¿Por qué es difícil que se apruebe la despenalización del aborto?

16
1831
UN TEMA DEMASIADO COMPLEJO
UN TEMA DEMASIADO COMPLEJO

El tema del aborto es uno de los tópicos más complicados que debe enfrentar el Gobierno, ya que recibe gran presión a nivel social para que se apruebe su despenalización.

 

No es la única razón por la cual se complica su despenalización, es sabido que toca varios sectores, sin mencionar la complejidad que se genera respecto del plano internacional.

¿Por qué se habla de despenalización y no de legalización?

Esta es quizá la pregunta más sencilla de responder, se habla de una despenalización ya que es necesario eliminar o modificar los artículos 85 y 86 del código penal que prevén:

El que causare un aborto será reprimido:

1º- Con reclusión o prisión de tres a diez años, si obrare sin consentimiento de la mujer. Esta pena podría elevarse a quince años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer.

2º- con prisión o reclusión de uno a cuatro años, si obrare con consentimiento de la mujer. El máximum de la pena se elevará a seis años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer

El artículo 86, establece que: Incurrirán en las penas establecidas en el artículo anterior y sufrirán, además, inhabilitación especial por doble tiempo que el de la condena, los médicos, cirujanos, parteras o farmacéuticos que abusaren de su ciencia o arte para causar el aborto o cooperen para causarlo.

Aunque existen ciertas excepciones si el aborto es realizado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta. ¿Cuándo no es punible?

1º- Si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre  y si ese peligro no puede ser evitado por otros medios.

2º- Si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto.

También debería suprimirse el artículo 19 del Código Civil, donde se lee: “La existencia de la percepción humana comienza con la concepción” y no desde la semana 14 como se intenta imponer actualmente.

Otra de las complicaciones que sufre hoy la despenalización refiere a la cantidad de sectores que involucra, ya que además de ser un tema ampliamente politizado, toca sectores como la religión, la filosofía, la medicina, lo social, lo legal, entre otros.

Por tanto, deben tomarse en cuenta demasiadas cuestiones, ideas y puntos de vista de cada uno de los sectores implicados en este asunto.

En diálogo con Tribuna de Periodistas, el diputado nacional de Cambiemos, Luis Petri, al ser consultado sobre las dificultades sobre la base de esta temática, supo responder: “Me parece que es auspicioso el debate, durante muchísimos años fue un debate que estuvo vedado en la sociedad Argentina. Estamos saldando una vieja deuda que tenía la democracia a la hora de discutir uno de los temas más controversiales en donde la política no se había puesto de acuerdo ni siquiera en la idea de discutirlo. Creo que fue una gran decisión del presidente habilitar el debate. De allí en más, creo que la cuestión no debe centrarse exclusiva y excluyentemente en la despenalización, sin hacer un abordaje integral que contemple todas las facetas de la problemática y que tiene que ver con el rol del Estado, la información y prevención para evitar que mujeres recurran al aborto”.

También se le consultó sobre cómo era el ambiente dentro del Gobierno respecto a este tema, por lo que mencionó que “hay libertad de conciencia para habilitar el debate y decidir, no hay disciplina partidaria en esta materia. El presidente nos pidió que lo debatiéramos con seriedad, responsabilidad y respeto, sabiendo que dentro de Cambiemos hay muchas posiciones a favor pero también muchas en contra”.

Por último, Petri le confesó a este cronista que “en lo personal estoy en contra de la despenalización, teniendo en cuenta que desde la concepción  hay vida humana merecedora de protección y tutela. Hoy no podría aventurar cual va a ser el resultado de la votación, aún restan muchos legisladores por definir su posición e imagino que en el transcurso del debate harán”.

Si bien aún falta que algunos legisladores tomen un punto de vista respecto a este tópico, existen encuestas que miden cual es la aceptación o el rechazo aproximado a nivel social.

Según una encuesta hecha por Opina Argentina, el 44% de los entrevistados se mostró a favor de la despenalización del aborto mientras que el 41% se mostró en contra. Sin embargo, lo más llamativo es que, entre las mujeres consultadas, el 43% dijo estar a favor mientras que el 44% se mostró en contra.

Es dable destacar que es muy difícil establecer un punto justo respecto al aborto en Argentina, ya que tiene muchas trabas legales en el plano internacional, con convenios a los que se encuentra suscripto el país, como ejemplo más conocido: Los derechos del niño.

La Argentina, al suscribirse al convenio de los derechos del niño, se encuentra con un obstáculo para lograr reconocer el derecho del aborto, incluso aunque se vote una Ley en el Congreso. Es posible que logren este objetivo, pero detrás de ello se necesita una vasta ingeniería legal que vaya uno a saber si ya se planteó

En definitiva, es muy complicado que se apruebe la despenalización, ya que se requiere mucho esfuerzo por parte del Gobierno y sobre todo renunciar a ciertos aspectos legales, tanto nacionales como internacionales, solo queda esperar para saber cómo se resuelve.

 
 

16 comentarios Dejá tu comentario

  1. Se habla de algo que ya es obsoleto y una brutalidad que es el aborto quirúrgico. En los últimos años surgieron y se popularizaron muchos métodos abortivos o que impiden la gestación, y que puede emplear cualquier mujer sin necesidad de tomar anticonceptivos con regularidad. Esa es una mejor explicación de la variación en la estadística y seguramente dada la facilidad de las otras opciones está encubriendo un aumento. El aborto quirúrgico es obsoleto y siempre tardío, sigue siendo producto del descuido extremo, o del intento de extorsionar con un rehén. Esto tiene que ver con descuido y perversión, todo lo contrario a la planificaciòn familiar. Pero principalmente es una movida del marxismo cultural, que es el poder establecido en las ciencias sociales desde hace sesenta años. Está todo escrito, el plan es destruir la familia biparental a partir del feminismo y la pobreza, para que las mujeres y sus hijos queden a merced del Estado y la "revolución socialista" sea percibida como lo más natural. Revolución cultural="Si no te vota nadie, cambialos por otros que te crean tus mentiras".

  2. https://www.infobae.com/gente/lo-ultimo/2018/03/16/roberto-piazza-hablo-del-feminismo-del-abuso-sexual-y-fue-muy-polemico/ Otro ejemplo de que nuestro periodismo es basura. Roberto Piazza hace años que viene aportando ideas y conceptos muy acertados y lo hace con honestidad y valentía y sin una gota de hipocresía. La nota que cito arriba pretende calumniarlo o descalificarlo, supuestamente por dudar del feminismo, po por no repetir lo que dicen los demás. Hacen lo de siempre cuando no tienen argumentos, lo (des) tratan de "polémico"; usan el sarcasmo y le ponen entre comillas "consejo" sin aclarar porqué el que escribe la nota supone que cuidar a los hijos no es realmente un buen consejo o porqué piensa el notero que por una marcha ya no hay nada más necesidad de cuidar a los hijos. Roberto Piazza un tipo sensato y un héroe con todas las letras. El notero de la sección Gente de Infobae, una basura.

  3. Todo lo que sube, ........baja. Por lo menos en este tema, dentro de un mes comienza a tomar menor importancia. Discutir, tratar, pasa por un carril . Que todos lo acepten para que salga una Ley, es otra cosa.

  4. Se despenaliza el aborto, y los medios grandes ya conocen la rutina para reducir el impacto mediatico mientras tanto la clase politica se prepara para asestar el siguiente golpe a los valores tradicionales de la sociedad tal como pasó con el concepto del matrimonio entre un hombre y una mujer o de que el genero ya no es algo con lo que se nace para convertirse en algo puramente optativo.

  5. Nadie parece notar que despenalizar no es lo mismo que legalizar. La única diferencia es que no van a procesar a la mina, pero al abortero lo van a seguir procesando como ahora. Es más, legalmente es como despenalizar el consumo de falopa, si no procesan a la mina ahora sirve como testigo y también le cabe falso testimonio que antes no.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

La ciencia no logra ponerse de acuerdo sobre el aborto

¿Hay que despenalizar el aborto o no? Hay docenas de grupos a favor de una postura y otra tanta docena a favor de la opuesta. ¿Cuál es la correcta? Desde lo filosófico es imposible llegar a un acuerdo, entonces queda la postura de la ciencia… que no tiene...