¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Copia, copia, que algo queda

1
3719
CLARÍN, SANTORO Y UNA INVESTIGACIÓN ROBADA
CLARÍN, SANTORO Y UNA INVESTIGACIÓN ROBADA

En el día de la fecha, domingo 11 de octubre de 2009, diario Clarín publicó dos artículos de supuesta investigación relacionados con un poderoso personaje vinculado a lo más granado del kirchnerismo, llamado Martín Lanatta, y protegido por el todopoderoso jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Para que se sepa cuál es la magnitud política de Lanatta, debe decirse que es uno de los involucrados en el triple crimen de General Rodríguez del pasado 13 de octubre de 2008.

 

El primero de los artículos publicados hoy por Clarín se titula "El Rey de la efedrina tenía 11 licencias, 2 obtenidas en 1 día" y cuenta cómo el narco rosarino Mario Segovia, detenido en el marco del expediente judicial titulado "la ruta de la efedrina" que tramita en Campana, gestionó permisos en el RENAR "para poseer y portar 11 armas de guerra, entre ellas una carabina y tres escopetas semiautomáticas", todo merced al mencionado Lanatta (1).

La segunda nota se titula "La trama secreta de cómo Forza obtuvo permisos para portar armas" y habla de cómo uno de los asesinados en el triple crimen de General Rodríguez fue beneficiario de diversos permisos para portar armas por parte de Lanatta (2).

Ambos artículos han sido firmados por el impresentable periodista Daniel Santoro, largamente denunciado por este periódico por su falta de ética y sus operaciones de prensa a través de las páginas de Clarín (3).

Es bien cierto que lo publicado por el gran diario argentino es real y está demostrado fácticamente, el único problema es que ha sido totalmente copiado de Tribuna de periodistas. De hecho, este periódico lo publicó hace meses y con mayor cantidad de detalles.

Por caso, el 26 de febrero de 2009, Tribuna contó con lujo de detalles la entrega de permisos de portación de armas a Segovia (4). Lo hizo de esta manera:

Si bien el periodismo hizo una oportuna y exhaustiva descripción de Segovia, hablando de su 'estilo de vida suntuoso' —posee cuatro autos último modelo y hasta dos camionetas Hummer, valuadas en unos 140 mil dólares cada una—, nadie habló de la descomunal posesión de armas que solía ostentar a sus más íntimos. Veamos:

-Una carabina semiautomática Ruger, calibre 22, credencial 3278371, emisión 01/07/2009.

-Una escopeta de repetición Maverick, calibre 12, credencial 3152499, emisión 24/02/2005.

-Una escopeta de repetición Remington, calibre 12, credencial 3994035, emisión 27/03/2008.

-Una escopeta semiautomática Franchi, calibre 12, credencial 3105205, emisión 12/03/2008.

-Una pistola semiautomática Beretta, calibre 9, credencial 3594356, emisión 27/07/2006.

-Una pistola semiautomática Glock, calibre 10, credencial 3479399, emisión 13/03/2006.

-Una pistola semiautomática Glock, calibre 9, credencial 2246781, emisión 29/11/2001.

-Una pistola semiautomática Glock, calibre 9, credencial 3041491, emisión 30/09/2004.

-Un "pistolón" de un caño tiro a tiro marca Rexio, calibre 14, credencial 3221785, emisión 15/05/2005.

-Un revolver de acción simple North América, calibre 22, credencial 39940036, emisión 27/03/2008".

Es oportuno señalar que la nota publicada por Clarín ni siquiera da cuenta del detalle de cada uno de los permisos referidos por este medio.

De la misma manera, el 9 de junio de 2009, Tribuna anticipó antes que ningún otro medio que Lanatta le había conseguido sendos permisos de portación de armas al fallecido Sebastíán Forza (5). Lo hizo de esta manera:

Lanatta suele rondar una confitería que se encuentra frente al Renar y 'vende' sus servicios a quien lo precise. Merced a sus contactos, cualquier interesado puede obtener la oportuna tenencia y portación de armas, aún cuando no esté calificado para ello.

Forza ha sido uno de los beneficiarios de los servicios de Lanatta, el cual, dicho sea de paso, suele llevar consigo una pistola calibre 40, el mismo que se usó para matar a los tres empresarios.

Elocuencia aparte.

 

Concluyendo

Cae de maduro que las notas publicadas por diario Clarín sobre Martín Lanatta son una suerte de comodín para presionar al kirchnerismo en momentos en los que se insinúa que la firma Papel Prensa podría ser expropiada por el oficialismo de turno. De hecho, son un golpe tangencial a uno de los actores más poderosos del Gobierno como es el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien oficia como protector personal de Lanatta.

En tal sentido, el diario comete dos graves errores periodísticos: por un lado, publica una noticia extemporánea, que hubiera tenido sentido en momentos en los que se tramitaba la instrucción del expediente del triple crimen de General Rodríguez, no ahora.

Por otro lado, el diario permite —¿promueve?— la reprochable conducta de Santoro de no citar fuentes de otros medios y robar primicias de sus propios colegas. No es la primera vez que lo hace y obviamente no será la última.

¿Cómo podría cesar en su conducta un periodista que no es penalizado, siquiera señalado, por el propio medio que lo ha contratado frente a sus inconductas?

Una verdadera pena pero, sobre todo, una real vergüenza para el periodismo todo.

Christian Sanz

(1) Ver http://www.clarin.com/diario/2009/10/11/elpais/p-02016443.htm

(2) Ver http://www.clarin.com/diario/2009/10/11/elpais/p-02016440.htm

(3) Ver https://periodicotribuna.com.ar/Articulo.asp?Articulo=273

(4) Ver https://periodicotribuna.com.ar/Articulo.asp?Articulo=5005

(5) Ver https://periodicotribuna.com.ar/Articulo.asp?Articulo=5391

 

1 comentario Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros