¡Recién Publicado!
cerrar [X]

El atentado a la AMIA, los “trolls M” y el ataque furibundo para encubrir la verdad

8
1537
El macrismo, indefendible
El macrismo, indefendible

El mundo de los “trolls” en las redes sociales es verdaderamente inexpugnable. Son impredecibles, virulentos y destructivos. Y jamás se puede razonar con ellos.

 

Básicamente porque no entienden argumentos. Sacan las situaciones de contexto y, sobre la base de sus propias subjetividades, sacan conclusiones absurdas y reduccionistas. Acto seguido, acusan desde sus cuentas falsas a quien se ponga en el camino de sus propios intereses.

Lo antedicho viene a cuento de lo que me ocurrió este domingo cuando se me ocurrió tuitear una nota referida a un audio que compromete a Gabriela Michetti en particular —y al macrismo en general— por el presunto encubrimiento de la causa AMIA.

Ello hizo que una horda de trolls M saliera a destrozarme en las redes sociales. Se trató de una obvia acción planificada y comandada por alguien concreto, porque la mayoría de las cuentas se crearon minutos antes de salir a pegarme y ostentaban “cero seguidores”.

Cuestionaron que el artículo en cuestión tenía como fuente a Horacio Verbitsky, a quien me he cansado de denunciar por sus trapisondas (de las cuales he sido víctima, dicho sea de paso).

Sin embargo, el audio era el elemento que tenían que ver, no a quien lo publicó. Porque el audio es el bosque, Verbitsky solo el árbol.

Como tengo experiencia con los trolls —generalmente K— invité al debate a varios de los que me cuestionaron, pero ninguno aceptó el convite.

Como autor de uno de los libros que pululan sobre el atentado a la AMIA —La gran mentira oficial (El Cid Editor, 2007)—, sumado a cientos de notas periodísticas sobre el mismo tópico e incluso el hecho de que declaré en la causa judicial de marras, estoy más que ducho para discutir con cualquiera. Pero no hubo caso, como se dijo.

Tratar de defender al macrismo respecto del encubrimiento al caso AMIA, es imposible. Ha hecho una sostenida labor a efectos de proteger a los que ayudaron a desviar la causa judicial.

No es una valoración periodística, sino una cuestión que surge del propio accionar del gobierno de Mauricio Macri y sus hombres de confianza —principalmente el exministro Germán Garavano— en este expediente. Hasta Elisa Carrió debió reconocer que el encubrimiento macrista existió.

El caso de Mario Cimadevilla es el mayor ejemplo de lo sucedido: lo eyectaron de la Unidad Especial AMIA por intentar hacer un trabajo independiente. Y los encubridores zafaron, como lo vienen haciendo hace más de 25 años.

Por eso, cuando aparecen los trolls M a insultar y a cuestionar, sin saber nada de nada, sin haber leído una sola foja del expediente judicial, ni haber entrevistado a las más de 50 fuentes de información que entrevisté junto a Fernando Paolella para nuestro libro sobre AMIA, me inunda una gran sensación de desazón.

Porque no entendieron nada. No saben que el periodismo es señalar lo que está mal, provenga de donde provenga. Y los que deben dar explicaciones son los funcionarios públicos, no yo que soy un simple trabajador independiente que jamás ha cobrado un solo centavo del Estado y que solo vive de su labor profesional, pagando todos y cada uno de los impuestos que le corresponden como tal.

De pronto, una de las discusiones más importantes de la Argentina, que concierne al encubrimiento del mayor atentado ocurrido en la Argentina, termina derivándose en mi persona, como si yo fuera mínimamente relevante.

Entretanto, el audio que generó todo sigue ahí, incólume, cual postal de cómo el macrismo ha hecho añicos una causa judicial que detrás esconde el rostro doloroso de 85 víctimas que jamás tendrán justicia. El audio pertenece a la mismísima exvicepresidenta de la Nación, Michetti, apretando a otro exfuncionario del macrismo. Sin palabras.

Finalmente, obsérvese que yo no he escrito la nota en cuestión, la del audio, solo la he tuiteado. Lo cual vuelve la situación aún más absurda. Porque, ¿ahora tengo que pedir permiso a la hora de elegir lo que posteo en mis redes sociales, acaso el bastión más personal de todos? ¿Qué decir al respecto?

Del kirchnerismo jamás me extrañaron este tipo de conductas, es su naturaleza intrínseca. Del macrismo, esperaba algo diferente.

Pero veo que, en este tipo de procederes, son la misma bosta con distinto olor, como dice aquel dicho que tanto detesto.

 
 

8 comentarios Dejá tu comentario

  1. En la maraña de pistas falsas, encubrimientos y absoluta falta de profesionalidad, que caracterizo la " investigación" de la AMIA, que participación tiene la Policía Federal? La " mejor policía del mundo" según Duhalde, el mejor presidente del mundo? O la Facultad de Criminalistica de la UBA?

  2. Todavía nadie puede explicar por qué todos los gobiernos encubrieron AMIA y embajada. Será que hubo un atentado de falsa bandera de lo que NADIE tiene los huevos para hablar ?

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

Cimadevilla denunció que el gobierno de Macri "presionó" para evitar que avance la causa AMIA

En consonancia con lo que viene publicando Tribuna de Periodistas desde 2017, este martes, el ex titular de la Unidad Especial de Investigación del atentado a la AMIA, Mario Cimadevilla, acusó al gobierno de Mauricio Macri, y especialmente al ex ministro de Justicia Germán...