Lo que nadie quiere escuchar del atentado a la AMIA

14
2267
NO SIEMPRE LA HISTORIA OFICIAL ES LA VERDADERA
NO SIEMPRE LA HISTORIA OFICIAL ES LA VERDADERA

Muy a menudo, más a menudo de lo que querría o creería, aparecen ciertos personajes “indiscutibles”, “dueños de la verdad”, su verdad, y lo que es peor aún, la verdad que muestran los medios.

 

Esto mismo pasó con el caso AMIA, un caso sumamente complicado, además de delicado por no decir más, donde muchos de los que escribimos en este medio fuimos fuertemente injuriados, ni más ni menos por aquellos quienes, en todo su derecho, deliberan sobre que la pista Iraní, y el encubrimiento por parte de la otrora presidenta, Cristina Kirchner, es indiscutible, y por sobre todo irrefutable.

Lamento decir que es lastimoso que se crea en una Justicia, que no siempre funciona como tal, en vez de observar y analizar las pruebas que existen sobre dicho atentado, que, dicho sea de paso, tiene una trama mucho más complicada de la que se muestra.

Me es oportuno mencionar que existen varios libros que detallan la investigación sobre el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina, todos ellos llegan a la misma conclusión, la pista Iraní es una mentira, solo sirve para despistar al público sobre los verdaderos responsables, los sirios.

Entre esos libros puedo mencionar el escrito por el Director de Tribuna de Periodista, Christian Sanz, con el queridísimo colega Fernando Paolella, "AMIA: La gran mentira oficial", además de "Cortinas de Humo", escrito por Jorge Lanata, entre otros.

Ya se desmintió la versión de la Trafic-bomba, a la que hasta le habían puesto nombre al conductor, obviamente nunca involucrado, Ibrahim Berro y se demostró que la bomba había sido colocada en un volquete en la puerta de la AMIA.

Si se mintió en un aspecto casi insignificante como éste, ¿Por qué creer el resto de la historia?

Esta es la factura de la bomba, donde se puede observar que fue comprada por el sirio Nassib Hadad.

Además de lo mencionado, el mismo Antonio “Jaime” Stiuso, otrora hombre fuerte de la exSIDE, y quien es parte responsable del desvió judicial, declaró ante los jueces Néstor Costabel, Jorge Gorini y Karina Perilli, que no se profundizó sobre la “Pista Siria”.

Stiuso no desvió la investigación de marras por motu proprio, sino que a pedido de la CIA y el Mossad, los servicios de inteligencia de Estados Unidos y de Israel respectivamente, quienes le exigieron hablar únicamente de la pista Iraní.

Estos son solo algunos datos que se pueden recopilar en los seis libros de investigación que se encuentran hoy en el mercado sobre la AMIA, es recomendable leerlos ya que la información que aparece en ellos esclarece completamente este caso y no solo eso, explica muchas cuestiones que en base a la mentira oficial no pueden explicarse.

 
 

14 comentarios Dejá tu comentario

  1. Tocayo, había sí varios israelíes(¿Mossad y/o Shin Bet?) que trabajaban en la seguridad de la AMIA o en otros lugares de ésta para disimular, pero fijate que ninguno sufrió el mínimo daño, como tampoco los directivos de la AMIA/DAIA cuyos más conspicuos estaban "casualmente" con el emba Aviran tomando un café a 200 mts. de la AMIA cuando se produjo la explosión(por si las moscas no en los que estaban enfrente de la AMIA), según se lo develó el "aparato" Aviran a su paisá Berliner de la Agencia Judía de Noticias, mirá: “Entrevista exclusiva de AJN al ex embajador de Israel en Argentina Itzhak Aviran”, www.www.youtube.com/watch?v=m852nGrwRfE. Se ve que Jehová ayuda a "los buenos".

  2. Última noticia !!! Los iraníes reconocen que toda la denuncia de Nisman sobre el memorandum es VERDAD !!! "La única verdad, es la realidad" ( Aristóteles ). Y para Nicolás Sanz,: Stiusso, a pesar de figurar primero en la Side, el verdadero agente de la inteligencia K, y gran amigo de los Kirchner, era Franciasco Larcher. Y fue a Larcher a quien Cristina le ordenó que asesinaran a Bonadío. Orden que no fue cumplida, porque "Paco" le exigió las ordenes por escrito, a lo que la satánica, se negó, y le dijo que no pretendía cargarse ella con el "muerto". Y el que cumplía las órdenes más perversas de la siniestra tirana era Fernando Pocino, de la Side paralela. Side ilegal, que recibía un presupuesto seis veces mayor que el de la Side legal.

  3. Saltó Pertosino a desembuchar toda la serie de excusas que tiene preparadas para justificar la teoría del autoatentado de CIA/Mossad. Pero la versión se cae por lo más elemental y evidente. Si hubiera habido verdadera inteligencia detrás de los atentados, habríamos visto alguna decisión, algún acto de gobierno, algún aprovechamiento de la situación. Eso es lo mínimo que se supone esperable de acciones de "inteligencia", con el paso de unos años su "utilidad" se vuelve evidente. En cambio, y por el contrario, lo que siguió fue un intento desesperado de todos los gobiernos por dificultar la investigación. Eso es muy poco inteligente por partida doble, primero los atentados muy poco inteligentes y después el encubrimiento igual de poco inteligente. De modo que hablamos de acciones poco inteligentes y cargadas de odio y simbolismo, casi salidas del mismo manual que a Macri le cuenta 44+2 por submarino y dos seudo mapuches.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Si algo le faltaba a la investigación AMIA, es el encubrimiento macrista

La investigación del atentado a la AMIA describe perfectamente la esencia del ser argentino. Golpeándose el pecho respecto de lo ocurrido pero, en los hechos, totalmente desinteresado por cómo avanza la causa judicial. Tal es así, que las notas referidas al bombardeo...