¡Recién Publicado!
cerrar [X]

David Graiver, el banquero de los montoneros

9
21440
ANTICIPO DE IMPORTANTE LIBRO
ANTICIPO DE IMPORTANTE LIBRO

    El libro consta de cuatro partes, o grandes capítulos. Recoge la integralidad de una primera edición, aparecida en 1990, titulada El crimen de Graiver, y agrega un Prologo y un Epilogo, que actualizan los hechos hasta hoy, y dispone de un Anexo más completo de fotos y documentos.


Muerte premeditada


    La historia arranca contando el último día de vida de David Graiver, el 6 de agosto de 1976. El personaje es un banquero argentino de origen judío. Tenía 35 años. Poseía dos bancos en Argentina (Comercial de La Plata y Hurlingham), dos bancos en  Nueva York, el ABT y el CNB (American Bank and Trust y Century National Bank), la BAS en Bruselas (Banque pour l’Amérique du Sud), un banco en Tel Aviv (Swiss-Israel Bank) y decenas de compañías desparramadas por el mundo.

 

    La narración se explaya en detalles sobre la constitución del capital de las 6 instituciones financieras y los demás bienes.

    Las escenas se desarrollan en Nueva York. A través de conversaciones telefónicas con sus subordinados, entre su departamento de la Quinta Avenida y sus oficinas en el Olimpic Towers, se va mostrando como el joven banquero administra un imperio financiero, construido en solitario al cabo de 9 años. Sobre la base de la fortuna familiar, acopiada por su padre, Juan Graiver, un emigrante polaco de origen judío que se afincó en la Argentina en los años 30 del siglo pasado, el hijo mayor, Dudi irguió una multinacional que logró manejar alrededor de 200 millones de dólares, desplazando a su hermano menor, Isidoro.

    En un almuerzo que David tiene en un restaurante de Nueva York con José Ber Gelbard, último ministro de economía del general Juan Perón, se trazan los perfiles personales, familiares y políticos de los dos hombres. Gelbard y Graiver dominaron la economía argentina de 1973 a 1976. Uno podía pasar por el padre del otro. Ambos eran judíos y contaron con apoyos del Mossad, el servicio secreto israelí, que los ayudó a abrirse paso en los negocios.  Aquí se pinta la imagen política de la Argentina de ese periodo.

    En el correr de las paginas va apareciendo la filosofía de vida y los criterios morales que guiaran a David Graiver en el ámbito de la política y la economía.

    Graiver formó parte del trípode de la banca judía en América Latina. Los otros dos exponentes fueron José Klein, en Chile, y Edmond Safra, en Brasil, hombres maduros, emigrantes también, los dos con bancos en Nueva York y Ginebra. Una reseña sobre los mismos abrevia la saga de muchos judíos llegados a América Latina que cimentaron fortuna empezando de la nada.

    La CIA decide eliminar a Graiver al saber que su expansión bancaria en los Estados Unidos es posible gracias a una inversión de 17 millones de dólares  de los Montoneros, exponentes de la guerrilla peronista, una de las más espectaculares de América Latina de los años 70. El atentado se montó aprovechando sus vuelos en jet privados de todos los fines de semana a México, donde residía oficialmente la familia de Graiver por razones impositivas y de visa provisoria como banquero que se estaba instalando en Nueva York. En la madrugada del 7 de agosto de 1976, cerca de Acapulco, Dudi Graiver pereció en un accidente aéreo. Se relatan los detalles del viaje y se formula una hipótesis sobre las razones que provocaron el estallido del avión.


Mellizas I


    Volviendo atrás en el tiempo se describen a continuación las relaciones de Graiver con Perón y sus lazos con los Montoneros. Se detalla la ideología y la técnica de Dudi para reproducir dinero en el circuito financiero internacional, y vaciar bancos en Nueva York y Bruselas.
    Se muestra, además, en tres evocaciones sucesivas, la planificación del secuestro, su realización y el cobro del rescate por el rapto de los hermanos Jorge y Juan Born en Buenos Aires, lideres de la  primera multinacional argentina, la tercera cerealera del mundo. Al operativo, realizado durante 1974 y 1975, sus autores lo bautizaron Mellizas.
    Una remesa del rescate de 64 millones de dólares se embolsa en Ginebra. Fueron 14 millones de dólares que la guerrilla peronista cediera en inversión a Graiver. Surgieron inconvenientes en el traspaso del dinero de los Born a los Montoneros, y de estos a Graiver. Todo ocurrió hacia junio de 1975 en Ginebra. Para resolver la situación, Graiver pidió auxilio al Mossad, que sin saber de donde provenía el dinero, consiguió destrabarlo de los bancos suizos.   
    El colosal botín ubicó al rapto de los Born en el primer escalón mundial de los secuestros contra pago de rescate que se conocieran.  
    En el marco de estos acontecimientos, el libro entra en materia sobre la practica de la lucha armada urbana en Argentina, y se ensaya una aproximación política e ideológica sobre ella. También respecto a los vínculos de los Montoneros con Perón y el empresariado argentino.  


El imperio de papel


    Retomando la cronología del grupo Graiver luego que la CIA liquidara a David en la catástrofe aérea, la narración se interna en el derrumbe de los bancos y sociedades.
    Graiver había organizado su imperio en base una conducción unipersonal. Su muerte provocó el desplome de los bancos. El ABT y CNB en Nueva York se desfondaron en septiembre de 1976, constituyendo entonces la cuarta quiebra bancaria en la historia de los Estados Unidos. La BAS en Bruselas también se desmoronó ese mismo mes. Fue la primera estafa bancaria de la posguerra en Bélgica. Los bancos argentinos y el de Israel se vendieron para cubrir deudas. La multinacional valuada en 200 millones de dólares se despeñó. Quedó al desnudo el desvío de fondos perpetrado por Graiver en el mercado financiero internacional para nutrir de capitales a sus empresas en Argentina, especialmente Papel Prensa, un proyecto cuyo objetivo fuera monopolizar la fabricación de papel en el país.
    Con ese telón de fondo se vivió una feroz lucha por el poder en la cúpula del grupo Graiver, entre los herederos de su familia -sus padres, hermano y la viuda- y los ejecutivos susceptibles de reemplazarlo en la conducción empresaria.
    Dos enfrentamientos simultáneos alimentan el reportaje. Uno es el que opuso a dos lugartenientes de David, los argentinos Jorge Rubinstein y Alberto Naón, que tenían enfoques opuestos como gestionar el derrumbe. La otra puja desgarró a la familia. Lidia Papaleo, la viuda de David, que no es judía, terminó por hacerse con el control del grupo, alejando al hermano y al padre de su difunto esposo, y apartando a Rubinstein y Naón.
    Paralelamente, la eliminación de Graiver ocasionó una crisis en el trípode de la banca judía en América Latina (Graiver-Klein-Safra). En su caída Graiver arrastró a Klein, quien se suicidó en Ginebra en 1977. Safra salió temporariamente indemne hasta que el 3 de diciembre de 1999, sucumbiera en un incendio criminal en Mónaco. Fue uno de los banqueros más encumbrados del mundo, dueño de Republic Nationl Bank de Nueva York. La DEA, el órgano antinarcoticos de Estados Unidos, supo tenerlo bajo sospecha de lavar dinero procedente del narcotráfico, habiendo sido también citado en el escándalo del Irangate.
    La familia Graiver retornó rápidamente de México a la Argentina. Los  militares habían dado un golpe de Estado el 24 de marzo de 1976. Al derribarse el imperio Graiver, las Fuerzas Armadas se abalanzan sobre los bienes, expropiándolos bajo pretexto que allí estaban los fondos de los “subversivos” montoneros. La viuda trató de negociar con el presidente y dictador Videla, pero la suerte le fue adversa. Los Graiver y su entorno fueron detenidos. La represión los tuvo ocultos unas semanas y luego el Ejército resolvió someterlos a la justicia militar.
    La crónica analiza los entretelones que estos episodios motivaron en el seno del régimen militar.


Mellizas II


    El titulo se refiere a los pormenores del secuestro de los Graiver y allegados, su posterior juicio por parte de un tribunal de las Fuerzas Armadas, y la consecuente sentencia.
    Sin embargo, la vuelta a  la democracia en 1983 permitió a los herederos de Graiver apelar las sentencias y reclamar los bienes que les fueron usurpados por los militares. No existían pruebas materiales de la inversión de la guerrilla montonera en el grupo Graiver. 
    El gobierno presidido por Raúl Alfonsín los puso en libertad y los indemnizó con 84 millones de dólares, devolviéndoles propiedades diversas. Los Graiver mantuvieron sus declaraciones formuladas con anterioridad ante los jueces militares, en el sentido que la inversión de los Montoneros era un asunto particular del extinto David Graiver, y que ellos eran extranjeros al hecho por el cual no podía pedírseles rendiciones de cuentas. 
    Los herederos de David se comprometieron ante la justicia democrática a reinvertir en la Argentina el dinero que cobraran de la indemnización, pero no lo hicieron.
    El padre y el hermano de David se domiciliaron en Madrid. Invirtieron una fracción de la fortuna en España y depositaron el resto en cuentas suizas de Ginebra. Juan Graiver murió en 1989.
    Lidia Papaleo, la viuda de David, permaneció en Buenos Aires. Volvió a formar pareja. Su nuevo marido concluyó un pacto con un emisario de los Montoneros. Juan e Isidoro Graiver habían viajado a Ginebra, donde los Montoneros tenían su retaguardia financiera. Un subordinado de Mario Firmenich, jefe de los Montoneros y preso en Buenos Aires desde 1984 -condenado a 30 años de cárcel en 1987 por la autoría mediata del secuestro de los hermanos Born- visitó un banco en Ginebra para retirar una gran cantidad de dólares. El dato induce a pensar  que la inversión de 17 millones de dólares de la guerrilla peronista fue restituida a los sobrevivientes de la jefatura montonera. Mario Firmenich se benefició de un indulto dictado por el presidente Carlos Menem en 1990 y Jorge Born colaboró con el gobierno peronista de la restauración democrática. La justicia auspició un arreglo entre los Graiver y los Born, para que estos últimos recibieran una parte proporcional de la indemnización pagada por el Estado. 

Juan Gasparini

 
 

9 comentarios Dejá tu comentario

  1. Los nenes subversivos dan lastima, LIBERALES de la burgesia media, que tiene poco y nada que ver con los guerrilleros de los 70, guerrilleros que fueron usados por la cupula Montonera que eran todos judios, y empresarios... financiados por otros judios para darles la escusa perfecta a la Escuela de las Americas para instalar el Liberalismo Economico mas asqueroso.... la izquierda y la derecha son dos herramientas de la misma Cabeza Masonica... esto no pasa aca solo, pasa con ETA y pasa con Bin Laden, todos agentes de la CIA o el MOSSAD... y despues estos pendejos pelotudos nos hablan de "nacional y popular" sera MINORIA INTERNACIONAL

  2. David Graiver dueño de un imperio multinacional valuado en 200 millones de dolares? Vamos! Ese chantun con delirios de financista internacional nunca tuvo mas dinero en dolares que la fraccion del botin que le dieron a administrar los Montoneros, dinero que no era suyo. Esos dos bancos neoyorquinos que supuestamente "compro" nunca fueron oficialmente suyos, ya que las leyes bancarias estadounidenses exigen saber la procedencia del dinero que se emplea para la compra de un banco, y eso era algo que Graiver no podia revelar, ya que estaba manejamdo plata "sucia". En consecuencia el Superintendente de Bancos neoyorquino, John Heinmann, se nego a oficializar las transacciones. En su declaracion jurada ante las autoridades bancarias estadounidenses Graiver evaluo la fortuna de su familia en 12 millones de dolares. Entonces, como iba el Department of Banking a autorizar una compra de 26 millones de dolares (el American Bank & Trust) a una persona que no declaraba tener ni siquiera la mitad de esa cantidad? Repito, Graiver no era mas que un chanta con delirios de grandeza.

  3. estos pro-k dicen uy uy!! este gobierno defiende los derechos de los desaparecidos uyuy magnetto a la carcel!!! cuando en realidad varios integrantes de este gobierno en la epoca de menem apoyaba el indulto a los militares y vendia ypf a los extranjeros, no tienen cara! hipocritas

  4. el problem a de argentina es la caracteristica racial, el kirchnerista biologico (yo lo defino por estar mas cerca a las razas oscuras y judias que a las "buenas) destruyo al pais, hay una gran diferencia entre personas que vinieron con educacion al pais, que por lo menos tenes antepasados y basura indigena y judia que destruyo al pais, no es casual que la television este asi, muchos judios que con sus ideas destruyen a los querems hacer una verdadera argentina. los peronistas son basura, siempre fueron basura y seran, tienen que ser eliminados, si no eliminanos la escoria que sobre, seguiran ganando la basura, la mierda, me retiro , la mentalidad de esta gente ME INDIGNA. no es causal que judios como KUNKEL SE CREEN SUPERIORES, ES SU CARACTERISTIA RACIAL QUE REFLEJA A TRAVES DE LA MENTE, dese ya muchas gracias, ademas de la basura arabe (igual de terrorista ) yu el judio cara de mono de verbitsky, saludos

  5. hay judios realmente PATRIOTAS, son lo que sabe que el judaismo es inferiro y femenino, como Otto weininger, Ludwig wittgenstein y otros, (mayoria judeo alemanes, algunos son mas realistas) en cambio la basura POLACA, que me indinga, desde la basura HASIDICA hasta el odio anti-gentil que encima solo se odian a ellos mismos (mayoria de ellos tienen antepasados gentiles eslavos y turcos, segun un linguistica de tel aviv) no me sorprende que el negro indigena respete al judio, los cabeza odian al blanco hasta la muerte, (no digo todos) pero muchos si, y no ven al judio como amenaza en buena proporcion, son igualmente de destructivod auqnue de distinta forma. respeto a muy pocos judios, solam,entye los "jewish self hatred" lo que piensan como yo o incluso mejor que yo, lo demas es basura, al igual que otros grupos. aclaro soy ateo y creo que las religiones tienen que ser destruidas, el cristianismo es un reflejo (aunque mucho menor de la mucho peor religion judia) de la mentira, no somos hermanos, somos seres biologicos y no exisitmos (segun dice la ciencia) sino que estamos en un estado de superposicion (gato de schodinger, mecanica cuiantica) y somos nada mas una copia de ADN DE OTRO UNIVERSO PARALELO.desde ya muchas gracias

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Héctor Timerman: mi pasado me condena

Héctor Timerman, flamante canciller y ex periodista, ha sido uno de los espadachines contra la prensa que el Gobierno ahora premia con el puesto mayor en la diplomacia argentina. Acabo de leer una parte del libro "Nadie fue", del ex jefe de Inteligencia de Menem y también...