¡Recién Publicado!
cerrar [X]

La TV penosa

0
6236
CÓDIGO PENA(L): PERIODISMO DE CABOTAJE
CÓDIGO PENA(L): PERIODISMO DE CABOTAJE

El programa Código penal prometía ser un programa periodístico de investigación. Demasiada denominación para tan poco. Hasta parecería que los programas de chimentos tienen mayor rigor periodístico que el nombrado.

 

En honor a la verdad vi el programa por primera vez el día martes 23 de noviembre -imagínense que para periodismo de investigación sólo me basta con leer Tribuna de periodistas-.

Los periodistas que aparecen  en cámara para presentar los temas son : Rolando Graña, como el alma mater, Facundo Pastor y Martín Cicioli, como los secuaces que acompañan. El contenido de ese día constaba de tres grandes investigaciones: la vida en un pueblo de Santiago del Estero llamado La aurora, los efectos del “paco” y las chicas “del caño”.

La historia construida sobre el pueblo estaba basada en la falta de agua y el lucro político se que hacía con ello. Mostraban gente pobre viviendo en pésimas condiciones, consumidores de agua contaminada no sólo con arsénico, sino con pesticidas y cadáveres de animales. Hasta ahí no está mal –igualmente todavía no estoy segura de que esa exposición de la gente sea productiva y sobre todo, moral- El punto es que entrevistaron a la gente y ellos daban su testimonio, contaban cómo el gobierno los tuvo y los tiene abandonados e indocumentados. Lo llamativo de la nota fue que el periodista Graña en ningún momento fue a entrevistar a las autoridades gubernamentales. Al menos ni apareció en la nota ni hicieron ninguna referencia al respecto en el transcurso de la emisión. Pero sí con el rigor periodístico que parece acompañarlos dijo en el estudio que Pablo Lanuse, el actual interventor de esa provincia, no había hecho nada por ese pueblo. Pero más llamativo aún, fue que Graña no hizo referencia alguna a los años que estuvieron en el poder los Juárez. ¿O acaso hace unos meses que existe La aurora? ¿O lo que mostraban sucede desde hace menos de un año? Por lo que se veía, parecía un problemas de años y años.

El gran periodista dio a conocer una historia de un habitante del pueblo que le había sido contada a él por la maestra del lugar. Había un niño que por su capacidad y dedicación llegó a salir del pueblo y tuvo la oportunidad de estudiar en Francia. Cuando terminó los estudios en Europa volvió a su lugar natal y a los tres meses murió víctima de un cáncer de hígado. El análisis profundo del conductor lo hizo concluir en lo siguiente “Por el agua seguramente”. Va a haber que contratarlo para que empiece a dar conferencias no sólo de rigor periodístico, sino de temas médicos. No vayan a creer que lo que dijo es una opinión sin basamento científico, no crean que el hombre dijo algo sin fundamento. Y un comentario al pasar, ¿sabrá Graña que los comunicadores sociales deben modular y hablar claramente para que se les entienda?

Otro de los temas que trataron, con perdón de la expresión, fue el del consumo del "paco". AH! dije eso me interesa. Hay que investigar, denunciar y proponer. La súper investigación mostró un video de procedencia estadounidense en donde mostraba a personas degradadas como tales sólo para conseguir un poco de droga que consumir. ¿Y en Argentina? ¿Y cómo llega a manos de los chicos? ¿Quiénes lucran con esto? ¿Quiénes la venden? ¿Quiénes son cómplices de todo el sistema? ¿Cómo lo denunciaron ellos frente a la Justicia? ¿Qué instituciones luchan en serio contra esto? Sentémonos todos a esperar porque el programa y los serios periodistas no hablaron, y por lo visto no hablarán, del ninguno de estos temas. Vergonzoso.

Pero la que fue profundísima fue la nota de las chicas “del caño” Las chicas que se ganan la vida bailando los fines de semana haciendo streep tease y regodeándose con el caño. A nota profunda, preguntas inquisidoras y sagaces, así que Martín Ciccioli se lució con interrogantes tales como “¿Qué quería tu mamá para la nena?”, “¿Qué te gritan cuando hacés el show?”, “¿Te imaginabas cuando tenías 17 años que ibas a hacer esto?” y al público presente “¿Cuánto le darías?” (haciendo referencia a la bailarina).

La nota estaba hecha en Pinar de Rocha en Ramos Mejía. Ya que estaba ahí, el agudo periodista podría haber averiguado quién es el dueño del lugar, qué función “secundaria” cumple y varias cosas más que se desprenderían de esas dos simples preguntitas. Pero los espejitos de colores  lo deslumbraron y se confundió. Creyó que era un espectador con un acceso más directo a las chicas y de las otras.

Cuando vi los casos tratados, corrí inmediatamente a escribir un mail para proponerles temas espinosos como, “Los piojos, ¿amor u odio?”, “El color rojo y sus compuestos”, “La decoración en estilo rústico”, “El sabor del café en los bares” y muchos otros que no voy a detallar apara que nadie se les adelante y les robe las ideas.

Informaciones altamente confidenciales confirman que cuando Código penal plantea un tema, tiemblan todos. Es que semejante compromiso con la realidad, tal grado de investigación, comentarios tan ácidos, mensajes directos y periodistas tan inquisidores son la fórmula perfecta para asustar a cualquiera. ¿Será por eso que sigue en el aire?

COMPARTIR
Artículo Previo La TV xenófoba
Artículo Siguiente ¿A alguien le interesa la educación?
Armin Vans
 

0 comentarios Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

La última “opereta” de Rolando Graña

Rolando Graña debe ser uno de los peores periodistas de la Argentina. A la cabeza entre los que cobraban dinero de la AFI (exSIDE), supo hacer las operaciones más insólitas que alguien pueda imaginar. Todo a cambio de suculentos sobres que le pagaba el entonces hombre fuerte...