Estas son las preocupaciones de Macri

16
2643
IMPACIENTE CON EL EMPRESARIADO Y PREOCUPADO POR LAS PROTESTAS
IMPACIENTE CON EL EMPRESARIADO Y PREOCUPADO POR LAS PROTESTAS

El Gobierno salió a presionar con fuerza al sector privado para que empiece a mover las inversiones, y le recordó que ya hizo todos los "deberes" que le habían pedido pero las prometidas inversiones demoran más de lo previsto, en medio de un cuadro de suspensiones y despidos. 

 

En el acto que la UIA realizó por el Día de la Industria, el horno no estuvo para bollos.

A las quejas por el temor de que la Argentina abra más las puertas a China tras la visita de Mauricio Macri a ese país, se sumaron advertencias por la recesión.

La respuesta llegó rápido de parte de los funcionarios que estaban en el acto del histórico edificio de avenida de Mayo.

Tanto el jefe de Gabinete, Marcos Peña, como el ministro de Producción, Francisco Cabrera, utilizaron un tono de reproche ante los dirigentes fabriles.

Les recordaron que el Gobierno había hecho "todos los deberes" que el propio Consejo Directivo de la UIA le había pedido a Mauricio Macri cuando era candidato en 2015.

"Levantamos el cepo; salimos del default; extendimos el plazo de liquidación de divisas; eliminamos las DJAI; redujimos las retenciones a las exportaciones", repasó Cabrera mientras el jefe de la UIA, Adrián Kaufmann Brea, miraba para otro lado.

Cabrera no se detuvo allí: "Normalizamos el INDEC; renovamos la Línea de Inversión Productiva; promulgamos la Ley Pyme con beneficios impositivos; dimos a las Repro el rango de ley; eliminamos el seguro TAP en los puertos; pusimos un plan de facilidades de pagos en la AFIP; entre otras cosas; ¿venimos bien, no?", los chicaneó.

Sólo le faltó decir con todas las letras que el Gobierno estaba decepcionado porque notaba cierta reticencia de los empresarios para acelerar las inversiones.

Demasiada "cautela", por no utilizar un término más peyorativo que suelen utilizar los funcionarios en privado.

En la Casa Rosada se nota cierta decepción porque el empresariado no sale a acompañar con fuerza un plan que habían hecho suyo, pero ahora, con la protesta social ganando las calles, parece empezar a generarles temores.

El jefe de la UIA sabe de esas desconfianzas, y por eso trató de matizar: "No se trata de confrontar con el Gobierno, sino solo de señalar los problemas y las posibles soluciones".

¿Qué temas preocupan? Crecimiento de importaciones en un contexto global caracterizado por competencia desleal, caída de actividad, altas tasas de interés, presión tributaria y lo que llaman falta de competitividad sistémica, algo así como pedir un dólar a 18 pesos.

Tal vez, lo que les ocurre a los principales empresarios de la Argentina lo haya resumido mejor que nadie justamente un hombre que no es del sector privado, sino dirigente sindical.

"Ahora dicen que las inversiones no vienen porque hay mucha conflictividad social", lanzó Pablo Micheli, uno de los líderes de la CTA, en una colmada Plaza de Mayo.

Lo afirmó en tono irónico, pero en realidad hizo recordar aquella frase de que "no hay nada más cobarde que el capital".

Las palabras de Micheli reflejarían los temores que empiezan a tener los hombres de negocios sobre si la administración de Mauricio Macri tendrá el respaldo político necesario para ir a fondo con las reformas que piden.

La cuestión también está siendo seguida de cerca por el equipo de Alfondo de Prat-Gay.

Luis Caputo, su secretario de Finanzas, salió fortalecido tras resolver el tema de los holdouts, una cuestión que tuvo a mal traer a Axel Kicillof, quien intentó en algún momento una salida y cuando vio que sería indigerible para el parche ideológico batido por el kirchnerismo, salió a confrontar y a patear el tablero.

Antes aceptó pagarle cash al Club de París una fuerte suma que incluyó capital más intereses, casi sin chistar.

Caputo habló en la semana en un encuentro del sector asegurador que contó con un auditorio superior al previsto inicialmente.

Fue en el Sheraton organizado por AVIRA, la cámara que enrola a las empresas del sector.

La audiencia superó lo previsto porque había mucha expectativa por escuchar lo que tenía para decir el secretario de Finanzas.

Caputo pidió "paciencia" a los agentes económicos para que las transformaciones impulsadas empiecen a rendir frutos, y dijo que la forma en que se manejó el descalabro de juicios por la deuda permitió al país ahorrarse nada menos que 7.500 millones de dólares.

No se arriesgó a dar cifras, pero dejó la impresión de que el Gobierno espera un contundente éxito del blanqueo de capitales, una jugada con la que Macri espera poder relanzar su administración en un año de elecciones de medio término.

Caputo, un hombre que viene de presidir varios años un banco de primera línea, no ocultó que el gobierno espera más del sector privado.

Les reclamó dejar de lado el lobby para beneficio propio y que "confíen" en el camino emprendido por el gobierno.

"Entre todos tenemos que confiar para que las cosas salgan mejor. Hay que desarrollar el mercado de capitales para que crezca el negocio, no para subir precios", amonestó.

El secretario de Finanzas reconoció que "siempre hubo desconfianza entre el sector público y el privado", pero les recordó a los hombres de negocios que ese "no es el enfoque de este gobierno: aprovechen la oportunidad".

 

Las tensiones sociales

La fuerte convocatoria que tuvo la Marcha Federal contra los aumentos de tarifas, los despidos y el ajuste no hizo más que agudizar los temores sobre las espaldas políticas del gobierno.

"Mientras Mauricio estaba en China reuniéndose con los hombres de negocio que más empleo generan en el mundo, para que vengan a la Argentina, acá algunos solo buscan poner palos en la rueda", se quejaba un funcionario que mantiene diálogo cotidiano con las principales cámaras empresariales.

La magnitud de la protesta dejó en claro que en la Argentina se viene un paro nacional, y sólo es cuestión de tiempo para que se concrete.

Creen que esa medida de fuerza se producirá tras la audiencia por la tarifa de gas prevista para el 16 de septiembre próximo.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, ya tiene casi definido el esquema que propondrá el Gobierno en esa audiencia clave.

Sería más atenuado que lo previsto inicialmente para los sectores productivos y las clases medias, pero dejaría de lado las contemplaciones para quienes más consumen y tienen poder adquisitivo de sobra para afrontar las nuevas tarifas.

El equipo del ministro de Energía terminará de darle las puntadas finales este fin de semana y Macri tendrá la última palabra cuando regrese del periplo por China.

 
 

16 comentarios Dejá tu comentario

  1. Creo que Macri debería preocuparse un poco mas por los 15 millones de pobres que dejó el gobierno anterior, que incluye 40% de los jovenes menores de 18 años, 40% de trabajo en negro, 4 años de estanflacion, precariedad de vivienda e infraestructura, narco-villas y ese 10% de desocupación REAL que nos dejó como el pais de latinoamerica con mas desocupacion. Por algo los K perdieron por paliza en todo el pais y ya practicamente desaparecieron.

  2. Los Gordos de la UIA,le temen a la "transparencia" tanto como los Gordos sindicalistas. Con los que siempre se supieron arreglar. Por eso este Sr.Adrián Kaufmann Brea, se hacia el distraido,COMPETIR no saben hacerlo, por eso VAN A ARREGLAR CON LOS SINDICALISTAS POR LA PROTECCIÓN DE LA INDUSTRIA NACIONAL. Obsoleta y cara como siempre fue. Gordos de un lado y Gordos del otro, se van a aliar para hacer mas roncha, mas caos social, contra los productos extranjeros, como contra el gobierno. Por ende contra el ispa tambien.

  3. perdón, alguien vió por ahí a indomitus... ay este chico se me pierde a cada rato ... encima que es medio opa pobre... indo ... indo .... indomitus .... donde estás? vení que los chicos del pro trajeron payasos y murgas a la plaza, viene larreta y la michetti antes de que caiga en cana.... daaaaaleeeeee, vení rapido...

  4. Muy buena la opinión de CEO de Clarín, realmente mueve a risa, pero es para llorar a donde van a llevar al país, ya nos estamos endeudando con deuda externa, ya viene el FMI con su plan recesivo, aunque ya la recesión la estamos viviendo. El déficit fiscal que según el gobierno de Cambiemos era el culpable de todos los males lo han incrementado.Para colmo leo la nota de Raul Delatorre ayer en Pagina 12 y resulta que se da lo que yo sospechaba, las empresas dedicadas a la extracción y distribución del GAS, MANDAN LA GUITA AFUERA Y PARA COLMO CON "CONTABILIDAD creativa" que se le dice. Para eso necesitan el TARIFAZO.

  5. ¡Jajajajajaja! Prueben con vaselina chicos, se les nota mucho. Ponele que soy opa. ¿Que se siente que un opa te tenga loco? ¿Que se siente que un opa tenga con el culo en la mano?

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Una economía más complicada de lo previsto

Si bien intentó no echar mano de esa estrategia en el arranque de su administración, el equipo de Mauricio Macri salió a denunciar lo que considera un descalabro de finanzas y derroche de recursos del Estado recibidos como pesada herencia de Cristina Fernández. La...