¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Como en todas las tragedias, Cristina Kirchner desaparece de escena

17
1989
Robos y burlas entre bambalinas
Robos y burlas entre bambalinas

La primera solución para una nación mal administrada es la inflación, la segunda es la guerra. Ambas aportan una salida temporal y construyen una ruina permanente. Y ambas son también el refugio de políticos oportunistas”. Ernest Hemingway

 

En la medida en que ignoro todo lo referido a la pandemia mundial que afecta al mundo, y no quiero incurrir en el pecado tan argentino de opinar impunemente sobre cualquier tema, me limitaré a expresar mi ferviente apoyo tanto a la forma en que el Presidente está conduciendo el proceso cuanto al noble comportamiento de la oposición. Y la profunda emoción que me embargó al escuchar a la ciudad entera aplaudiendo a los héroes anónimos de nuestros sistemas de salud.

Tengo una sola certeza: si no respetamos –como han hecho los irresponsables que, pese a todo, partieron a la costa atlántica- la recomendación de aislarnos, finalmente todos estaremos contagiados; en ese momento, la actividad económica se detendrá por completo, es decir, se producirá el mismo efecto, y mucho más extenso y dañino, que el que sin duda derivará de la cuarentena decretada el jueves por la noche.

Hay muchas incógnitas económicas y sociales en el aire, planteadas en una situación nacional de extrema pobreza: ¿Qué sucederá con los cuentapropistas (taxistas, changuistas, pequeños comerciantes, etc).? ¿Cómo sobrevivirán a este monumental parate? ¿Cómo solucionarán el tema de la pandemia en las villas miseria y en las cárceles, donde están las mayores situaciones de hacinamiento?

Esto último viene a cuento, sobre todo, en lo que a los verdaderos presos políticos –los militares y civiles acusados de crímenes de lesa humanidad- se refiere. Se trata, obviamente, de personas de altísimo riesgo, por su avanzada edad y por las numerosas patologías que padecen y que, me consta, los hospitales penitenciarios no están en condiciones de atender. Ante los más que razonables pedidos de estos reales condenados a muerte por una sociedad cínica, mentirosa y cobarde, ya se levantaron las organizaciones de venganza de la izquierda, defensores de algunos derechos humanos (sólo los de su propia tropa) a gritar preventivamente en contra, usando los medios de prensa adictos. Espero, contra toda experiencia previa, que esta vez, ante una crisis sin precedentes, los asesinos togados de Comodoro Py entiendan razones y les concedan la detención domiciliaria.

Dicho esto, la realidad me obliga a referirme a quien tanto se mofa de los argentinos en general: Cristina Elisabeth Fernández. Preocupados por la pandemia, nos pasó totalmente desapercibido un movimiento crucial que ejecutó para hacerse del poder en uno de los aspectos más críticos de nuestra economía, el mismo que tantas ganancias produjo al conjunto de gangsters que organizó su marido muerto y cuya jefatura ejerce y que, bajo la conducción de esos delincuentes, produjo la mayor catástrofe en nuestra historia reciente: la energía.

Para justificar esta afirmación basta con recordar que, con Néstor Kirchner y su compulsión a robar, la Argentina perdió el autoabastecimiento energético y fue condenada a importar electricidad y gas licuado. Por ese sumidero se fueron las divisas y llegaron la inflación y la crisis, a la cual la confiscación de YPF, ejecutada con la complicidad de Repsol (¡teléfono para Axel Kiciloff, que tan alegremente le pagó!), contribuyó enormemente.

El martes, y por sendos decretos presidenciales, fueron intervenidos los entes nacionales de regulación eléctrica (ENRE) y del gas (ENARGAS), cuyos administradores, designados por concurso, fueron reemplazados por Federico Basualdo y Federico Bernal, dos asesores vinculados estrechamente al Instituto Patria, esa colmena en que reina nuestra propia viuda negra. Antes, lo había hecho con Yacimientos Carboníferos Río Turbio (Anímal Fernández) y con ENARSA (Andrés Cirnigliano), la empresa responsable de la importación de gas y de la construcción de las faraónicas e innecesarias represas de Condor Cliff y La Barrancosa, en la Provincia de Santa Cruz. Con ellos, y el actual congelamiento de tarifas, a corto plazo repetiremos la historia de escasez, cortes y despilfarro que vivimos durante todo el kirchnerismo y, conociendo el paño, volveremos al saqueo general.

Pero lo más grave, si se quiere, es la conducta personal de Cristina. Otra vez, tal como cuando durante su presidencia y se produjeron hechos luctuosos –el incendio de Cromagnon, las inundaciones de La Plata (espero que no vuelva a bailar en Plaza de Mayo) y el choque del tren en Once, los dos últimos causados por el devastador latrocinio de la banda delictiva que comanda- en plena crisis hizo mutis por el foro y se fue a Cuba, desde donde anunció su regreso para mañana, acompañada ahora por su hija, prófuga durante más de un año de la Justicia. Una vez más, esta jefa espiritual de la horda de pobres cultivados por su irracional populismo, se mofa de sus idiotas seguidores, sin que ello parezca afectar la devoción que le profesan.

 
 

17 comentarios Dejá tu comentario

  1. ¡No debe extrañar a nadie! Con esta inveterada actitud, Cristina una vez mas "DICE" que es lo que realmente LE IMPORTA. A su vez RATIFICA su egocentrismo rancio que la hace aparecer como PRESCINDIBLE en momentos en los que se SUPONE, debe CUBRIR LAS ESPECTATIVAS DE SUS MILITANTES, que con mucha, pero mucha imaginación pretenden convertirla en una "PILOTA DE TORMETAS". Lo cierto es que cuando ha habido "tormentas", ella abandonó al pueblo y se fuè a refugiar al "SUR". Lo que SI debe quedar en claro es que Cristina Fernández CARECE DE VOCACION DE SERVICIO PUBLICO que no es lo mismo que la VOCACION POR EL PODER, que esa vocación SI la ejerce con fruición y deleite. Alguien "conmovido hasta las lágrimas" dirá: ¡"Pero Cristina fué a buscar a su hija"!. Se trata de una MUJER DE 29 AÑOS....¡SANA!. Siendo Cristina Fernández vicepresidente de la nación ungida por un voto mayoritario de SUS SEGUIDORES, lo menos que puede hacer es estar AL LADO DE ESE PUEBLO en momentos de tanta zozobra y miedo. Incluso, podría haber viajado si era tan necesario un "acompañante contrafóbico" para Florencia, el hermano mayor, Máximo Kirchner, pero no la vicepresidente. Hay que terminar con el mito de lo que Cristina NO ES. es decir, "GENEROSA, HUMILDE Y DEDICADA A LA CAUSA DE LOS POBRES". ¡LES IMPORTA UN BLEDO!

  2. Nadie ha hecho tanto daño como ella, ni el creador del movimiento, si no hay Justicia humana, que sea la divina, la necesitamos urgente, cae tanto inocente en el mundo, que compensá un poquito ...........

  3. A propósito, alguien va controlar quienes vienen en el vuelo de Cubana que trae de vuelta a las víctimas de la persecución por robo de fondos públicos nunca consumada por la "justicia"? Serán puestos en cuarentena? Serán identificados? Serán agentes de inteligencia cubanos encargados de chavizarnos? Algún juez o fiscal federal reparará en su deber de velar por el fiel y estricto cumplimiento de las normas dictadas para hacer frente al coronavirus? O seguirán con su inventerada tradición de incumplir los deberes de su cargo y prevaricar todas las veces que sea necesario para preservar los privilegios de su cargo, su sueldito, su jubilación de privilegio y su prostituido culo de delincuente público?

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

El coronavirus congeló el avance feroz de Cristina Kirchner

Algo bueno ha traído el coronavirus por nuestras tierras y ha consistido en una cierta parálisis de las estrategias que venía pergeñando Cristina Fernández para deglutirse como una boa a la oposición y al mismísimo Alberto desde el Congreso...