¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Secuestro, injusticia e impunidad

1
8017
EL INCREÍBLE CASO GEBOL
EL INCREÍBLE CASO GEBOL

En el universo de las falsas denuncias por abuso sexual, hay una que se ha convertido en "caso testigo" entre aquellos que investigamos este tipo de "desvíos" jurídicos. Se trata del caso de Benjamín Gebol, un ciudadano peruano al que le han secuestrado a su hija luego de una serie de desafortunados eventos por parte de la justicia argentina.

 

Todo comenzó cuando, en el año 2000, Gebol decidió separarse de su concubina, María Zimmerman, por supuesto abuso sexual de esta hacia la hija de ambos, Cynthia. Lo que pareció un acto atinado y de protección a la menor, terminó siendo el calvario más insólito que pueda suceder a una persona

La acusación se volvió contra el denunciante y se le inició un proceso judicial plagado de irregularidades, el cual ha llegado a una escalada tal que en estos días la Justicia le ha impuesto a Gebol una insólita prisión preventiva. En el medio, sucedieron hechos que parecen sacados de una película de ficción: se perdieron pruebas, se ignoraron otras fundamentales y se llegó a secuestrar a la menor en disputa.

Esto pudo suceder gracias a la acción del Juzgado Civil Nº 25 a cargo de Lucas Cayetano Aon, quien entre los años 2001 y 2004, de la mano de "profesionales" como Analia Vega, Mónica Uberto, Lic. Bikel y Virginia Berlinerblau del Cuerpo Medico Forense (1), actuó de manera contraria a la ley y permitió que se falsearan informes técnicos y periciales para "forzar" la culpabilidad e insanía del padre de Cynthia. También tuvo su cuota de responsabilidad la Defensoría de Menores de Cámara a cargo del Dr. Alejandro Molina.

"El Sr. Juez Lucas Aon descaradamente optó por quitarme a mi hija recurriendo a la ilegalidad y al abuso de su poder, violando el derecho internacional. Lo más insólito es que (los mismos profesionales que trabajaban para la Justicia) atendían particularmente a María (Zimmerman). Tenían una relación cercana a la familia de ella", me aseguró Gebol en una de nuestras primeras entrevistas.

Recordé entonces aquella vez en que pude entrevistar al Dr. Aon y este palideció cuando le pregunté por el caso de Cynthia Gebol (2). Ofuscado por la pregunta, me dijo "Conozca bien el caso. Yo no puedo decirle nada, pero busque gente que lo haga. No hable sólo con una parte". A partir de ese momento, la amabilidad del magistrado se esfumó por completo .


La pasión de Gebol

Antes de escribir este artículo, me tomé el arduo trabajo de analizar docenas de documentos, intenté entrevistar a todas las partes de este conflicto y crucé datos de todo tipo. Por caso, me tomé dos meses antes de comenzar la redacción de esta nota.

Hablé con Gebol en tres oportunidades y en todas ellas intenté ponerlo en aprietos, al igual que a su abogado, el Dr. Luis D'onofrio. De la misma manera, intenté hablar con la otra parte, especialmente con Rebeca Madanes, abuela de María Zimmerman, pero jamás alguien de esa familia me dio entrevista. Incluso le hice el comentario al juez Aon de que se publicaría este artículo -recordándole de paso su cuota de responsabilidad por este tema- y me aseguró que iniciaría acciones legales contra mi persona "por incitar a la gente en mi contra" (sic).

Luego de todo esto pude llegar a la conclusión de que Gebol -más allá de las pruebas abrumadoras en su poder- tenía razón. No sólo es sumamente contundente lo que denuncia, sino que es terrible. De hecho, puedo asegurar sin temor a equivocarme que el "caso Gebol" es el peor de "falsa denuncia" que he visto en mi vida.

Lo gravedad de lo sucedido llega al extremo del secuestro de la pequeña Cynthia por parte de la familia materna, cuando esta se encontraba en Perú con su padre. Esto ocurrió el 8 de junio del 2005 y así lo cuenta Gebol: "los responsables son los malvivientes Silvia Sangama Meza, Maria Zimmerman y Hugo Zuckerberg. Misteriosamente estas tres personas se esconden en la ciudad de Buenos Aires y negociaron el secuestro de la niña con el juez del Juzgado Civil 25 de la Capital Federal.

Es así que este juez después de apoderarse ilegalmente de la niña optó por dar la guarda a una anciana de nombre Rebeca Madanes de 93 años de edad; avalando así el negocio y el robo de niños en la Argentina. El juzgado civil 25, con la complicidad de la defensoría de cámara en lo civil de la Capital Federal, continúan a la fecha dando protección a los secuestradores de la menor peruana".

Gebol habla con total tranquilidad, como resignado. Es parte de su personalidad. Y todo lo que dice está avalado por la respectiva documentación. Uno de los elementos más impresionantes son las grabaciones en las que Cynthia pide estar con su padre y otras en las que, hablando con su madre, esta admite que ha abusado sexualmente de su hija.

Aunque parezca increíble, esta irrevocable prueba no ha sido tenida en cuenta por la justicia argentina. Todo lo contrario, parte de la prueba producida por Gebol ha sido extraviada en el expediente que se sustancia en la ciudad de Buenos Aires. "Estos hechos de impunidad el Juzgado Civil 25 los hizo con la convivencia de la cámara de Apelaciones en lo Civil, ambos de la Capital Federal", afirma el padre de Cynthia.

Lo más insólito es que la propia María Zimmerman le había propuesto a Gebol en varias oportunidades que la niña se quede bajo su guarda, ya que ella no podía hacerse cargo de ella y confiaba plenamente en su paternidad. Para confirmar esto, Gebol aportó a la causa judicial el diario personal de María escrito de puño y letra por ella, donde admite algunas de estas irregularidades y demuestra no ser apta para la crianza de su hija.

No es menor destacar que, parte de la manipulación de la justicia, se debió a la oportuna intervención de la familia Zimmerman-Madanes, los cuales aseguran poseer buenos contactos en diversos estamentos del poder vernáculo. Por lo pronto, esta familia ostenta una enorme fortuna muy difícil de justificar, parte de la cual se debería -según el propio Gebol- a los favores de "lavar dinero" para terceros.

Esa misma familia es la que obstruyó todo vínculo posible entre Gebol y su hija. "Ni siquiera podía acercarme a María (Zimmerman), quien todo el tiempo estaba custodiada y amenazada por custodios que puso su tía, Myriam, Irene y su abuela" (Ver fotos al pie).


Noticias de un secuestro

Decíamos que uno de los hechos más graves en torno a lo sucedido a Gebol ha sido el secuestro de su hija sufrido en 2005 en Perú. Lejos de ser una anomalía más, ha sido un gesto violatorio a la soberanía de ese país y la burla a su sistema de seguridad y justicia.

Los motivos de ese secuestro tienen que ver con que, en Perú, Gebol había obtenido la guarda de su hija y no había manera de torcer la decisión judicial. Por caso, hasta el día de hoy, está vigente una sentencia del Juzgado 16 de Familia de Lima donde se exige que la niña sea restituida a su progenitor (Ver documento al pie).

Ahora... ¿Cómo ha sido posible que fuera secuestrada una niña con tanto éxito, evitando a las fuerzas de seguridad y pasando por la frontera entre dos países como si nada? La respuesta la podemos encontrar en la persona de Hugo Zuckerberg (3), un supuesto experto en seguridad que supo estar al frente del Instituto Superior de Seguridad Israelí (4), un lugar realmente misterioso.

Zuckerberg ha sido planificador del secuestro a pedido de la familia y quien debería dar cuenta de lo ocurrido, tal cual se desprende de un oficio del juzgado de Familia 16 de Lima que puede verse al pie de este artículo.

Veamos quién es en realidad este hombre: en la página de Internet del Instituto Superior de Seguridad Israelí se asegura enseñar técnicas de defensa personal y similares; pero buscando en la Inspección General de Justicia se puede ver que dicha sociedad está relacionada al "manejo y conocimiento de medios de comunicación, radio, frecuencias, escuchas intermedio, avanzado ya sea con armas cortas y/o largas diurno y/o nocturno, f) preparación y entrenamiento de grupo de elite, especiales, antidroga, antiterrorismo, comando", algo realmente sugestivo.

En la mencionada página de Internet (del instituto) no se da ningún domicilio alegando supuestas "cuestiones de seguridad". Seguramente esto se deba a que Zuckerberg es un gran deudor y no desea ser ubicado: amén de su situación incobrable en el Banco Patagonia, acumula varios miles de pesos en cheques rechazados. Eso sin contar los cheques rebotados del Instituto Superior de Seguridad Israelí.

"Zuckerberg está vinculado a la Asociación Israelita de Beneficencia y Socorros Mutuos Ezrah y con Moshé Korin. Ambas Instituciones y Moshé Korin están relacionados a su vez con el Servicio de Inteligencia Israelí, (MOSSAD) con asiento en la República Argentina, en Avenida de Mayo Nº 701, 10º Piso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires", aseguró a este periodista una de las fuentes consultadas para la investigación. Otro informante comentó que Zuckerberg "es bastante peligroso. Te aconsejaría que tomes precauciones si investigas a ese tipo y publicas algo sobre él", algo ratificado por un tercer comentario, proveniente de un periodista de la colectividad judía, quien me dijo sin medias tintas: "Ojo que es un tipo pesado".

Frente a semejante panorama, le escribí al propio Zuckerberg para pedirle una entrevista: "Estoy a punto de publicar una investigación sobre el secuestro de una niña en Perú llamada Cynthia Gebol, en el cual Ud aparece claramente involucrado (...) Quería que hiciera su descargo", solicité el 9 de junio de 2007.

La respuesta no tardó en llegar, aunque fue por parte de sus abogados: "El Sr. Hugo Zuckerberg nos ha pedido que nos contactemos con Ud. a raíz de su inquietud. Los suscriptos somos los abogados apoderados de la Sra. Rebeca Madanes, y los abogados patrocinantes de la Sra. Maria Zimmerman, ambas querellantes, en la causa penal seguida contra Benjamín Gebol Gomez (...) Ponemos en su conocimiento que, según se nos había informado oportunamente, la Justicia Civil había hecho saber a todos los medios de comunicación que no debían difundir y/o publicitar circunstancias relativas a la menor Cynthia". El correo estaba firmado por los abogados Marta Nercellas y Hernán Prepelitchi y me dejó atónito por dos motivos:

1-Los letrados mentían sin descaro al asegurar que no se podía hablar del tema.

2-Admitían ser los abogados de la familia materna de Cynthia, a la vez que son abogados de Zuckerberg. Un nexo comprometedor en el marco del secuestro de la niña.


Abogados del diablo

Marta Nercellas no es una abogada cualquiera, ha sido representante del ex titular de AMIA Rubén Beraja en la quiebra del
Banco Mayo (5) y defendió a empresas del narcolavador Alfredo Yabrán por evasión impositiva, cuyos directivos eran temibles represores de la ESMA. 

Ha dicho mi colega Daniel Schnitman al respecto: "Si bien nadie puede negarle a un profesional la posibilidad de defender en juicio a quien quiera, todo tiene límite. Más aún, cuando ese o esos defendidos, son cuestionados por estar relacionados con personajes que pudieron haber sido partícipes del atentado a la AMIA" (6).

Para saber quién es Nercellas baste ver lo publicado el 22 de diciembre de 2001 en www.juiciosorales.com/amia: "El Tribunal pide que se le envíen escuchas telefónicas de una investigación sobre la quiebra del Banco Mayo que puedan vincularse al ataque terrorista, luego de difundirse una conversación entre el ex titular de esta entidad Rubén Beraja y el juez federal Juan José Galeano.

Ese mismo día, el nombre de Alfredo Yabrán apareció en el juicio. La abogada de la DAIA, Marta Nercellas, quiso desmentir a través de un testigo que una empresa vinculada al polémico empresario se haya encargado de la limpieza de la sede de la comunidad política judía al momento del atentado. Sin embargo, el juez Guillermo Gordo, presidente del tribunal, frustró rápidamente la intención de la letrada".

La pregunta del millón es: ¿Por qué Nercellas habría de mostrarse tan interesada en desmentir que una empresa de Yabrán se ocupaba de la limpieza de la mutual judía? Difícil saberlo, aunque la respuesta tal vez pueda encontrarse en la sanción que le impuso el Comité de Disciplina del Colegio Público de Abogados en junio de 2006 por la presunta fabricación de pruebas en el marco de la causa AMIA (7).


La Cámara del crimen hace honor a su nombre

Hace unos días, la Sala I de la Cámara en lo Criminal y Correccional, a cuyo frente se encuentran los jueces Gustavo Bruzzone, Alfredo Barbarosch y Jorge Rimondi, decretó una "oportuna" prisión preventiva contra Gebol por obstrucción de vínculo madre e hija de acuerdo a lo normado por la ley 24.270. 

Dicha normativa prohíbe el impedimento de contacto de los hijos con sus padres, pero jamás es tenida en cuenta por la Justicia. "Es la primera vez que alguien es condenado a prisión por esa ley, ningún juez le da bola. Imaginate que si le dieran bolilla deberían meter presas a todas las madres que no dejan que los padres vean a sus hijos", dijo a este periodista Marcelo Suárez, un abogado consultado para este artículo.

Más allá de esta incoherencia, es insólito que en dicho fallo contra Gebol nada se diga sobre las irregularidades cometidas durante la instrucción de la causa judicial, como el robo de pruebas del expediente o las reiteradas violaciones al Código Procesal Penal.

Pero más insólito aún es que la misma Cámara que lo condena actuó de manera contraria en un caso mucho más grave, al declarar nulo el procesamiento con prisión preventiva de un hombre llamado Guillermo Goñi, acusado de haber atropellado y matado al joven Francisco Vrech en Vicente López, el 21 de abril de este mismo año.

Los mismos jueces que condenan a Aon, decidieron en este caso el apartamiento del juez Javier Ríos de la causa y declararon nulo todo lo actuado en el proceso.

Por si fuera poco, la misma Cámara que pide prisión preventiva para Gebol, hace pocos meses decidió la excarcelación de una mujer procesada por "tentativa de homicidio y resistencia a la autoridad" (8), un delito mucho más grave que el supuestamente cometido por Gebol al obstruir un vínculo.

"Quieren sacrificar como un cordero a un padre que lo único que hizo es defender los derechos de su hija siendo que la persona que la violaba era su propia madre (...) La ex esposa de Gebol cometió falso testimonio a diestra y siniestra incluso inventando un lugar donde ocurrió una supuesta cita, mencionado el nombre de una confitería que no existe ni existió nunca. Quiero aclarar que se ha denunciado y se denunciará todo lo ocurrido a organismos internacionales en especial la discriminación de genero y el trato e impunidad", aseguró el abogado de Gebol, Luis D´Onofrio a este periodista al conocerse el fallo.


Concluyendo

Aunque el "caso Gebol" parece sacado de una edulcorada novela negra, no lo es. Casos como el de Cynthia son contados por docenas gracias a los juzgados de Familia de nuestro país y el consecuente encubrimiento político-legal de turno.

Hemos escrito no pocos artículos al respecto similares a este y lo único que hemos conseguido en cada caso es que los responsables de dichos desaguisados nos amenazaran con querellas por calumnias o injurias. Sólo por el hecho de contar una verdad más que documentada.

Es dable destacar que no se trata sólo de casos privados entre padres, madres e hijos. Como bien dice Benjamín Gebol en su blog (9), se trata de la violación sistemática de los derechos humanos de los niños, lo cual "debe ocupar un lugar protagónico en la agenda del Gobierno argentino" y no lo hace.

A nadie le interesa esta realidad, lo cual permite que siga sucediendo impunemente. Un grupo de padres que sufren la desdicha de pasar por esta pesadilla han elevado un petitorio al presidente Néstor Kirchner, pero jamás tuvieron respuesta. Han intentado ser atendidos por otros funcionarios de la misma administración y tampoco han tenido suerte.

Es paradójico que esto suceda con un presidente que asegura estar tan interesado por los Derechos Humanos. Tan paradójico como que este artículo haya terminado de ser escrito un día antes del día del padre.

 

Christian Sanz

(1) Estos mismos "especialistas" aparecen en otros casos, avalando la mayor parte de las falsas denuncias que ocurren en Capital Federal.

(2) Ver https://periodicotribuna.com.ar/articulo.asp?Articulo=2387

(3) Hugo Roberto Zuckerberg, argentino, titular del Documento Nacional de Identidad Nº 10.306.548, domiciliado en la Avenida Teniente General Luis Dellepiane Nº 4280 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

(4) Ver http://www.issi-institute.com/body.htm

(5) Beraja fue asimismo procesado en septiembre de 2006 por el pago irregular hecho a un detenido en la causa AMIA

(6) Ver http://www.lavozylaopinion.com.ar/cgi-bin/medios/vernota.cgi?medio=lavoz&numero=marzo2005&nota=marzo2005-19

(7) Ver http://www.lanacion.com.ar/Archivo/nota.asp?nota_id=813005

(8) http://diariojudicial.com/nota.asp?IDNoticia=32418

(9) http://gebol.blogspot.com/


María Zimmerman, mamá de Cynthia


Rebeca Madanes, abuela de María y verdadero cerebro familiar

 

1 comentario Dejá tu comentario

  1. Te falto entrevistar a cynthia, y preguntar su opinion, o sea a mi. Ya tengo trece años, no sera mucho pero me parece que yo soy la victima de todo esto. Para aclarar mi mamá no me violaba, no hay testigos que puedan provarlo y yo nunca pude haber dicho eso, por que para empezar me parece que a los 5 años una no sabe lo que es violar, asi que yo no pude haber dicho. Me gustaria hablar con vos.. si queres podes mandarme un mail a mi correo electronico, gracias.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros