¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Lázaro Báez y Hugo Moyano, vidas paralelas en la banca suiza

4
3918
COVELIA Y LA RUTA DEL DINERO K
COVELIA Y LA RUTA DEL DINERO K

 

El examen por parte de la fiscalía helvética de una denuncia sobre presuntos capitales atribuidos al hombre de negocios argentino Lázaro Báez, que transitaran entre 2011 y 2012 por una cuenta en un banco en Ginebra, luego transferidos a un segundo banco helvético todavía desconocido, se encadenan con las explicaciones dadas por dicha fiscalía justificando el archivo de una investigación penal emprendida con anterioridad sobre otra cuenta en un establecimiento diferente de la misma ciudad, a la que una versión relacionara con el dirigente sindical Hugo Moyano. Seguimiento para saber lo ocurrido con el líder camionero, y lo que podrían acarrearle al empresario Lázaro Báez sus peripecias bancarias en Suiza.

Consultado periodísticamente el Ministerio Público suizo días pasados por correo electrónico sobre el escándalo Báez, respondió que no había un procedimiento penal al respecto, ni bloqueo de cuentas, aunque confirmó “la recepción de una denuncia penal” por fax que iba a “ser examinada y sería el objeto de un análisis en cuanto a la existencia de sospecha de hechos constitutivos de una infracción”.

La denuncia en cuestión, de acuerdo con lo difundido por la prensa argentina, habría sido impulsada por los diputados nacionales Graciela Ocaña y Manuel Garrido, pidiendo el bloqueo de cuentas de varias personas a las que se les imputaría blanqueo de dinero, incluyendo a Lázaro Báez y sus dos hijos, Leandro y Martín; al ministro de Planificación, Julio de Vido; al contador Leonardo Fariña; al financista Federico Elaskar; y a la sociedad instrumental aparentemente inscripta en Panamá, Teegan, a la cual se la responsabilizaría de encubrir una cuenta del clan Báez en el Banco Lombard Odier, Darier Hentsch de Ginebra. Según fuentes confidenciales helvéticas esa cuenta operó entre 2011 y 2012. Tras ser cerrada, su saldo fue transferido a otro banco suizo.

Un escándalo detonó en 2011 con la cuenta de Ricardo Rubén Depresbiteris y Elvira Marcela Mete en la sucursal Ginebra del Standard Chartered Bank (ex banco American Express), personas ligadas a los negocios de la compañía argentina recolectora de residuos Covelia, y acaso vinculadas al dirigente sindical Hugo Moyano, cuenta denunciada por el propio banco a la fiscalía suiza, en virtud de las exigencias asignadas por la ley antiblanqueo de 1998 a los establecimientos financieros locales, al no existir un centro de datos de cuentas bancarias en manos del Estado.

El Ministerio Público helvético inició una investigación penal por blanqueo de dinero, pidió vanamente la ayuda judicial a los tribunales argentinos y luego de recibir el descargo de los dos propietarios de la cuenta, archivó el expediente el 7 de enero de 2013, y devolvió el saldo de casi 2 millones de dólares a Depresbiteris. Lo hizo porque el citado presentó una certificación del Juzgado Federal 4 de Buenos Aires, indicando que una querella con acusaciones en su contra se había desvanecido por falta de mérito o sobreseimiento, pronunciando así su inocencia. Moyano se volatilizó en la nada.

Debe recordarse que si el dinero es sucio, corresponde determinarlo a los órganos competentes del Estado de su procedencia (Argentina), no al país que los haya recibido en inversión como destino final (Suiza). Que alguien tenga una cuenta en Suiza, para Suiza no es ilegal. Quizá lo es para el país del titular de la cuenta, si exigiere declararla a su dueño por ser oriundo o residir en él y éste no lo hiciere. Desde luego está prohibido, para Suiza y para cualquier otro país, que la cuenta abrigue o haya abrigado dinero gestado por un crimen o delito.

El artículo 309 del Código de Procedimiento Penal en Suiza autoriza a los magistrados competentes a incoar una investigación penal cuando obraren “sospechas suficientes” de un delito. Y el artículo 305 bis del Código Penal suizo castiga con hasta cinco años de cárcel y una multa que puede rondar el millón de dólares, a quien blanquea dinero. Tal infracción se define en Suiza por la obstaculización en la identificación del origen, el descubrimiento o la confiscación de valores patrimoniales provenientes de un crimen, que para los ejemplos aquí evocados, serian delitos relativos a las diferentes formas de corrupción, y/o a la asociación ilícita para llevarlos a cabo.

No obstante, conviene advertir que para la legislación helvética es inexistente el delito fiscal, pues para los nacionales o los residentes que cometieran un acto de esa naturaleza, se lo considera una falta administrativa redimible por multa, o sea un asunto que debe arreglar el fisco, no la Justicia, algo así como una contravención por transgredir los códigos del tránsito urbano que se resuelve con una sanción pecuniaria.

Por ese motivo Suiza rechaza la petición de cualquier miembro del Poder Judicial de otro país que le solicite asistencia para localizar y confiscar una cuenta perteneciente a un ciudadano extranjero que eventualmente hubiera sido alimentada por el fruto de la evasión fiscal, debido al no cumplimiento de la llamada regla de la doble incriminación, vale decir que el hecho reprimido penalmente en un país lo fuera también en el otro.

Sin embargo, desde el 13 de marzo de 2009, Suiza acepta que otros países con los que tenga Convenciones contra la Doble Imposición (CDI), le soliciten la ayuda administrativa para rastrear capitales de extranjeros que hayan evadido impuestos, un trámite que se hace caso por caso entre los entes fiscales respectivos, donde el requirente debe identificar el nombre del incriminado y el banco donde se estacionarían los haberes.

En la hipótesis que Depresbiteris o Báez hubieren traído a Suiza capitales sustraídos a la obligación fiscal, y la Argentina quisiera repatriarlos, sería incierto conseguirlo. La Convención contra la Doble Imposición (CDI) celebrada entre los dos países en 1997, fue suspendida de facto por la Argentina en 2012. Un nuevo tratado, firmado por ambos gobiernos en 10 de noviembre de 2009, ratificado por el Parlamento suizo, ha sido aceptado por los Senadores argentinos, y se encuentra en espera de aprobación por la Cámara de Diputados.

Lo dramático sería que esta última lo hiciera y entrara en vigor el proyecto de tratado. Entonces se consagraría un papelón mayúsculo, porque el contenido del nuevo instrumento mantiene las viejas concepciones helvéticas de hacer ficticio recuperar las fortunas de la evasión impositiva refugiadas en su banca, y no incorpora las concesiones operadas por Suiza desde marzo del 2009, mediante las cuales admite que la evasión fiscal es equivalente a un delito y habilita la vía administrativa para alcanzar los objetivos de la legítima persecución del fisco de otros países contra sus contribuyentes que lo eluden. Los gobiernos líderes de la Unión Europea, de Estados Unidos, Japón, Turquía, Costa Rica, México, Uruguay, Colombia y Perú, destacan entre los países que acaban de suscribir distintas CDI que recogen el beneficio de lo recientemente otorgado por Suiza, pero la Argentina se apresta a confirmar un instrumento antagónico e inútil para rescatar haberes forjados por la evasión fiscal.

 

Juan Gasparini

 

4 comentarios Dejá tu comentario

  1. "...pero la Argentina se apresta a confirmar un instrumento antagónico e inútil para rescatar haberes forjados por la evasión fiscal". ¿Por qué será? ¡Adivina, adivinador!

  2. Caramba---caramba...si mal no interpreto, la guita mal habida NO VOLVERÁ JAMAS??? ¿¿Porqué no hicieron un plazo fijo como yo, que les daría un jugoso 10% anual?? ¡GILES!!

  3. Che dejen de vender humo si Suiza es otro paraiso fiscal tendría en la califacción del GAFI color NEGRO pero como hay mucho intereses desisten de hacerlo.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Lázaro Báez y su sorprendente historia con los Kirchner

La mejor descripción sobre Lázaro Báez la logró Luis Majul en su libro El dueño. En esta nota, el capítulo completo acerca del empresario: La adivinanza se escucha desde hace tiempo en los cafés del centro de Río Gallegos, provincia de...