16/04/2017 | Actualidad


Por qué el chavismo nunca va a cambiar

COMO UNA PELÍCULA… PERO DE VERDAD

Por qué el chavismo nunca va a cambiar

El "Candidato Manchuriano" es una novela de Richard Condon que fue llevada al cine y protagonizada en 1962 por Frank Sinatra y en 2004 por Denzel Washington.

Se trata de un thriller político que describe el secuestro del hijo de una prominente familia política conservadora de Estados Unidos, durante la Guerra de Corea/Irak.

El protagonista es sometido a un intenso lavado de cerebro por parte de los enemigos de norteamérica para convertirlo en un futuro presidente títere. Buscaban los comunistas a un político prominente que pudiera ser manejado con habilidad.

El filme fue estrenado en primer término durante el apogeo de la crisis de los misiles con Cuba y luego en plena guerra de Irak y Afganistán.

Fue escogido por el National Film Registry de la Biblioteca del Congreso en Washington para su preservación por ser cultural, estética o históricamente significativa.

Ben Marco (Frank Sinatra en 1962 y Denzel Washington en la remake de 2004) era un oficial de inteligencia en el Ejército de EEUU. Sirve con valentía en la guerra como capitán.

Uno de sus sargentos, Raymond Shaw, ganó junto a él la medalla de honor por su comportamiento en las batallas.

Pero, Marco tiene un grave problema: sufre recurrentes pesadillas donde sueña que su batallón es asesinado por el propio sargento Shaw, hijo de una prominente legisladora del parlamento nacional de EEUU.

Concurre a Nueva York para entrevistarse con Shaw, para tratar de entender lo que realmente pasó en el campo de pelea.

La dominante madre de Shaw (Meryl Streep en 2004 y Angela Lansbury en 1962) estaba preparando la campaña para que su hijo ocupara la fórmula presidencial de su país.

Marco continúa investigando y descubre que casi todos sus oficiales tuvieron la misma pesadilla: Shaw fue el asesino de su propia tropa y estaba a punto de convertirse en "el Candidato Manchuriano", un hombre puesto por los enemigos de su patria para que ocupe algún día nada menos que la Casa Blanca.

Cualquier similitud con lo que ocurrió en Venezuela con Hugo Chávez y Nicolás Maduro no es pura casualidad.

El megalómano nacido en Barinas no fue más que un verdadero charlatán de feria lleno de resentimiento y odio por la dura vida de pobreza y discriminación que debió soportar desde muy pequeño.

El actual presidente, por su parte, es un ex chofer de autobús incapaz de conjugar los verbos o hilvanar con coherencia una simple frase.

Ambos fueron encantados por los cantos de sirena de los hermanos Castro, Vladimir Putin y el Dragón oriental.

Fueron los "candidatos Manchurianos" que permitieron que potencias comunistas se quedaran con las inmensas riquezas del pueblo venezolano.

Basta un solo dato: en 1998, cuando el chavismo llegó al poder, no se le vendían barriles de petróleo al régimen de Pekin. Hoy, casi la mitad del crudo tiene como destino al gigante asiático.

Maduro va a cumplir con su cometido hasta el último minuto de mandato: luego de dilapidar las reservas en dólares del Banco Central (no quedan más que papeles sin valor) y las de oro (que Chávez sacó de Londres y EEUU para esconderlas en Venezuela), este impresentable quiere en las próximas jornadas hacer lo propio con el oro negro que atesora la nación caribeña.

Por ello, nunca le devolvió a la Asamblea Nacional la potestad de acordar con otras potencias la futura explotación de la Franja del Orinoco, entre otras importantes cuencas y yacimientos. Será el Tribunal Superior de Justicia (cuyo titular es un criminal que cumplió sentencia) quién se arrogue el mazazo final.

Nicolás quiere permanecer a sangre y fuego en Miraflores sin importarle las vidas que se cobre su locura ya que está cumpliendo a rajatablas su cometido: debe dejar al país hipotecado a manos de rusos y chinos para que el futuro presidente no tenga el más mínimo margen de maniobra.

No es una maniobra original. Alguna vez planteamos tres antecedentes concretos:

1) Fue lo que los sandinistas de Nicaragua le hicieron a Violeta Chamorro hace poco más de un cuarto de siglo cuando repartieron como una gran "piñata" casi todos los bienes y empresas del Estado días antes de entregarle a la viuda el poder.

2) Lo mismo ocurrió tras el colapso de la Unión Soviética: la "nomenklatura" se quedó con las joyas industriales y de servicios de la ex súper potencia mundial.

3) El desastre de Tiananmen, en Pekin, sobrevino luego de que decenas de miles de chinos protestaran por la repartija que Deng Xiaoping hizo de las ex firmas manejadas desde el estado por los comunistas.

Todo lo que ocurre en Venezuela se hace con el aval tácito o explícito de la mayoría de los países de Latinoamérica, EEUU, Rusia y China. Ni la Carta Democrática de OEA ni las supuestas "sanciones" del Imperio servirán para nada.

Son un mero sketch, una mise en scene, "fulbito para la tribuna".

Los gobiernos supuestamente amigos dejan desangrar a un pueblo valiente y desesperado para que los "candidatos manchurianos" cumplan su cruel labor y luego emigren hacia geografías donde van a ser tarde o temprano condecorados por los valiosos servicios prestados.

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

Pehuén Curá
16 de Abril de 2017

Cualquier similitud con la Argentina, es pura realidad y no coincidencia.

Zetawest
16 de Abril de 2017

Estimados:

Y la entrega del país que hizo el Proceso ???
Y el pais rifado por el menemismo ???
Y el gobierno actual ???

Se dan cuenta, finalmente, quien está convirtiendo a la Argentina en otra futura Venezuela ???.

Aquí...No hay pajarito que valga.

Saludos cordiales.


17 de Abril de 2017

jaja troll zetawest al ataque, no se rinde nunca! Cuando hablás de "entrega" tenes que justificar, explicar algo sino pareces un militonto cotorra que repite las gansadas que vomitan los burocratas K golpistas. Por cierto te olvidaste de la doble entrega que hicieron los K: a empresas y paises: los chinos, Barrick, pesqueros del mundo sobre nuestro mar, y la peor de todas: la entrega del pais a sus amigos, testaferros y familiares peronchos, sin contar el record histórico de fuga de capitales huyendo de la Venezuela que se venía y con Macri quedó en el olvido.

ZetaWest
17 de Abril de 2017

17 de abril de 2017 (anónimo):

No se quien sos, pero por las estadísticas del propio BCRA (evolución de la cuenta "capital"), durante el proceso y el menemato, se dió la mayor fuga de divisas de la historia argentina.
Con respecto a la destrucción de la industria, lo que sabe cualquier ciudadano común sobre lo que se hizo en el proceso y el menemato, me exime de comentarios.
Y respecto de la "rifada y entrega" del país que se hizo durante el proceso y el menemato, las privatizaciones y la deuda externa, son crudos testigos de estos vendepatria.

Que está haciendo el actual gobierno del vendepatria de Macri y sus CEOcuaces ???...Somo el único país que tropieza mas de dos veces con la misma piedra.

No soy troll K ni nada que se le parezca. Solamente no me dejo influencias por las bostas ideologicas (liberal,comunista,fascista).

Y porque estamos yendo hacia una ArgenZuela ???...Macri nombro x decreto a dos miembros de la corte, encarcela a opositores, quiere sacar jueces que no le dan fallos a su conveniencia, y reprime a quienes piensan distinto, saca un decreto (el que habilita al blanqueo a familiares de funcionarios) contra de una ley que el mismo promovió y promulgó !!!

Si esto no es corrupta dictadura...que es ???. Cuando se es dictador, no importa a cual signo político pertenece.

Saludos cordiales.


18 de Abril de 2017

Todos inventos tuyos: el nombramiento fue constitucional, no encarcela a nadie porque no es juez y no son opositores, son ladrones y no reprime sino que hace cumplir la ley, no como CFK con cuyo gobierno hubieron 15 muertes por protestas sociales y gremiales (sin contar los 18 muertos por los saqueos de 2013). Todas fabulaciones sacadas del mismo libretito K que vomitan 24/7 en las redes. Te falta el helicopterito de carton y carton lleno.

 

Seguinos también en