Los piqueteros nos toman por asalto

7
1534
LA REBELIÓN DE LOS MANSOS
LA REBELIÓN DE LOS MANSOS

Sucedió en Córdoba, lo que sucede en distintos lugares de nuestra patria, lo mismo que sucede desde hace ya tanto tiempo, que he olvidado cuando fue la primera vez.

 

Piqueteros encapuchados, con palos y neumáticos en llamas, tomaron por asalto el espacio común de todos los argentinos; tomaron la calle.

No más de unos doscientos reaccionarios, impidieron por casi 30 horas, que un sinnúmero de cordobeses circularan con libertad en el ya complejo, mal planificado y saturado tránsito de mi amada ciudad.

Decenas y decenas de miles de cordobeses fueron bloqueados cuando se encaminaban a algún hospital o a llevar a sus hijos la escuela, o cuando se dirigían a su trabajo a producir, si, cuando se dirigían a su trabajo a ganar el pan de cada día.  ¡Y no sólo el pan para su familia!, ¡sino también el pan que reciben los que les cortan la calle!

Ese pan que estos violentos reciben gracias a los planes sociales que tan generosamente otorgan los gobiernos, planes que los políticos pagan con ¡nuestros impuestos!... Despertemos, ¡Ellos son explotadores y nosotros somos sus víctimas!

Pero no termina ahí el tema.  Esos usurpadores del espacio público, esos déspotas que nos esclavizan y que logran que trabajemos para ellos; esos mismos piqueteros, tienen como guardia privada a la policía (no vaya a ser que a algún ciudadano de a pie se le ocurra agredirlos); y como si no fuese suficiente, disfrutan de la impunidad que les brindan muchos jueces, fiscales y políticos.

Parece que los que andamos derecho por la vida no tenemos derechos.  Parece que debemos resignarnos a ser esclavos que trabajan para otros, que debemos resignarnos a entregar los espacios públicos a los piqueteros y a los delincuentes, parece que debemos resignarnos a entregar nuestra propiedad y nuestra vida sin resistirnos a los parásitos, a los corruptos, a los ladrones y a los asesinos.

Es tiempo de decir ¡BASTA!, es tiempo de decir ¡NO MÁS!  Exijamos se respeten nuestros derechos, exijamos que los fiscales y jueces NO NEGOCIEN con quienes nos esclavizan, exijamos que el poder judicial haga cumplir la ley y exijamos juicio político para aquellos miembros de la justicia y funcionarios públicos que no cumplan con su deber.

Y si no se concretan los juicios políticos, por falta de actitud de los “representantes del pueblo”, no les demos nuestro voto nunca más

Basta de tolerar, basta de ser ovejas; si quieren nuestro voto que se lo ganen, si quieren nuestro dinero en impuestos que nos defiendan.

Por eso, en las redes sociales, en tu trabajo, en el club, en la calle, con tus amigos, en todas partes; los que creemos y trabajamos por un país en serio para nosotros y para nuestros hijos; los que queremos terminar con El Imperio de la Decadencia Argentina, tenemos el deber, EL DEBER de sumarnos a La Rebelión de los Mansos.

 
 

7 comentarios Dejá tu comentario

  1. TIENE QUE CAMBIAR SERVICIO MILITAR OBLIGATORIO. PRESENCIA DE UN HOMBRE QUE LES IMPONGA LIMITES Y QUE VEAN EN EL, AL FINAL DE LA INSTRUCCION LO MAS PARECIDO A UN PADRE, QUE NUNCA HAN TENIDO Y LO MAS PARECIDO A ALGUIEN QUE LOS EDUQUE Y LES IMPONGA LIMITES, RESPETO Y RESPONSABILIDAD X SUS PROPIAS VIDAS. CON UN DEFINITIVO ADIOS A LAS DROGAS-

  2. No es una nota de este portal pero viene al caso mencionarlo como muestra. El diario infobae publicó ayer una nota sobre "el sufrimiento" de una mujer en el Congo. Parece que la mina tenía un comedor o un restaurante y le entraron a comer un grupo de "rebeldes". Como la mina sirvió algo con pescado y no era día de pescado para los rebeldes, éstos "le impusieron una condena" que consistió en desnudarla apalearla y hacerla violar por un pariente para luego matarlos a ambos a machetazos. La nota da cuenta desde el título del sufrimiento de la mujer condenada, aclara que "ocurrió en una de las regiones más peligrosas del país africano", pero en ningún lado dice nada sobre los "rebeldes" ni de sus acciones ni de qué autoridad tençian para "imponer condenas" ni contra qué se estaban rebelando. Me imagino que habrá sido para no "deslegitimar" la rebeldía. De cosas así, que se imponen implícitas y con naturalidad, se construye lo que después llaman "cultura" de la sociedad, esa misma que tienen que "respetar" en las escuelas y en las calles. Aclaremos que esto de los "rebeldes" que "imponen condenas" suena muy parecido a los "jóvenes idealistas" que "ajusticiaban" gente por estos lados en los 70.

  3. Si lo que viene sucediendo en Còrdoba se diera en la CABA, a los medios televisivos les faltarían horas para transmitir. Si no son los piqueteros son los "naranjitas" (conocidos como "trapitos" en Bs.As.), los carreros,los Municipales, los del transporte público(aunque ahora mas a la defensiva despuès de un paro ilegal que dejó a mas de 150 despedidos CON CAUSA JUDICIAL que fueron reemplazados por nuevos choferes), la marcha de los "pibes de la gorra",pretextando ir contra el gatillo fàcil, cuando deberían ir a FISCALIAS Y DENUNCIAR CON EL APOYO DE ABOGADOS DE PARTIDOS DE IZQUIERDA Y DEFENSORES DE DDHH. A esto tenemos que sumarle los bloqueos de los partidos de izquierda por cualquier causa que consideren "sensible", como el caso del Troskismo del FIT (frente de izquierda y los Trabajadores) que cortan una arteria importante, por protestar en el Consulado de España en favor de la Independencia de Cataluña.Córdoba es un aquellarre permanente, agravado por su trazado urbanistico colonial que contiene las principales arterias en abigarrados contextos edilicios.Esto ha condenado al "centro" a ser una zona "tomada" por las marchas y manifestaciones de todo tipo. Y lo peor de todo es la destrucción del mobiliria urbano y la MUGRE visible en muros históricos con pintadas insultantes.Los Córdobeses están resignados a convivir en ese abandono que se ha vuelto crònico.Para colmo, para no crear fricciones, se toleran situaciones impensadas en la capital de la 2ª Provincia Argentina, como basurales a cielo abierto en calles pavimentadas en zonas residenciales que solo favorecen a empresas privadas que tienen que "liberar" de residuos a esas arterias de trànsito, sin que los causantes, en su mayoría carreros sean detenidos o instruidos en los lugares donde deberían tirar los escombros. Es cierto que detràs de cada carrero hay VECINOS que fomentan esa actividad para ahorrarse la contrataciòn de contenedores y no siempre son "pobres", sino comerciantes o constructores. En su mayoría las manifestaciones hasta tienen horario y dìas.Pasado el mediodía se sabe que todo vuelve a la tranquilidad porque es el horario de almuerzo. Lo mismo sucede en los fines de semana, excepto que la motivación sea , "marihuana libre" o algún tema vinculado a DDHH. Alguién podrà argumentar que esto es producto de la "pobreza" y no es así. Se vió en la huelga policial de Diciembre del 2013 como la "transversalidad" de clases se daba cita para saquear comercios, incluidos la de vecinos barriales.Tambièn en esa oportunidad hubo transversalidad de genero y etaria. Participaron de abuelos hasta nietos, para muchos de estos ùltimos ese hecho quedò como una "aventura", por lo que es de extrañar que HOY un poco mas grandes recurran al vandalismo como motivador de acciones. Una docente en 2013, supo identificar en la tv, entre los saqueadores a un alumnito que era el portador de la bandera, eso si, no estaba solo, sino acompañado de sus mayores. Córdoba ERA LA DOCTA, hoy es el reino del abandono, INCLUIDAS SUS REGIONES TURISTICAS, que quizàs puedan exceptuar a la zona de Villa General Belgrano y La Cumbrecita. pero en las demàs, EL ESTADO que recibió a Obamba en defensa de la cuestiòn MEDIOAMBIENTAL,¡ESTA AUSENTE! Lo mismo sucede en el ¡"AMBIENTE SOCIAL"!

  4. No hay bulonería en Córdoba que ofresca, bolitas de 15 mm / 18 mm de diámetro???? Sinó la viejas bolitas de vidrio con ojo japonés. No, no son para usarlas como proyectiles, simplemente para arrojarlas al suelo donde se paran los piqueteros, que las pisen no mas, que las pisen...

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

El piqueterismo intelectual

Ya no recuerdo quién fue de mis amigos el que, a comienzo de la década del 80, me regaló un libro delicioso con la mejor promoción que podía tener un libro en esos tiempos de dictadura: “Ojo, no lo muestres mucho que está prohibido...”, fue...