¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Víctor Fayad, la cara de la corrupción mendocina

3
4303
UN INTENDENTE, POCAS EXPLICACIONES Y MUCHAS DUDAS
UN INTENDENTE, POCAS EXPLICACIONES Y MUCHAS DUDAS

“¿Cuál es la necesidad de volver a la municipalidad, Viti? Tenés muy buena imagen y no necesitás perderla”, preguntó el veterano dirigente político.

 

“¿Sabés qué pasa? Estoy con serios problemas de ‘caja’”, admitió el impredecible jefe de Gobierno mendocino.

El diálogo casi textual fue confirmado por dos fuentes independientes y se dio en el año 2007, justo antes de que el intendente Víctor Fayad ganara las elecciones para intendente de la Ciudad de Mendoza.

El jefe de gobierno es todo un misterio en sí mismo: es personalista al extremo —característica admitida incluso por sus adláteres— y ostenta un estilo de conducción cercano al maltrato.

Su actividad política comenzó en la UCR, gracias al impulso de su propio tío, el ex gobernador de Mendoza, Santiago Felipe Llaver. Merced a ese empuje familiar, Fayad supo construir una interesante carrera, especialmente a partir de su asunción como presidente del Concejo Deliberante de la Capital mendocina, a los 27 años.

Pronto, en 1987, llegará a intendente del mismo distrito y su eficiente gestión lo llevará a la cúspide de la popularidad política. Es que Fayad impuso un novedoso modelo de conducción vinculado al embellecimiento de los paseos públicos. Por caso, se le atribuye la beneficiosa transformación de la calle Sarmiento, en el paseo Peatonal que hoy ostenta la Ciudad de Mendoza.

Con ese mérito a cuestas, intentará en vano ser Gobernador de la provincia en el año 1991, con sólo 34 años. Para lograr su sueño insistirá cuatro años más tarde, pero jamás lo logrará. Su techo será la intendencia capitalina.

Sin embargo, conservará siempre el prestigio de haber sido un importante legislador nacional de la Alianza, junto a Raúl Baglini: cada uno, desde el Congreso Nacional, ha sabido ser importante “puntal” del entonces presidente Fernando De la Rúa.

En ese marco, hay que destacar que el “Viti” presidió la importante Comisión de Energía y Combustible e impulsó leyes trascendentes, tales como el uso del número *911 para emergencias, y la desregulación del mercado petrolero.

Pero hay una anécdota que pinta de lleno su espíritu. En la noche del 20 de diciembre de 2001, cuando los “caceroleros” se estaban llevando puesto al gobierno, él se arremangó y se mezcló entre la gente. Estaba seguro de que a él nadie iba a recriminarle nada.

Sin embargo, antes de lo esperado, el “Viti” tuvo que escapar de la “furia social” en medio de los mismos insultos que sufría casi todo el arco político en esos días. “¿Qué querés… que nos maten a todos…?”, le dijo a alguien que en ese momento lo estaba llamando por teléfono para justificar su huida.

Jamás olvidará esa gris jornada.

 

Escándalo perseguirás

 

Desde el preciso momento que asumió su segunda intendencia, en 2007, Fayad ha teñido su gestión de diversos escándalos, principalmente motivados por su extremo personalismo. “Sí, la verdad que es de consultar poco sus decisiones y tiene carácter muy fuerte, pero es respetuoso de las instituciones y hace una muy buena gestión”, aseguró a este cronista Alejandro Pérez, secretario Habilitado del Consejo Deliberante mendocino y hombre del riñón del polémico intendente.

Lo mismo admitió Darío González, concejal del partido Concertación Ciudadana y hoy alineado con el jefe de Gobierno: “No te voy a negar que Fayad es personalista, incluso se enfrentó con algunos de los que lo ayudaron a llegar al poder, pero tiene un buen equipo de trabajo”.

Emilio Bertolini, legislador por el PRO, es aún más crudo a la hora de referirse a la conducta del mandatario: “Fayad es muy caprichoso y le gusta ir hasta el hueso, cueste lo que cueste, aún al borde de la ley”.

La mayoría de los testimonios tomados por quien escribe estas líneas coinciden en resaltar la dureza en el trato que propina el intendente a sus colaboradores, una realidad que se vuelve aún más cruda cuando se trata de los empleados del municipio. “Si normalmente (Fayad) nos trata mal, imagináte si llegamos a hablar con la prensa”, confesó un joven trabajador comunal, al tiempo que escapaba de la casual indagación periodística.

Como sea, al malhumor de Fayad debe sumarse sus largas ausencias laborales y sus recurrentes llegadas tarde. Todos los consultados han coincidido en admitir que el jefe comunal nunca arriba a su oficina antes de las 11 de la mañana.

“Está bien, admito que Fayad siempre llega tarde, pero después se queda hasta tarde trabajando en su despacho”, aseguró el referido secretario Pérez a ese respecto. Es dable mencionar que ha sido el único oficialista que se animo a tamaña defensa ante la requisa de este periódico.

Sin embargo, por lo que pudo saberse, el dato no sólo no es real, sino que el Intendente suele abusar de sus propias ausencias laborales. En el año 2008, por caso, se acreditaron un promedio de 4 “faltazos” mensuales, llegando a 48 ausencias a lo largo de todo el período. Durante el 2009, la cifra superó los 60 faltazos, incrementándose misteriosamente sus sorpresivos —y secretos— viajes a Buenos Aires.

“Es un escándalo, para que te des una idea, en el 2008 excedió todos los permisos vigentes y viajó con Carolina Boccia (asesora legal del municipio) por más de diez días a México y España”, admitió una de las fuentes consultadas para el presente artículo.

Lo grave es que, en la mayoría de las ocasiones en las que se ausenta, Fayad no avisa con el tiempo suficiente al presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Yazlli, para que tome la “posta” en la conducción comunal. “En más de una oportunidad ocurrió que estamos en medio de una sesión y Yazlli se tiene que excusar porque le avisan a último momento que Fayad está a punto de viajar”, contó un empleado legislativo.

¿Por qué el intendente viaja tanto? imposible saberlo. Este diario intentó conseguir una explicación formal y no consiguió: nadie habla del tema y menos aún de manera oficial.

Por caso, mientras esta investigación comenzó a hacerse, el jefe comunal estaba de viaje en Estados Unidos, visitando a su hija, quien vive y estudia allí. Eso sí, su “escapada” ha sido hecha en el más estricto secreto. ¿Será acaso por qué Fayad no puede justificar semejante dispendio?

 

Cuentas que no cierran

 

Si el presentismo no es una de las cualidades de Fayad, menos aún lo son las cuentas públicas. Reacio a mostrar y/o compartir los números oficiales, el intendente ha sido investigado en el año 2008 por supuestos "aportes voluntarios" que empleados de la Municipalidad de Mendoza hacían a la UCR departamental y cuyos importes eran depositados en las cuentas bancarias de dos de sus secretarias privadas, Carolina Demaría y Laura Salvo.

Se trata de un expediente que aún permanece abierto ante el Tribunal de Cuentas de la provincia y del cual se desprende que los responsables contables de la comuna presentaron autorizaciones adulteradas de puntuales agentes municipales para permitir que ese dinero se les descontase de sus salarios.

Pero lo más cuestionable es lo ocurrido con las secretarias de Fayad cuando este llegó a la intendencia: Demaría se convirtió en directora General de Intendencia; y Salvo en la secretaria privada del intendente.

Sin embargo, no se trata del peor de los escándalos que enfrenta el jefe comunal. Uno de los tópicos que más se cuestiona a Fayad es el que está relacionado con la construcción, lo cual lo ha llevado incluso a enfrentarse con los concejales de su propio partido. “Ha presentado algunas propuestas tan escandalosas que no pudieron ni sostenerlas sus propios partidarios. Si lo pensás dos minutos, te darías cuenta de que es facilísimo manejar la ciudad, se recauda mucho dinero y es muy fácil de administrar. Todo ese ocultamiento que hace Fayad vuelve más oscura su administración”, admitió un concejal en estricto off the récord a este cronista.

En tal sentido, hay dos temas que ponen al jefe comunal bajo la lupa de todas las miradas: la venta de terrenos municipales y las excepciones al Código de Edificación Urbana mendocino.

En el primero de los casos, hay una anécdota que oficia como emblema de cómo se comporta el polémico intendente y que tiene que ver con la venta de once terrenos comunales que fueron ofertados so pretexto de hacer obras para la ciudad. Lo que jamás explicó Fayad es cómo se iba a usar ese dinero —unos 30 millones de pesos aproximadamente— ni por qué se alquilan edificios para ocupar ciertas oficinas públicas habiendo mobiliarios que son de la propia comuna.

La insistencia del intendente, especialmente en relación al caso puntual del teatro Municipal de Mendoza, encienden los resquemores del más incrédulo. ¿Por qué tanta tozudez? Es una pregunta que se hacen hasta sus partidarios.

Lo cierto es que, finalmente, ninguna de esas ventas pudo ser llevada a cabo, lo cual no quitó el sueño a Fayad, quien ha vuelto a insistir en la idea de “desprenderse” de esas construcciones edilicias.

En el marco de las mismas sospechas, el “Viti” ha sabido presionar al Concejo Deliberante para impulsar sospechosas excepciones al Código de planeamiento urbano mendocino, generalmente para beneficio de una empresa constructora llamada Cioffi.

“Uno de los pedidos fue escandaloso: se pidió permiso para construir 13 pisos y terminaron construyendo ¡17! (…) La excepción la impulsó Fayad”, confesó una de las fuentes consultadas.

Si bien el jefe comunal es un experto en impulsar este tipo de medidas, en algunas oportunidades ha debido echarse atrás por fuertes presiones de los vecinos. Una de esas ocasiones se dio en julio de 2008, cuando unas 60 personas se movilizaron contra la construcción de dos torres en calle Boulogne Sur Mer 241.

“Fayad mastica vidrio pero no lo traga, jamás va a insistir en algo que pueda ponerlo bajo sospecha”, admitió un ex colaborador de la comuna.

Es que, el tema de las excepciones representa todo un escándalo en la ciudad de Mendoza. Sólo en 2008, se permitieron una serie de permisos de lo más insólitos, desde la instalación de una concesionaria de autos en Perú al 2.100 —en zona no permitida—, hasta la superación de la altura máxima en Emilio Civit al 700.

 

El hombre del vino

 

El nombre completo de Fayad es Víctor Manuel Federico, nació el 09/02/1955 y vive en la calle Olascoaga 780 de la Ciudad de Mendoza. Su salario como Intendente asciende a $ 9,191.02, lo cual no le evita ostentar un elevado nivel de vida.

Por caso, es dueño de la vivienda donde vive y también posee a su nombre otras dos propiedades, una ubicada en la calle Comandante Fossa 277 y la otra en Espejo 89 1º A, y Rivadavia 592, todas ubicadas en la ciudad de Mendoza.

Lo interesante es que, cuando se rastrea este último domicilio a través de la guía telefónica, se puede observar que pertenece a la firma Bodegas de Argentina Asociación Civil, una de las agrupaciones más importantes referidas a la vitivinicultura, creada en el año 2001 e integrada por 230 empresas asociadas, que están localizadas en las Provincias de Salta, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Córdoba y Buenos Aires. O sea en todas las zonas vitivinícolas.

La coincidencia cobra aún más relevancia, cuando se observa que el propio Fayad aparece asociado a dos empresas relacionadas a la vitivinicultura: una es Caldenia & Cia. SA (CUIT 30-70792301-2), la otra Vimeco & Cia SA (CUIT 30-70806628-8). La primera de las firmas fue creada el día 19 de marzo de 2002; la segunda, el 28 de octubre del mismo año.

Sugestivamente, dos años más tarde, siendo diputado de la Nación, el propio Fayad firmará un proyecto de declaración para intentar suspender la “aplicación de impuestos internos a los vinos espumosos/champaña”, la cual “genera una situación de extremo perjuicio para la industria vitivinícola de nuestro país”.

Finalmente, gracias a ese pedido, donde se asegura que el gravamen de marras configura un “grave perjuicio” a “nuestra economía regional”, se sancionó el decreto 58/2005 que lo dejó sin efecto.

 

Al calor del poder

 

Si algo debe reconocerse a Fayad es su hábil cintura política: sabe codearse con Elisa Carrió de la misma manera que consigue ser atendido por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Gracias a ello, consigue fondos frescos para cubrir los déficits comunales y logra que nadie discuta acerca de sus falencias en la gestión pública. “La fidelidad con los Kirchner, incluido el hecho de pegarle a Cobos, le reportó 18 millones de pesos”, admitió un funcionario de segunda línea de Casa de Gobierno cuyo apellido es casi calcado al del jefe comunal.

Con esa misma habilidad, ha logrado salir victorioso en las últimas elecciones a concejales de la Ciudad, imponiendo la lista de candidatos que le antojó y todo.

Con envidiable cintura política, el “Viti” coaccionó sin quedar “pegado” a muchos de los que votaron a favor de sus candidatos, so pretexto de dejarlos sin el pertinente “plan Barrido” que cobran por parte del municipio. Eso le permitió alzarse con más del 40% de los votos que lo mostraron triunfante el pasado 28 de marzo.

Hoy, Fayad piensa en volver a impulsar muchos de los proyectos que habían quedado inconclusos por resistencia de los salientes concejales, especialmente en lo referido al planeamiento urbano. Sabe que, a pesar de su delicado de salud, es inmortal.

Negocia con Celso Jaque y pacta con Cristina Kirchner como si nada. Luego, critica a sus detractores y ningunea a los medios “a piacere”.

Lo que olvida el “Viti” es que, todo lo que sube, algún día tiene que bajar.

 

Christian Sanz

COMPARTIR
Artículo Previo Celso Jaque: la paradoja del gobernador menos pensado
Artículo Siguiente Aníbal y Alak, uno miente y el otro engaña
Armin Vans
También en
 

3 comentarios Dejá tu comentario

  1. tambien cuenten las decisiones que toma sin consultar a nadie, cambios de calles que van para un lado y al otro dia para el otro, sin siquiera consultar a intendentes vecinos que se ven perjudicados porque hasta el recorrido de los colectivos cambia sin previo aviso! mi caso personal, volvi de pasar navidad en buenos aires, fui para mi trabajo por una calle supuestamente doble mano, voy y vuelvo por la misma calle, de ida todo en orden, cuando volvia... ERA CONTRAMANO! y nunca peor nunca aviso!! el trolebus volvia por la misma calle, tuvieron que suspender ese servicio porque a este hombre entre "copas" le gusto que esa calle cambie de sentido, asi todo...lo de ciofi es verdad, a la misma altura de mi casa se encuentra ya el pozo por ahora frenado del edificio de boulogne sur mer, si lo hace, en contra de la ley pierdo la vista a la monta;a, cosa que es un DERECHO que tengo porque ELEGI VIVIR EN ESTA ZONA EN DONDE NO ESTA PERMITIDO HACER ESO!

  2. Este señor es cruel no solo con los vendedores ambulantes a los que persigue constantemente ,tambien lo es con los pobres perros que encuentra en la via publica ,como no los puede matar por una ley los asina y no les permite que les lleven comida

  3. ...y nadie dicee nada de los sueldos de la indigencia q cobran los empleados municipales , es la verdad muy triste ver como se endeudan con prestamos q son migajas , solo para llegar a comer a fin de mes , esta intendencia supo sacarle el jugo a los planes trabajar , valiendose de mano de obra barata para realizar tareas q deberian ser bien remuneradas. un asco !

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Mendoza, una provincia en Jaque

Estos últimos días estuve en la provincia de Mendoza, uno de los lugares más bellos de la Argentina. Allí, se funden los hermosos paisajes con la calidez de sus habitantes, y el templado clima es fácilmente apreciable gracias a la gran cantidad de espacios...