¡Por favor, terminen con el sketch de la banda y el bastón!

32
5169
MAURICIO Y CRISTINA SÍ PUEDEN PONERSE DE ACUERDO
MAURICIO Y CRISTINA SÍ PUEDEN PONERSE DE ACUERDO

“¿Qué es en el fondo actuar, sino mentir? ¿Y qué es actuar bien, sino mentir convenciendo?” señaló alguna vez Sir Lawrence Olivier, uno de los mejores actores de cine y teatro de todos los tiempos.

 

Mauri y Cris deberían saber que el truco para que la gente no se avive consiste, precisamente, en no caer en las grotescas “sobreactuaciones”.

Que la saliente Jefa de Estado diga que Macri le gritó y que la maltrató y que el presidente electo diga que va a llamar a Ricardo Lorenzetti para que le ponga la banda es “too much”, como diría CFK en su inglés “tarzanesco”.

Muchachos, les vamos a dar 20 razones por las cuáles es imposible que ustedes no se hayan puesto de acuerdo en una pelotudez tan gigantesca. Anoten y sepan que en el libro Socios, llegué a enumerar más de cien.

1-Se pusieron de acuerdo para echar a Aníbal Ibarra de Bolívar 1, al punto que el voto decisivo en la destitución la hizo Helio Rebot, un legislador kirchnerista que luego, “Oh, casualidad”, se hizo macrista y desde entonces defiende la gestión del Pro.

2-Se pusieron de acuerdo para adelantar las elecciones parlamentarias de 2009, aunque luego a Néstor Kirchner le salió el tiro por la culata y terminó perdiendo con Francisco De Narváez.

3-Se pusieron de acuerdo para que Mauricio bajara su candidatura presidencial en 2011, cuando ya había ganado el sillón de jefe de gobierno y era el único que tenía chances de llegar al 25 % (no movían el amperímetro ni Alfonsín, Duhalde, Rodríguez Saá, Binner ni Carrió).

4-Se pusieron de acuerdo para aprobar los presupuestos nacionales (cuando los K necesitaron que la bancada del Pro se levantara en 2010 y 2011, cuando no tenían mayoría en diputados). Ocurrió lo mismo cada vez que se votó la “ley de leyes” porteña ya que el Pro nunca tuvo mayoría para lograrlo y siempre contó con la complacencia y sostén del FPV.

5-Se pusieron de acuerdo para un mega canje bochornoso arreglado entre Cristián Ritondo y Axel Kiciloff entre bambalinas para liberar predios de ferrocarriles nacionales donde supuestamente iban a levantarse viviendas del Plan Procrear. No se hizo ni una sola, pero Macri liberó sitios estratégicos para shoppings y edificios en Caballito, Liniers, Palermo y Barracas.

6-Se pusieron de acuerdo para vender hasta el último terreno de Puerto Madero al extremo que la Corporación que lo maneja ya no tiene ni un metro cuadrado disponible. También, se pusieron de acuerdo para enajenar Catalinas Norte a un precio ridículo y, como si fuera poco, vendieron el Edificio del Plata para dedicarlos a fondos educativos que jamás aparecieron.

7-Se pusieron de acuerdo para el traslado del Monumento a Colón, un verdadero bochorno al que accedió el Pro, a pesar de las críticas de la propia colectividad de su padre Franco, la italiana.

8-Se pusieron de acuerdo para que Macri les pase a los K la ex ESMA. A cambio, Cristina le dio a la firma de Nicolás Caputo la construcción por casi cien millones de mangos del Museo de Malvinas en los fondos del predio, sobre Lugones.

9-Se pusieron de acuerdo para estatizar la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo. La hoy “horrorizada” senadora Gabriela Michetti abandonó la comisión donde los K no lograban despacho y dejó entrar en su lugar a una senadora kirchnerista. En la práctica, es como si en un super clásico saliera un jugador de Rive y, en su lugar, el reemplazante fuera de Boca, para que jugaran 12 contra 10. Con el dictamen en el bolsillo, los legisladores del FPV le perdonaron 200 millones de pesos a Hebe de Bonafini gracias al “error” de la futura vicepresidenta.

10-Se pusieron de acuerdo en aprobar el nuevo Código Penal redactado por Eugenio Zaffaroni. Como era un engendro legal y los massistas pusieron el grito en el cielo, debieron congelarlo. Sin embargo, Federico Pinedo –un caballero, según Cristina- dio su voto y su aval expreso a un cuerpo que bajaba las penas de más de un centenar de delitos.

11-Se pusieron de acuerdo en censurar a la oposición en la legislatura porteña. El Pro apoyó a Gabriela Cerrutti en su iniciativa de prohibir a los bloques hacer “declaraciones espontáneas” sobre actualidad nacional y local antes de cada sesión.

12-Se pusieron de acuerdo para repartirse los puestos del Consejo de la Magistratura porteño, postergando a los legisladores de Pino Solanas.

13-Se pusieron de acuerdo para votar la ley que favoreció a las ART en materia de indemnizaciones.

14-Se pusieron de acuerdo en no urbanizar las villas porteñas. La población en esos asentamientos se duplicó durante las dos gestiones del Pro. Ninguno de los dos gobiernos construyó prácticamente unidades, permitiendo una espantosa favelización de la otrora Reina del Plata.

15-Se pusieron de acuerdo en respetar a los manteros. Sólo el macrismo los pudo sacar de peatonal Florida, pero reinan en el resto de la ciudad. Son el triple que hace quince años. Pasaron de 10 mil a 30 mil los puestos que venden mercaderías que proviene de los talleres clandestinos, con mano de obra esclava.

16- Se pusieron de acuerdo para que la Policía Metropolitana no afectara los negocios de la Federal en la ciudad de Buenos Aires.  La inútil policía macrista sólo presta servicios en sitios alejados de los grandes centros de recaudación: Once, Flores, Constitución, Retiro, Palermo, Tribunales, San Nicolás, entre otros. Festejan los fiolos, narcos y esclavizadores de extranjeros en talleres clandestinos y veredas porteñas.

17-Se pusieron de acuerdo en mantener para ambos una de las mayores cajas de la política: el juego.

Macri fue el único gobernante autónomo que jamás reclamó el juego para su distrito. Los otros 23 estados subnacionales sí lo hicieron. Dejó en manos de Cristóbal López el mayor centro de apuestas de Sudamérica, el hipódromo de Palermo. Como si todo esto fuera poco, el macrismo le regala al empresario nada menos que cientos de invaluables cocheras sobre avenida del Libertador, frente al Campo Argentino de Polo. Macri no controla lo que gana Cristóbal, cuando sería muy fácil pedir en Nevada los back ups de cada tragamonedas. Este es la mayor demostración de la sociedad y López utiliza el dinero que gana para comprar medios y expulsar periodistas críticos como Marcelo Longobardi. Larreta, Michetti, Vidal y el propio MM se “apenan” mucho cuando ocurren estos “avasallamientos”, pero permiten que Casino Club tenga sus ametralladoras siempre bien cargadas de pesos para eyectar profesionales molestos.

18-Han sido socios en el negocio de la prostitución, a la que no combaten. Los “privados” en Buenos Aires se duplicaron durante el macrismo llegando ya a varios miles, ante la completa complicidad de autoridades que podrían detectarlos con sólo recorrer las calles y recolectar las publicidades. Así de impunes son. De la Sota en Córdoba terminó con la trata en poco menos de tres meses y nadie se queja. La ciudad de Córdoba no tiene sala de juegos y nadie se muere.

19-No tuvieron problemas en ponerse de acuerdo en la obra pública, al punto que la “ex” empresa de los Macri Iecsa (supuesta en manos de Calcaterra, primo de Mauricio) es la tercera más contratada por el gobierno nacional luego de Techint y Roggio Hnos. Lo mismo ocurre con las empresas de su “ex” socio Nicolás Caputo, quién también ha hecho grandes negocios con los K en la década ganada.

20-Sobre todas las cosas, se pusieron de acuerdo en la impunidad. El que pensaba que algún funcionario macrista iba a impulsar algún juicio contra los salientes k que mire, simplemente, a quienes ha puesto en los cargos estratégicos.

¿Se designó a Elisa Carrió, Ernesto Sanz, Leandro Despouy o Manuel Garrido para la lucha anticorrupción?

No, se puso a tipas como Laura Alonso y Silvia Majdalani, las mismas que se levantaron de sus bancas en la cámara de diputados y huyeron el reciento justo cuando el grupo A iba a dejar knock out al kirchnerismo por primera vez en muchos años.

“Estábamos de acuerdo con Cristina, que es una gran dirigente” llegó a decir la flamante titular de la Oficina Anticorrupción.

Muchachos. Aflojen. No es necesario tocarle el culo al elefante.

Cristina no quiere la foto de entrega del bastón y la banda porque piensa que quedaría en la historia como Alfonsín, claudicando.

O peor aún, porque teme pasar a la historia de esta manera, entregando su poder y su supuesto prestigio.

Sin embargo, por complacer el capricho de Cristina y aceptar que no entregue los atributos Macri está ingresando en el ridículo total.

No hace falta mentir tanto, ya fue suficiente. La gente ya les compró el sketch.

Relax. A otro tema. Mañana será otro día.

 
 

32 comentarios Dejá tu comentario

  1. Asd...leé el código civil y comercial y la constitución...Con la teoría de di lello y servini...todos los vicepresidentes fueron presidentes por 12 horas? Una locura... Bueno, María y otros que opinamos similar, ahora nos toca la fácil de ser oposición y criticar todo como hicieron nuestros amigos foristas...

  2. Volvé a la escuela, te va a servir en la vida para evitar escribir pelotudeces contradictorias y sin sentido como acabás de hacer. Chau Juan39, seguí participando.

  3. Asd por supuesto que voy a seguir participando! fuiste ayer en los micros del pro a la asunción? te pagaron las 2 lucas? o te dieron el vale de la hamburguesa y el vaso de coca?

  4. Juan39, no seas ignorante y aprendé que no todo el mundo vive en CABA. Yo no defiendo millonarios ni voy a manifestaciones políticas. Nunca me ofrecieron ni me pagaron nada. No podés ser más pelotudo porque no te alcanzan las horas del día.

  5. Hubo gente que decía que el quilombo salió porque Cristina le pidió a Macri que libere las causas que tiene el Kirchnerismo (desde ella hasta Carbó), y que Macri le dijo "eso va más allá de mi poder". Hay que ver si es verdad eso...

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Por el “maltrato” de Macri… denuncian a Cristina

La novela por el traspaso de mando, con el supuesto maltrato de Mauricio Macri a Cristina Kirchner incluido, parece no tener fin. Es que, el empresario peronista Juan Ricardo Mussa, Presidente de la ONG Paso por Paso Argentina, con el patrocinio del abogado Enrique Piragini, decidió...