¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Así Cristina buscó derrocar a Macri

17
9036
FUERA DEL SISTEMA
FUERA DEL SISTEMA

Basta de verso. Basta de palabras vacías. Vamos a llamar a las cosas por su nombre. No nos podemos seguir engañando nosotros mismos. Hay un sector importante de la política que está haciendo todo lo posible para derrocar a un gobierno constitucional y eso los pone fuera del sistema democrático.

 

Este 18 de diciembre será recordado como el momento en que grupos cada vez más grandes están intentando dinamitar las reglas de las instituciones democráticas. Las imágenes de la barbarie no fueron protagonizadas como en otros momentos por marginales y extremistas de Quebracho o de la Organización Anarquista. Estas son las formaciones especiales más beligerantes que van a todas las marchas dispuestos a incendiar todo. Llevan piedras, bombas molotov y van encapuchados. Los de Quebracho son tan criminales que intentaron matar a Fernando Esteche. ¿Escuchó bien? Con sus facas lo apuñalaron y no lo asesinaron de casualidad. Y Esteche, hoy preso no es un fascista. Era su comandante hasta pocos días atrás. Son salvajes que manejan dinero sucio, algún aporte de los fundamentalistas iraníes también y al parecer Esteche se quedó con el dinero de todos y todas. Los anarquistas que visten de negro igual que sus pensamientos articulan con los del RAM que están organizados como grupo de choque pesado y que utilizan al pueblo mapuche para esconderse detrás de un presunto reclamo territorial.

Hay otros grupúsculos más chicos y más violentos todavía pero que bien controlados no eran una amenaza para la democracia.

La gran novedad de estos días y de este día es que ahora hay partidos tradicionalmente radicalizados en el discurso, pero que ahora también pasaron a los hechos y a la acción directa.

El Partido Obrero, El PTS, el MST, el PCR siempre fueron ideológicamente intransigentes extremos pero fueron éticamente honrados y no apelaban a la violencia como instrumento político. Es más, recuerdo a sus dirigentes, algunos de ellos hoy diputados, condenando a la violencia de los “infliltrados”. Cristina también apeló al mismo criterio. Quieren transmitir este mensaje: nosotros no somos violentos. Nos mandan a unos provocadores lúmpenes que destrozan todo para romper la manifestación y cambiar el eje de la protesta. Incluso algunos los sacaban a los empujones de sus columnas organizadas con precisión. En estos últimos tiempos eso cambió. Eran las banderas de esos partidos más sus agrupaciones sindicales en la CTA o en ATE, más algunos gremios pequeños y La Cámpora y sus satélites, los que ya no manifiestan para expresar sus ideas opositoras. Ahora van por más. Van por todo. Ahora no quieren que funcione un pilar de la democracia como es el Congreso de la Nación.

Cristina los usa como escudos de impunidad. Los usa como garantía de que no va a ir presa. Es extorsión lisa y llana. Pero ellos, se dejan usar con mucho gusto. Y redoblan la apuesta.

Hemos vivido mucha muerte y horror los argentinos para que dejemos escalar estas provocaciones. Hay sectores que en voz baja dicen que necesitan un muerto para voltear al gorila de Macri. Quieren provocar un Kosteki y Santillán para acelerar el final del gobierno.

Están dispuestos a todo. Y sobre todo porque usan y abusan de algunos muchachos muy marginales que no tienen futuro y que se mueven con el dinero que le dan para que rompan todo.

Van preparados y organizados en escuadras o brigadas. Todos lo pudimos ver. Mochilas con piedras, palos, botellazos, bombas molotov, y hondas que escupen bulones y tuercas como balazos. Hay que ver la mano cortada por el vidrio de una botella de un policía casi indefenso. O la esfera de acero que le pega en el cuello como si fuera un tiro sin pólvora.

Los movimientos sociales vinculados al Papa Francisco que reciben asistencia millonaria también participan de la emboscada a la democracia. Ponen a la República contra la pared. No tienen votos, pierden elecciones. Su metodología es repudiada. Pierden en los comicios y pierden en la justicia porque saben que Cristina va a ir presa más temprano que tarde y por eso patean el tablero y, por el camino del patoterismo, se colocan fuera del sistema.

Son golpistas y corruptos trabajando juntos. Son sectores que la inmensa mayoría de los argentinos rechaza cada vez que puede. No aceptan el resultado de las urnas porque no creen en la democracia. La llaman democracia burguesa o liberal. Van al cuerpo a cuerpo y provocan a las fuerzas del orden. Los atacan como soldados y luego se defienden como blancas palomitas a las que les han violado los derechos humanos.

Insisto con este concepto. No creen en la democracia. La usan y abusan de ella.

Y hay más actitudes miserables todavía. La justicia en general los libera en 24 horas porque quieren creer que solo hubo disturbios o desmanes. Y no aplican la ley de defensa de la democracia para custodiar el sistema en el que queremos vivir.

Y la dirigencia política muestra un nivel de irresponsabilidad feroz. Sobre todo los kirchneristas como Máximo Kirchner o El Cuervo Larroque que tiran nafta al fuego porque saben que solo pueden salvarse del calabozo si Macri se va en helicóptero. Pero hay otros dirigentes no kirchneristas que le hacen el juego. Se abrazan con ellos que son los promotores de la destitución para reinstalar el chavismo kirchnerista. No repudian la violencia. Miran para otro lado. Se creen que los agresores solo van a ir contra los de Cambiemos. Si esos descontrolados manifestantes ingresaran al Congreso no dejarían títere con cabeza. Cagarían a trompadas también a los del Frente Renovador, a los peronistas federales y a los de la CGT que perdió el rumbo. La CGT tampoco entiende que estos violentos van en contra de ellos también. Fueron los mismos que les coparon el acto y en un minuto los obligaron a correr con cobardía en busca de sus choferes y guardaespaldas. Hasta los más vociferantes y presuntamente guapos como Pablo Moyano tuvieron que rajar frente a las hordas que lo consideran a él y a la mayoría de los dirigentes sindicales como millonarios burócratas que transan con los patrones y entregan delegados combativos para que los rajen.

Fue patético ver cómo le tiraban con todo a la policía para herirlos y lastimarlos y los uniformados tiraban con pintura. No se puede comer al caníbal pero tampoco hay que dejarse comer por él. Tiraron las vallas y miles de botellazos y piedras. Pero miles de verdad. Solo hay que ver el piso.

Los encapuchados no pueden vivir en democracia. Cada uno puede expresarse y protestar como quiera. Pero hay que dar la cara como la da la gran mayoría de los argentinos. Enchapuchados, corruptos y golpistas no tienen lugar. Han tomado la calle frente a un gobierno que trata de mantener el orden pero todo lo hace con guantes de seda y mucho cuidado porque teme que haya algún muerto que acelere el proceso de degradación de la libertad y el orden.

Los que quieren voltear al gobierno saben que es gratis. Y por eso no retroceden frente a la fuerza del estado. Deberían ser detenidos y condenados por atentar contra la democracia porque eso es lo que están haciendo.

Y el gobierno debería salir a la cancha del debate público con toda claridad exigiendo que todos los líderes parlamentarios, partidarios, empresarios y sindicales ratifiquen su apoyo a la paz y al sistema democrático. Las luces de alerta roja están encendidas sobre el tablero de nuestra vida cotidiana. Los que quieren liquidar la democracia y reducirla a cenizas deberían encontrarse con un muro pacífico pero multitudinario y multipartidario que les diga basta.

Cristina les abrió las puertas a los demonios de la fogata institucional. Pero muchos otros dirigentes no tienen los huevos de cerrar esa puerta y defender la Constitución Nacional y la convivencia democrática.

Esto nada tiene que ver con una ley buena no mala. Esto nada tiene que ver con los jubilados. Cuando Cristina vetó el 82% móvil, Hugo Yasky y varios de sus cómplices aplaudieron o no dijeron una palabra y muchos menos hicieron una protesta.

Los que saquearon las arcas de la Argentina y se robaron el país ahora quieren tomar por asalto el Congreso y la democracia. Son los conspiradores del helicóptero. Son la peor basura que tiene esta bendita Argentina. Quieren un país de luto. Algo hay que hacer. Antes de que choquemos contra el 2001. Algo hay que hacer para pacificar e instalar el diálogo y la paz. Algo hay que hacer antes de que sea demasiado tarde para lágrimas. Algo hay que hacer. Venceremos y no tendremos miedo. Nunca Más. 

 
 

17 comentarios Dejá tu comentario

  1. SON LOS RESULTADOS DE LA GESTIÓN DE LA RATA TOLOSEÑA, CON EL GRUPO DE DELINCUENTES QUE FINANCIA DESDE EL INSTITUTO VENDEPATRIA

  2. Es mas que obvio que a ninguno de estos tipos les importa los jubilados, los jubilados son apenas una excusa mas entre tantas para justificar la violencia y prender fuego el país entero, desde el momento mismo en que perdieron el poder vienen esgrimiendo el discurso de la resistencia y haciendo analogías absurdas y anacrónicas resumidas con los eslogan repetidos una mil veces de manera histeria como es el caso del cántico: "macri basura vos sos la dictadura" o la frase "macri gato te queda poco", aquí lo único que varia es el pretexto, se agarraron en su momento del jubilado que se suicido, nos rompieron los huevos hasta el cansancio con lo de maldonado donde la sociedad entera se tuvo que fumar durante semanas un show penoso y ser testigo de un intento sistemático de lavado de cabeza con este asunto sobre todo a los mas jóvenes, se agarraron de los indígenas, de los pobres, de la inseguridad, de la educación etc etc, nada de esto en el fondo les importa, son tan solo coyunturas a explotar, solo tienen un objetivo: voltear al gobierno.

  3. Muchas cosas en este pais nunca se solucionaran. Como tampoco se solucionara el saber quien mato a Nisman. Este es un pais muy contradictorio, por no decir hipocrita. Nunca querran saber ni lo de amia ni lo de Nisman. Por la simple razon de que los judios son un estorbo, no los consideran argentinos sino venidos de otros sitios," bajados de los barcos." A Nisman lo han matado los mismos argentinos, no hay que buscar por fuera. SE SIENTE UNA NUEVA OLA DE FRESCO ANTISEMITISMO, entre otras agresiones y violencias. Los aceptan por conveniencias economicas, pero no los mastican ni los tragan. Por eso despues de 23 años estamos como cuando llegamos de españa....en lo mismo. Sin un real avance. Y lo peor? a veces siendo traicionados y viciados por gentes de su misma raza, condicion y origen. UN EJEMPLO? MIREN HACIA LA SRA VIVIANA FEIN. Que oculto la verdad desde el principio de esta muerte, y se vendio por un pobre plato de lentejas.

  4. Pues buscaré una bandera argentina bien grande para unirme a otra marcha pacifica como la del 1º de Abril, en la que participé .. y de la cual creo que marco un hito en la historia. Iban por todo. Nuevamente, creo que debemos refrescarle a algunos energúmenos que integran nuestra sociedad que somos muchos mas los que queremos que este gobierno (y los que le sigan) cumplan integramente su mandato, sin golpes de estado ( ni militares ni de terroristas violentos).- O no es un golpe de estado impedir funcionar que al Poder deliberativo? nada menos. SON TERRORISTAS, Y ADEMAS EN ESTE MOMENTO GOLPISTAS. No señores: si quieren el poder deben ganarlo a traves de ELECCIONES. Como lo hicieron Macri, Vidal, Larreta, Morales, etc. Si no les gusta. a esperar que terminen e mandato. Pueden criticar la accion de gobierno . Pero no desestabilizar. COMO LO HICIMOS MILLONES DE ARGENTINOS HONESTOS QUE AUN ANTE EL SAQUEO INFAME DE LOS K,ACUDIMOS A LA JUSTICIA, PERO NI SE NOS OCURRIO INTENTAR UN GOLPE DE ESTADO CONTRA LAS AUTORIDADES SURGIDAS DE ACToS ELECCIONARIOS. Ajo y agua, como hicimos nosotros durante doce años!!

  5. Como siempre, armando hipótesis de lo que pasa, sin ninguna prueba y sin ningún sustento. En 2001 la gente quiso que se fuera el gobierno que había sido electo mediante el voto popular y nadie habló de golpe de estado ni de confabulaciones, eso también es democracia, y ninguno de los ciudadanos que estuvo reclamando por eso está preso por confabular en contra del gobierno. No se dejen engañar, la democracia es más que ir a votar a un dirigente. Mejor sería que muestren por qué mucha gente quiere que este gobierno se vaya pronto, en vez de buscar excusas estúpidas y sin sentido. Se la pasan diciendo que el kirchnerismo está muerto y ahora nos quieren convencer de que están preparando algo desde las sombras, es decir, lo mismo que hizo el círculo rojo, sin embargo en aquel entonces no estaba mal.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Macri cree que el kirchnerismo busca provocar un nuevo 2001

La postal de los disturbios que se conocieron ayer, en el marco de la discusión por la denominada “reforma previsional”, tuvo diversas interpretaciones. Para algunos, fue la muestra de que “el pueblo” pudo más que la irracionalidad legislativa del...