo la Argentina. No solo gracias a Menem, sino al gran hipócrita argentino llamado Eduardo Alberto Duhalde, gobernador de la provincia de Buenos Aires por aquéllos años.

Gracias a la monstruosa implementación de esa monstruosidad llamada LFE (por otra parte, recomendada por el Banco Mundial para quien no lo sepa), la educación argentina comenzó a caer en picada. Eso sí, con más matrícula educativa que antes.

Con lo cual hubo mayor retención a costa de una pronunciada baja en la calidad educativa.

Cuando vas a cualquier parte del conurbano bonaerense y cualquier persona te habla modulando como si proveniera de una villa...ahí tenés la respuesta.

Desde luego, Duhalde más tarde se mandó más y más macanas. Una de ellas, habilitar a quien lo sucedió en el cargo. No fue la única ni la peor.

Argentina no vale la pena. Esto se votó y la gente lo hizo.

Federico
20 de Enero de 2017

Manuel, todavía crees que Sarmiento tuvo alguna política educativa. El que no interpreta hechos históricos sos vos entonces

Federico
20 de Enero de 2017

A pehuen Cura: no estaba hablando de los enfrentamientos contra mamones. hablaba de la política de sometimiento por parte de Buenos Aires vsobre las provincias del interior llevadas a cabo por Sarmiento, Mitre y todos los otros unitarios vendepatria

Federico
20 de Enero de 2017

Roberto servente. No compro relatos y mucho menos de la izquierda. Los gauchos federales no tienen absolutamente nada que ver con los Wachiturros. Lea al Martín Fierro, y la vida del Chacho Peñaloza también escrita por José Hernández y se dará cuenta de la mescolanza que hace.

Federico
21 de Enero de 2017

Pablo, hablá por vos mismo

Federico
21 de Enero de 2017

Miguelito! Miguelito! Hablás sin tener la más puta idea de en qué me baso para decir lo que dije. Me decís lo que quiso" hacer y yo te hablo de "lo que realmente hizo"!

Bajo mi ministerio – dice Avellaneda – se dobló en número de los colegios, se fundaron las bibliotecas populares, los grandes establecimientos científicos como el Observatorio, se dio plan y organización a los sistemas escolares, y provincias que encontré como La Rioja sin una escuela pública llevaron tres mil o cuatro mil alumnos... Es la página de honor de mi vida pública y la única a cuyo pie quiero consignar mi nombre. ¿Cuál fue la intervención del señor Sarmiento en estos trabajos, que absorbieron mi vida por entero durante cinco años? El nombre del señor Sarmiento al frente del gobierno era por sí solo una dirección dada a las ideas y ala opinión en favor de la educación popular; su firma al pie de los decretos era una autoridad que daba prestigio a mis actos. Su intervención se redujo, sin embargo, a esta acción moral. Supo el señor Sarmiento que había bibliotecas populares y una ley nacional que las fundaba cuando habían aparecido los primeros volúmenes del Boletín de las Bibliotecas, y éstas convertídose en una pasión pública. El señor Sarmiento no se dio cuenta de la ley de subvenciones y de su mecanismo sino en los últimos meses de su gobierno. Esto es todo y es la verdad". ( Nicolás Avellaneda, Escritos y discursos, VIII, 397. ) (El Apunte de Avellaneda no estaba destinado a la publicidad; es un desahogo íntimo de quien ve a otro atribuirse un mérito propio)

"En Buenos Aires solo logré fundar dos escuelas" (Carta a M. Mann, 15/5/1866).

"De treinta jóvenes que era la dotación de la Escuela de Preceptores que dirigía en Chile, veintiocho fueron expulsados" (El Monitor, 15/8/1852).

"En Santa Rosa de Chile fui real maestro de escuela, no habiéndolo sido antes ni después" (8/4/1884) .

"En la ciudad de Buenos Aires se han construido solo dos edificios de escuelas en estos veinte años (de 1858 a 1878). Mientras tanto no se intenta nada. En la única escuela normal de varones el 95% son ineptos; el 30% debió ser expulsado, y el resto solo concurre por el aliciente del viático con que se premia su asistencia a clase. De las dos escuelas normales de mujeres se debió suprimir una" (Informe de 1878).

Tampoco quiere a los universitarios:"Si algo habría de hacer por el interés publico seria tratar de contener el desarrollo de las universidades... En las ciudades argentinas se han acumulado jóvenes que salen de las universidades y se han visto en todas las perturbaciones electorales... Son jóvenes que necesitan coligarse en algo porque se han inutilizado para el comercio y la industria. La apelación de ´Doctor´ contribuye a pervertirles el juicio... El proyecto de anexar colegios nacionales a la universidad es ruinoso y malo, pues contribuirá a perturbar las cabezas de los estudiantes secundarios e inutilizarlas para la vida real que no es la de las universidades ni de los doctores. La educación universitaria no interesa a la nación ni interesa a la comunidad del país... Generalmente en todo el mundo las universidades son realmente libres. Nada tiene que ver ni el estado ni nadie con las universidades" (Senado Nacional, 27/7/1878 y 19/9/1878)
Eso es para que un tipo prejuicioso como vos cierres la jeta antes de escribir pelotudeces


21 de Enero de 2017

De esto no se habla: vean cuales son las provincias, ciudades y distritos con mayores problemas educativos: Sí! las historicamente peronistas! es obvio que odian la educacion. Sarmiento puede haber construido una cultura del estudio, pero el PJ la destruyó; ellos exaltan la pobreza, la miseria, la ignorancia como "virtudes del pueblo humilde".

Miguelito
21 de Enero de 2017

Che, Federico...deja de ver PakaPaka versión Zamba, porque te estás olvidando de otros datos importantes. No creo que tu olvido sea casual.

Te comento porque lo he visto, nadie me lo ha contado, que las ideas de Sarmiento mo solo terminan en Chile, sino que existen establecimientos educativos con su nombre en toda Latinoamérica. In caso que he visto en persona es de al menos un establecimiento educativo que lleva su nombre en Managua (Nicaragua). Tal vez te quedes con lo anecdótico y el argumento televisivo de bajo alcance, pero el Gobierno chileno le paga a Sarmiento para estudiar los sistemas educativos europeos y norteamericanos.



Por otra parte, intencionalmente, ocultas que Avellaneda y Sarmiento tenían ideas opuestas.

Y por sobre todas las cosas, la intención de educar es una estrategia para terminar con el caudillaje del interior del pais.

Federico: si vas a poner frases de quienes se opusieron a Sarmiento, todo bien. El tema es que Sarmiento entró en la historia argentina.

A pesar de tu oposición obstinada hacia el cuyano alborotador.

Federico
22 de Enero de 2017

Miguelito, seguís con el prejuicio y ni siquiera me preguntas de dónde saqué lo que posteé. Que en Chile, país anglofilo, le pagara a Sarmiento sería algo lógico. Qué escuelas de Latinoamérica lleven su nombre también. Acá está lleno de establecimientos públicos y privados, calles, etc. De gente que fueron nefastos para el país. Eso es porque el liberalismo finalmente se impuso.
No tenés ni la menor idea del reclamo de los caudillos del interior. Sarmiento quería la primacía de Buenos Aires a expensas del interior del país.
Leíste muy mal lo que posteé sobre Avellaneda. Volvé a leer.
Yo soy cuyano puesto que soy de San Luis.
Entró en la historia y vos pretendés sostener la mentira de Sarmiento como prócer.

Nemesio
22 de Enero de 2017

Mientras los docentes mantengan a Baradel, estamos en el horno. Un tio que ni es maestro, ni es docente ni es educador.
Es un vivillo que encontro su lugar, desde donde elucubrar componendas y mantener a la gente en estado robotico....

roberto servente
22 de Enero de 2017

Federico, no confundas al escritor José Hernandez con Martín Fierro, leí Martín Fierro en la escuela secundaria hace 40 años. Importan los hechos. Sarmiento murió en la pobreza, con solo ese dato ya le doy crédito. Le dás más crédito a CFK?

Federico
22 de Enero de 2017

Roberto, no lo confundí en ningún momento. Dije que José Hernández, además del Martín Fierro, también escribió Vida del Chacho Peñaloza. Deberías releer al primero y leer al segundo.
Usted está confundiendo la oposición a Sarmiento con ser partidario de CFK. Y por otro lado la honestidad no es sólo económica, sino también moral

Miguelito
23 de Enero de 2017

Federico:

No respondes desde el conocimiento.

Respondes desde la militancia. Lo cual te quita rigor cientifico.

Te falta metodología de investigación, hermano. Y tomar mucha sopa, por cierto...

De esa forma no convenceras a nadie.

Saludos a Zamba, militonto!!!

Federico
23 de Enero de 2017

Miguelito, te respondo basándome en escritos de la época, pero sos tan obtuso que todavía no te diste cuenta. Sos tan cerrado qué seguís crticandome por algo que no hago, por lo tanto tu crítica es propia de la de un trolleo. Vos no tenés rigor ni siquiera en la interpretación de lo escrito. Andá a tomar la sopa vos idiota.

 

Seguinos también en