¡Pobre hijo de Aliverti!

62
14413
LA INSÓLITA CONTEXTUALIZACIÓN DE UNA TRAGEDIA
LA INSÓLITA CONTEXTUALIZACIÓN DE UNA TRAGEDIA

Luego de que se conociera que el Peugeot 504 —que atropelló a un ciclista y circuló con el cuerpo sin vida en el capó del vehículo hasta llegar a un peaje— era manejado por el hijo del periodista Eduardo Aliverti, desde medios oficialistas se intentó relativizar la información y el hecho.

 

Desde diferentes canales y programas amigos del Gobierno, no solo se comenzó a hacer una inusual defensa a Pablo García, también locutor, como su padre, sino que se apuntó a otros medios de tener “ensañamiento” para con el joven de 27 años, ese ensañamiento que permitió conocer que el hecho ocurrió el sábado por la mañana, y que en definitiva… permitió conocer el hecho.

A medida que avanzaban las horas ya no solo se hablaba de "el drama del hijo de Aliverti" y del "insólito accidente del hijo de Aliverti" para narrar las fatalidades del victimario, sin hacer mención alguna a la víctima, Reinaldo Rodas, y con un férreo énfasis en el hecho de que el hijo del periodista había perdido a su madre hace dos meses y que esa actitud lo habría volcado a la bebida, sino que incluso se llegó a cuestionar al ciclista por circular por Panamericana.

Ningún desperdicio tiene la columna de Diario Veloz, que se pregunta “¿Qué hacía el ciclista en Panamericana?”, y que García también es víctima de la inoperancia vial.

El diario Página/12, donde se desempeña Aliverti, publicó el comunicado del periodista y recalcó que García, después del accidente, “trasladó” el cuerpo de la víctima hasta la siguiente estación de peaje. No circuló con el cuerpo sin vida o manejó con el cadáver del hombre que había atropellado, sino que lo “trasladó” de un punto a otro.

Relativizaciones, adjetivaciones, contextualizaciones y hechos que no cuentan, solo los apellidos.

 

Eliana Toro

 
 

62 comentarios Dejá tu comentario

  1. Como les señalé tampoco será homicidio culposo, el tipo no va a pasar un solo día de carcel, como la Hiena Barrios. Un aspecto positivo habría si finalmente hay gente se da cuenta de la lacra que constituyen estos ladriprogresistas como Aliverti que arergüenzan las ideas progresistas y son solo una yunta de chorros ideologizados.

  2. Partamos de uno de los hechos incomprensibles de la "Justicia" argentina: el conducir un vehículo en estado de embriaguez o bajo los efectos de sicofármacos lo consideran un eximente de responsabilidad penal y llevan a considerar los actos protagonizados como "inimputables". Lo cierto es que en todo el Mundo sucede exactamente al revés: no solo constituye un agravante sino que el conducir en esas condiciones constituye delito de por sí. Y no es necesario pensar en el Primer Mundo, baste ver a nuestros vecinos. Pero aun así en nuestra legislación existe algo llamado "dolo eventual", que significa que si bien no hubo intención de causar daño voluntariamente (dolo), el protagonista no podía ignorar que conduciendo en la forma que lo hizo, a alta velocidad y bajo efectos del alcohol, el riesgo de causar daño grave a terceros era una probabilidad cierta y no le importó. Esto equipara a un delito culposo a uno doloso. ¿Acaso no es lo que ha sucedido en este caso?. A todas luces, sí. Este sujeto no podía ignorar el riesgo de conducir en su estado de alcoholemia, y no le interesó. Como tampoco le importó, sucedido el accidente, continuar transitando con el cadáver de la víctima a su lado, como si se tratara de un tacho de basura y no un ser humano al que acabara de matar. Realmente espanta, o a mí me espanta, el que pueda existir semejante monstruo. Aquí no valen todas las excusas inconsistentes con que tratan de cubrirlo. Y me espanta el ver la ligereza del accionar de nuestra "Justicia" injusta. Me han provocado náuseas y profundo rechazo todo lo expresado por esos pretendidos "periodistas", que gozan del privilegio de disponer de un micrófono o la columna de un periódico, y lo usan para deformar y desinformar, sin importarles en lo más mínimo la honestidad intelectual que es el ABC del periodismo y que a todas luces no poseen. Quizás del único que pudiera entenderse (pero no aceptarse) es del señor Aliverti, que en definitiva es el padre del homicida. Pero justo es recordar que estos personajes capaces de monstruosidades como la protagonizada por su hijo no surgen por generación espontánea. La vida humana, el respeto a la condición humana, ha tiempo que han desaparecido de la Argentina. Es nuestra obligación recuperar esos valores antes que nos veamos arrastrados a una degradación mayor y una inevitable disolución social.

  3. Uno no puede ensañarse con Vos, o con alguien, por el mero hecho de que seas su padre A los 24 años, un joven ya tiene conciencia de sus actos y probablemente no haga caso ni escuche los consejos de los padres Ahora bien, SÍ, un padre, no puede hacerse el distraido en cuanto a sus ejemplos de vida y Vos Eduardo Garcia Aliverti, no podes dar muchos ejemplos de lo que se debe hacer, cuando negás el apellido de tu Padre García, por no parecer común Sos común querido Eduardo, son común como todos los que ensalzas en tus comentarios Ultra K, sos tan común que tus ideales se han transformado, transformado? O siempre fueron esos, poder y dinero No sos el que conocí cuando vituperabas, con total razón a Menen, sos otro comprado de la caja K, junto a tu patrocinador, Don Carlos Heller, financista en primer lugar Como Padre, lamento profundamente lo que te pasa, como persona, te digo, en la vida todo se paga y Vos te pusiste precio Atentamente

  4. Que hacía un borracho conduciendo en la panamericana? Esa y no otra debe ser la pregunta. Lo demás es consecuencia del estado de embriagues del conductor. Irresponsabilidad, y porque no impunidad, en la seguridad que por formar parte de la korporación periodística K, lo mantendría a salvo. La infracción del ciclista es menor. La del matador, es gravísima. Cualquier persona lúcida, que por distracción o por dormirse en el volante, le ocurriera irse a la banquina, y chocar o atropellar a alguien, se hubiera detenido, y pedido ayuda incluso a otros conductores en la ruta, y no mover al herido hasta recibir ayuda. Toldo lo demás es hojarasca, que pague con cárcel su irresponsabilidad criminal. En otros paises, la pena puede llegar a 25 años de prisión efectiva. Un saludo cordial a todos. Braulio Quevedo

  5. EL NABO ESTE, HIJO DE ALIBERTI, VA A IR EN CANA CON PITO Y CADENA SI ES QUE LOS DEUDOS DEL SEÑOR QUE MATÓ SE PONEN EN MANOS DE UN ESTUDIO JURÍDICO SERIO. AHORA BIEN: PORQUÉ ESTE ÑATO LLEVAVA ENCIMA EL TRIPLE DEL ALCOHOL PERMITIDO..? LA RESPUESTA DEBERÍAMOS BUSCARLA DENTRO DEL AMBIENTE FAMILIAR EN EL QUE ESTE MUCHACHITO SE HA CRIADO SU SEÑOR PAPÁ ESTIMO, ES UN TIPO QUE , MENTALMENTE NO DIFIERE MUCHO DE LA MENTALIDAD SEMI ESQUIZOFRENICA MAL, QUE PREDOMINA EN QUIENES NOS GOBIERNAN, ESPECIALMENTE EN LA JEFA DE LA BANDA SIN IR MÁS LEJOS, VEAMOS COMO ESTA " SEÑORA PRESIDENTE" MANEJA EL EMBOLE QUE TIENE CON LOS 52 ASESINADOS DE ESTACIÓN ONCE EN EL FONDO LES IMPORTA TRES CARAJOS SEMEJANTE MALDAD, ESTANDO AHORA VIENDO COMO PUEDEN ZAFAR

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

A usted, Aliverti

Cuando Eduardo Aliverti comunicó que fue su propio hijo quien atropelló y mató al ciclista Rodas, en Panamericana, se antepuso la decencia y el sentido común a cualquier otro comentario. No era de bien nacido caerle a un tipo, por lo que su hijo de 28 años...