¡Recién Publicado!
cerrar [X]

El rey desnudo

0
2708
BÉLIZ Y SUS TARDÍOS DESCUBRIMIENTOS SOBRE NARCODEMOCRACIA
BÉLIZ Y SUS TARDÍOS DESCUBRIMIENTOS SOBRE NARCODEMOCRACIA

Es difícil creer a cierto periodismo cuando atina a asombrarse por las declaraciones del opusdeísta Gustavo Beliz, quien aseguró que en la década del 90 hubo "una narcodemocracia" en obvia alusión al corruptísimo ex presidente Carlos Menem.

 

El ministro de Justicia y Seguridad de la Nación declaró –sospechosamente tarde- en el marco de la inauguración del Congreso Internacional sobre Narcotráfico y Prevención de Estupefacientes, que hubo "funcionarios públicos que lavaron dinero sucio, que llegaron al poder para enriquecerse y no para servir".

Chocolate por la noticia...

Quien escribe estas líneas, junto a una docena de periodistas, ha denunciado oportunamente lo mismo que dijo el actual ministro de Justicia y Seguridad –que, valga la aclaración, fue funcionario del propio menemismo- en pleno gobierno del narco riojano, sin encontrar demasiado eco en los principales medios de la época. Esos medios se encontraban entonces bailando al son del Gobierno, con obsecuentes artículos y desafortunadas e interesadas omisiones informativas.

Lo que contábamos unos pocos periodistas frente al silencio de la mayoría fue ratificado años más tarde por la propia DEA (agencia antinarcóticos de EEUU), que desclasificó algunos documentos que venía acumulando sobre Menem y que ratificaron todas y cada una de nuestras tempranas afirmaciones.


Decíamos ayer


Desde principios de los 90 ya se conocían ciertas vinculaciones del menemismo y su tropa con el narcotráfico, sólo hay que retroceder en el tiempo y ubicarnos en 1988: año en que Carlos Menem compitió en las internas presidenciales contra Antonio Cafiero por la representación del partido justicialista.

Según se rumoreó oportunamente desde las propias filas del menemismo, la mayoría de los fondos que financiaron la campaña de Carlos Menem ese año estuvieron vinculados con el tráfico de droga: cárteles de Colombia, personajes como Alfredo Stroessner, Muamar Khadafi, Manuel Noriega, Hafez el Assad y Alfredo Yabrán, entre otros.

De hecho, según el libro Narcogate de Román Lejtman, uno de los narcotraficantes implicados en el affaire de las valijas Samsonite -Ramón Puentes- le dijo a su abogado mientras estaba preso: “que Menem no nos moleste, porque sino yo denuncio que pusimos dos millones de dólares para la campaña electoral”.

En esa interna contra Cafiero existió un dossier comprometedor que –por suerte para el riojano- nunca llegó a utilizarse en la campaña. La historia reza así: el 10 de abril del ‘88, Cafiero convocó a los que eran hombres de su confianza en ese momento, Manuel De La Sota, José Luis Manzano y Carlos Grosso. Una vez reunidos, Manzano ofreció como arma para dirimir la pugna interna del partido, una carpeta con información sobre la relación de Menem con el narcotráfico y la venta de armas en los países árabes. Cafiero rechazó la oferta y nunca más se supo de ese paper.

En ese mismo año, el extinto periodista Jacobo Timerman declaró a la revista Somos que “el narcotráfico va a usar al menemismo para entrar a la Argentina”.

Había varios motivos que le hacían pensar de esa manera. Por empezar, la idea insistente de Menem de crear un puerto franco en la Isla Martín García. Timerman se preguntaba quién podía utilizar un lugar así. “...Ese puerto franco era el puente para el lavado, la entrada del dinero que el narcotráfico recoge en algunos países, especialmente Estados Unidos y su pasaje hacia el Uruguay donde queda blanco, legalizado”.

“Cuando (a Menem) se le explicó que por el acuerdo con Uruguay que había firmado Perón en su última presidencia no se podían construir obras en la isla, inmediatamente propuso Puerto Iguazú. Esa obsesión e insistencia eran desconcertantes”.

Otro de los motivos que llevaban a Timerman a desconfiar del riojano eran sus relaciones con Siria.

Y es que, no bien triunfó contra Cafiero en la citada interna presidencial, Menem viajó a Damasco y tuvo una reunión con el entonces presidente Hafez El Assad quien, según Timerman, era el “más grande narcotraficante del mundo”.

“No se sabe de qué conversaron, pero ¿Qué interés puede haber en una entrevista con El Assad, un hombre que sobrevive solamente a través del narcótico? (...) ¿Porqué Siria empezó a meterse en la Argentina, en el mundo de la coca, del narcotráfico de América Latina, en este momento de tantos sirios en el gobierno?”, agregó el periodista.

En la misma entrevista, Timerman aseguró que la embajada de Estados Unidos le había entregado al entonces presidente Alfonsín -en 1989- información sobre altos funcionarios que en Salta, Catamarca y La Rioja (provincia de Menem) se dedicaban al narcotráfico.

En la misma línea, según el libro El jefe -de Gabriela Cerrutti-, en el año 1968, Marta Ocaño, una mujer sindicada como amante de Carlos Menem, se presentó en la delegación provincial en la Rioja de la Policía Federal y declaró que “(con Carlos Menem) iban juntos al puerto de Buenos Aires a recibir drogas.

Por otro lado, siempre han sido muy sugestivos los vínculos del ex presidente con personas que luego fueron detenidas en el marco del tráfico de drogas. Dos de ellos son: José Lata Liste, a quien Menem designó como comisario de la Expo-Sevilla ’92; y Emilio Jaján, quien fue detenido en Orlando, bajo cargo de lavar dinero proveniente del narcotráfico. Jaján aseguró a los agentes que lo investigaban que podía conseguir una audiencia con el presidente de la Argentina y valijas diplomáticas para transportar sus billetes”.

Las palabras de Jaján no sonaban nada descabelladas para los que recordaban las palabras de Menem en plena campaña política exponiendo cómo abriría los mercados a los capitales árabes "de cualquier color, de cualquier procedencia. Argentina será la nueva España".

Ni falta hace aclarar que España es uno de los países que más "lava" dinero de la venta ilícita de drogas y armas, sobre todo procedentes de Siria, cuna de la familia Menem.

Y, por si quedaran dudas, baste recordar las proféticas palabras de Zulema Yoma en el marco del Yomagate: “Si quieren saber de la droga preguntenle a Menem y a Duhalde”.


Finalmente

Béliz llega tarde, como siempre, a decir una obviedad que ya no tiene valor alguno. En estos días cualquiera le pega al devaluado Menem.

La pregunta es ¿Dónde estaba Béliz durante los años del menemismo?

Seguramente repartiendo su tiempo entre su cargo público narcodemocrático y la buena vida que le permitían los fondos que le pagaba la familia de estafadores Trusso, dueña entonces del alicaído Banco de Crédito Provincial, y al cual hicieron quebrar fraudulentamente.

No se sabe qué da más pena, si Béliz al hacer tardíamente estas declaraciones o los medios que ponen cara de asombro como si nunca hubieran sabido nada.

 

0 comentarios Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Béliz: otra vez sopa

Antes de poder arrepentirse por haber hablado de la “narcodemocracia” en épocas de Menem, Gustavo Béliz –actual ministro de Justicia- volvió a centrarse en el foco de la tormenta al aparecer involucrado en una escandalosa denuncia que, inentendiblemente -y...