La corrupción como espectáculo

17
5132
EL CIRCO DEL KIRCHNERISMO
EL CIRCO DEL KIRCHNERISMO

La corrupción kirchnerista ha adquirido una dimensión de espectacularidad, en el sentido más literal posible. Como suele ocurrir con los exitosos culebrones a menudo importados, los argentinos “la miramos por TV”, esperando siempre ansiosos, casi como una expresión del más curioso masoquismo social, el próximo capítulo que promete ser, valga la redundancia, todavía más “espectacular”.

 

Bolsos tan cargados de dinero que hay que pesarlos para saber cuántas divisas contienen. “Valijeros” que dicen y se desdicen, que pasan por programas de política y del espectáculo, como si se tratara de lo mismo. Lavadores de dinero que preguntan desafiantes “¿querías show?”, para luego pedir perdón desde la prisión. Filmaciones de gente contando más de cinco millones de dólares en “La Rosadita”. En el video aparecen, entre otros, Martín Báez, Pérez Gadín y el esposo de una vedette. Lázaro Báez termina preso y procesado por quedarse con algunos (varios) millones de dólares de la obra pública. Los hijos del preso, dubitativos, sugieren por ahora tímidamente que la “jefa” de la banda era la propia Cristina. Y algo no menos importante: que el Juez que tiene la causa se paseaba por Olivos.

Por otro lado, bolsas con 9 millones de dólares se “revolean” dentro de un monasterio. Se trata de López, el segundo de De Vido, el ex ministro procesado por la tragedia de Once en la que murieron 51 personas. López es visto “in fraganti”. Lo detienen. Pide cocaína. Su abogada alega problemas psiquiátricos. Su abogada termina en “el bailando”, con Marcelo Tinelli. En paralelo, se encuentran tres criptas (¿o “bóvedas”?) dentro del mismo monasterio donde López arrojaba “sus” dólares. Las monjas no saben mucho, por supuesto, aunque han vinculado a Alicia Kirchner, la hermana de Néstor.

Casi al mismo tiempo, traen desde Paraguay a Pérez Corradi, el prófugo por el triple crimen de General Rodríguez. Usan a un doble del reo para bajarlo del avión, temiendo que lo masacren al llegar a Argentina. Al verdadero reo lo visten de policía, y lo ponen a cubrir al falso reo. Pérez Corradi se deschava y señala a Aníbal Fernández y a Ricardo Echegaray como los funcionarios políticos vinculados al tráfico ilegal de efedrina en el país. No es el primero que lo dice: Martín Lanatta, desde la cárcel y antes de fugarse, ya lo había confesado también por televisión.

Dicen que muchas veces la realidad supera la ficción. El problema es cuando la realidad se vuelve espectáculo, pues aquélla se convierte en reality show. Es decir, la realidad pierde parte de su sustancia y de sus efectos, que son arrebatados por el show. Y las víctimas de la realidad van despojándose de su condición de víctimas para ocupar el lugar (masoquista, ya lo dijimos) de ansiosos espectadores “pochocleros”.

Del otro lado del telón, los corruptos se vuelven una suerte de celebrities que se pasean por los pasillos de los canales de televisión. Los productores de TV compiten desaforadamente por “tenerlos en el piso”; su presencia en tal o cual programa se anuncia con bombos y platillos. Los programas de chimentos hablan de política, y los de política hablan de chimentos. Las vedettes opinan de política, y los políticos se emparejan con las vedettes. La lógica del rating así lo exige, y la lógica del rating es un producto, a su vez, de las exigencias televisivas de la gente.

Giovani Sartori diría que el argentino ha dejado de ser homo symbolicum (hombre simbólico) para ser simplemente homo videns (hombre que ve), lo cual significa que hemos desestimado todas nuestras capacidades simbólicas y políticas que nos caracterizan como seres humanos, para reducirnos a la pasividad de la expectación que nos convierte, a la postre, en homo ludens (hombre lúdico). ¿No hay muchas veces más divertimento que indignación en el ver una nueva y espectacular noticia de corrupción? “El acto de ver está atrofiando la capacidad de entender”, sentenciaba el politólogo italiano.

Así las cosas, en este reality show que día a día nos brindan los corruptos —cuyo elenco va en exponencial aumento—, la corrupción pasa a ser cosa de actores y no de estructuras; de individualidades y no de política. La corrupción se constituye en los corruptos: tienen nombres y apellidos, tienen carne y hueso. Son los que vemos en la TV. Pero las estructuras institucionales, los sustratos culturales y las fantasías ideológicas que posibilitaron la corrupción como enfermedad endémica de nuestra política, exceden las representaciones que es capaz de producir la lógica del espectáculo (y del rating).

Cuando la realidad se hace show, dijimos, adormece los efectos que la realidad tiene sobre sujetos activos pues ahora, en tanto show, penetra sujetos pasivos y expectantes. La corrupción, como resultado final, se despolitiza; se vuelve espectáculo. No indigna: divierte. No moviliza: retiene. Se constituye en algo más parecido a una película de Hollywood, que a la triste realidad de un pueblo saqueado por quienes decían encarnar una revolución “nacional y popular”.

 
 

17 comentarios Dejá tu comentario

  1. Si la Justicia no se pone los lompas. No hay regreso de esta inmoralidad político institucional, que asquea a la sociedad. El Cambalache esta instalado en la sociedad, mas con los 70 pirulos de peronismo. Pero si la Justicia no sabe poner los límites, como ocurre ahora, no habrá cambios.

  2. De acuerdo en que todo este asunto es mediatico y un super show. La doctora tuvo tiempo de sobra de sacar todos los dineros, hasta sus ultimas monedas. Interesante seria ver un movimiento de cuentas que el banco de Santa Cruz debe de proporcionar. Y ahi se sabra la verdad. Cuando fue que se sacaron los dineros de los cuales habla la sra. Stolbizer, que dice que hay. Y suponiendo que existan esos dineros, se los van a quitar? La van a dejar a la doctora sin un mango? Acaso eso no es cruel? Ella tiene muchos gastos, y sin dinero no va a ser posible seguir en esa misma petulancia, soberbia y chabacaneria, insultando, y llamando incompetente a uno y burra a otra. Veremos como siguen estos dias. Lo unico que le quedaria si no se anima a pagar la multa de los 15 millones por los cuales esta imputada, es pedirle ayuda al mago sin dientes. Que en un pif paf va y le saca guita de alguna galera

  3. María, tus comentarios me alegran la jordana. Cómo me río!!!! jajaja En serio pensás que alguien te puede tomar en serio?

  4. El tema de la CORRUPCCION YA ESTA DESTAPADO, ahora viene el DESAFIO DEL NUEVO SIGLO....¡DECIDIRSE A ERRADICARLA EN BASE A LEYES QUE LA VISIBILICEN COMO DELITO Y SU SANCION AGRAVADA PARA LOS QUE EJERZAN FUNCIONES EN EL ESTADO!Ahora vemos el desfile de SOSPECHOSOS Y FLAGRANTES en su mayoría de la FUNCION PUBLICA,pero......¿Y LA OTRA PARTE DE LA CORRUPCCION? Es decir los que vienen alimentando la CORRUPCCION ESTRUCTURAL DESDE HACE DECADAS, como EMPRESARIOS PRIVADOS, muchos de ellos que se presentan como HONORABLES CIUDADANOS a los que hay que reconocerle su capacidad de GENERAR TRABAJO, bajo la excusa de...."Si no pagamos algo no nos adjudican obras o no nos concesionan servicios". Con esa justificación fué creciendo a través de los años la CULTURA DE LA CORRUPCCION INEXORABLE. Es cierto que para que haya DIFERENCIA se debe CAMBIAR EL PERFIL DE LOS ADMINISTRADORES DE LA JUSTICIA que han terminado siendo COMPLICES SISTEMICOS de ese cancer que viene horadando, no solo la ECONOMIA SINO LA ETICA HUMANA DE LOS ARGENTINOS.

  5. Y sigue el show, esperando por mendrugos de mas LUGUBRES noticias de lo que pueda traer el mal hablado de Lanata de domingo en domingo. Pero despues de eso, no pasa mas, hacen venir a la gente de lejos, tomarse un avion, gastarse, solo para venir a tirar un papelito, al juez de marras ni le ven la cara, nadie discute nada, nadie habla de nada, solo un papelillo, y para eso venir desde las pampas ,donde el papelito a la vez es secreto de sumario y a la gente la mantienen comiendo gofio, aguantando evasivas, que nada se explica, y los imputados muy sueltos de cuerpo dicen que no van a declarar. El sistema carcelario ruso, funciona mejor...o hablas o te hacemos ver todos tus dientes en una cajita....pero aca cada cual viene con su abogado, estan todos blindados con mucho mas que con cascos y la chaqueta que se meten en la pechuga por si las balas....se resguardan detras de abogados pagados con nuestro dinero robado. Ningun imputado deberia tener abogados privados. Y un abogado decente no deberia aceptar a este tipo de clientes que nada mas y nada menos han robado de los erarios publicos, de los soterramientos no hechos, de las casas no entregadas, de los planes sociales esquilmados, de todo ello sale la plata con la que se paga a abogados hambrientos...que tienen la misera memoria estrujada y no ven los 52 muertos de plaza once, no ven sus cuerpos destrozados, sus dolores, su muerte violenta, no sienten sus espiritus rondandoles por encima, no oyen el grito de traidores a la patria. Para mi deberian secuestrar en cautiverio a todos los impresentables, con sus respectivos abogados incluidos. Lo mismo para los abogados y fiscales que se cagaron en quien mato a Nisman, por solo agregar al pensamiento. No ya lo que dijo o hizo Nisman, sino quien lo mato. Hasta el momento el pescado podrido por donde sea que se le mire, sigue sin vender.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

El golpe más duro contra la corrupción

El año pasado, en una nota titulada “Dictadura: la suma de todas las corrupciones”, sostuve por este mismo medio, lo siguiente: El artículo 36 de la Constitución Nacional, equipara sabiamente el golpismo con la corrupción. Dice que “Esta...