Decálogo de postulados para frenar el populismo

9
3560
BASTA DE SAQUEO CONTINENTAL
BASTA DE SAQUEO CONTINENTAL

Hoy se cumplen tres años de la detención arbitraria de Leopoldo López, uno de los máximos líderes de la oposición de Venezuela.

 

Fue sometido a un juicio escandaloso donde no le permitieron presentar pruebas ni testigos.

Se trató de un proceso “legal” cuasi clandestino (no se permitió siquiera grabarlo) y, tras el gigantesco sketch, se le dió una pena de casi 14 años de prisión por haber “utilizado el arte de la palabra” para generar desórdenes que terminaron con una mortal represión por parte del estado bolivariano y sus “tonton macoutes” denominados “colectivos”.

En las últimas décadas, los gobernantes de nuestro subcontinente han perfeccionado su forma de burlar las leyes para poder robar, defraudar y usurpar de manera escandalosa.

Hasta el momento, ni Brasil, Argentina, Perú, Ecuador, Bolivia, México o Venezuela han logrado encarcelar a sus corruptos ex presidentes, a pesar de las múltiples pruebas reunidas en cada caso.

En nuestro país, se fue subiendo el umbral de tolerancia social ante este flagelo gobierno tras gobierno.

En los años noventa, el menemismo hizo escuela y robó para la corona de manera bestial.

Luego, el kirchnerismo llevó la expoliación de las arcas públicas a un segundo nivel. Con verdadero enciclopedismo de escuela secundaria, no quedó sitio que no diera lugar a un negocio espúreo de los gobernantes.

En los últimos 14 meses, con profesionalismo, el macrismo nos ha metido en la Universidad del Delito. Se ha sofiscticado el cinismo y hasta se utiliza a la ex fiscal de la patria, Lilita Carrió, para que termine balbuceando defensas impresentables del clan gobernante.

Si no paramos a tiempo, los que vengan en poco tiempo nos aplicarán un doctorado forzoso de fraudes y despojos.

La pobreza alcanzará a más de un tercio de la población y nuestras calles serán invivibles.

¿Es tan difícil generar en Argentina y latinoamérica un decálogo de postulados para frenar al populismo y a los clanes mafiosos?

Desde esta sencilla tribuna, propongo (aclarando que mi único vínculo con Moisés fue haber visto la novela brasileña) diez máximas para que los partidos cumplan en el futuro más cercano posible.

1-Ingreso al Estado por exámenes y concursos. Debería ser obligatorio en los tres poderes de la Nación. Esto terminaría con el nepotismo y los acomodos.

2-Eliminación de la reelección indefinida. Apenas deberían existir dos mandatos consecutivos. No habría chancer para un tercero. Se aplicaría esta norma también para gobernadores y alcaldes. Familiares directos (hermanos, cónyugues, padres e hijos estarían incluidos en la norma. No podría ser los “herederos”).

3-Eliminación del culto a la personalidad. No podrían existir carteles en la vía pública o avisos publicitarios pagados con dinero del Estado donde se muestren fotos o el nombre de los gobernantes. Apenas, una placa recordatoria del día de la inauguración.

4-Transparencia de todos los gastos a través de internet. Todo dinero pagado por los gobiernos que superen un monto razonable, debría cumplir con el llamado a licitación y la publicación online de quién cobró y dónde fue a parar el dinero.

5-Obligación de contar todos los votos cuestionados. Apenas siete países en el mundo tienen el sistema computarizado de manera total y la gran mayoría ha sufrido cuestionamientos. En Brasil, por ley, se estableció que exista un respaldo en papel a los datos almacenados en el software. Si existe duda, se deberían abrir las urnas con las papeletas introducidas.

6-Elevar los delitos de corrupción, atentado contra los derechos humanos o daño al medio ambiente al nivel de causas de lesa humanidad. Deberían ser imprescriptibles. Todo el que roba, depreda el equilibrio ecológico y trafica sustancias ilegales o personas sabría que su condena siempre estará pendiente.

7-Combatir la trata de personas, la prostitución y el narcotráfico con todas las fuerzas disponibles. Policías, Gendarmerías, Prefecturas y Fuerzas Armadas deberían conformar un grupo de elite nacional e internacional para combatir a los carteles.

8-Corte Penal Latinoamericana. Un delito cometido en un país del subcontinente podría ser juzgado por este tribunal, tal como ocurre en Europa. Los criminales ya no tendrían dónde esconderse para evadir la ley.

9-Fiscales de distrito votados por el pueblo. Como ocurre en la mayoría de los Estados de norteamérica, este puesto clave debería ser elegido por la ciudadanía.

10-Cogobierno con la oposición. Los organismos de control como la Sindicatura General de la Nación, la Oficina Anticorrupción, la Unidad de Investigación Financiera y la Auditoría General de la Nación deberían estar en manos no oficialistas. El que gana gobierna y el que pierde también lo hace desde las mencionadas “trincheras”.


PD: Está claro que nadie nos va a defender. Si no le arrancamos mecanismos de defensa a las oligarquías políticas está claro que las dirigencias partidarias seguirán perfeccionando sus métodos para enriquecerse y nos dejarán cada vez más sumergidos. 

 
 

9 comentarios Dejá tu comentario

  1. La detención de Leopoldo López en todo caso es un preso político igual que Milagro Sala, en ese caso Macri nos igualó a Venezuela. Este fin de semana ví en el canal RT, un reportaje a un músico mexicano, que está aplicando el mismo método que se aplicó en Venezuela, que es llevar a los barrios pobres la oportunidad de aprender música y formar orquestas sinfónicas. Esta tarea la hizo en Venezuela, Abreu y sacó a muchos chicos pobres de la droga y la violencia. Estas cosas por supuesto aquí no se difunden, tampoco que la ONU haya declarado que Venezuela no tiene analfabetos.

  2. José G perdiste una gran chance de responder con altura: las enseñanza de música clásica en barrios pobres en Venezuela es anterior a Chávez. ¿Qué tiene que ver Dilma en todo esto? Vivo hace 16 años en Brasil, y no, no se encaja en este pefil populismo, que siempre es de izquierda, nunca de derecha, claro, según este autor.

  3. Estimadas/OS: En América latina, durante los gobiernos de todos los colores, siempre hubo presos políticos. Como muestra (hoy) tenemos los casos de López y Sala, y de seguro, muchos otros que no salen a la luz. Esto es TOTALMENTE REPUDIABLE, no importando si viene del populismo liberal (Argentina) o del populismo comunista (Venezuela). Respecto del decálogo, con las normas para impedir que se instale el populismo, pueden ser útiles, pero la causa principal del surgimiento del populismo es económica. Mientras persistan en América Latina los actuales Establishments feudales anti-capitalistas masivos, siempre van a surgir populistas de turno. La única forma de erradicar al populismo es hacer como lo hizo EE.UU. 1)Reparto inicial equitativo de recursos a sus colonos, 2) Protección inicial de las economías [como Hamilton], y 3) Una vez afianzado el proceso, apertura de la economía. Mientras sigamos como ahora (en toda América Latina) el populismo va a volver una y otra vez. Saludos cordiales.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

El inédito desembarco del populismo latinoamericano en Europa

Pablo Iglesias es un dirigente político español de ideología populista de izquierda, financiado por dictaduras populistas a las cuales públicamente les reconoce admiración. Y es hoy por hoy toda una estrella mediática en su país. La razón...