Gravísima denuncia contra Philip Morris por fraude

1
8109
LA TABACALERA EN LA MIRA POR SOBORNO, EXTORSIÓN Y CONSPIRACIÓN
LA TABACALERA EN LA MIRA POR SOBORNO, EXTORSIÓN Y CONSPIRACIÓN

En estas horas, el abogado Jay Clayton investiga una trama que involucra a una de las principales tabacaleras del mundo, Philip Morris International (PMI).

 

La firma ha sido denunciada por sobornos, extorsión, conspiración, fraude corporativo y colusión.

Para los más desprevenidos, Clayton es quien dirige la Comisión del Mercado de Valores (SEC), la institución reguladora del mercado bursátil de EEUU.

Según una misiva enviada a este último por parte del abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten —sobre la base de una denuncia que reposa en un juzgado de Buenos Aires— la empresa PMI, cuyas acciones cotizan en las principales bolsas del mundo, vendría ejecutando desde hace años prácticas ilegales tendientes a falsear información contable,  ocultar y/o simular pérdidas “manipulando con sofisticadas metodologías el sistema de control de la compañía y defraudar a sus accionistas con prácticas fraudulentas, pudiendo incluso incurrir en lavado de dinero”.

La carta enviada por el abogado Kalbermatten a Clayton —en poder de este periodista— advierte su motivación en “la imperiosa necesidad de poner en conocimiento de la S.E.C, del Departamento de Justicia Norteamericano (D.O.J) y por su intermedio ante quien corresponda, que la empresa PMI” incurriría en prácticas ilícitas.

Al mismo respecto, la misiva sostiene: “Resulta preciso revelar las macabras y repudiables prácticas de los deshonestos dirigentes de la empresa PMI en la República Argentina, y posiblemente en el resto del Mundo donde interactúa por sí o por subsidiarias, afiliadas o controlantes, filiales, sucursales o controladas, con el sano propósito de revelar detalles que permitan la inmediata e impostergable intervención de la S.E.C para evitar descalabros que hoy podrían evitarse, y como ya ha ocurrido con casos resonantes como los de la petrolera Enron, Parmalat y World.com entre muchas otras que luego mencionaremos por ser estos precedentes inevitablemente aplicables”.

¿En qué consiste la maniobra? Según explica el letrado, PMI habría avanzado en la creación de un sistema engañoso de control y trazabilidad de la producción de cigarrillos hecho “a medida”, con todo el know how de un modelo creado y patentado por empleados infieles de Philip Morris International denominado codentify, a efectos de “ocultar la real producción, tener un control acotado de las líneas de montaje y tributar menos impuestos internos, lo que le permitiría a las tabacaleras direccionar o manipular el monto total que por impuestos a los cigarrillos ingresan a las arcas del Estado de cada país donde funcionan u operan”.

Acto seguido, la presentación advierte que, “tal como se señalará en esta presentación, los directores, gerentes y responsables legales de la empresa PMI y los de su sucursal en la República Argentina, cuya razón social es Massalin Particulares S.R.L (en adelante MP), se encuentran investigados en el marco de la causa criminal en trámite ante el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal Nro. 2 de la República Argentina, a cargo del Juez Federal Dr. Sebastián Roberto Ramos, secretaría Nro. 4 que desempeña el Dr. Gustavo Sebastián Zottig”.

El expediente en cuestión es el CFP 17766/2016 caratulado “Costa Marcelo y otros s/asociación ilícita” (Costa es el titular de la Subdirección General de Recaudación de la AFIP) y estaría vinculada a las maniobras fraudulentas con el denominado “Sistema de control y trazabilidad Codentify”, que incluso “podría involucrar a otra empresas subsidiarias del mismo grupo económico bajo su control, tales como Philip Morris Products S.A (en lo sucesivo PMP) y Philip Morris Latin America Services S.R.L. (PMLAS)”.

La carta asevera que dichos delitos, “cometidos impunemente por directivos locales de PMI, MP y PMP junto a funcionarios públicos de la República Argentina no solo han infringido el Código Penal de la República Argentina, sino también tratados internacionales en los cuales el país es parte, tales como la Convención Interamericana contra la Corrupción, la Declaración sobre el Mecanismo de Seguimiento de su implementación, la Convención Interamericana sobre Asistencia Mutua en Materia Penal y su Protocolo Facultativo, la Convención Interamericana contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Otros Materiales Relacionados, la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y sus Protocolos, la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción –adoptada por Resolución Nro. 58/4 de la Asamblea de Naciones Unidas en el 2003, y aprobada por ley argentina Nro. 26.097–, la Convención sobre la lucha contra el Cohecho de Funcionarios Públicos Extranjeros en las Transacciones Comerciales Internacionales, entre muchos otros”.

Para el abogado Kalbermatten, “el fraude orquestado y prolijamente diseñado involucra al actual Subdirector General de Fiscalizaciones Señor marcelo costa, una Directora subordinada, Ana Braña, el Subdirector General de Sistemas Licenciado Jorge Linskens, el Director de Sistemas Licenciado Eduardo Scasso, algunos funcionarios del Instituto de Ciencias y Tecnología I.N.T.I liderado por el Sr. Osvaldo Jalón, Director del Centro de investigación y desarrollo en telecomunicaciones, electrónicas informática del I.N.T.I), con participación de importantes empresas tabacaleras del Sector Privado, a la sazón la Cámara del Tabaco Argentina, integrada por Philip Morris International (en la República Argentina Massalin Particulares S.R.L liderada por Paola Nigrelli actual Directora de Relaciones Institucionales de Philip Morris International), y Nobleza Picardo, liderada por el Señor Facundo Fulco. También comprende la maniobra al actual subdirector de auditoria Señor Néstor Sosa, quien organizó un falso sistema de auditoria de todo este proceso, quien viajó además a la ciudad de Miami, Estados Unidos de Norteamérica, junto a su esposa Dra. Jimena Roque Blanc, abogada de la A.F.I.P. Es por esta razón que debería investigarse la existencia de cuentas no declaradas de todos estos funcionarios inescrupulosos”.

Para el letrado “este sistema perverso denominado codentify, que con el lobby de las dos (2) grandes tabacaleras Nobleza Picardo y Massalin Particulares sumado al acuerdo millonario referenciado supra con estos funcionarios del gobierno argentino, nos coloca en presencia de una clara maniobra dirigida a encubrir la verdadera identidad de quien ideó, desarrolló y direcciona el pseudo “sistema de control y trazabilidad de la producción de cigarrillos, confundiéndose en consecuencia en una misma persona el controlado y controlante, resultando un sistema no solo ineficiente sino facilitador de la mencionada evasión tributaria lo que se traduce en una maniobra corrupta que infringe no solo el Código Penal Argentino sino las normas federales norteamericanas y los tratados internacionales en que son parte ambos países, la República Argentina y los Estados Unidos de Norteamérica”.

De acuerdo a Kalbermatten, “bajo el ropaje de codentify, estas tabacaleras que lideran el mercado de consumo de cigarrillos, en distinguida connivencia, pretendieron articular con los funcionarios corruptos la implementación de un sistema donde controlado seria controlante, engañando a los accionistas y al público consumidor, avasallando inclusive las normas que protegen al consumidor al verter información inexacta y engañosa sobre sus productos y sus especificaciones, valiéndose de informes de entes oficiales fraudulentos”.

En un cuadro que se muestra en el mismo escrito se muestra cómo Philip Morris International (PMI) sujeto de control, resulta ser el desarrollador del sistema codentify, “sistema diseñado a su medida por empleados corruptos e infieles de Philip Morris International, con sede en Suiza, siendo los inventores de las Patentes de codentify los señores Philippe Chatelain ex Director de Tecnologías de Prevención de Comercio Ilícito de PMI, Patrick Chanez, ex Senior Manager Anti- Ilicit Trade Tecnology Research and Development de PMI; Erwan Fradet, ex Chief Tecnology Officers de PMI.- todos empleados de PMI.

Según el abogado, PMI junto con las tres grandes tabacaleras del mundo British American Tobacco (en la República Argentina la razón social Nobleza Piccardo), Imperial Tobacco Limited y Japan Tobacco International, “fundan la Asociación Digital de Codificación y Seguimiento (D.C.T.A) donde le ceden el sistema codentify a esta Asociación con el objeto de que todas las grandes tabacaleras cuenten con un sistema de control unificado a nivel mundial , hecho a medida para evitar como dijimos el control real sobre su producción, y hacer Lobby a nivel mundial para que en todos los Organismos de control del mundo se implemente este sistema donde controlado seria el controlante , para asegurar aún más la cadena de suministro y cumplir de esta forma con los requisitos de regulación que había establecido los acuerdos de la Unión Europea los gobiernos de la Unión Europea, sobre rastreo y trazabilidad de sus productos”.

Y añadie: “Con la pantalla de que D.C.T.A no tenía como actividad principal el desarrollo de tecnologías, deciden subrepticiamente desprenderse del sistema codentify firmando un acuerdo con la Empresa Inexto S.A, filial del Grupo Francés IMPALA, quien adquiere este desarrollo tecnológico de autenticación de rastreo y seguimiento por la suma irrisoria de 1 franco suizo”.

Para Kalbermatten, “lo expuesto significa que quienes inventaron el sistema para PMI vuelven aparecer en escena, pero esta vez en el Directorio de la nueva Empresa que tiene que implementar a nivel mundial este sistema de controlante y controlado. Con esta cesión de propiedad intelectual simbólica y a un precio irrisorio y vil de 1 franco suizo, y la creación de esta sociedad pantalla, la industria tabacalera pretende crear una falsa imagen de independencia con respecto a ejercer un control indirecto para controlar con su sistema de trazabilidad la declaración de producción que efectúa la autoridad fiscal y así no pagar impuestos sobre la integridad de su producción. Esto es evasión impositiva, engaño a los consumidores y fraude corporativo”.

Finalmente, el letrado concluye que “bajo el ocultamiento de Inexto S.A a nivel mundial, de sus filiales o empresas que los representan en distintos países a nivel mundial, las grandes tabacaleras idearon y planificaron una estrategia para instalar este pseudo sistema de control, con la connivencia en este caso particular de la República Argentina de funcionarios públicos de la AFIP y del INTI, quienes incluso parecieran obrar incentivados por coimas pagadas por el gigante tabacalero”

COMPARTIR
Artículo Previo Trimarco y un agradecimiento especial
Artículo Siguiente Macri no pega una... pero tiene muy buena suerte
Armin Vans
También en
 

1 comentario Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus