Cristina y su estrategia de impunidad

23
5204
LA CONTRAREPÚBLICA
LA CONTRAREPÚBLICA

Cuando al kirchnerismo le tocó gobernar, toda crítica, todo cuestionamiento, todo disenso fue tildado de “destituyente”. Partidarios del discurso único y sostenedores de la existencia de un “pensamiento nacional”, para el que llegaron a destinar un organismo público conducido por un filósofo militante, toda diferencia con sus postulados les pareció una amenaza.

 

Esta idea autoritaria no sólo imperó hacia adentro de nuestras fronteras. Las alianzas estratégicas y preferenciales con Rusia, China e Irán, y con el denominado “eje bolivariano”, así lo demuestran. En definitiva, los gobiernos de nuestros aliados fueron similares a nuestro anterior gobierno.

Fuera ya del poder, aunque detentadores de un caudal político nada despreciable, los grupos kirchneristas que antes calificaban como “destituyente” una simple medida cautelar o la opinión de algún dirigente sobre una decisión de gobierno, hablan directamente y sin eufemismos de echar a Macri.

Desde esta postura autoritaria se trata de instalar la idea de que sólo estos grupos kirchneristas representan al pueblo y de que es legítimo destituir a un gobierno que no cubre las expectativas populares que el propio kirchnerismo estaría definiendo y representando.

Ahora bien, tal como ocurre con las organizaciones antisistema (los partidos neonazis, para dar un ejemplo) el kirchnerismo se ve en la necesidad de mantener un difícil y contradictorio equilibrio entre manifestarse y actuar conforme a lo que realmente piensa, y eludir las previsiones legales que todo orden constitucional posee contra quienes intentan destruirlo.

Sólo en este contexto se entienden las marchas y contramarchas discursivas que hemos visto plasmadas en todos los medios de comunicación durante los últimos meses. Así, Esteche declara que ayudará a que Macri caiga, luego D´Elía dice que “Esteche se fue al pasto” y finalmente Esteche se desdice. No obstante, a los pocos días es el propio D´Elía quien realiza declaraciones similares a las de Esteche. Del mismo modo, un diputado K como Andrés “El Cuervo” Larroque sostiene la necesidad de echar al gobierno para que los kirchneristas no vayan a la cárcel. Luego, manifiesta que “si en la Argentina hay un plan desestabilizador lo motoriza el propio gobierno”. En definitiva, distintos referentes del cristinismo se las ingenian para mantener vivo al fantasma del helicóptero, siempre en actitud de convocatoria a ganar la calle para derrumbar al actual gobierno.

No es ajena a esta situación la interna peronista. Históricamente el peronismo se ha conducido con fachadas ideológicas disímiles. Desde Perón a la fecha, las características del movimiento peronista que se han mantenido inalterables, muy lejos del campo de las ideas, son el autoritarismo y la corrupción. Ocurre, entonces, que hay un peronismo de convicciones corruptas y autoritarias que ya no cree en Cristina como líder. Es ese peronismo el que se recuesta en Macri jugando a la república. Pero la sinceridad de ese peronismo es cuestionable. Está integrado por los mismos dirigentes que fueron obsecuentes de Néstor y Cristina. Esos dirigentes que ahora han adoptado buenos modales, serán Esteches o Larroques, cuando encuentren otro líder que, a su criterio, les permita reeditar esa inigualable expresión política del crimen organizado que es el peronismo en el poder.

Si el peronismo perdura es porque existe un importante  sector de la ciudadanía al que no le importa el autoritarismo y la corrupción de sus gobernantes, mientras pueda satisfacer sus necesidades más inmediatas. Necesidades que varían según la clase social o el nivel educativo, pero que poco tienen que ver con el progreso, y mucho tienen que ver con la demagogia desplegada desde el estado. A ese sector de la población va dirigido el actual discurso del kirchnersimo. Se busca demostrarle al peronista de a pie que si Macri es un enemigo, quienes pactan con él son traidores. Y así, condicionar a la dirigencia que se apartó del kirchnerismo para que vuelva. Para que haga uso de esa segunda oportunidad que proclamó Máximo en el discurso que pronunciara durante la última Marcha de la Resistencia. Para que colabore con el plan de impunidad que sólo tiene cabida en un contexto de caos institucional y caída del actual gobierno.

 
 

23 comentarios Dejá tu comentario

  1. Pelotudo sos vos TROLL. Pero sos, no te haces. Y no se equivocan. Vienen a este sitio porque la comunidad del foro es reducida. En otros lares NO PISAN porque sino tendrían demasiados testigos. ¡CAGONES! Hace lo que quieras. Si me prohíben(?) no comento más y listo. Se ve que mal que mal creen en mi buena fe, sino hace rato me hubieran censurado todos mis comentarios. Son unas maricotas lloronas, el gordo mamón, SU HIJO, su novio y toda su pandilla. Me hace gracia el hijo: se pensó que se la iba a llevar de arriba y ahora se da cuenta que por hacerle el caldo gordo al padre SE CAGO LA VIDA. Porque el padre es un viejo choto, ya vivió tranquilo. El es joven y tiene toda la vida por delante. Y gracias al padre ya no tendrá la vida tranquila que quería. ¡Sos un grande gordo puto! Un gran hijo de puta. En tu afán de cagar a todos cagaste hasta a tu familia.

  2. El último párrafo de este artículo es brillante, y una excelente explicación de por qué, quizás, este país nunca se arregle. Triste, pero real.

  3. soy pan de campo, ningun troll, ningun maligno adueñado de tu triste persona. No te das cuenta m,hijo que estas haciendo el papel de pelotudo? Nadie te persigue, son tus mismos pensamientos esquizoides y paranoicos los que te joden la vida. Pero vos NO TENES DERECHO DE VENIR A JODERNOS CON TUS PROBLEMAS ACA. nO PODES PRETENDER SER UN POBRE PAJARITO, QUE PRETENDE PONER HUEVOS DE AVEZTRUZ. dEJA DE VICTIMIZARTE Y DE ROMPERTE LITERALMENTE EL ORTO CON TODS TUS IDEAS DE PRETENSION. Quedate tranqui, que por aca nadie te lo va a venir a romper. Y please, andate con tu musica a otra parte.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Santa Cruz, el espejo maldito del kirchnerismo

La postal parecía imposible hace apenas unos años: Cristina Kirchner “encerrada” junto a su cuñada Alicia Kirchner en plena Santa Cruz, otrora terruño todopoderoso K. Por unas horas, ambas temieron lo peor luego de que una horda de manifestantes intentara...