¡Recién Publicado!
cerrar [X]

¿Evangelismo es sinónimo de secta?

11
3930
EL PERTINENTE ENOJO DE UN LECTOR
EL PERTINENTE ENOJO DE UN LECTOR

En esta ocasión la carta provino del lector Pablo Costa, quien con gran enojo cuestionó la siguiente nota: Los evangelistas, las sectas y el negocio de la fe.

 

Allí, se hace un análisis de los “nuevos movimientos religiosos” y se habla sobre “proselitismo salvaje, métodos de mercadotecnia, explotación económica, manipulación psíquica y emocional, ideologías fascistas y autoritarias”. Asimismo, se menciona a diversos cultos como sectarios y peligrosos.

“Soy un evangelista practicante y me sentí ofendido por el contenido de la nota, donde se mezclan grupos sectarios con movimientos evangelistas, como si fueran lo mismo (...) Soy un fiel lector de Tribuna, sitio del que rescato su coraje, pero esta vez me sentí decepcionado”, dice Pablo con gran malhumor en su misiva.

En este caso, una vez más, el lector tiene razón. Puede existir un análisis sobre evangelismo y grupos religiosos, pero debe ser dentro del marco del respeto.

No solo lo dice el sentido común y las buenas costumbres, sino también el Manual de Estilo del sitio, en el punto 2.5 del apartado “Tópicos Periodísticos”. Allí dice: “Ningún texto que aparezca en Tribuna de Periodistas debe contener expresiones peyorativas contra grupos, regiones, etnias, religiones o países”.

Pablo tiene toda la razón en enojarse por lo publicado. Esperamos que esta columna sea un oportuno tirón de orejas para que Tribuna no vuelva a cometer el mismo error y tenga más cuidado con lo que publica en este sitio.

Agradecemos al lector por su observación y esperamos que la gente de este portal sea más mesurada de ahora en más a la hora de titular. Si mal no recuerdo, ya he debido reprender a los responsables del portal por una situación similar.

Quienes quieran dejar sus inquietudes, pueden escribir a ombudsman@periodicotribuna.com.ar.

 

Marcelo Suárez
Ombudsman de Tribuna de Periodistas

 
 

11 comentarios Dejá tu comentario

  1. La nota publicada anteriormente y que dio lugar a esta carta hubiese estado mejor redactada y su objetivo se hubiera alcanzado si se dedicaba a denunciar a aquellos grupos sectarios que, en nombre de una fe, estafan a la gente. Todos sabemos, en mayor o menor medida, quienes son, donde se congregan y qué metodologías utilizan, así como también sabemos que TODAS las religiones, sean o no cristianas, utilizan o han utilizado los métodos que mencionaba esa nota para atrapar a pobres almas con gran necesidad de ayuda. La Iglesia Católica, el Islamismo y el Judaísmo lo hacen y lo han hecho también a lo largo de sus historias, no olvidemos, que, en definitiva, estos tres grandes grupos religiosos tienen el mismo origen.

  2. El evangelismo crece mas rapido que el marxismo. Cuando se quieran dar cuenta, nos convertiremos en una democracia capitalista. Chau Marxistas!

  3. Coincido con Antonio, fue un simple error de corte semántico, nada más. Está bien la llamada de atención del ombudsman en cierto modo para prevenir futuros errores como los señalados. Ahora bien, el lector Pablo Costa haría bien en preocuparse por el autoritarismo ciego y manipulador de varios de sus correligionarios. Y digo esto porque entiendo que los llamados evangélicos son oficialmente Iglesia Lutarana o Iglesia Evangélica Pentecostal. He conocido mucha buena gente en ese movimiento pero también el manejo de la doctrina hace a muchios de ellos muy autoritariios, unos ingfames manipuladores ignorantes. Por caso a mí me gusta practicar el yoga y siempre cuando expongo mi aficción por dicha maravillosa disciplina física, salen los conocidos evangelistas que tengo a decirme que eso es demoniaco, que aleja al hombre de Dios, etc que no lo tengo que hacer si soy creyente en Dios. Yo les respondo que al practicar yoga no pienso en Visnu, en Krishna ni en Kali. Sólo potencio mis facultades físicas y mentales o mejor dicho despierto dones dormidos hasta ahora en mi vida. La otra mala experiencia que tuve fue una absurda discusión con unas imbéciles que se metieron en mi vida queriéndome imponer una visión religiosa. Sin dejar de ser religiosos pienso que uno puede emprender cosas de acuerdo a su creatividad y potencialidad. Ahora bien, cuando me dijeron esas canallas que quería hacer yo con mivida yo les dije que pretendía convertirme en un gran escritor, clzaro que se los dije expresando una metáfora de mi creación y al momento salta una de esas indecentes gritando que esa pretensión era vanidad. Cuando les respondí con arguemtnos se cortó la discusión porque alegaron que yo anteponía la razón y era un atrevido insolente. De ahí se cortó la amistad definitivamente. Una xde ellas, abogadam, estuvo procesada por tráfico de drogas y las otras son de lo peor también. Por eso el señor Pablo Costa debería discriminar muy bien entre quienes hacen uso del evangelio de una manera crítica, es decir, atendiendo a que los escritos bíblicos están relacionados con contextos históricos, geográficos y sociopolíticos deteminados. Y no hacer de trozos de los escritos sagrados instrumentos de manipulación en base a conceptos tomados fuera de contexto. La manipulación llevada a cabo popr esos feligreses hacen de ese tipo de visión religiosa algo iprudente y peligroso para la integridad moral de un individuo.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme