No nos comparen con la dictadura

57
4157
EL MACRISMO Y EL CASO MALDONADO
EL MACRISMO Y EL CASO MALDONADO

La inédita protección mediática que ha adquirido Mauricio Macri en la Argentina impide, a mucha gente, mensurar en toda su amplitud la enorme gravedad del caso Santiago Maldonado.

 

La carátula llevada a "Desaparición Forzada" implica que el Ministerio Público Fiscal asume que a Santiago Maldonado, efectivamente, y tal como lo señalan los múltiples testimonios recogidos, lo desapareció la Gendarmería Nacional. Con el cambio de carátula se terminaron las especulaciones y las operaciones de prensa.

El delito de Desaparición Forzada de persona no prescribe, puesto que se asume que cada momento en que la víctima permanece desaparecida, el delito se continúa cometiendo.

Esto no solamente echa por tierra todas las excusas que la ministro Bullrich vino exponiendo desde el primer momento, sino que necesariamente la implica como encubridora y, por ende, corresponsable de un delito cometido por una fuerza a su cargo.

También deja en una ridícula posición al secretario de derechos humanos Claudio Avruj, quien habiendo pasado una semana de la desaparición, con hábeas corpus de por medio y testimonios recogidos en sede judicial, declaró que Maldonado no estaba desaparecido, sino "extraviado".

Uno lo observa a Avruj y sigue sin poder comprender qué hace en una Secretaría de Derechos Humanos.

Pero además, impide que hagan el intento de desaparecer el caso del mismo modo en que desaparecieron a Santiago Maldonado. Vale decir. Cuando este caso tenga una resolución, ya sea por la aparición con vida de Maldonado, cuanto por la aparición de sus restos, (o eventuales testimonios de testigos arrepentidos que expliquen lo ocurrido aún sin aparición de restos), los gendarmes participantes, los jefes que dieron órdenes, Pablo Noceti (el segundo de Bullrich) y la propia Bullrich irán irremediablemente a la justicia, por un delito que no solamente no prescribe, sino que contempla penas de cárcel de cumplimiento efectivo.

Bullrich, o sea, el estado, jamás mostraron lo que debieron mostrar ante este hecho.

Cuando se imponía preocupación, desafectación inmediata de la fuerza denunciada y afectación de todos los recursos humanos y materiales necesarios para la búsqueda, contención y apoyo para la familia de la víctima, y un férreo compromiso republicano para dar con la verdad en este hecho, el estado hizo todo lo contrario.

Desde el primer momento se mostraron como culpables acorralados y puestos a la defensiva.

Dejaron los trabajos de búsqueda en manos de la propia gendarmería que había participado del desalojo y estaba señalada como responsable de la detención, trataron a las víctimas como culpables, incluso se mostraron en más de una ocasión hostiles hacia la familia de la víctima, (algo realmente inusitado), y le pusieron la frutilla del postre a esta torta videlista destratando a los representantes de organismos de DDHH y retirándose intempestivamente de una reunión.

Realizaron desde sus medios auténticos operativos comunicacionales de inteligencia, llegando a comparar a Maldonado y su gente con organizaciones terroristas internacionales (Agente Lanata), mostraron un terrible arsenal de los mapuches compuesto de....herramientas de carpintería (Agentes Infobae), afirmaron que Maldonado no se encontraba en la zona (Bullrich), lanzaron a correr la ya tradicional versión del camionero de Ceibas, un video de Ente Rios con un protagonista de aspecto físico vagamente similar a Santiago Maldonado, (Central de ICIA Clarín), una falsa aparición en una parroquia de la provincia de Mendoza, una falsa versión de un celular atendido desde Chile, y otra falsa versión de un cadáver hallado en un arroyo.

Tanto en el senado como ante las organizaciones de DDHH Patricia Bullrich dijo "no les voy a permitir que nos comparen con la dictadura", como si ella tuviera realmente la potestad de impedir ese acto de razonamiento individual. Un absurdo más, dentro del gigantesco absurdo que desde el primer día supuso haber designado a esta persona para el importantísimo cargo que maldesempeña.

Si su segundo es abogado de represores, y está presente en el operativo durante el cual una fuerza a su cargo secuestra y desaparece a una persona, si ella misma lo niega una y mil veces al mejor estilo 1976, no puede pretender que la comparen con otra cosa que no sea la dictadura.

La síntesis es que dentro de un listado de violaciones al orden republicano y democrático, el gobierno de Mauricio Macri se adentra en terrenos particularmente pantanosos con el tratamiento indolente, culposo, y amateur que le dio y le da al caso de Santiago Maldonado.

Por su vocación autoritaria y sus procederes oscuros, la Argentina recibió otra cautelar de la CIDH, esta vez para la protección de los derechos de Santiago Maldonado en Argentina.

a) adopte las medidas necesarias para determinar la situación y paradero de Santiago Maldonado, con el fin de proteger sus derechos a la vida e integridad personal; y

b) informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción de la presente medida cautelar.

Patricia Bullrich no quiere que los comparen con la dictadura, algo complejo cuando están haciendo esfuerzos sobrehumanos para cargarse el estado de derecho en la Argentina.

 
 

57 comentarios Dejá tu comentario

  1. Y Miguelito dice..... "Lo insulto con toda dedicación porque usted nunca tiene evidencia suficiente para sostener lo que publica. No defenderé a este Gobierno en lo más mínimo pero hablar de desaparición forzada...sí se le puede aplicar a Julio López..." Pero hace 3 días Clarín dice "Cambia la carátula del caso Maldonado a "desaparición forzada de personas"" Y entonces Miguelito demuestra que no tiene la menor idea del tema que toca, que no tiene la menor idea de la carátula del caso, y que no tiene la menor idea de lo que significa "desaparición forzada de persona"....... Saludos, Miguelito.

  2. Me peugué una vueltita por acá solo para leer los comentarios. Que divertido, me encanta como lo vapulean al salame de ferrantes, pero debo de reconocer que el mejor comentario es el de Miguelito, genial!!! jajaja Resalto este párrafo: Lo insulto con toda dedicación porque usted nunca tiene evidencia suficiente para sostener lo que publica. y tiene razón. Todo lo que dice lo hace sobre el sustento de sus estúpidas creencias y resentimiento de peroncho fracasado. Y lo mejor, ferrante farsante jajajaja felicitaciones Miguelito.

  3. Bueno, ante todo, en casos de delitos de estado se invierte la carga de la prueba. No soy yo el que debe demostrar que Maldonado estuvo allí. Es el estado, RESPONSABILIZADO DE LA DESAPÁRICION, el que, eventualmente, debería demostrar que no estuvo, (o que estuvo y ellos NO lo desaparecieron) y por eso es que hacen todas las operaciones que, fallidamente, intentan colocarlo en otros sitios. No entiendo nada, o mejor dicho entiendo, pero tiemblo de estupor. Se invierte la carga de la prueba (sí es irracional, pero entiendo que estamos en Argentolandia). Y no prescribe (seguimos en Argentoladia). Dentro de 40 años aparece alguien diciendo algo que no se dijo o que hoy no fue creíble, y terminan encanando al gendarme encargado del pañol de ese día. Argentina, un país de locos

  4. Me encantaría que todos los organismos de ddhh se movilicen de maneras similares cada vez que una de nosotras desaparece o muere, algo que pasa TODOS los días en nuestro país... pero parece que tal, como en los antiguos pueblos, las mujeres valemos poco...

  5. Objetivamente es un caso difícil de resolver. La intención de darle un significado político o ideológico a un caso así ya es algo que descalifica a quienes la esgrimen. En principio, no se trata de alguien extraído de su domicilio, ni secuestrado en su lugar de trabajo ni en ningún ámbito regular. Maldonado no es "mapuche" ni simpatizante mapuche. Como tantos otros de los presentes en el corte de la ruta 40, son agitadores vocacionales, gente movilizada por grupos de la peor militancia política, con el fin de participar y hacer número en cualquier protesta. La intención de generar caos, victimizarse y escalar conflictos está siempre presente, e incluso "mapuches" y no mapuches la tienen por escrito en varios panfletos instructivos. Pero por sobre todas las cosas, toda esa gente participaba de la comisión flagrante de varios delitos; porque al corte de ruta se le suma la usurpación de territorio y la resistencia a las fuerzas de seguridad. Por eso Maldonado no es Nisman, ni es López; tampoco es un chico en viaje de egresados, ni una señora que se rompió un tobillo en una baldosa floja dentro de un centro comercial. Esta gente que decide cortar una ruta, ocupar campos ajenos y combatir anónimos y encapuchados contra la gendarmería en medio de la nada, luego reclama como si les hubiera desaparecido un hijo en horario de clases en una escuela pública. Lo que hay es gendarmes por un lado y militantes en el acto de cometer un delito por el otro. Cualquier testigo que tenga interés particular en una versión de los hechos pierde toda credibilidad. Por eso lo que queda es buscar evidencias concretas. Es muy difícil encontrar a un "desaparecido" del cual ni siquiera está correctamente acreditado que estuviera en el lugar. Los investigadores se tienen que manejar con evidencias concretas y declaraciones personales. Los testigos son los que vieron los hechos y no los que oyeron decir que algún otro los vio. No todo lo que se dice por teléfono es evidencia de algo. El periodismo está demasiado acostumbrado a evaluar actos de gobierno desde su propia y particular visión. Que alguna respuesta no sea carismática y demagógica no significa que sea ni un error ni una equivocación. Los funcionarios están para tomar decisiones dentro de la ley. No es lícito ni ético el hecho de pretender condenar a un funcionario o a un gobierno por no tener el estilo de comunicación que el periodista prefiere. Tampoco un juez o un jefe de Gendarmería puede resolver un caso así basado en escuchas telefónicas que lo único que muestran es que los gendarmes ven la tele.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Qué pasó con Santiago Maldonado

En este miércoles, la abogada quien patrocina a la familia de Santiago Maldonado, Verónica Heredia, aseguro que esperan una investigación que sea pronta y eficaz que permita otear el delito de desaparición forzada al mismo tiempo que aseguró que la...