¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Inseguridad y despenalización de drogas

0
2441
FUNDAMENTADA CARTA ABIERTA A DANIEL SCIOLI
FUNDAMENTADA CARTA ABIERTA A DANIEL SCIOLI

Señor Gobernador de la Provincia de Buenos Aires
Don Daniel Osvaldo Scioli

De mi mayor consideración:

    Soy un ciudadano argentino que reside en la provincia que usted gobierna, a sólo 55 kilómetros de la ciudad autónoma de Buenos Aires, en el cordón externo que rodea a los partidos del Gran Buenos Aires. Veo en todas las encuestas que evalúan el factor que más le preocupa a la población, erigirse a la inseguridad ( la comisión de delitos contra la propiedad y las personas ) en primer lugar.
    Como el Dr. Granero a cargo de la Secretaría para la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico aseguró que en el 68,80 % de los delitos tiene incidencia el consumo de drogas, es indudable que hay que combatir este flagelo para disminuir la inseguridad. Además, reducir la oferta de este veneno social, salvaría a nuestros jóvenes de una adicción que los lleva irremediablemente a la muerte o a sufrir una discapacidad permanente.
    Acerca de este tema, la agencia TELAM el viernes 15 de mayo de 2009 publicó una noticia con el siguiente epígrafe: “Secuestran 8.000 dosis de paco en el conurbano bonaerense” algunos de cuyos párrafos destaco a continuación:
    “El gobernador bonaerense Daniel Scioli, aseguró que hay una clara determinación política en la provincia de ir contra las drogas”, que “se le declaró la guerra al narcotráfico y que la policía cuenta con todo el respaldo político para dar esta lucha.”
    “Llevamos más de 400 % de droga secuestrada en mi tiempo de gestión que en períodos anteriores. Me comprometí como militante de la vida ir a fondo en esta lucha para secuestrar drogas”, dijo el mandatario provincial.
......................................
    “A raíz de la magnitud del procedimiento el Ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, viajó en helicóptero desde la Plata hasta el lugar (Wilde) para supervisar personalmente el operativo donde también se secuestró cocaína y armas y hay unos 10 detenidos.”
.......................................
    “Por su parte, el jefe de todas las delegaciones de Drogas Ilícitas de la policía bonaerense superintendente Norberto López Camelo, dijo a TELAM que “es el secuestro récord de paco en la historia de los procedimientos antidrogas en la provincia”.
......................................
    Pues bien señor gobernador, estoy totalmente de acuerdo con usted que al narcotráfico hay que combatirlo, coincido también que en su gestión se incrementó sustancialmente la incautación de drogas con respecto a gestiones anteriores y apoyo decididamente a todo el personal policial y judicial que arriesga su vida tanto en la investigación como en los allanamientos, pero quiero decirle, y se lo fundamentaré a continuación, que “la guerra contra el narcotráfico” que usted declaró la está perdiendo estrepitosamente.
    En un artículo publicado en la edición impresa del diario La Nación del 27/04/09 se cita un informe de la Superintendencia de Investigaciones sobre Tráfico de Sustancias Ilícitas donde se informa “que en el año 2007 la policía bonaerense había secuestrado 15.641 dosis de paco y en el año 2008, 73.331 dosis” o sea 369 % más y en lo que va del año 2009 ya se llevan incautados cerca de 40.000 dosis. De acuerdo con esta realidad, evaluaremos en este combate contra el narcotráfico, que daño le ocasionamos a nuestro enemigo.
    En el proyecto de declaración D-1295-05-06 de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires titulado Medidas contra el consumo de “paco” en uno de sus párrafos dice: ”Unos 30.000 jóvenes de entre 15 y 25 años, y provenientes de los estratos más bajos de la sociedad se volcaron en los últimos años al consumo del “paco”, una droga de altísimo poder adictivo y destructivo que se extendió especialmente en el conurbano bonaerense por su bajo precio y su fácil elaboración”, usted apreciará señor gobernador que si en mayo del 2006 consideraban 30.000 adictos y un informe de la Federación de Organizaciones no Gubernamentales para la Prevención y el Tratamiento del Abuso de Drogas (FONGA) asegura que en los últimos 3 años en Argentina se incrementó el consumo de esta sustancia en un 500 % , los adictos actuales en el país serían unos 150.000 de los cuales cerca del 50 % estarían en la provincia de Buenos Aires.
    Es de público conocimiento que si bien el “paco” es una droga cuya dosis es barata, el adicto necesita consumir la misma con mucha frecuencia pues la acción de ésta perdura pocos minutos pero es altamente adictiva. Es así, que el promedio mínimo de consumo por adicto supera ampliamente las 10 dosis diarias. “Jeremías David Albano, hijo de María Rosa González, quien encabeza la organización Madres contra el Paco, contó en una entrevista realizada por un diario nacional, que llegó a consumir 365 dosis en un día” Fuente: Prensa MERCOSUR.
    En base a lo preanunciado podemos inferir lo siguiente: Si 75.000 adictos consumen como mínimo 10 dosis diarias cada uno, por día en la provincia de Buenos Aires se están consumiendo 750.000 dosis, si en lo que va de su gestión , reconociéndole el esfuerzo suyo y el de los funcionarios que lo acompañan secuestraron unas 120.000 dosis llego a la conclusión que en algo más de 500 días al frente de la gobernación se incautaron solamente el 16 % de las dosis que se consumen en 24 horas. Batalla perdida.
    Abogaré ahora por usted. Sé que conduce una provincia de gran extensión territorial (más de 300.000 kms.2), con una altísima concentración demográfica en el popularmente llamado conurbano bonaerense, lo que hace muy difícil las operaciones tácticas para combatir el tráfico de estupefacientes en ese tipo de terreno. Entonces la solución estratégica , como en toda guerra, es detectar, controlar, atacar y en lo posible destruir las rutas de suministros “bélicos”, en nuestro caso la “pasta base de coca” que no se produce en su territorio sino en el extranjero e ingresa al país lejos de los límites de su provincia, lo que convertiría esta operación estratégica en un compromiso nacional. Fundamentaré a continuación el comentario precedente.
    En el mismo proyecto de declaración que cité antes (D-1295-05-06) en otro de sus párrafos dice lo siguiente: “El estupefaciente conocido como “paco”, es un derivado de la pasta base de coca, un subproducto residual del proceso de producción de cocaína”
........................................
    Sabemos que en el país no se produce pasta base de coca, ya que no existen sembradíos extensivos de la planta de coca”
.......................................
    “La abundancia y proliferación del “paco”en el conurbano bonaerense es señal de que el proceso de producción a partir de la segunda etapa se realiza a nivel local, es la huella de que existen en el país laboratorios de procesamiento de pasta base y producción de cocaína”
......................................
    Ante estas aseveraciones que afirman el ingreso fronterizo de la pasta base (materia prima para elaborar clorhidrato de cocaína y el nefasto “paco” con los residuos de este proceso), sólo queda determinar que vía usan los delincuentes para cometer este acto.
    Un informe de la Sedronar de febrero de 2007 dice inicialmente: “El tráfico ilícito de drogas ha ido adquiriendo una relevancia de grandes proporciones de la que dan cuenta países y gobiernos de todo el mundo, constituyéndose como una de las nuevas amenazas del nuevo siglo” En el punto 4.5 del mismo informe titulado “Una zona nebulosa: los vuelos clandestinos” nos informan “Los vuelos clandestinos constituyen, tal como reza el subtítulo del apartado, una “zona nebulosa”, ya que la dificultad de control y la gran capacidad de transporte de mercancía por viaje convierten a esta modalidad en un canal de tráfico de gran envergadura y potencialidad.”
.......................................
    “Evidentemente, la vía aérea para todo tipo de delito – y aún más para este – es, me parece , hoy por hoy, más rentable y más seguro. Nosotros trabajamos en todo lo que hace a las zonas donde detectamos indicios de que pueden aterrizar aeronaves, pero lo principal no pasa por ahí, sino por detectar la aeronave (...) de zonas que nosotros hemos detectado con posibilidad de aterrizaje, pero eso tendría que estar fuertemente apoyado por recursos tecnológicos.”
.......................................
    “Así los vuelos clandestinos se constituyen en un fenómeno muy complejo de detectar, desde que los controles cotidianos no bastan para vigilar todo el flujo de tránsito aéreo que circula por cielo argentino, requiriendo la implementación de un sistema de radarización adecuado que controle la salida y llegada de todo aparato aéreo privado de pequeño porte que sea sospechado de narcotráfico.”
.......................................
    Para reafirmar aún más estos conceptos citaré párrafos de un trabajo del Brigadier Mayor ® Horacio Rodríguez, socio activo y Vicepresidente del Centro Aeronáutico de Estudios Estratégicos, titulado “La vigilancia aeroespacial en la Argentina”: “El presente trabajo tiene por objeto introducir al público no especializado en la problemática de la vigilancia del aeroespacio nacional y sus implicancias en la seguridad y defensa nacional como también en el bienestar de la población.
    La escasa conciencia que existe en la sociedad en general acerca de esta temática guarda relación con una serie de factores como la intangibilidad de nuestras fronteras aéreas y la “invisibilidad” de las violaciones a la soberanía del aeroespacio nacional a través de las mismas, con diferentes propósitos.
    Estas violaciones son llevadas a cabo por aeronaves nacionales y extranjeras que efectúan vuelos transnacionales ilegales soslayando los puestos de control aduaneros y las patrullas de seguridad fronterizas de superficie (fluviales y terrestres), aprovechando una generosa geografía que facilita los vuelos a baja altura y permite numerosos lugares para su aterrizaje clandestino.”
.......................................
    “Con el vertiginoso desarrollo de la aviación en general y de la comercial en particular. El Estado Nacional ha ido impulsando a lo largo de los años, diferentes planes tendientes a lograr la vigilancia y control integral de su aeroespacio, los cuales no llegaron a materializarse por diversas razones.
    Así nacieron el Sistema Integrado de Control del Espacio Aéreo (SICEA) en los años ’70 y ’80; el Plan Nacional de Radarización en los años ’90 que fuera aprobado por decreto 145/96; y actualmente el llamado Sistema Nacional de Vigilancia y Control aeroespacial (SINVICA) que lo reemplazó.
    Este sistema está destinado al gerenciamiento integral del aeroespacio para ejecutar tanto la vigilancia y el control del tránsito aéreo, como la defensa del aeroespacio de interés, y fue propuesto por la Fuerza Aérea Argentina y el Ministerio de Defensa. El 14 de octubre de 2004, el presidente Kirchner dictó el decreto 1407/04 que derogó al 145/96 y creó el SINVICA.
    Entre los fundamentos del nuevo decreto 1407/04 merece destacarse el párrafo que señala: “dado el incremento que ha tenido la actividad de vuelos ilícitos a nivel mundial y más específicamente a nivel regional, relacionados con el contrabando y el uso del medio aéreo como elemento terrorista, se hace imprescindible poder contar con radares y sistemas que realicen un control efectivo del aeroespacio, de manera de proteger el tránsito aéreo en el ámbito nacional, el desarrollo nacional y la seguridad de sus fronteras”
    Por inacción del Estado, la República Argentina, otrora precursora en América Latina en el control del aeroespacio, pasó a ser una de las más atrasadas, especialmente si se la compara con otros países de la región como Brasil o Chile, que poseen la casi totalidad de sus respectivos espacios aéreos cubiertos por radar, y dispones de aeronaves de alerta temprana.
    Sólo el 11% de nuestro territorio se encuentra bajo control radar, limitándose ello a radares para control de tránsito aéreo instalados en los aeropuertos de Ezeiza (1973 y actualizado en los 87,95,98,05 y 06), Córdoba (1987), Mendoza (1993), Mar del Plata (1997), y un radar secundario en Paraná (1996). Desde hace 10 años el Estado Nacional no ha incorporado ningún radar para ir completando la red de control de tránsito aéreo.
    La Fuerza Aérea dispone ,además,de un anticuado radar 3D fijo (detecta ubicación, distancia respecto del radar y altura) de vigilancia aérea en Merlo (Pcia. De Buenos Aires) (que se encuentra en proceso de ser “modernizado” con elementos de radares extranjeros descartados) y unos pocos radares reubicables tipo 3D militares con más de 30 años de antigüedad. (Una oferta realizada por el fabricante para su recambio por otros tanto de última generación y de uso estándar en las FFAA de los EE.UU. y otros países, fue descartada por el Ministerio de Defensa en el año 2004, y reemplazada por una licitación internacional cuya apertura de ofertas fue establecida para principios del 2007.
    Este proceso prevé incorporar cuatro radares militares en forma escalonada a partir del año 2009/2010, es decir, 40 años después de la última adquisición de radares militares en la década del ’70, y siempre que el proceso licitatorio no sufra ningún tipo de alteraciones.
    La Argentina es uno de los países más deficitario en materia de vigilancia y control de su espacio aéreo en la región, lo que no condice con sus antecedentes técnicos-operativos, como por su capacidad económica y cultural como nación.
    El uso y explotación del aeroespacio es un bien público nacional, y su vigilancia es una actividad esencial para el ejercicio de las funciones de su gobierno.
.......................................
    La experiencia recogida por la Fuerza Aérea Argentina durante operaciones cumplidas en los últimos años en el Noreste del país, permite demostrar que existen centenares de lugares aptos para la operación de aeronaves (pistas clandestinas) con diferentes grados de preparación, desde las cuales operan los más variados medios aéreos.
    Esa región, que abarca las provincias de Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Chaco, Santa Fé y oeste de las provincias de Salta, Santiago del estero y Córdoba, representa una frontera aérea de más de 2.000 Km. y una superficie de 600.000 Km2 (22% del territorio nacional) con una escasa densidad poblacional (entre 5 y 13 habitantes por Km2) y una orografía que facilita los vuelos a baja altura con relativa seguridad.
    Desde 1990 la Fuerza Aérea Argentina viene realizando en forma esporádica distintos tipos de ejercicios en esta región, algunos específicos y otros combinados con la Fuerza Aérea Brasileña y la Fuerza aérea Uruguaya, cuyos exitosos resultados han llevado al establecimiento de acuerdos bilaterales entre los respectivos países, para la transferencia y control combinado del tránsito aéreo ilegal que vuela en los espacios de interés de nuestros países.
    A modo de ejemplo, merece mencionarse que durante un operativo desarrollado entre el 10 de junio y el 15 de septiembre de 2004 (en tres meses) se detectaron 358 vuelos ilegales, lo que da un promedio de 4 vuelos diarios; valor que puede resultar mucho más elevado si se tiene en cuenta que la operación de los radares era discontinuada y no “H-24”, y que los tránsitos a muy baja altura, en general, no pueden ser detectados.
    No obstante, el operativo montado no alcanzó para disuadir la actividad ilícita, que demuestra que es cotidiana y generalizada, y no esporádica o eventual como se podría sospechar. Cabe destacar que cada vuelo ilegal es denunciado ante la autoridad judicial federal de la zona para su consecuente acción legal, la cual se ve dificultada porque las naves interceptadas operan con matrículas adulteradas pintadas sobre su estructura.
    Otros resultados han sido el hallazgo de una considerable cantidad de lugares aptos para despegues y aterrizajes, todos ellos fotografiados y referidos geográficamente, como también un incremento de los accidentes aéreos de los vuelos ilegales (no denunciados) al forzar su operación a baja altura para evitar ser detectados.
    En la región existen aproximadamente 150 aeródromos, públicos y privados, habilitados por la autoridad aeronáutica con pistas entre 700 y 1.500 metros de longitud sin servicios de control de tránsito aéreo, y aproximadamente 480 lugares aptos para la operación de aeronaves (pistas clandestinas).
    Señor gobernador, por todo lo expuesto y fundamentado, le expondré a continuación mis conclusiones:
    Nuestras fronteras del NOA y el NEA son diariamente violadas por aeronaves sin identificar lo que presupone una flagrante violación a nuestra soberanía y a la seguridad nacional (no dejemos que estos límites internacionales se conviertan en la “ruta de HO CHI MINH” del delito organizado. En estos vuelos clandestinos pueden ingresar al país no sólo las drogas que luego van a hacer estragos en la seguridad de los grandes centros urbanos sino que también pueden ingresar contrabando de múltiples mercaderías que socavan las economías productivas nacionales, además de probable tráfico de armas, terroristas, inmigrantes ilegales, dinero negro y trata de personas para las redes internacionales de prostitución.
    Sólo dotando inmediatamente a nuestra Fuerza Aérea de los medios idóneos para detectar y detener esta constante violación de nuestro aeroespacio nacional (radares militares de última generación que operen las 24 horas los 365 días del año sin dejar conos de sombras) junto a la rápida promulgación de una “ley de derribo” como ya cuenta Brasil, jamás detendremos esta ignominia.
    Olvidemos de una vez por todas después de casi 26 años de recuperación del orden constitucional el espurio enfrentamiento cívico-militar. Los jóvenes pilotos de nuestros obsoletos aviones interceptores (mantenidos en condiciones de vuelo gracias a esfuerzos personales) son los pilotos de la recuperada democracia pues nacieron junto con ella y al igual que sus camaradas que se jugaron la vida y muchos la perdieron en la fallida “gesta de Malvinas”, enfrentarían este actual desafío por amor a la patria y a su pueblo y no por rendir pleitesía al auto-iluminado de turno haya otrora calzado botas y ahora mocasines.
    Por ser usted el gobernador de la provincia de mayor incidencia en el contexto nacional (económica, territorial y demográficamente hablando) le solicito interceda con sólidos argumentos ante las autoridades nacionales para frenar este flagelo que carcome las entrañas de la Nación, pero si decide a partir del 10 de diciembre renunciar a su cargo y ocupar la banca de Diputado Nacional por la provincia de Buenos Aires, le pido que en ese momento, como representante del pueblo que lo eligió, ponga en práctica junto con sus colegas parlamentarios de todo el espectro político argentino, el artículo 75, inciso 16, de nuestra vapuleada Constitución Nacional que versa sobre las atribuciones del Congreso y dice que es responsabilidad del Poder Legislativo “Proveer a la seguridad de las fronteras”, que hasta ahora, deduzco como ciudadano, que por ignorancia, impericia, desidia o espero que no por connivencia, no se ha concretado.
    Para finalizar, me tomo el atrevimiento de exponer dos citas muy caras al sentimiento argentino:

    Mas naides se crea ofendido,
    pues a ninguno incomodo;
    y si canto de este modo
    por encontrarlo oportuno,
    no es para mal de ninguno
    sino para bien de todos.
    (ultima sextina del Martín Fierro)

Cuando la patria esta en peligro, todo esta permitido, excepto, no defenderla .
(General José de San Martín)

    Me despido de Ud. muy atentamente esperando que Dios ilumine vuestra decisión.

 

Ricardo Alfredo Rey

COMPARTIR
Artículo Previo LA GOTERA
Artículo Siguiente LEY DE MEDIOS K
Armin Vans
 

0 comentarios Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

¿Homicidio agravado o aborto doloso?

La muerte de Isidro, el bebé que había nacido de una cesárea de urgencia luego de que su mamá, Carolina Píparo, recibiera un balazo en una violenta salidera bancaria, abrió una polémica entre los juristas respecto a si el hecho debe encuadrarse...