Quiénes, cómo y por qué saquearon el INCAA

14
13963
CACETTA ES SOLO LA PUNTA DEL ICEBERG
CACETTA ES SOLO LA PUNTA DEL ICEBERG

Tal cual trascendió esta tarde, Alejandro Cacetta no seguirá al frente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) por decisión del ministro de Cultura de la Nación, quien le pidió la renuncia por sospechas de corrupción, principalmente sobreprecios y gastos injustificados.

 

Los hechos se conocen desde hace tiempo, pero nadie se animó a publicarlos por temor a perder la millonaria pauta que ese organismo suele “poner” en los medios de comunicación.

“El recambio obedece a la necesidad de acelerar y profundizar todos los procesos de mejora administrativa en el INCAA”, explicaron desde Cultura en un comunicado que no llegó a satisfacer ni a propios ni a ajenos.

Lo primero que debe decirse es que Cacetta fue designado en diciembre de 2015, bajo la gestión macrista.

Luego, es dabe referir que los hechos de corrupción que involucran al malogrado funcionario —ahora “ex” funcionario, en rigor de verdad— no terminan en su figura, sino que competen a otros capitostes del INCAA.

No casualmente Cacetta dejó a todos los mandamases de la gestión K. Uno de ellos es el gerente de Relaciones Institucionales, Rómulo Pullol, quien suele viajar seguido a Málaga gracias a lo que supo recaudar como “cajero” del extitular de esa institución, Jorge Coscia.

Otro de los que permanece en su cargo es Rolando Oreiro, exfuncionario de Carlos Grosso y hoy auditor general, multimillonario por cierto.

También aparece la figura del director de la Cinemática —también nombrado por Cacetta—, un acosador con causas penales llamado Fernando Madedo.

Y hay más: persiste Sergio Bartolucci, jefe de Gabinete de Presidencia del INCAA y virtual cajero de los negocios que allí se hacen. 

Por caso, pocos saben que este último ostenta dos causas judiciales abiertas por estafa en mesas de dinero de bancos. Dicho sea de paso, ¿por qué “lo fueron” del Banco Galicia?

Una de las puntas del ovillo se encuentra en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), donde hay millones de pesos sin control que fueron otorgados a productoras por obras que nunca se ejecutaron. 

Y allí aparece la sombra de Pablo Rovito, rector de la ENERC, un hombre que se ha vuelto millonario y que ha sido procesado por enriquecimiento ilícito. Su productora, Aleph, ha sido muy “beneficiada” con los fondos del INCAA.

Volviendo a Cacetta: supo destinar fortunas a Cinecolor, firma de su propiedad. A su vez, giró seis millones de pesos anuales a un galpón en floresta que es de la empresa Patagonik. Lo curioso es que allí no hay nada, solo el galpón.

Si hubiera que cuantificar el robo que ha llevado adelante esta suerte de asociación ilícita, habría que hablar de más de 800 millones de pesos. Dinero público, de todos los contribuyentes.

Parte de esos fondos fueron a parar a los bolsillos del exintendente de Morón, Martín Sabbatella. Otro tanto, a la cartera de Cristina Kirchner.

También se benefició Raúl Olmos, dueño de Crónica y otros medios, un sospechado “empresario” mendocino que tiene a su propia gente metida en la gerencia general del INCAA.

Por lo antedicho, por mucho más, se trata de un gran escándalo, donde se ha robado en nombre de una ideología, mientras se cantaban loas a los montoneros en las oficinas del mencionado Pullol. 

Con el decorado de Milagro Sala de fondo. La propia Florencia arias, de la Unidad de Control de Gestión, tiene fotos de CFK. Una digresión apenas.

Ha sido tal el robo que en marzo de este año debió renunciar el gerente de Asuntos Jurídicos del INCAA, Horacio Michán. Tanto por avalar el robo millonario, como por las estafas de Cacetta y Bartolucci.

El escándalo recién empieza, hay mucho más que se conocerá a lo largo de las próximas horas. Como dice una célebre frase del periodismo, “habrá más novedades para este boletín”.

COMPARTIR
Artículo Previo Video: la estafa más grande que llevó a cabo el kirchnerismo
Artículo Siguiente Políticos y dirigentes son cómplices de los barras asesinos
Armin Vans
También en
 
 

14 comentarios Dejá tu comentario

  1. La necesidad de achicar el gasto público es imperiosa, realmente aparece como impostergable, sobre todo si se empieza a mirar la realidad desde la situación de los más necesitados, o los más estafados, entre los que habitan este lugar en el mundo. Es muy extraño que nadie proponga cerrar este inconcebible agujero negro, y el que quiera hacer cine o dedicarse al arte, que se costee sus gastos con dinero privado, o se vaya del país, como decía que está ocurriendo el tal Sbaraglia. No puede seguir el "permiso para robar" para una multitud de tipos a esta altura millonarios. No puede ser que el doble discurso de estos forajidos resulte dogmático, intocable, e incorporado y naturalizado por todos los estafados, legitimando inconcebiblemente a los estafadores. Cerrar el INCAA es un paso y un ejemplo importante y oportuno para hacer camino hacia la rectificación de hábitos culturales que son la razón de nuestra autoinflingida decadencia. !Haganlo de una buena vez!!!. Cierren esa cueva de ladrones. Es el único remedio posible.-

  2. La necesidad de achicar el gasto público es imperiosa, realmente aparece como impostergable, sobre todo si se empieza a mirar la realidad desde la situación de los más necesitados, o los más estafados, entre los que habitan este lugar en el mundo. Es muy extraño que nadie proponga cerrar este inconcebible agujero negro, y el que quiera hacer cine o dedicarse al arte, que se costee sus gastos con dinero privado, o se vaya del país, como decía que está ocurriendo el tal Sbaraglia. No puede seguir el "permiso para robar" para una multitud de tipos a esta altura millonarios. No puede ser que el doble discurso de estos forajidos resulte dogmático, intocable, e incorporado y naturalizado por todos los estafados, legitimando inconcebiblemente a los estafadores. Cerrar el INCAA es un paso y un ejemplo importante y oportuno para hacer camino hacia la rectificación de hábitos culturales que son la razón de nuestra autoinflingida decadencia. !Haganlo de una buena vez!!!. Cierren esa cueva de ladrones. Es el único remedio posible.-

  3. El fin de toda ésta opereta (hasta campanella saltó!) es sacar un porcentaje que destina magnetto y sus secuaces para fomento del cine...no hay otra! Abran un poco sus mentes y lean bien..

  4. Magnetto no quiere que el cable pague el fomento al cine. Y como el empleado menor "Macri" le sigue la corriente porque como está más sucio que una papa. Si clarín le empieza a sacar los entuertos , las 214 causas que tiene cajoneadas. Los ilícitos que ha hecho, el fraude contra la arcas del Estado. No podría durar ni 24hs, Macri le lleva el apunte, Y así Avelluto otro corrupto que hizo que los argentinos pagáramos u$s 50.000.000 en la exposición de cuadros en España por supuesto que él se llevó gran parte de ese dinero. Y seguimos con Lombardi, otro gordo inútil que no sabe ni donde está parado. Y como necesitan la caja, porque están esquilmando el ANSES, el PAMI y las STUGGENERBAC no dan a basto. Terminaremos como en el 2001. En un año el corrupto de Macri nos endeudó en u$s 100.000.000.000, la Argentina fue el país que más se endeudó.- Este le ganará a Rajoy terminaremos con una deuda de u$s 800.000.000.000, impagable, espúrea porque no pasó por el congreso y el cipayo ya tiene comprometidos los recursos naturales y en una de esas hasta le prometio la Patagonia como hizo De La Nada LADRONES DE GUANTES BLANCOS! SALVADOS MACRI Y MICHETTI UNO DE PANAMA PAPERS Y LA OTRA DE LA FUNDACIÓN POR EL OTRO VIEJO CORRUPTO DE LORENZETTI QUE EN RAFAELA LO CONOCEN BIEN.- CAMBIEMOS GOBIERNO DE CORRUPTOS!

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

#YoAmoAlCine: a favor de la transparencia del INCAA

Luego de que el ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, decidiera “limpiar” de corrupción el Instituto Nacional de Cinematografía y Artes Audiovisuales (INNCAA), una serie de voces comenzaron a alzarse en favor del desplazado Alejandro Cacetta...