¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Lo que no se dice del voto electrónico

21
4315
DESCONOCIMIENTO OFICIAL Y POSTURAS INTERESADAS
DESCONOCIMIENTO OFICIAL Y POSTURAS INTERESADAS

Salta eligió legisladores provinciales con algunos problemas y demoras por el voto electrónico. Candidatos denunciaron problemas con el sufragio y algunos hasta pidieron que vuelva el papel. Por qué lo denuestan quienes lo rechazan y cómo es la discusión dentro del propio oficialismo

 

Al menos 892.000 ciudadanos de la provincia de Salta votaron este domingo para las elecciones generales destinadas a elegir 12 senadores y 30 diputados provinciales, además de 320 concejales.

Lo cierto es que en las primeras horas de la mañana del domingo, ciertos problemas se registraron en torno al sistema de voto electrónico que ya se utiliza en toda la provincia.

Según denunciaron distintos candidatos de la oposición, hubo máquinas que no funcionaron de manera correcta.

"Tengo noticias que en varias escuelas las máquinas no funcionaban como corresponde, esto hace que la gente se impaciente y muestre su bronca contra este sistema que para mí es un retroceso", dijo Sonia Escudero, actual senadora nacional por el peronismo disidente.

Mientras tanto, el candidato a diputado provincial Jorge Guaymás aseveró: "Voy a ser absolutamente sincero: no me parece correcto el sistema. Toda tecnología que implementa el hombre, no puede reflejar al 100% honestidad. No nos olvidemos que este sistema de voto se implementó primero en Alemania y luego desapareció, por alguna razón debe ser. Además es un servicio muy caro y tiene demasiados problemas. La gente viene molesta, sufre venir a votar".

Por su parte, el candidato del Partido Obrero, Claudio del Pla advirtió: "En esta escuela (Juan Carlos Saravia del barrio Limache) se descompuso cuatro veces la misma máquina. Esto no es lógico. En mi mesa debemos ir a votar a otra mesa, esto desordena los comicios".

Pla también informó que en los próximos días seguramente realizarán un pedido de informe sobre el voto electrónico, ya que les resulta raro que un sistema tan costoso tenga tantas fallas, además de las marcas en su estructura lo que hace pensar que las mismas fueron utilizadas anteriormente en otros lugares.

Tal fue el caos que Escudero pidió regresar al sistema de sufragio con papeletas. "Salta debería apuntar a la boleta única de papel", dijo.

Su compañero, Juan Carlos Romero advirtió: "Con el voto papel, en la última elección, votaron 150.000 personas más, es decir un 75%, en cambio con el voto electrónico apenas pasó el 65% de los votantes. Es decir que hay gente que se le impidió votar. Se está perdiendo la universalidad del voto".

 

No todo lo tecnológico es bueno

 

Se sabe de las virtudes de cualquier sistema automático, pero según algunos informáticos, no todo lo tecnológico es bueno.

No solo suele haber presión de lobbistas en favor del voto electrónico, sino que muchos políticos aseguran fervientemente, y muchas veces sin mucho conocimiento,  que este sistema de alguna manera mejora el proceso electoral.

Los que se oponen, exponen las principales objeciones a su uso:

 

Transparencia

 

Los detractores de este sistema aseguran que el argumento de la supuesta transparencia del voto electrónico, es ilusorio. Porque una computadora “diga” que ha contabilizado un voto a determinado candidato, no significa que realmente lo ha hecho.

“Difícilmente podamos encontrar alguna creación humana menos transparente que un sistema informático”, explica por ejemplo, el experto en programación y conocido tuitero Javier Smaldone, quien viene tratando de convencer a los diferentes políticos y partidos de desistir de este sistema.

“Un sistema informático es en realidad una caja negra. El usuario ingresa datos, el sistema los procesa y muestra algún resultado. Nadie que no comprenda exactamente el funcionamiento de cada componente del mismo puede saber a ciencia cierta qué hace. Definitivamente, no se transparenta un sistema opaco agregando una caja negra”, considera Smaldone.

 

Confiabilidad

 

Realizar una auditoría para asegurarse de que un sistema complejo, con múltiples componentes de hardware y software, hace lo que debe hacer requiere desde el vamos un esfuerzo gigantesco.

En los países en donde se utiliza —o se ha utilizado— el voto electrónico, existan severas restricciones para la realización o la publicación de auditorías independientes y, cuando estas han sido posibles, siempre han encontrado graves inconvenientes.

 

Voto secreto

 

En una elección democrática, el sistema debe garantizar tanto el conteo correcto de los votos, como el secreto de los mismos. Esto último significa que de ninguna manera debe poder vincularse al votante con el voto emitido.

“El abanico de posibilidades que ofrecen los sistemas electrónicos para violar el secreto es amplísimo: desde los llamados canales encubiertos (pesadilla de los expertos en seguridad) hasta modificaciones mínimas y casi indetectables. Utilizar un sistema que posibilite violar este principio básico, antes que modernizar nuestro sistema electoral, nos pondría en la situación anterior a la promulgación de la Ley Saenz Peña en 1912”, asegura el autor del post “Por qué no usar el voto electrónico”.

 

Experiencias de otros países

 

Los impulsores del voto electrónico insisten en aludir supuestas experiencias exitosas en otros países del mundo. Pero Smaldone expone otros casos: “Holanda, uno de los pioneros, decidió volver al voto con papel luego de varios años de utilización del sistema y una erogación no menor. Irlanda gastó €50 millones en adquirir los mismos equipos utilizados en Holanda y nunca llegó a utilizarlos. Varios estados de los EE.UU., en donde los problemas relacionados con el voto electrónico han puesto un manto de duda en la elección de George W. Bush, también han descartado el uso de máquinas de votación. Francia, que está considerando el voto electrónico, en las recientes elecciones presidenciales, redujo considerablemente su uso”, agrega Smaldone.

En el año 2009, la Corte Constitucional de Alemania dictaminó que el voto electrónico viola los principios de publicidad de la elección, imposibilitando el control por parte de los ciudadanos.

“En el sistema convencional, las autoridades de mesa tienen la posibilidad de controlar cómo se realiza la votación y el posterior conteo. Seguramente el sistema actual y posiblemente cualquier otro tiene defectos; pero la solución no es, de ninguna manera, quitar al ciudadano toda posibilidad de control del proceso electoral propiamente dicho”, considera Smaldone.

 

Posiciones encontradas

 

En marzo de 2011, el por entonces Jefe de Gabinete de Ministros Aníbal Fernández decía “estoy a muerte en contra del voto electrónico, siempre he estado en contra”. Varios proyectos, tanto del oficialismo como de la oposición tienen como premisa instaurar este sistema ya sea en sus provincias o bien en todo el país.

En los últimos días, la diputada Diana Conti fue a apuntalar las PASO en la provincia de Mendoza, ítem de una reforma política que incluye el voto electrónico contra la boleta única que propone en radicalismo. Sin embargo, algunos referentes de la oposición lo reclaman como un paso al primer mundo. ¿Cómo votaría entonces el oficialismo un proyecto de este tipo? Definitivamente un tema poco discutido que tomará resonancia en los próximos días.

 
 

21 comentarios Dejá tu comentario

  1. Ya te expliqué, Marcelito: igual tienen que cargar por aparte esos datos, si todo consiste en una marca en la planilla que asocie nombre con voto. Exactamente igual que con el voto papel. En todo, para tu tranquilidad y la de todos se podría pedir que el troquel se lo lleve el votante como souvenir. En mi mesa rompian las dos partes y las tiraban en un cesto de papeles abundantemente nutrido con esos y otros restos. También te soplé que anotando la hora sería lo mismo si queda un registro electrónico del momento en que se produce cada voto. Y también te expliqué lo de la inutilidad de identificar el voto y hasta de la necesidad de que se emita el voto con identificación obligatoria de quien lo hace. Esto no solo sería útil por los motivos de responsabilidad sobre las consecuencias, lo que serenamente ya argumenté, sino para evitar el fraude pq cada uno podría verificar el efectivo cómputo de su propio voto. No voy a extenderme más en un tema tan sencillo, porque veo que te enerva en demasía. Ya te recibiste? Sí? Andá a estudiar de nuevo entonces. No insistas con informática, no tenes criterio ni vocación para ello evidentemente. Estudiate una Licenciatura en Sentido Común o alguna Tecnicatura en Afabilidad y Tolerancia Ciudadana que siempre vienen bien. Bueno, te saludo, acordate de usar sal iodada. Yo también vivo en Salta y no dejo de usarla jamás. Claro: controla el coto, pero la presión se va por las nubes. Qué va'cer, la sal iodada es como el voto electrónico: no es la solución perfecta, pero es la mejor solución. Chau, hasta los próximos comicios. Espero que en nuestro distrito sigan siendo electrónicos y cada vez más pulidos, más rápidos, mejor auditados, más confiables. El voto cantado no creo que llegue a conocerlo, pero espero que ustedes sí y lo sepan aprovechar para bien y no para seguir persiguiendo gente ni para seguir siendo perseguidos. En el primer sentido, debes reconocer que los informáticos actúan cada vez más como monos con navaja, es una arma extremadamente peligrosa para la democracia, por eso su accionar debe ser de absoluta transparencia y dominio público, o sea, abriendo cada vez más, y no menos, el uso de la herramienta para todas las cosas en que sean de aplicación y utilidad. La opción es volver a la era de las cavernas. Te dejo una frase de Abraham Lincoln, espero que te guste: "Así como no quiero ser esclavo, tampoco quiero ser amo. Ése es mi concepto de la democracia."

  2. Marcelito, se me ocurrieron otras dos conocidísimas, probadísimas e incontestabilísimas técnicas para que te dediques a identificar los votos de los ciudadanos: 1) las huellas digitales. 2) análisis de ADN (espectacular para el voto papel que se pega con saliva!!) Bueno, ahora sí chau, no hay de qué.

  3. Sostiene Pereira lea de nuevo el artículo, lea mejor lo que se ha dicho aquí y razone primero. Que se ha venido diciendo que el voto electrónico implementado no mejora las cosas, las oscurece. Lo que se está dejando en claro aquí es que existen sobrados puntos de porqué el e-voto no es confiable, ni transparente. Se ha dejado en claro que su uso tampoco elimina los defectos del sistema tradicional, más aún los hace más grandes a los problemas. Asi que no insista en que intentar pedir que exista e-voto para más rato. Sepa usted que auditorías al e-voto no se le han hecho y que tales troqueles no han sido destruídos... están conservados. ¿Asi que en donde usted estuvo los cortaban? ¿De que carajos sirve si igual se puede hacer la correspondencia? Volver a la época de las cavernas es otro extremo por demás falto de razonamiento. No se busca, ni se pretende ir en ese sentido. La informática tiene mucho por aportar a la democracia, pero no en la forma en como se la pretende llevar. Hay una colectividad de especialistas que están dando propuestas justamente en como controlar mejor las cosas y que se siga utilizando el sistema de papel. La informática tiene mucho para dar a la sociedad. Y no somos unos monos con navajas. Si hay estúpidos, o personas que hacen un mal uso de ella no nos hace al resto unos mensos. Sepa usted que hay una enorme colectividad bastante preocupada y crítica de un uso racional de la tecnología (incluso hasta con una mirada sustentable y ecológica). Los informáticos no somos culpables, son los monos que se ponen a jugar con ella. Si usted no es capaz de llevar buen uso de razonamiento lo invito a que se de ahora en adelante llámese ignorencio pepeira que le va bien con sus tontas, estúpidas, confusas, incongruentes y contradictorias palabras. Convengamos que no soy el primero en hacerle notar que usted es bastante bruto. Saludos,

  4. Le agradezco la respuesta. No por su obviable y berreta contenido, sino porque me trajeron el recuerdo de mi abuela andaluza, Dios la tenga en su Santa gloria! Si ella lo escuchara, me estaría aconsejando como lo hacía en situaciones similares que suelen presentarse con tanto necio pululando en este otrora noble y culto íspa, con las siguientes sabias palabras: "Dejalo, nene. Ya te he dicho que lavarle la cabeza al burro es perder el jabón y el tiempo."

  5. Si realmente hubiera un interés en lograr un conteo exacto ya se habría hecho. Terminadas las elecciones se publica un detalle, mesa por mesa, de los conteos para cada boleta, y al final la suma total, con parciales intermedios, en los casos de elecciones conjuntas (que en la misma fecha se realizan a nivel nacional, provincial y municipal). A su vez se le envía un telegrama a cada una de las autoridades de mesa, con los resultados de su mesa, para que lo chequeen contra sus propias planillas. En cuanto hubiera una discrepancia saltaría a la vista. No es tan difícil ¿No?

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Las trampas que no se cuentan sobre el voto electrónico

Para muchos es la solución a todos los problemas. Sin embargo, hay quienes cuestionan el sistema de voto electrónico, tanto el que se implementó en Salta como el que se testeó en la Ciudad de Buenos Aires. Concretamente, el especialista Javier Smaldone —el...