La insoportable levedad de la oposición caribeña

2
1739
VENEZUELA: PERESTROIKA SÍ, GLASNOST NO
VENEZUELA: PERESTROIKA SÍ, GLASNOST NO

Confieso que pocas veces me he sentido tan abatido tras haber acertado un pronóstico.

 

Desde 2013, tras la muerte de Hugo Chávez, he sostenido que Venezuela ha sido cooptada definitivamente por la República Popular China ya que no existían las relaciones bilaterales entre ambas naciones antes de la llegada de “El Comandante” y hoy los asiáticos ya se quedan con el 40 por ciento del crudo de nuestros hermanos.

El megalómano nacido en Barinas fue capaz de insultar al “Imperio” pero, aunque no tuvieran ambos países embajadores en sus ciudades capitales, los negocios con los hidrocarburos se mantenían inalterables.

Sin embargo, su sucesor, el impresentable Nicolás Maduro, giró hacia Pekín de manera completa y endeudó a la Nación por más de 50 mil millones de dólares en menos de un lustro (de acuerdo a cifras oficiales, ya que los guarismos podrían ser aún mucho más altos).

Ante el desastre completo de la economía nacional, este ex conductor de buses recibió un libreto desde China y Cuba (con la anuencia o la indiferencia de Moscú y Washington) y piensa llevar adelante en pocas semanas una Perestroka bolivariana.

Se tratará de un proceso de reformas económicas destinadas a desarrollar una nueva estructura interna tal como hizo la Unión Soviética con Mijail Gorbachov a fines de los años ochenta.

La gran diferencia con ese proceso radica en que los rusos adosaron a ese cambio diametral la llamada glasnost o transparencia política.

Esa 'franqueza' de los comunistas del Este europeo terminó en un colapso fatal y la caída definitiva de la Cortina de Hierro.

En China, el mismo año de la caída del Muro de Berlín, aceptaron también las modificaciones económicas pero acribillaron en la mítica plaza de Tiananmen a miles de compatriotas que osaron intentar armar una “glasnost” local.

La lección fue aprendida con sangre: era posible el libre mercado en regímenes comunistas pero sería a través de un capitalismo de Estado, donde una casta de nuevos mandarines iba a volverse multimillonaria sin dar jamás elecciones al pueblo.

De hecho, nueve de los diez hombres más ricos de la RPCh son miembros conspicuos del partido único. ¿Para qué consultar a la gente si ya saben que el pueblo los odia?

Con habilidad, cubanos y chinos van llevando al régimen de Caracas a un desenlace similar al propio.

Insisto, este es un oligopolio de varias patas ya que Vladimir Putin sacará gran tajada a las empresas venezolanas en Estados Unidos –Citgo- y los norteamericanos cobrarán un oneroso peaje por “hacerse los boludos” y practicar un incalificable "laissez faire".

Los criminales bolivarianos sólo tienen que empujar el bote hasta la orilla de la constituyente. Luego, una cara más agradable, tal vez, será la encargada de instalar en el país un sistema de comunas al estilo de Vietnam, China o Norcorea, donde la votación de autoridades al estilo occidental ha desaparecido por completo.

Como el país caribeño parte de un piso tan bajo, ya que los salarios mínimos se ubican en un dólar por día, cualquier tipo de mejora en lo económico gracias al apoyo de la nueva superpotencia asiática parecerá un Plan Marshall del siglo XXI.

Al mismo tiempo, ya no habrá "problemas electorales" y se establecerá un gran “cortafuegos” como el que opera en Shangai o Pekin, donde no tienen acceso a páginas como Facebook, Twitter, Instagram o redes sociales que no sean chinas.

El gigante Google aceptó colocar fuertes filtros de censura para temas No convenientes” para el régimen.

Represión, censura y nuevas reglas de juego económico serán la fórmula para imponer liberalismo económico y totalitarismo político.

¿Por qué mi enojo con lo que considero penosas actitudes de la oposición venezolana?

Intenté de manera infructuosa persuadir a cuanto dirigente tuve oportunidad de entrevistar para que denunciaran el movimiento de pinzas a que estaban siendo sometidos desde las capitales ya apuntadas.

Estados Unidos se ha vuelto superavitario en materia energética y cada día depende menos de los caribeños para abastecerse. Han mejorado mucho su producción de crudo gracias al fracking y están rindiendo fruto las bestiales inversiones del ex presidente Barack Obama en fuentes renovables.

Concretamente, Donald Trump no va a tomar ninguna medida de sanción económica efectiva contra el régimen de Maduro.

Mientras tanto, Rusia y China elogian a este dictador. El relativismo moral de ambos Estados ya ha sido puesto a prueba. Si estos regímenes son capaces de asesinar a sus propios opositores: ¿Por qué se irían a asustar con las atrocidades y los asesinatos de las pandillas chavistas?

Van a quedarse con los mayores yacimientos de oro negro del planeta sin gastar una sola gota de sangre de sus propias tropas. ¿Alguien imagina un mayor negocio a tan bajo precio?

Nicolás Maduro anuncia ya grandes cambios económicos a partir del inminente mes de agosto. Quiere “una oportunidad” para su “sorprendente” nuevo plan económico.

Mientras tanto, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) sigue con su fracasada hoja de ruta, pensando que con la presión en la calle se saca del poder a semejantes malandras.

Nunca entendieron que están frente a una “mafiocrasia”, un gobierno de garcas al que nada le importa, ni siquiera la vida de sus propios compatriotas.

Están dispuestos a matar a todos los que haga falta. Se rien a carcajadas porque dos millones de “escuálidos” debieron dejar su país rumbo al exilio. Mejor así. "Si el pueblo no nos quiere, cambiemos de pueblo". Son un grupo militar organizado con códigos de omertá casi indestructibles.

Desde Washington, Trump parece replicar a Richard Nixon quién reconocía que en los años setenta que el dictador chileno Augusto Pinochet era un hijo de puta. “Pero es nuestro hijo de puta” sentenciaba con particular ironía.

Repasemos, al menos, cinco gruesos errores que está cometiendo la MUD en su camino hacia el despeñadero de la Constituyente que tendrá lugar dentro de apenas una semana.

1-No calculan con claridad y nitidez lo que está ocurriendo en el “big picture” del mapa mundial. Centran casi todos sus análisis en el grupo de sicópatas que gobierna desde Miraflores. Por ello, apuntan sus dardos hacia los ladrones extranjeros que van a heredar y enajenar las joyas venezolanas. Siguen pensando en términos del “pago chico” cuando las grandes compañías de la actualidad son transnacionales, cuando los países centrales conspiran a la luz del día para someter al resto del mundo y cuando el crimen sumado al narcotráfico se han vuelto también grandes empresas globales.

2-No aprovechan el talón de Aquiles de Pekín.

Se trata de un régimen cínico y mendaz que basa su poderío en los recursos económicos y el llamado “soft power”. Ellos nunca son culpables de nada, aunque hayan devastado a la mayoría de las naciones africanas con las que han negociado en los últimos tres lustros. Generan desastre en la siderurgia mundial, pero se encogen de hombros cuando alguien los señala. Aprovechan que consiguen casi todo sin pagar por los platos rotos. La RPCh es la gran sostenedora de la locura chavista, pero le sale casi gratis ese colaboracionismo criminal.

3-La MUD sigue soñando con que los republicanos de Estados Unidos los ayuden, aunque la realidad se choque de bruces con este anhelo. Las “sanciones” del magnate neoyorquino a las hordas bolivarianas no hacen mella en lo más mínimo. En la era de la post verdad, donde lo importante es lo que parece y no lo que en realidad es, a Washington le alcanza con los amagues y las frases de ocasión. No hace falta un embargo petrolero ni nada por el estilo, a pesar de que el cierre de las compras a Caracas haría colapsar al sistema: significan la pérdida del 75 % de los petrodólares que absorbe la estatal PDVSA.

4-El engaño de la OEA es uno de los fracasos más dolorosos. Mientras la vida en Venezuela se mide en horas, ya que cada sesenta minutos mueren personas por falta de alimentos, por escasez de alimentos o por exceso de balas y gases lacrimógenos, el resto de los países latinoamericanos practica un desaprensivo “cumbrismo”. En la práctica, significa hacer un gran sketch para la tribuna. El titular del organismo, Luis Almagro, no ha siquiera podido sacar una declaración que condene con firmeza a los genocidas. ¿Por qué no renuncia a su cargo el ex canciller uruguayo después de un fracaso tan monumental?

5-Por último, los partidos herederos de la Cuarta República no entienden que el mundo del Siglo XXI cambió para siempre. De nada sirven ya los contratos sociales insipirados en Tomas Hobbes, John Locke, Montesquieu o Rousseau. Para mal, ha triunfado el maquiavelismo más puro y duro. Los habitantes del mundo actual viven como consumidores más que como ciudadanos,.

Es el reino del llamado “cocooning”. En otras palabras, replegarse en sí mismo y en su pequeña esfera privada.

El consumo no es suficiente para alcanzar felicidad. Sin embargo, hay sociedades como la china, norcoreana, cubana, vietnamita y hasta la rusa que nunca conocieron los beneficios de la libertad y la justicia.

Resumiendo, de nada servirá decir en diez días “I hate to tell you that I told you” (odio decir que te lo dije).

Todos esperamos un milagro de último momento: una mano salvadora que frene lo que parece inevitable.

El chavismo es una orga de malnacidos pero estos reverendos "h de p" tienen un plan y lo vienen cumpliendo etapa tras etapa. Van instrumentando la partitura cubano-china de manera implacable.

La insoportable levedad de la oposición nacional ha completado el resto de la faena.

 

2 comentarios Dejá tu comentario

  1. Gracias a semejante dirigencia politica, pudo surgir una persona como Chávez. Ya pasó en los 90. Ahora la misma dirigencia es incapaz de forzar algo. La guerra civil está a la vuelta se la esquina.

  2. Por desconociemiento, no estoy en condiciones de discutir el análisis geopolítico. Pero me dá la impresión que en la ecuación está faltando poner en valor le posible reacción de la población en el llano. Habrá quienes no tengan reparos en reprimirlos sanguinariamente. Habrá quienes crean que vale enviarlos a inmolarse apoyando a la oposición. Pero pocos parecen estar evaluando qué puede ocurrir si la gente de a pie se harta de ser usada y/o reprimida. Cuando se agote su paciencia...

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

¿Por qué no explota Venezuela?

A menudo, muchos se preguntan por qué los venezolanos no salen masivamente a la calle a diario hasta que caiga el régimen chavista. No pueden entender cómo es posible que puedan “tolerar” un salario mínimo que es inferior a un dólar por día...