¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Cristina, entre la espada y la pared: ¿Devaluar o no devaluar?

17
6949
UN MONSTRUO CREADO POR ELLA MISMA
UN MONSTRUO CREADO POR ELLA MISMA

Es más que evidente que la pata económica del "modelo" se rompió hace rato, y es más que evidente, además, que el Gobierno no le puede encontrar la salida al nefasto laberinto que ellos mismos crearon.

 

Un dato curioso y sobresaliente es que es la administración en la cual menos tiene relevancia un Ministro de Economía, pero que a su vez la economía está manejada por cinco personas, a saber: Ricardo Echegaray, titular de la AFIP; el viceministro de Economía, Axel Kicillof; el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno; Mercedes Marcó del Pont, presidenta del Banco Central de la República Argentina y Hernán Lorenzino, ministro de Economía.

Más allá de no poder resolver el problema de la inflación y el alza prácticamente imparable del dólar, la pregunta es: ¿Devaluar o no devaluar?, y ante los diferentes puntos de vista, tanto a favor como en contra surge otro interrogante: ¿Es bueno o es malo devaluar?

Para tener un panorama un poco más amplio, veamos cinco puntos fundamentales para saber de qué se trata devaluar y tratar de entender de manera más clara si nos conviene o no aplicar la tan mentada y temida devaluación.

1- ¿Que es, técnicamente, devaluar?

La devaluación es la pérdida del poder adquisitivo de una moneda con respecto a las otras monedas (recordemos que la inflación es la pérdida del poder adquisitivo de la moneda con respecto a los distintos Bienes de la economía)

2- ¿Hay que devaluar?

No se puede contestar si hay que devaluar sin examinar el contexto. Para ello se deben analizar los precios de bienes similares en las distintas monedas y en los distintos países: no pueden existir diferencias significativas entre dichos precios, todos van a tender a un mismo valor. Si no es así, comienzan las distorsiones en los mercados, a saber: mercado negro, contrabando, etc.

Un buen indicador de precios / cotización de monedas es el índice Big Mac.

3- ¿Por qué?

Si nos basamos en el contexto actual, la devaluación, tarde o temprano, es algo ineludible, ya que el precio del dólar quedó retrasado respecto a la inflación. Por lo tanto, se produce un gran desfasaje entre productos a importar y exportar.

El más claro ejemplo es cuando a finales de los 90 el dólar quedó muy "barato" respecto al peso, entonces convenía importar y no exportar, produciendo las consecuencias que todos conocemos. Algo similar es lo que está ocurriendo actualmente.

4- ¿Cuáles serían los beneficios y las contras de una devaluación?

Beneficios: la eliminación de las distorsiones de precios relativos para los mismos bienes de distintas economías.

Ataca a la recesión de los países con monedas sobrevaluadas, ya que de no ser así los precios internos de los productos son más altos que los importados, por lo cual dichos bienes no son rentables de producir en el país.

Se incrementa el flujo de turistas en el país

En consecuencia, y tal como se vio siempre en la Argentina, una devaluación produce un incremento en los niveles productivos con su consecuente reactivación.

Contras: La pérdida del poder adquisitivo de la moneda y de los salarios e ingresos respecto de los bienes importados, tanto físicos como de servicios.

Incremento de costos de insumos importados, que afectan el precio de los bienes producidos internamente con los mismos.

Incremento en los costos de maquinarias y repuestos provenientes del exterior, lo cual puede provocar atraso tecnológico.

5- En la práctica, ¿existe una devaluación encubierta?

La devaluación encubierta se da cuando el mercado considera que el precio de la moneda fijado por un gobierno es ficticio, alejado de la realidad.

En consecuencia, las transacciones se realizan en forma totalmente independiente del valor que el gobierno fija, otorgando un valor que los distintos actores de la economía están dispuestos a pagar.

Hoy, el dólar blue en la Argentina es el fiel reflejo de una devaluación encubierta.

Como podemos apreciar, devaluar, si bien en la práctica ya se ha hecho, tiene sus pro y sus contras, pero lamentablemente es el precio que debemos aplicar por haber tenido durante diez años una política económica populista, basada en despilfarros, un excesivo gasto público, subsidios y castigando al sector más productivo del país, el campo, con altísimas retenciones.

El kirchnerismo creó a su propio Frankenstein, y ahora no sabe cómo matarlo.

 

Pablo Dócimo

COMPARTIR
Artículo Previo ¿A quién beneficiará la “Morenocard”?
Artículo Siguiente La investigación periodística y el poder de la televisión
Armin Vans
También en
 
 

17 comentarios Dejá tu comentario

  1. Ya tomaron la justicia hoy, eso les garantiza impunidad como en Santa Cruz . Ya crearon el blanqueo de la plata negra !! no se que queda... pero antes de las balas prefiero los votos del pueblo asi esta gente responde por lo que hicieron de este país !

  2. ME CAUSA RISA QUE HAYA CIUDADANOS QUE NO SEPAN QUE YA ESTA DEVALUADO EL PESO UN 30% Y VA POR MAS ES LO QUE MARCA LA INFLACION EN LO QUE VA DEL AÑO VEMOS 100 PESOS QUE VALEN 70 Y SI NO ME CREEN HAGAN LO QUE HICE YO COMPREN POR EL VALOR DE 100 PESOS LAS MISMAS COSAS QUE COMPRARON EN ENERO Y VAN A VER CUANTO GASTAN.

  3. Es simple: "la salida al nefasto laberinto que ellos mismos crearon" es el 2015, cuando le dejen el (des)gobierno al gil que agarre ahí que se va a tener que hacer cargo del muerto de una devaluación brusca. Devaluar están devaluando. Desde los últimos meses del año pasado a un ritmo de un 20 % anual, que con la recesionita que hay es posible que con suerte y viento a favor alcance a la inflación y así el peso no se siga sobre-valuando tanto. Hace años que vengo sosteniendo reiteradamente en estos posts que el ÚNICO PROBLEMA REAL que tenía y tiene la economía argentina(lo demás era paja), era y es: LA INFLACIÓN EN DÓLARES. Consecuencia de una inflación en pesos de 20 a 25 % anual y una devaluación de alrededor de 5 % que desde 2008 a 2012 se terminó de comer lo que quedaba de la devaluación exitosa de 2002. Y decía también, contradiciendo a los agoreros inveterados, que esa distorsión era soportable por la economía merced a los u$s 12 MM de superávit comercial consistente, que le proveían gobierno dólares para cabalgar la crisis con controles y otros recursos del tipo hasta 2015. Ergo, si de esto me doy cuenta yo, un pirincho tocador de oído, como no se van a dar cuenta los del gobierno, a los cuales por su naturaleza de políticos, lo único que les interesa es zafar y en lo posible pasarle el fardo a otro. Obvio, que lo que van a hacer hasta 2015 es hacer la plancha con retoques cosméticos y más controles para que la cosa no se les escape y las quejas no sean muchas. No van a hacer la devaluación brusca que hace falta porque en el contexto de plata dulce actual eso llevaría a una situación inflacionaria tipo "rodrigazo". La van a dejar para que la haga el que venga en 2015, ¡y que se joda él!.

  4. si en verdad Cristina Fernández de Kirchner hubiese tenido la opción de no devaluar La Moneda estoy seguro de que la fuera usado para no perder la poca popularidad que le queda y Ganarse el odio de países como Rusia , India, brasil , en donde influye fuertemente el peso argentino por el tema del gas.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Las cajas de seguridad, ¿en la mira?

El gobierno lanzo los CEDIM, bonos públicos en dólares, y todo apunta a que están pensados para blanquear capitales a raíz de las denuncias de lavado de dinero que salpican al corazón del poder, esto no puede ser así, pues la investigación penal...