¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Latinoamérica post-Brexit... ¿qué opina la sociedad?

2
393
Un estudio revelador
Un estudio revelador

Antes de hacer cualquier señalamiento, es dable aclarar que significa “Brexit”. Es la abreviatura de dos palabras en inglés: Bretain, es decir Gran Bretaña, y exit que significa “salida”. Entonces se puede deducir que dicha expresión refiere a la desvinculación de Gran Bretaña con el Reino Unido.

 

Según se desprende de un estudio realizado por Sherlock Communication, esta nueva decisión del país ubicado al norte de Europa posee un 63% de apoyo por parte de empresarios de Latinoamérica, dicho sea de paso, se quiso implementar la alternativa Bremain en alusión al “permanecer”, aunque no tuvo el mismo éxito.

El informe antes mencionado se realizó sobre la base de seis países americanos: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.

Cuando se inquirió respecto de si fue sensata la decisión del Reino Unido de dejar la Unión Europea, se llegó al siguiente resultado:

Argentina: el 32% cree que si y el 38% piensa que no.

Brasil: el 39% resolvió que es una medida sensata mientras que el 37% se opuso.

Chile: el 34% estuvo de acuerdo, aunque el 44% se contrapuso.

Colombia: el 38% piensa que fue una idea prudente y el 46% la desaprobó.

México: ambas partes empataron con el 42%.

Perú: el 40% cree que es una medida mesurada, pero el 39% la objeta.

También, en los mismos países se hizo una encuesta a raíz de la influencia del Reino Unido en Latinoamérica pos-Brexit, los resultados que se arrojaron fueron:

Argentina: el 29% cree que tiene mayor influencia, el 34% piensa que la influencia es menor.

Brasil: el 37% dilucidó que tiene gran influencia mientras que el 31% no lo considera de gran relevancia.

Chile: el 36% opina que la relevancia es mayor en contraposición al 38% que expone lo contrario.

Colombia: el 38% expresó que posee mucha injerencia aunque el 39% considera lo contrario.

México: el 46% tiene la idea de que tiene una buena pujanza, siendo el  31% quienes piensan que el peso es menor.

Perú: el 39% estima que la influencia es mayor mientras el 36% opina lo contrario.

Incluso se midió, según la opinión social, sobre el poder internacional del Reino Unido pos-Brexit:

Argentina: el 61% lo cree más fuerte y el 8% más débil.

Brasil: el 60% cree que el poder es mayor aunque el 21% opina todo lo contrario.

Chile: el 59% piensa que posee mayor poderío, sin embargo, el 14% lo refuta.

Colombia: el 65% asegura que su fuerza será mayor, mientras el 13% cree que disminuyó en ese tópico.

México: el 71% opina que su poder se acrecentó, superando ampliamente al 12% que considera lo contrario.

Perú: el 69% estima que su dominio aumentó sobre el 10% que asegura que disminuyó.

Un Reino Unido posterior al Brexit que puede lograr un simple acuerdo comercial con el bloque sudamericano Mercosur, tiene potencial para prosperar en una región que ha luchado continuamente con acuerdos comerciales vastos y complejos con la Unión Europea. Esa es la explicación más probable detrás de los resultados de un nuevo estudio que encontró que casi dos tercios de los dueños y gerentes de negocios latinoamericanos, creen que el Reino Unido será un país más fuerte después de su salida de la UE.

Para llevar a cabo este primer estudio, Sherlock Communications en conjunto con Toluna In-sights entrevistaron a más de 3000 personas de diferentes orígenes en las seis economías más grandes de la región. El objetivo era descubrir las percepciones acerca del Brexit y su posible impacto. Los resultados demostraron que, a pesar de que muchos encuestados estaban confundidos o desentendidos con respecto a la salida del Reino Unido de la UE, existe confianza en la capacidad del Reino Unido para operar sin restricciones en Europa.

Más del 63% de los dueños de negocios y tomadores de decisiones, cuando se les consultó si creían que, al abandonar la UE, el Reino Unido sería más fuerte o más débil a nivel internacional, respondieron “más fuerte”, mientras que otro 12% fue indiferente. Del mismo modo, cuando se les preguntó si creían que la decisión del Reino Unido de abandonar la UE daría lugar a un mundo más peligroso e inestable, solo el 31% respondió que sí.

Amancio Vinhas Nunes, profesor de negocios y comercio internacional en el Instituto de Relaciones Internacionales (CAENI) de la Universidad de São Paulo en Brasil, explica que los latinoamericanos son muy conscientes de que el reciente acuerdo comercial entre Mercosur y la UE lleva más de 20 años preparándose, que tiene más de 1400 páginas y que aún no se ha firmado oficialmente. Si el Reino Unido pudiera ofrecer un acuerdo más simple y rápido tendría todo el potencial para llevarse a cabo.

El hecho de que crean que será más fácil negociar con el Reino Unido, tiene que ver con la complejidad de estos acuerdos”, dijo el Profesor Nunes. “El acuerdo con la UE tiene muchas reglas, mientras que un acuerdo con el Reino Unido podría centrarse más en el comercio y la inversión. En este sentido, en términos de grado de flexibilidad, podría ser más fácil ya que se reduciría el alcance del acuerdo”, señala.

En 2016, Argentina fue el cuarto mayor mercado de exportación del Reino Unido en América del Sur. Las exportaciones de bienes del Reino Unido tuvieron un valor de US$ 792 millones (28,8 mil millones de Pesos) pero la cifra ha disminuido en los últimos años debido a restricciones de importación y desaceleración de la economía argentina. Las principales exportaciones británicas a Argentina son equipos médicos y productos farmacéuticos, en tanto, las principales exportaciones de Argentina corresponden a la industria alimentaria y forrajes.

Esto sin duda alguna, abre la oportunidad para lograr un acuerdo comercial claro y comprensible que permita capitalizar las complejidades de Europa.

“El Mercosur ha sido criticado por su falta de acuerdos bilaterales”, agregó el profesor Nunes. “Países como México, Chile y Canadá tienen muchos acuerdos bilaterales, mientras que Mercosur no tiene acuerdos comerciales importantes en vigor. La gran oportunidad entonces es promover un acuerdo bilateral con el Reino Unido, si, por supuesto, este país tiene interés en ir en esa dirección.

Sin embargo, se advierte a los Brexiteers: si bien, la influencia del Reino Unido es significativa, tampoco es indestructible. Dicho estudio encontró que casi una cuarta parte de los latinoamericanos han decidido no tener relación comercial con los británicos en el último año, como consecuencia a las políticas de inmigración que aplican.

En los últimos 12 meses, el 22,7% de los latinoamericanos rechazaron comprar productos británicos como repudio a la política de inmigración del país. Este número se reduce ligeramente a 21.2% entre los dueños de negocios y altos funcionarios.

Los argentinos son claros en sus opiniones en cuanto a política exterior. Más del 40% cree que el gobierno británico no trata a los inmigrantes de manera justa y otro 34% cree que la política de inmigración del Reino Unido afecta negativamente a dicho país para vender sus productos y servicios.

En términos monetarios, tales hallazgos no constituyen una lectura agradable para el gobierno británico, dado que el 12% de los argentinos, decidió renunciar al Reino Unido por productos y servicios. Tal porcentaje representa un valor que de otro modo podría haber ingresado en la economía británica.

Dicha negatividad en torno al debate sobre la inmigración debería proporcionar una preocupación genuina para las empresas británicas, ya que estos consumidores son los mismos que podrían impulsar el intercambio comercial post Brexit.

El informe concluye mencionando que “La investigación muestra claramente que hay un sentimiento positivo en América Latina hacia Reino Unido y las marcas británicas, sin embargo, sería un error que las empresas confiaran únicamente en esta” resalta Patrick O’Neill, cofundador de Sherlock Communications. “la luz del hecho de que naciones como China y otros países europeos y norteamericanos están realmente compitiendo para crecer en todo el mercado latinoamericano, es imperativo que las empresas británicas comuniquen los beneficios reales de establecer relaciones  comerciales”.

 

2 comentarios Dejá tu comentario

  1. Es la nota más estúpida que leí sobre el Breix. Sabemos que el Breix es la excusa para salirse de los controles y ser como Suiza (no tener que rendirle cuentas a nadie). Después de Panamá Papers quedaron expuestas muchas truchadas europeas. Con el Breix las truchadas ahora se hacen en casa, Alemania y Francia no se puede quejar. Por eso corporaciones como Fiat, mudaron sus centros de operaciones a Inglaterra y quedaron bajo el amparo de la legislación británica. Es muy simple, todo lo demás es escenografía para la gilada.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Gran Bretaña rompe el statu quo

Los británicos le dicen sí al Brexit y rompen el statu quo. Por primera vez un estado miembro de la Unión Europea hace uso de su derecho soberano a abandonarla. Se quiebra el bloque rector del orden político continental de posguerra. Los partidarios de la salida...