¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Mafia y sindicalismo K

4
1495
El caso Herme como espejo de la idiosincrasia de los gremialistas
El caso Herme como espejo de la idiosincrasia de los gremialistas

Son muchas las herencias malditas que dejaron tres gobiernos seguidos del kirchnerato. Una y solo una de ellas, es la mega corrupción de estado y la complicidad con las mafias sindicales que son las que destruyen la posibilidad de que Argentina fuera un país competitivo y vengan nuevas y mejores inversiones.

 

Muchas veces denunciamos, alertamos y condenamos los mecanismos por los que el matrimonio Kirchner se transformó en una asociación ilícita destinada a saquear al estado. Ellos y sus cómplices y testaferros se enriquecieron en forma colosal y nunca vista en democracia.

Ya mostramos el nivel de inmoralidad de Néstor, Cristina, Máximo, Sanfelice, De Vido, Jaime, Baratta, Lázaro, Cristóbal, Daniel Muñoz y siguen las firmas. Se trata de varias bandas delictivas que confluían en una jefatura compartida primero por Néstor y luego por Cristina.

Pero hoy quiero hablarle de las mafias sindicales extorsivas que también convirtieron en mega millonarios a sus capos y que tuvieron la protección del peronismo kirchnerista por conveniencia política y de amplios sectores de la justicia y de los empresarios, básicamente por miedo a estas patotas capaces de hacer cualquier cosa por conservar su fábrica de dinero sucio y corrupto.

No digo que todos los representantes gremiales sean ladrones o estafadores. Generalizar sería discriminatorio y conozco dirigentes que son honrados y que viven en forma austera y no como la mayoría que se mueve en mansiones y autos de alta gama y yates como si fueran magnates.

Pero por primera vez en mucho tiempo, la justicia se está animando a investigar a fondo a estos nefastos personajes y en muchos casos ha logrado meterlos presos.

Casi todos utilizan los mismos mecanismos y obtienen las mismas fortunas a cambio. Juan José Zanola, El Pata Medina, Marcelo Balcedo, el Caballo Suárez fueron a parar con sus huesos a la cárcel pese al poder monumental que tenían. Le acaba de pasar lo mismo a Herme Juárez y dicen que pronto estarán en ese camino Pablo y Hugo Moyano.

Se los identifica fácilmente porque viven en castillos dignos de potentados, utilizan una flota de autos de alta gama como los empresarios más exitosos, tienen departamentos, propiedades, yates, motos de agua, joyas, dólares y euros físicos, armas de distinto calibre e incluso, en algunos casos aviones o helicópteros.

Ver el video de la casa de Herme Juárez que era estibador del puerto y ahora dispone de cuentas bancarias por más de 100 millones de dólares que la justicia le bloqueó, lo dice todo.

No hay que ser muy inteligente para descubrir de dónde sacan esos millones de billetes sucios que luego tienen que lavar. Hacen todos los negociados que ustedes se puedan imaginar.

Bloquean las vías de acceso. Obligan a las empresas a tomar a los trabajadores que ellos les digan y en muchos casos tienen que tomar tres por cada trabajador que realmente necesitan.

Dos se van a la casa a descansar pero cobran como si estuvieran activos y son convocados a la hora de ir a las marchas o a cortar rutas. Cobran coimas y peajes ilegales en todos los casos.

Aprietan a las empresas para que adquieran los servicios que ellos brindan: ropa de trabajo, catering, seguros de salud y hasta seguridad privada ¿Escuchó bien? Eso hace que toda la cadena productiva se encarezca y casi no pueda ser rentable.

Por eso muchas empresas se van a los países limítrofes, como Chile o Uruguay, donde la mayoría de los sindicalistas son combativos pero honrados. Hay cientos de ejemplos. Pymes que van a la quiebra porque no tienen espaldas para ceder a estas extorsiones.

La gran pregunta que siempre me hago es porque las grandes empresas, algunas de ellas multinacionales, que son muy poderosas no se atreven a hacer la denuncia y se quedan callados mirando para otro lado.

Nadie de la actividad desconoce la forma criminal con la que actúan los Pata Medina, los Caballo Suárez o los Herme Juárez. Todos los saben y todos los padecen pero nadie se atreve a poner la firma o la cara en una denuncia.

¿Saben porque? Porque les tienen pánico a estos mafiosos y porque la justicia muchas veces tampoco actúa por el mismo tema.

Ahora el estado respalda, le abre las puertas de toda la información que necesitan y protege a los que van al frente contra este tipo de gremialistas que funden al país y mantienen a sus trabajadores en la pobreza.

Ahora se puede denunciar porque no hay más complicidad política. Muchos de estos pistoleros y malandras fueron y son generosos aportantes de dinero, micros, militantes, fiscales, bombos, grupos de choque y banderas para las campañas electorales.

Por lo general son del peronismo kirchnerista pero también hay de otros partidos.

Por eso hay tantos que están presos y tantos otros que van a ir presos. Salvo que gane de nuevo las elecciones el cristinismo. ¿O usted cree que Daniel Scioli no sabía cómo robaba en La Plata y zona de influencia el Pata Medina? Las empresas constructoras se retiraron y dejaron de edificar en esa región.

Ahora volvieron a construir y sus costo son del 30 al 50% más baratos. Un delirio lo que ocurría antes.

¿O usted cree que Agustín Rossi y Marcos Cleri, primer candidato de La Cámpora desconocían el tipo de delitos que cometía masivamente y todos los días Herme Juárez? Aparecen en varias fotos, todos unidos triunfaremos, suelen cantar. Combaten al Capital ajeno pero multiplican el de ellos.

El juez federal de Campana, Adrián González Charvay, en un gesto de gran coraje, avanzó con más de 30 allanamientos contra la red delictiva de Juárez.

Conocido como “Chiche” o “Vino caliente”, el jefe del cártel de Juárez de Santa Fe, está preso en Ezeiza igual que su hermano Iván que es 15 años más joven.

Muchos de los bienes mal habidos están a nombre de su familia. O están fuera del país. Su comportamiento y su estética tienen toda la impronta de los narcos que atemorizan a la provincia.

Durante más de 40 años vienen estafando a medio mundo y nadie tuvo la valentía de plantarse. El Sindicato Unidos Portuarios Argentinos y la Cooperativa eran prácticamente de su propiedad. La cooperativa monopoliza la oferta de fuentes de trabajo.

Solo se puede contratar a un estibador si Herme lo autoriza. Su mansión digna de un jeque de Dubai a orillas del Paraná, tiene cámaras de seguridad por todos lados y hasta una garita. Hizo fortunas porque los puertos de San Lorenzo y San Martín son el punto clave de las mayores agro exportaciones del país.

Cuando hacen alguna medida de fuerza, en pocas horas se acumulan kilómetros y kilómetros de camiones haciendo cola para descargar los granos que traen desde todo el país para enviar al exterior por medio de los barcos.

El dueño y señor de los bienes, de la vida y de la muerte de toda la zona era Herme Juárez. Hasta los más guapos temblaban ante su presencia.

Y lo del clan Moyano, no tiene desperdicio. Todas las empresas proveedoras de su gremio son propiedad de su esposa, Liliana Zulet. Sin licitación ni compulsa de precios.

Él mismo dice que está seguro que son las mejores proveedoras y las más baratas. Pero así no se manejan los dineros públicos de las obras sociales. Es tan grande la impunidad que en Independiente junto a la barra brava y con Pablo como jefe han hecho un verdadero zafarrancho con la plata.

Incluso ahora denuncian que fondos de la empresa OCA fueron directamente a Independiente sin ningún motivo.

El caso de Los Moyano es muy especial. Muchos le tienen pánico. Es que son muchachos que juegan fuerte. Algunos son de armas llevar y armas usar.

¿Se acuerda de Madonna Quiroz tiroteando con su pistola en un acto sindical? ¿Cuántas veces resolvieron con armas de fuego controversias con el gremio de los albañiles? Culatas, guardaespaldas y una organización de vigiladores privados cuyos propietarios pertenecen a la familia Moyano.

Se hace el perseguido político como Cristina pero en realidad la justicia les exige que expliquen lo inexplicable: ¿Cómo hacen para vivir como magnates? ¿Hasta cuándo van a seguir con su prepotencia e intolerancia?

Son los patrones del mal del sindicalismo. Se sienten los dueños de todo. Por eso se mueven con tanta impunidad. No son solamente sindicalistas corruptos: son los carapintadas del moyanismo. Los que unen la mafia con los gremios.

 

4 comentarios Dejá tu comentario

  1. Mafia, peronismo, sindicalismo, menemismo, kirchnerismo, massismo, duhaldismo, etc, son todos sinónimos para nombrar a la asociación ilícita más grande de la Argentina y que viene asolando y vaciando el estado desde 1946 cual malón de indios. Hace falta un Roca urgente.

  2. Va a ser muy difícil sacárselos de encima, estan tan bien enquistados que todos, todos los partidos políticos, los que siempre estan y los que pujan por estar, cuando llegan hacen buenas migas y pingues negocios con estos magnates del sindicalismo, verdaderos Fabricantes de Miseria.

  3. Estas mafias deben ser combatidas con unas FFAA bien equipadas y combativas, no como ahora, que están destruídas adrede por el narcochavismo kirchnerista..Estamos ante un claro asunto de conmoción interior, así que es válido que las FFAA actúen para restaurar el orden..La única opción es combatir a estas mafias sindicales hasta su exterminio..Y también encarcelar a los personajes que los apañan, por cómplices, como la lúmpen que se hace llamar maría.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

La dictadura sindical

El miércoles 29/5, la Argentina soportó un paro general. El 5º que le hace la CGT al gobierno de Mauricio Macri, paralizando el transporte en todos sus rubros. Eso determina el éxito del paro. Los trabajadores no tienen por lo general medios de transporte propios, deben...