¡Recién Publicado!
cerrar [X]

El cambio en los libros de texto

0
DE MAL EN PEOR...
DE MAL EN PEOR...

Muchos de nosotros hemos estudiado con libros cuyos contenidos abarcaban páginas enteras de desarrollo. Y más de uno nos hemos quejado cuando los profesores decían: "Estudien de tal página a tal otra". Hoy, los estudiantes no tienen ese problema y nosotros, los docentes, ya no podemos emitir la tan temible frase.

 

En la educación muchas cosas han cambiado, entre esos cambios encontramos el formato de los libros.

La era del zapping no sólo trajo un control remoto para no ver ningún programa durante más de quince minutos, sino también un cambio en los textos. Si tomamos un libro de los `70 u `80 (para no ir tan lejos en el tiempo) podremos observar que las páginas tienen desarrollo de temas más ejercitación acorde. Los libros de Lengua y Literatura están plagados de ejercitación gramatical y de análisis literario; los libros de matemática tienen ejercicios para que el tema explicado sea definitivamente comprendido; los de Historia utilizan páginas y páginas para situarnos en el momento histórico, político y social que tratan; igual sucedía con Geografía, Educación cívica y las otras materias.

Hoy elegir un libro guía para los alumnos implica, inevitablemente, pensar con qué otros apuntes podemos complementarlo. Los temas están fragmentados: la explicación del análisis sintáctico no ocupa más de tres hojas sin ejercitación contundente; las conjugaciones verbales ya no aparecen (a ver si asustamos a alguien); cohesión y coherencia (tan olvidadas a la hora de escribir) ocupan una hoja; los movimientos literarios alcanzan a desarrollarse en recuadros y los temas históricos en media página.

El libro de texto siempre fue un referente válido de consulta. El profesor explicaba y el alumno podía consultar una y otra vez su herramienta de trabajo que era el libro. Hoy, sin la explicación del docente y sin los apuntes anexos que se le llevan a los estudiantes, no podrían incorporar el tema que se desarrolla.

Sumado a esto los textos para secundaria, EGB 3 y polimodal están plagados de dibujitos, de muñequitos que señalan, de colores que destacan y hasta de notas al pie explicando el significado de palabra tales como "población", "muestra", "agrimensor" o "icónico" (Bavio; Céspedes: 1998).

"Los chicos no entienden lo que leen", "los estudiantes no saben escribir", "se quejan cuando tienen que leer un libro completo" y otras muchas sentencias de este tipo escuchamos diariamente. Podríamos cambiar el sujeto activo y decir "los adultos les estamos dando a los chicos instrumentos insuficientes para que puedan leer, escribir y transmitir los saberes". ¿Cómo vamos a pretender el desarrollo del un tema cuando el libro que le presentamos tiene en media página un tema que abarca siglos de permanencia? ¿Cómo le explicamos gramática castellana si los textos se ayudan de muñequitos para indicar algo? ¿Cómo le pedimos investigación si constantemente ven una especie de "ringraja" de los temas?

Más de uno alzará su voz y dirá "yo no le pido libros de texto por esa causa". Y es verdad, muchos dejamos de pedirlos por considerarlos un gasto inútil. Más vale que inviertan en la compra de las obras que se leen y en apuntes seleccionados. Pero tenemos que ser concientes de que al hacer esto también le estamos quitando a los chicos la oportunidad de la permanente consulta de un texto.

Esos mismos alumnos son los que llegan a la universidad y se encuentran con pilas y pilas de apuntes para leer. No lo saben hacer. No saben organizarse el tiempo de lectura. No saben volcar lo que lo estudian. No pueden explicar con coherencia. Escriben que de tal manera que es imposible entender algo. Las faltas de ortografía inundan los trabajos. Y entonces fracasan. El CBC que dura un año, se extiende por años. Muchos perseveran, pero otros muchos deciden abandonar.

La responsabilidad no está cargada sobre uno libro-zapping, pero convengamos que es otro de los elementos destacables en este camino en descenso que sufre la educación sistemática.

 

0 comentarios Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok
Cómo funciona el servicio de RSS en Tribuna

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

Los medios, la educación y la desinformación

Somos parte de un país cuyo sistema educativo está sumamente deteriorado y si existiera, parafraseando al lenguaje económico, un Riesgo educacional, el número ascendería a cifras alarmantes. Este último dato, que hizo que más de uno se desgarrara...