¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Caso Ángeles: los misteriosos viajes de la empleada doméstica (que ponen en duda todo lo dicho)

14
La tarjeta SUBE de Dominga Torres, la empleada doméstica de la familia de la joven asesinada, uno de los puntos más controversiales de la causa
La tarjeta SUBE de Dominga Torres, la empleada doméstica de la familia de la joven asesinada, uno de los puntos más controversiales de la causa

Como publicó Tribuna de Periodistas días atrás, constan en el expediente numerosos indicios de que Ángeles Rawson falleció en el interior de su vivienda, en planta baja “A” del edificio de Ravignani 2360. Dicha hipótesis, sin embargo, fue descartada por la Justicia, que consideró que el encargado, Jorge Mangeri, la interceptó en el hall, para conducirla a un lugar indeterminado del edificio y asesinarla en el marco de un abuso sexual.

 

Dos elementos condujeron al Tribunal a concluir que la joven no entró a su departamento: el testimonio de Axel Opatowski, el hermanastro de Ángeles, y de Dominga Torres, la empleada doméstica que se desempeñaba en la vivienda. El primero, quien declaró en Cámara Gesell dada su discapacidad intelectual leve, sostuvo que ese 10 de junio se encontraba enfermo y decidió faltar al colegio, quedándose a dormir en su cuarto. Por su parte, la mujer aseguró haberse presentado en el domicilio familiar alrededor de las 8:45, para desempeñar sus tareas como empleada doméstica. Ambos negaron haber visto a la joven ingresar a su vivienda.

A lo largo del proceso, la defensa del encargado puso en duda ambos testimonios, señalando contradicciones y errores en las declaraciones de la empleada y el joven. Oscilando entre una hipótesis incriminatoria y otra más benigna hacia la familia de Ángeles, los distintos abogados de Mangeri sostuvieron que la joven ingresó a su departamento.


La tarjeta SUBE

Entre los elementos controvertidos de este punto, llama la atención la cuestión de los viajes de Dominga Torres en colectivo, ocurridos ese 10 de junio. Los mismos surgen de la tarjeta SUBE, de número 6061 2670 3474 0074, aportada por ella el 14 de junio, al prestar declaración testimonial. La misma no se encuentra a su nombre, sino al de una tal Alba Ponce, a quien Torres negó conocer, sin aclarar cómo había obtenido dicha SUBE: “No, no está a mi nombre. Era la que usaba yo pero no tenía mi nombre”, sostuvo en el juicio oral. La ignota Alba Ponce no fue llamada a declarar, y ni los fiscales ni la defensa le preguntaron a la empleada doméstica si conocía a la titular del dispositivo.

En su segunda declaración, a fs. 2074, realizó una narración del viaje que ese día habría llevado a cabo desde su domicilio, en el partido de La Matanza, hasta Ravignani 2360: “Refiere que salió de su casa a las 5:55 hs, y alrededor de las 6:10 se tomó el colectivo hasta San Justo, donde se baja alrededor de las 6:30. Ahí espera el 55 y lo habrá tomado a las 6:45, viajando hasta Plaza Falucho (...) y desde allí fue corriendo porque tenía ganas de hacer pis hasta el domicilio de Ravignani, llegando a eso de las 8:45”.

En esta declaración, la empleada muestra recordar gran cantidad de detalles. Por ejemplo, la hora exacta a la que llegó, por la presencia de un reloj en la cocina. O, por otro lado el mencionado hecho de “que tenía ganas de hacer pis”.


Fragmento de la declaración de Dominga Trinidad Torres

Al terminar tempranamente su trabajo en la calle Ravignani, Dominga habría partido a la casa de su otra empleadora, María Luz Piñero Campbell, quien ratificó que ella se presentó. Sin embargo, al solicitarle al Banco Nación la información sobre sobre los viajes realizados con dicha tarjeta el día 10 de junio, fueron notificados muy llamativos resultados:

Si bien los viajes que figuraban eran acordes a sus dichos, existía un detalle no menor que había sido omitido en sus dos declaraciones testimoniales. Se trataba de dos viajes, con diferencia de minutos, en dos internos de la línea 55, el 41 y el 79, alrededor de las 7:00.


Los dos internos de la línea 55 tomados por Dominga Torres, a las 6:51 y a las 7:00

Al realizarse dicho hallazgo, la mujer de nacionalidad Paraguaya fue nuevamente convocada a ampliar su declaración testimonial. En dicha oportunidad, a preguntas acerca del hecho descrito, aseguró recordar que el colectivo se había descompuesto, motivo por el cual tuvo que tomar el siguiente. Dicha secuencia, que no había sido mencionada ni siquiera tangencialmente en sus dos declaraciones anteriores, generó gran controversia en el marco del proceso.

Se le solicitó a la empresa Almafuerte S.A. los itinerarios de sus dos internos, que fueron incorporados al expediente, y que son publicados, por primera vez y en exclusiva, por Tribuna de Periodistas. Además, fue citado Carlos Faut, el titular de la línea 55, quien negó que haya existido ese día inconveniente alguno con esos colectivos.

Ello parece ser verificado por los informes de la empresa, que no solo no notifican de incidente alguno, sino que no muestran irregularidades en los horarios de las paradas.

Particularmente el interno 79, del que habría descendido Dominga Torres, hizo tres paradas entre las 6:46 y las 7:05, para luego seguir normalmente su recorrido, con lapsos de arededor de 10 minutos entre paradas. No parece posible, por tanto, que el mismo se haya descompuesto entre las 6:51 y las 7:00 de la mañana, como señaló la mujer.


Itinerario del interno 79, el que se habría “descompuesto”. El campo de “NOVEDADES” está vacío.


Itinerario del interno 41, el segundo que habría tomado Dominga Torres

 

Juicio oral

El Dr. Adrián Tenca, abogado defensor de Mangeri, hizo mención en su alegato a la irregularidad con respecto a los viajes en colectivo, tal como puede oirse en el minuto 5:17:00 del video la audiencia del 1 de julio de 2015.

Recordó el abogado: "Tenemos que referir el hecho de haber subido a dos internos de la línea 55 (...) en toda su declaración nunca había hecho referencia a esto (...) y cuando se le preguntó por qué lo había hecho, a regañadientes dijo que se había roto el colectivo".

Luego, Tenca argumentó que generalmente no se le vuelve a cobrar el viaje al usuario de un colectivo que se descompone, cuando este toma el que viene detrás.

Además de este punto, basado en la experiencia, recordó la declaración de Carlos Faut y los dos itinerarios de la línea 55, antes mencionados: “el titular de la linea 55 manifestó que esos dos internos no habían tenido ningún tipo de inconveniente ese día”. Haciendo referencia a los dos informes de Almafuerte, sostuvo que “si uno colige los horarios secuenciales que va teniendo que no tuvo ningún tipo de inconveniente”.

 

Réplicas

Resulta llamativo que ni la fiscalía, ni la querella, ni el Tribunal que condenó a Mangeri, hicieron referencia a este último punto. Pablo Lanusse, el abogado querellante, se limitó a recordar que Dominga Torres se hizo presente en la casa de su otra empleadora, Piñero Campbell.

El Tribunal, por su parte, tan solo replicó el primero de los argumentos del abogado defensor, en cuanto a que esta no tendría que haber pagado su pasaje si se hubiese descompuesto el colectivo.


Fragmento de la sentencia

Argumentando que “Es difícil imaginar algo distinto a lo explicado por Dominga Torres”, los jueces concluyeron su respuesta especulando con que podría haber dejado pasar al colectivo anterior.

De esta forma, los magistrados no solo omitieron la respuesta a un argumento de la defensa, sino una declaración y dos informes, incorporados a fs. 2492 del expediente, que contradecían abiertamente lo manifestado por la empleada doméstica.


© Tribuna de Periodistas, todos los derechos reservados 

 
 

14 comentarios Dejá tu comentario

  1. El marido de la madre, o sea el padrastro de esta chica no trabajaba en nada y tenia varios inmuebles y dinero en abundancia, sin laburar. En casa habia un muchacho discapacitado, pero de seguro con las hormonas al palo. Y si, una madre sospechosa en su declaracion sobre la muerte de su hija. Recuerdo que dijo esta frase " ella no tenia porque morir asi" Y de que otra forma tenia entonces que morir? sus declaraciones eran fuera de lugar y sus reacciones de supuesto duelo, muy erraticas y fuera de lo esperado en estos casos de tan tragica perdida..

  2. No cierra la violación o el intento, en el crimen de Ángeles perpetrado por Mangeri(de lo que no hay dudas a esta altura). Tendría que haber sido un loco e irracional total intentar violar a un niña conocida del mismo edificio, lo cual lo hubiera llevado a priori necesariamente a tenerla que asesinar para no ser descubierto. Ni el perfil psicológico, ni los antecedentes de Mangeri, cierran con ese tipo de psicopatía irrefrenable, lo que a los 42 años se tendría que haber manifestado antes, lo que no ocurrió. Yo creo, y es una hipótesis mía para intentar explicar las verdaderas razones que llevaron a Mangeri a asesinar a Ángeles, que éste fue “victima” de “una trampa sentimental”. Lo desarrollo: éste “se calentó” con ella y creyó que le daba pelota, lo cual aumentó su calentura. Es normal en las chicas jóvenes que sean simpáticas con conocidos mayores sin dimensionar el efecto que esa simpatía puede provocar en ese hombre que las recibe. La mañana del crimen Mangeri estaba en la puerta cuando Ángeles se fue a gimnasia y cuando salió se puso a jugar con ella, le tiró de morral, a lo que ésta seguramente ha respondido inocentemente y sin sospechar los sentimientos que esa conducta generaban en Mangeri. Como no estaba la mujer en la casa aprovechó para esperala , y con alguna excusa hacer que lo acompañara a su dpto. de portero, y cuando entraron la ha avanzado CONFIADO EN QUE SERÍA CORRESPONDIDO, y ahí Ángeles se ha puesto como loca y posiblemente ha empezado a gritar y Mangeri fuera de si la ha terminado matando. En esta línea de pensamiento no ha habido violación, ni intento de violación. Obvio, una vez que se había mandado semejante cagadón trató de taparlo como fuera, lo cual prueba que no tenía nada de irracional. Como portero no tuvo ningún problema en limpiar el dpto. para que no quedaran huellas, y a la noche aprovechando su condición de portero que evitó sospechas, cuando fue a buscar a su mujer a Tigre llevó el cadáver en su auto y lo dejó al costado de la Gral Paz en unos depósitos de basura donde apareció el cuaderno. Volvió con su mujer y se hizo el dolubo, nadie sospechó de él los primeros días, hasta que el olfato policial y la grabación en la que se la ve a Ángeles llegar al edificio y sacar la llave para entrar, AL DESCARTAR AL PADRASTRO OPATOWSKY, les hizo caer en la cuenta de que era el sospechoso de cajón y fue el fin para él. Él quiso declarar de entrada esto, pero los abogados, Pierri y Cía., lo mandaron al frente haciéndole negar todo, y encima se tiraron contra la fiscal, los policías y la justicia en general, con lo cual lograron la pena máxima para Mangeri, y que su mujer, una pobre víctima, y su primo policía al que le fue a pedir consejo, terminaran procesados. Admitiendo el crimen de entrada, el caso no habría tomado la relevacia mediática que tuvo y él podría haber sacado la violación de la acusación e intentar atenuantes por preterintencionalidad y falta de antecedentes, con lo cual podría haberse tirado a una pena menor de homicidio simple sin agravantes, de la cual ya llevaría cumplido 8 años, y podría haberse beneficiado a esta altura de una libertad condicional por buena conducta.

  3. Estoy poniendo en duda la versión oficial, sí. Eso no significa que cada uno tenga vía libre para decir lo que se le de la gana. Hay una nena muerta y una familia que, a pesar de sus contradicciones, no tiene por qué ser objeto de las acusaciones ridículas que leo en los comentarios. Opatowski no es narco ni agente de la SIDE. Jimena Aduriz no es prostituta ni prostituyó a su hija. Tampoco considero que el hecho de tener 17 años sea argumento suficiente para acusar a Axel Opatowski de nada. Todas versiones particularmente hirientes, de las que me quiero despegar, en tanto que considero que hice una investigación rigurosa (la primera en mi vida) y me voy a mantener al margen de cualquier teoría de la conspiración. Solo me ciño a lo que está en el expediente. En respuesta a José Petrosino y al resto, solo puedo decir que cada punto importante de la investigación (el ADN, la confesión, los presuntos arañazos), será tratado en su correspondiente nota, a lo largo de las próximas semanas.

  4. Felipe querido, me intriga ¿cuál es para vos la hipótesis alternativa a la de que fue Mangeri el asesino de Ángeles?, en una de esas tenés razón. Pero con lo que se ha visto éste tiene todas las fichas puestas. Incluso por exclusión. ¿En las condiciones del caso qué otro podría haber perpetrado y con que objetivo, ese crimen en esas condiciones, y después lograr el tremebundo encubrimiento con lo que ha logrado permanecer en las sombras hasta ahora?. Explicitá tu hipótesis lo más detalladamente posible y así se la puede confrontar con la de Mangeri. En el límite, como posible puede ser que haya sido otro u otros, pero con lo que se sabe hasta ahora es absolutamente improbable que lo sea. Te adjunto un artículo de La Nación que salió hace 2 días, con el cual estoy de acuerdo menos con lo de la violación o intento: "La madrugada que se derrumbó la mentira de Jorge Mangeri y terminó acusado del femicidio", https://www.lanacion.com.ar/seguridad/la-madrugada-que-se-derrumbo-la-mentira-de-mangeri-nid10062021/ .

  5. ¿Tan seguros están de que no se trata de NARCO, y de "lavado"...? Relean: https://periodicotribuna.com.ar/14576-el-extrano-caso-del-senor-sergio-opatowski.html    "¿El hombre organiza en realidad excursiones de pesca, o esa coartada sirve para observar movimientos extraños —presuntas maniobras de narcotráfico en ciertas zonas del delta—, mientras un grupo de avezados comandos antidrogas la van de simples pescadores?"    Ah, y vos pibe, Acuña, preguntale al ex dogor Sanz a ver qué te "cuenta"...

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok
Cómo funciona el servicio de RSS en Tribuna

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

El dato que puede cambiar todo en el caso Ángeles Rawson: ¿Murió en su departamento?

En horas de la mañana del lunes 10 de junio de 2013, Ángeles Rawson regresaba a su domicilio, en Ravignani 2360, planta baja “A”, luego de finalizada su clase de gimnasia. En el transcurso de dicho trayecto, fue captada por las cámaras de los edificios del 2085 y...