Todos lo saben: 25 cocos son mejores que 40

38
6060
DE LA ISLA DEL PROGRESO, A LA ISLA DE LA FANTASÍA
DE LA ISLA DEL PROGRESO, A LA ISLA DE LA FANTASÍA

Imaginemos que estamos solos en una isla luego de un naufragio. Supongamos que la isla tiene dos recursos naturales abundantes: cocos y peces.

 

Supongamos también que estamos dispuestos a trabajar 8 horas diarias. Ese tiempo lo podemos dedicar íntegramente a pescar o a bajar cocos de los cocoteros.

Como no disponemos ni de una red para pescar, ni de una escalera para subir a los cocoteros, hacemos todo con las manos.

 

Como puede verse en el gráfico 1, si dedicamos las 8 horas diarias de trabajo a pescar, obtenemos 10 peces. Si las 8 horas las utilizamos únicamente para bajar cocos trepándonos a los cocoteros, obtenemos 30 cocos.

Otra posibilidad es que utilicemos parte del tiempo para pescar y la otra parte a bajar cocos. En ese caso tendríamos la cantidad de peces P1 y la cantidad de cocos C1, o cualquier otra combinación a lo largo de la curva que une el eje vertical con el horizontal.

Como luego de las 8 horas quedamos extenuados, no tenemos tiempo para poder hacernos una choza, algo de ropa o algún calzado.

¿Cómo podríamos lograr tener cocos, peces y además una choza, mejor ropa y calzado trabajando 8 horas diarias? Utilizando menos tiempo para bajar los cocos y para pescar. Es decir, aumentando la productividad.

¿Y cómo podemos asignar menos tiempo a la pesca y a bajar cocos sin que disminuya la cantidad de cocos y peces que hoy obtenemos? Invirtiendo tiempo en construir una escalera y en hacer una red para la pesca. Para eso tenemos que ahorrar, consumir menos cocos y peces por día, y destinar parte del tiempo a construir la escalera y la red de pesca. El camino sería consumir menos cocos y peces de los que obtenemos por día (ahorro) para consumirlos en los días siguientes mientras invertimos tiempo en hacer la red para pescar y en construir la escalera.

Construida la escalera y la red para pescar, habiendo sacrificado por un tiempo algo  del consumo de peces y cocos, tendríamos la posibilidad de obtener una mayor producción de ambos, como puede verse en el gráfico 2

Gracias a la red para pescar, ahora podemos tener 15 peces en 8 horas en vez de los 10 de antes y con la escalera conseguimos 40 cocos en vez de los 30 de antes. La curva se desplazó hacia la derecha del gráfico gracias a la inversión que hicimos (ahorro previo) en dos bienes de capital: escalera y red para pescar.

Como ahora, en 8 horas, tenemos más cocos y peces, podemos ahorrar más, con lo cual podemos dejar de pescar o bajar cocos durante unos días y construir una choza, calzado o ropa sin que nos falte comida. Es más, si no estuviésemos infectados por el virus de la sustitución de importaciones, hasta podríamos cambiar cocos y peces con los vecinos de nuestra isla cercana a cambio de ropa que ellos hacen.

Pero dejemos de lado por ahora ese concepto “horrible de intercambio comercial” parafraseando a Kicillof e imaginemos que, dada la mayor productividad obtenida por la inversión en la escalera y en la red para pescar, nos sobra tiempo de las 8 horas diarias de trabajo para bajar los cocos y peces que necesitamos y dedicamos parte del tiempo a construir la choza, la ropa y el calzado. Sin duda estaríamos en una situación de progreso. Mejoramos nuestra calidad de vida gracias a que ahorramos y el ahorro (ingreso no consumido) lo destinamos a invertir en bienes de capital que aumentaron nuestra productividad y nos permitieron tener la choza, ropa y calzado.

Supongamos ahora que un día llegan a la isla unos náufragos que se denominan “La Compota”, acompañados por un señor que grita todo el tiempo y que le dicen “Willy Dark”, y una señora que no para de hablar inconsistencias, y nos dicen: “Como somos mayoría, acá se hace lo que nosotros decimos. Si no les gusta, armen un partido político y ganen las elecciones”.

Así que los recién llegados toman el poder de la isla y deciden que hay que consumir todo el tiempo y empiezan a usar la escalera y la red sin cuidarla, con lo cual se van rompiendo los escalones de la escalera, se aflojan los laderos, la red de pescar empieza a llenarse de agujeros por donde se escapan los peces y demás desastres. Encima, declaran varios días feriados porque consumir es bueno. Además, otra parte del tiempo hay que sentarse a escuchar a la señora parlanchina que le gusta hablar incoherencia y todos tienen que aplaudir sus ocurrencias. Por lo tanto ya no trabajamos 8 horas diarias, sino que lo hacemos 4 horas por día. La escalera es de ellos, porque no existe cosa más horrible que la seguridad jurídica y la propiedad privada, que es un invento de la burguesía explotadora según La Compota.

Como trabajamos menos horas, la escalera ya está rota e inutilizable y los peces se divierten pasando entre la red cada vez que se usa para pescar, el resultado es que la producción baja como muestra el gráfico 3.

El resultado de semejantes disparates de La Compota y Willy Dark es que, ya sin la escalera ni la red para pescar (consumo de stock de capital) y con menos horas de trabajo, produciríamos 25 cocos en vez de los 40, e incluso menos de los 30 originales. Con los peces nos pasa lo mismo. Conseguimos 6 peces por día en vez de los 15 que obteníamos con la red, y menos que los 10 que cuando trabajamos 8 horas con las manos.

Cuando aplicábamos la lógica económica más elemental habíamos logrado desplazar la curva hacia la derecha y hacia arriba del gráfico en dirección al progreso. Ahora, con las nuevas ideas de La Compota y Willy Dark, la curva se desplazó hacia la izquierda del gráfico y hacia abajo, en dirección a la pobreza.

¿Qué pasó? Que nos consumimos el stock de capital, trabajamos menos horas por el populismo reinante en la isla y, encima, los de La Compota no trabajan, pero consumen. Y como si esto fuera poco, mientras nosotros trabajamos como esclavos para mantener a la señora parlanchina, a los de La Compota y al gritón Willy Dark, nos pone trabas todo el tiempo mientras estamos pescando o bajando cocos de los árboles.

A la señora hay que mantenerla porque, entre perorata y perorata, está ocupada eligiendo unos terrenos en el mejor lugar de la isla dónde piensa construir una choza 5 estrellas. Los de La Compota están siempre ocupados viendo cómo pueden vivir cada vez mejor disfrutando del lugar dónde están los botes. Una especie de puerto con maderos.

Lo cierto es que desde que llegaron estos intrusos a la isla vivimos cada vez peor. De la isla del progreso pasamos a la isla de la pobreza.

Sin embargo, la señora parlanchina nos dice que estamos cada vez mejor. Que en esa isla nunca se progresó tanto hasta que ellos llegaron. Que el mundo va a admirar el modelo impuesto por ellos en la isla. Que los países más ricos del mundo quieren venir a ver en qué consiste este maravilloso modelo según el cual destruyendo el stock de capital y trabajando cada vez menos, se vive cada vez mejor.

Willy Dark y los de La Compota la aplauden a rabiar en sus discursos y nosotros estamos desconcertados, porque contamos la cantidad de peces que conseguimos por día y vemos que son 6 en vez de los 15 que obteníamos hasta que ellos llegaron. Y contamos los cocos que producimos por día y vemos que conseguimos 25 en vez de los 40 que bajamos hasta que ellos llegaron.

Pero ella insiste en que estamos mejor. Como no puede ser que la aplaudan tanto sin que ella tenga razón en su relato, suponemos que tener 25 cocos es mejor que 40. También debe ser bueno ver cómo se cae a pedazos la choza que construimos porque nadie la mantiene; la ropa, que ahora la usan todos, al igual que el calzado, están destruidos.

Imaginamos que el relato de la señora es cierto por la forma en que la aplauden a rabiar. Como están tan convencidos de lo que dicen, concluimos que nos están tomando el pelo o transformaron la isla del progreso en la isla de la fantasía, donde 25 cocos es más que 40 cocos.

 

Roberto Cachanosky

 
 

38 comentarios Dejá tu comentario

  1. DanielX: Estoy completamente de acuerdo. El libre mercado puro es el invento de unos vivos que se hacen bi-millonarios a costa de todo el mundo. Sin contar de que producen ningún bien transaccional, salvo especular y hacer astrología económica. Fundieron Islandia, Irlanda y otros países "vendiendolos" previamente como "exitosos" Son parásitos que dan vueltas por el mundo imponiendo recetas económicas que únicamente favorecen a ellos mismos, luego, el país colapsa porque las reformas no se hicieron "en profundidad" y los medios de comunicación -pagos por ellos- avalan esas políticas... Un cuento ya leído por nosotros por mas de 3 décadas en américa latina, que arranca en los 70' cuando los monetaristas toman la batuta y la matriz productiva de EEUU vira de industrial a financiera. Es una discusión larga que merece varios enfoques. Por eso, este columnista charlatán me pone verde con sus analogía de cocos y peces. Parece Neustadt y su doña Rosa! Que quiere, un país agrícola-ganadero? Leyó mal a Smith este tipo, o solo una parte de "la riqueza de las naciones" y no entendió nada... Mi opinión no es un apoyo al gobierno actual y su "relato" pero, que este "periodista" tampoco venga a vender espejitos de colores porque los 90' están frescos.

  2. DanielX: Estoy completamente de acuerdo. El libre mercado puro es el invento de unos vivos que se hacen bi-millonarios a costa de todo el mundo. Sin contar de que producen ningún bien transaccional, salvo especular y hacer astrología económica. Fundieron Islandia, Irlanda y otros países "vendiendolos" previamente como "exitosos" Son parásitos que dan vueltas por el mundo imponiendo recetas económicas que únicamente favorecen a ellos mismos, luego, el país colapsa porque las reformas no se hicieron "en profundidad" y los medios de comunicación -pagos por ellos- avalan esas políticas... Un cuento ya leído por nosotros por mas de 3 décadas en américa latina, que arranca en los 70' cuando los monetaristas toman la batuta y la matriz productiva de EEUU vira de industrial a financiera. Es una discusión larga que merece varios enfoques. Por eso, este columnista charlatán me pone verde con sus analogía de cocos y peces. Parece Neustadt y su doña Rosa! ¿Que quiere, un país agrícola-ganadero? ¿Leyó mal a Smith este tipo, o solo una parte de "la riqueza de las naciones", no entendió nada, o solo la parte que a él le interesa comunicar? Mi opinión no es un apoyo al gobierno actual y su "relato" pero, que este "periodista" tampoco venga a vender espejitos de colores porque los 90' están frescos.

  3. Eduardo: Quien te hizo creer que en lo 90 hubo liberalismo?? Hace 70 años que nos hicieron el cuento del populismo revolucionario con el Ché y Cía y cada día hay más pobres y ya no hay plata para pagar ni a los docentes, ni a los médicos ni a la policía. Los políticos revolucionarios progres viven en la opulencia y te venden la historia de una redistribución de la riqueza mentirosa (ellos no redistribuyen la propia) y hablan de un liberalismo inexistente en el mundo. Existen modelos menos intervencionistas, pero ninguno que implique que el Estado no aparezca siempre garantizando la función del salvador de quiebras!!! O de un estado de bienestar mentiroso imprimiendo billetes y llevando a todos a consumir irracionalmente. Todos los países capitalistas han seguido a Keynes a ultranza. Y así estamos. Y los colectivistas nunca sacaron del hambre y la pobreza a sus ciudadanos. Llamen a las cosas por su nombre : Liberal no es sinónimo de Conservador

  4. ahora entiendo,despues de leer algunos comentarios,de que estamos como estamos! No se si opinar ,si reirme o si ponerme a llorar Tenemos un monton de economistas de izquierda de manual y otros de derecha tambien de manual. ¿En donde viven? en este planeta los conceptos de izquierda de control del mercado mediante el control de ganancias....del fabricante del bien fracasaron rotundamente como asi tambien todos los intentos de imponer sistemas neocomunistas ....todos terminaron en una tirania de unos pocos y en la esclavitud de muchos. El sistema debe adaptarse a la gente y no la gente al sistema ¿es tan dificil entenderlo? Cualquier cosa impuesta por la fuerza por buena que sea terminara siendo rechazada Un sistema en el que el estado lo da todo solo puede ser visto por la sarta de vagos y atorrantes que ese estado tiene(¿suena conocido? hay un pais que esta lleno de vagos planeros y paridoras profesionales donde ninguno de estos trabaja y viven gracias a lo que el estado le esquilma a los que si trabajamos... perdon trabajan) La gente debe vivir de su trabajo y no de dadivas ....y el que no quiere trabajar que se cague de hambre. Y como yo vivo de mi trabajo,es justo que yo le ponga precio a ese trabajo,no que me digan cuanto cobrar por el mismo...otros que no trabajan. Si a alguno no le gusta el precio,tiene la libertad de no comprarlo (y aqui si,si nadie me compra el trabajo,bien,servicio,etc voy a tener que ver como lo bajo de precio,lo mismo que si aparece otro con lo mismo pero mas barato) ¿nadie oyó hablar de la libre oferta y demanda? ¿nadie oyo hablar de algo llamado"COMPETENCIA" ? ¿nadie se entero que a mucha demanda el precio sube y a poca baja? ¿Nadie se entero que hay un bien preciado y no negociable que se llama LIBERTAD? LIBERTAD DE DECIDIR LIBERTAD DE PENSAR LIBERTAD DE CIRCULAR LIBERTAD DE COMPRAR LIBERTAD DE VENDER LIBERTAD,LIBERTAD,LIBERTAD ¡O JUREMOS CON GLORIA MORIR! ¿LES SUENA? Y eso es algo que menosprecian todos los sistemas economicos de izquierda,ya que solo pueden sobrevivir pisando la libertad y los derechos de la gente. cepo al dolar,bloqueo de las importaciones,bloqueo de las exportaciones,control de precios ridiculos, prohibicion de hacer propaganda,inflacion galopante producto de la emision indiscriminada sin respaldo,apriete a los productores de bienes primarios para que vendan,etc,etc,etc. ¡CAMARADAS! si tanto les gusta la economia y libertad comunista tienen un monton de lugares para irse por ejemplo CUBA KOREA CHINA VIETNAM ( si va a este guarda si son gorditos,pueden termiar siendo cena...) Y POR FAVOR DEJEN DE DESTRUIR MI HERMOSA PATRIA

  5. Yo no he leido demasiado de economía. Prefiero expresar lo que me gustaría para mí y para los demás. Entiendo que el Estado debe proteger a los ciudadanos pero me molesta sobremanera uqe yo que trabajo en relación de dependencia, no pueda comprar lo que se me da la gana con el dinero que gano honestamente. Me molesta que no pueda planificar mi vida porque todos los días entre la inflación y el aumento de los precios, me resulta imposible organizar mis cuentas. Quisiera para todos salud y educación de calidad, que no se da porque el dinero se gasta en propaganda política o se lo roban. Querría moverrme sin miedo a que me asalten y me muelan a palos, pero tampoco parece que eso les preocupa. ODIO que me mientan, y no miento por eso mismo Y TODOS los días el gobierno, que me cobra impuestos a morir, se permite mentirme. ¿Con qué derecho si ese gobierno está a nuestro servicio? Que los empresarios son unos abusadores, SI pero cuando yo intenté iniciar una PYMES, entre los impuestos y los gastos, me hicieron percha. y TODOS los santos días cambiaban las reglas de juego...... Yo ya no invertiría más acá, ni un peso, porque no hay seguridad jurídica. Por eso a veces entiendo a los empresarios que quieren recuperar su inversión rápido... porque mañana todo puede ser diferente y desaparecer. El Estado debe controlar que tanto las empresas del estado como las privadas sean leales al consumidor, correctas, y que funcionen. Y los consumidores tenemos que ser menos cómodos y también controlar a los abusos de las empresas.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

La “genial” idea de la parlanchina para bajar el blue

Estaba la señora parlanchina hablándoles a los de La Compota sobre la necesidad de combatir la pobreza, pero no mucho para que no voten a otros, mientras miraba de reojo el Rolex Datejust que le acababan de traer de una isla vecina, cuando entró medio temeroso Ánimal...