Aseguran que “la legalización reduce los abortos”

21
1017
IDESA Y UN INFORME QUE TRAERÁ POLÉMICA
IDESA Y UN INFORME QUE TRAERÁ POLÉMICA

El Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) aseguró que hay “evidencias científicas” que indican que la legalización de la interrupción del embarazo “no genera prácticas sexuales más irresponsables sino menos abortos”, al tiempo que lamentó que en las discusiones sobre el tema  prevalecen las opiniones subjetivas y la poca consideración a las evidencias científicas”.

 

“En esencia lo que está en discusión es si es pertinente que la sociedad le imponga a una mujer concebir un hijo contra su voluntad o si lo que corresponde es que se respete su decisión de interrumpir el embarazo”, planteó IDESA en su último informe semanal.

Al respecto, indicó que “desde hace muchos años en los países desarrollados el aborto tiene el tratamiento legal que ahora se propone en Argentina” y en ellos “es la mujer la que decide continuar o no con el embarazo”.

Por el contrario, “en los países en vías de desarrollo prevalecen normas más restrictivas, como las que actualmente rigen en la Argentina”, señaló, para luego advertir que “estas divergencias permiten  evaluar de manera objetiva las consecuencias de adoptar diferentes estrategias”.

“El aborto es una experiencia muy traumática que difícilmente alguna mujer la considere trivial ni mucho menos que la disfrute. Pero ser obligada a procrear sin desear tener hijos puede generar, en algunos casos, una situación más traumática aún”, destacó la consultora, para agregar al respecto que “solo de esa manera se explica que en los países donde el aborto es ilegal muchas mujeres estén dispuestas a poner en riesgo su vida en intervenciones clandestinas con tal de interrumpir el embarazo”.

IDESA precisó que “las evidencias están mostrando que es poco probable que una mujer llegue a un embarazo no deseado porque el aborto sea legal y, además, que la legalización ayuda a que sean más eficaces las políticas orientadas a promover prácticas sexuales responsables y a darle contención y orientación a quienes enfrentan un embarazo no buscado”.

En ese sentido, reconoció que “merecen ser respetadas las posiciones fundadas en consideraciones éticas y religiosas que sostienen la oposición a la interrupción del embarazo” pero que “el mismo tratamiento merecen quienes consideran que no corresponde obligar a una persona a concebir un hijo que no quiere tener”.

“Respetar la voluntad de las personas, en línea como lo hacen los países más desarrollados, no solo es un acto de tolerancia sino también una manera de generar estrategias más eficaces para evitar los embarazos no deseados”, sostuvo.

IDESA citó en su informe un estudio de la revista The Lancet de 2016, financiado por los gobiernos del Reino Unido, Holanda, Noruega, Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud, en el que se destacó que entre 1990 y 2014 “la tasa de abortos en el mundo bajó de 40 a 35 por cada 1.ooo mujeres con edades entre 15 y 44 años”.

Las diferencias se ponen de manifiesto al comprobarse que “en los países desarrollados esta tasa bajó de 46 a 27 por cada 1.000 mujeres”, pero “en los países en vías de desarrollo pasó de 39 a 37”.

“Estos datos muestran que en el último cuarto de siglo la tasa de abortos tuvo una importante disminución en los países desarrollados donde se respeta la decisión de la mujer en relación a continuar o interrumpir el embarazo”, indicó IDESA.

Por el contrario, “en los países en vías de desarrollo donde el aborto tiende a estar legalmente penalizado, la tasa se mantuvo prácticamente constante”.

IDESA concluyó que “estas evidencias científicas sugieren que la legalización del aborto no induce a prácticas sexuales más irresponsables sino que, por el contrario, genera las condiciones para una menor proporción de embarazos no deseados”.

Asimismo, informó que entre 2010 y 2014 “el 73% de las mujeres que abortaron fueron mujeres casadas o en unión conyugal mientras que sólo el 27% fueron mujeres que no vivían en pareja”.

“Esto refuerza la noción de que la legalización del aborto no promueve el libertinaje sino que opera como último recurso en la planificación familiar”, finalizó.

 
 

21 comentarios Dejá tu comentario

  1. Jajajajajaja, me había perdido las respuestas de G!! "Ubicate idiota"... es muy bueno!! Cuando pida la escupidera no dejare de mencionarlo, "G". Por otra parte vos te metiste en una secta pero todavía no fuiste dañado. Claro que con tus acciones se ve que es cuestión de tiempo. Por ahora sos solo usado, como un preservativo barato. El otro que trata de tarado, sigan pidiendo moderación! Lo tomare como una señal de que ODIAN lo que yo digo. Los pone laaaaacaaaaas. Y no me imagino a Gary. Tranquilo G... dentro de poco tu Guru va a estar tan arruinado que no vas a tener ni ganas de venir a molestarme. Y dentro de un tiempo capaz que hasta te meto una denuncia penal. Se viene la ley anti-hostigamiento chiconautas!!!

  2. Vos estás tan loquito que no te das cuenta que no podés inventar una realidad y mucho menos inventar la realidad de los demás.

  3. G... hablando en serio por un minuto... Gary vive en una nube de pedos. Si queres lo discutimos. Es la realidad. LA realidad. Pero yo no hablo de realidades. Yo sencillamente digo que Gary sanatea y se cree su propia historia. La mas grotesca invención de su gorda cabeza es pretender que yo soy un hereje y que el es una pobre victima mía(!?). Quiere negar los mas elementales principios éticos si se quiere. Libre albedrío. Libre asociación. El tiene un problema emocional que no puede resolver CON TODAS LAS HERRAMIENTAS QUE TIENE. Ustedes violan las leyes que dicen conocer y respetar. Contala como quieras. Citando a Gary Chicoine LITERALMENTE "El señor del karma no esta impresionado."

  4. JUSTICIA DE GÉNERO El teísmo es la doctrina que afirma la existencia de un Dios creador del universo y que interviene en su evolución con independencia de toda religión. El DOGMA del MONOTEÍSMO despeja cualquier DUDA o INCÓGNITA. Por esta CONDICIÓN TOTALIZADORA, TODO ES COMO DIOS LO HA DISPUESTO, incluidas la VIDA y la MUERTE. Consecuentemente, sería el ABSOLUTO CREADOR Y DESTRUCTOR, aunque ésta función catastrófica, supresora, fuera atribuida a su contracara, también, metafísica, EL DIABLO. LA OBRA MAGNA de Dios en su Universo ha sido LA CREACIÓN DE LOS SERES HUMANOS, con DOS GÉNEROS o SEXOS: MACHO Y HEMBRA. ÉL nos aseguró la continuidad vital BIOLÓGICA a través del mecanismo natural denominado COITO o CÓPULA GENITAL. Mediante el cual, el MACHO experimenta un deseo ERÓTICO, se yergue su PENE (espada según grafican algunos psicoanalistas) y PENETRA a la HEMBRA por su herida natural (similar interpretación, de divanes) denominada VAGINA. Si la mujer es fértil posee en espera la célula OVULAR, que es FECUNDADA en el mismo instante que la célula seminal (SEMEN) sea aceptada en ese prodigioso interior del cuerpo femenino. Comienza el necesario PROCESO REPRODUCTOR que, tras nueve meses de embarazo MATERNAL, expulsará, parto mediante, a uno o más flamantes seres de la misma ESPECIE. Esa penetración puede ser consentida o resistida. En tal caso, el macho puede VIOLAR a la hembra y la concepción igual se produce como consecuencia ajena a la voluntad del organismo maternal ya fecundado. Vemos aquí, objetivamente, la INJUSTICIA PRIMARIA de un acto de VIOLACIÓN que sólo podría cometer el macho a través de su fuerza física superior. El dueño de la “espada” puede ausentarse, mientras que la mujer “herida” está obligada a soportar la VOLUNTAD DE DIOS. Contrario sensu: la hembra jamás podrá violar el macho, para ser fecundada, pese a su deseo, porque no hay forma de obligar a una erección viril con orgasmo seminal. Sin deseo de discutir la INFABILIBILIDAD DIVINA, DIOS planificó un esquema natural viciado de posible SOMETIMIENTO FORZADO. ANTICIPO que, para MÍ JUICIO, LA IGUALDAD DE GÉNERO ES UNA UTOPÍA. Si en en algún momento de la Historia futura LA DESIGUALDAD desapareciera, los actuales humanos no la vamos a ver. El desarrollo de esta secuencia analítica descriptiva lo demostrará en sus conclusiones. Si bien la naturaleza humana es intrínsecamente INJUSTA -es común hablar de LA LEY DE LA SELVA- la SOCIEDAD, en su avance civilizador, ha procurado CREAR NORMAS QUE ORGANICEN A LAS COSTUMBRES de modo tal que impere la MAYOR JUSTICIA. Creamos el DERECHO Y SU LEGISLACIÓN con el objeto de dar a cada uno lo que en Justicia corresponde. Como lo enseñara el filósofo y jurista austríaco HANS KELSEN en su “Teoría Pura del Derecho”, se producen LOS HECHOS (lo que ES por objetividad), pero es misión del Estado legislador asegurar LO QUE DEBE SER, subjetivamente considerado para asegurar la PAZ SOCIAL. Las leyes tratan de dar a cada ser lo que en Derecho le corresponde. LO QUE NUNCA PODRÁN LAS LEYES del HOMBRE es ALTERAR LAS NORMAS DE LA NATURALEZA DIVINA. Para el caso: ÓVULO FEMENINO FECUNDADO POR SEMEN MASCULINO = SER HUMANO VIVIENTE (en gestación programada por la propia NATURALEZA). Poner fin abruptamente a esa concepción en el vientre de la madre significa CRIMEN o ASESINATO. Este epílogo es INACEPTABLE A ULTRANZA, no sólo por la Iglesia Católica Apostólica y Romana (religión oficial en la República Argentina), sino en otros diversos CREDOS y pensamientos filosóficos humanistas. A esta altura no podemos seguir con esta vulgar descripción naturalista, jurídica o religiosa. Debemos ir a los SENTIMIENTOS que forman parte de la PSIQUIS HUMANA. El EROTISMO ES UN SENTIMIENTO DESEOSO que produce la ERECCIÓN peneana y culmina con el ORGASMO, (bilateral o unilateral), que libera al SEMEN en busca de su natural albergue ovárico. Hay una SATISFACCIÓN complementaria en toda la maquinaria orgánica puesta en acción: EL GOCE PLACENTERO. Que no siempre se produce de manera mutua, pero pasa a ser RAZÓN A CONSIDERAR. Porque al ACABAR el ejercicio, con goce y placer, o sin ellos, la consecuencia biológica es la GENERACIÓN DE UN NUEVO SER VIVO. Descubrimos otra INJUSTICIA. El varón SIEMPRE GOZA (la eyaculación alivia carga hormonal); mientras que la hembra puede no gozar, y quedar embarazada SIN ORGASMO. UNA DESIGUALDAD SUSTANCIAL. Que requiere ser tenida bien en cuenta si deseamos vivir en una SOCIEDAD LO MÁS JUSTA POSIBLE. El macho, más aún el violador, puede desentenderse: logró su “desahogo”, mientras su “VÍCTIMA” será madre por consentimiento o sin él. NO TIENE DERECHO DE APELACIÓN. No interesará si TUVO O TIENE GANAS DE PARIR. Los sacerdotes y laicos creyentes dirán que HA SIDO BENDECIDA POR DIOS. A ella le está vedado sentir que se produjo un HECHO NO QUERIDO O FORZADO, Y NO TIENE REMEDIO. Vemos en ese SUJETO FEMENINO de este acto bilateral, a un ser que convivirá soportando DOS MALES ANÍMICOS: DESIGUALDAD E INJUSTICIA. Peor aún, el final puede convertirse en LA MUERTE por anormalidad en la parición con supervivencia o defunción del bebé. LA MUJER NO TIENE EL DERECHO A SENTIR MIEDO. Debe encomendarse a sus símbolos religiosos, comenzando por Dios, sin el mínimo certificado de garantía vital que asegure su natural INSTINTO DE CONSERVACIÓN. Seguimos incorporando elementos a las torrecitas de la DESIGUALDAD GENÉRICA E INJUSTICIA. Tampoco la hembra deberá poseer VOCACIÓN DE MADRE (la función más importante de la vida). Esto no puede ser motivo de meditación, el hecho es IRREVERSIBLE, un DEBER SER automático que surge de un HECHO producido aún contra su voluntad. Y del padre, si es conocido, ni hablar. YA LO HIZO: asuma su participación o desaparezca de los lugares que suele frecuentar. Antes de tirar las cartas sobre la mesa hay una SEGURA PERDEDORA. Y un “GANADOR” que deberá recoger la renta o huir del tapete. Mientras tanto lo que sobreabunda es el CAPITAL HUMANO DE UN PLANETA SUPERPOBLADO, que obligó a los chinos al conocido recurso del SEVERO CONTROL DE LA NATALIDAD. A esta altura debo considerar el enfoque PRAGMÁTICO, una suerte de DERECHO CONSUETUDINARIO, para paliar el CONFLICTO INDIVIDUAL Y SOCIAL. Con todo el dolor que implica la muerte de “N.N.”, LEGALICEMOS AL ABORTO VOLUNTARIO sin la mínima cortapisa, con atención científica médica y psicológica gratuitas.- LA IGUALDAD DE GÉNEROS ES UNA UTOPÍA. Si alguna vez pasa de ser una consigna IDEALISTA a una REALIDAD INTANGIBLE nosotros no lo veremos.- JUSTICIA GENÉRICA II Afirmar la VERDAD DESNUDA archisabida: “eliminar al feto ES UN CRIMEN” constituye una SIMPLIFICACIÓN teñida de HIPOCRESÍA, casi idéntica a los DOGMAS RELIGIOSOS. Mi posición, que reitero, es una MIRADA HACIA LA JUSTICIA. Sostengo que hay una gran DESIGUALDAD DE GÉNERO en el acto SEXUAL ERÓTICO, HECHO CAUSAL de la FECUNDACIÓN. Por supuesto que el ORIGEN NATURAL de la FUSIÓN proviene de un llamado ORDEN supuestamente “DIVINO” (definición inaceptable para un AGNÓSTICO). El DESEO ERÓTICO es necesario para causar la MUTUA ATRACCIÓN del MACHO por la HEMBRA o viceversa. Es el famoso PECADO DE LA LUJURIA que castiga el catolicismo y las religiones monoteístas en general. Pero, en los hechos pareciera que el único con DERECHO a “CALENTARSE” es el poseedor de un pene erecto, mientras que la dueña de la VAGINA si se pone “cachonda” ES UNA PUTA. LA CULMINACIÓN PLENA DEL COITO (o cópula genital) conlleva un GOCE PLACENTERO PARA AMBOS, salvo la mencionada DISCRIMINACIÓN. Opino que el noventa por ciento de los “empotramientos” buscan ese PLACER. Consecuentemente el EMBARAZO puede muy bien ser EL EFECTO DE LA CAUSA explicitada. Cuando la mujer constata su embarazo, lo primero que hace es comunicárselo al futuro padre. Éste puede festejarlo, alentar con mimos amatorios o, sencillamente poner el grito en el cielo y DESAPARECER (borrarse, como se dice vulgarmente). Estamos en presencia del RESULTADO NO QUERIDO de un FIN NO BUSCADO. Aquí aparece la MORALINA CASTIGADORA: “que paguen por su PECADO”. ¿Quién paga: la actora femenina que aguantará nueve meses en su vientre ese hijo no buscado ni planificado; o el actor masculino que puede despreciar a “la puta” con crueldad y cinismo: “si es mujer ponéle Rosa”, como dice un tango? Es más, la mujercita puede TEMER PERDER LA VIDA en la culminación del parto (millones de parturientas murieron); y el INSEMINADOR ni enterarse de la TRAGEDIA. Por lo tanto, la MADRE, o ambos al unísono, TIENEN DERECHO -si utilizamos un sentido PRÁCTICO DE JUSTICIA REAL- a invocar como ATENUANTE sin ambages LA DEFENSA DE SU CUERPO Y EXISTENCIA propiamente dicha. ¡Es JUSTICIA eximir de toda CULPA a los protagonistas del “aparente asesinato”, maligna e inhumana acusación de una decisión dramática: (“a nadie le gusta abortar” oímos dictaminar con sensatez). ACEPTAR Y COMPRENDER que la mujer no debe ser una MÁQUINA DE PRODUCIR BEBÉS; sino un ser que busca, desesperada (a veces, o cuando es menor de edad, a requerimiento de sus padres), SOLUCIONAR UN PROBLEMA EXISTENCIAL: por considerarse contrariada en sus intenciones, inmadura en su desarrollo psicológico formativo o, simplemente DESVALIDA o ABANDONADA, y sin la IMPRESCINDIBLE VOCACIÓN SAGRADA DE SER MADRE, en esa emergencia! Sintetizando: al manifestarme sobre un conflicto de CONCIENCIA donde se entremezcla lo JURÍDICO con la MORAL Y BUENAS COSTUMBRES y el factor filosófico primordial de la RELACIÓN CAUSA/EFECTO con los elementos ATENUANTES o AGRAVANTES DEL DERECHO PENAL, me inclino por autorizar el aborto sin cortapisas y la asistencia médica y psicológica gratuita o privada según los casos de inserción social, bajo el control sanitario del Estado.-

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

¿Por qué es difícil que se apruebe la despenalización del aborto?

El tema del aborto es uno de los tópicos más complicados que debe enfrentar el Gobierno, ya que recibe gran presión a nivel social para que se apruebe su despenalización. No es la única razón por la cual se complica su despenalización, es sabido...